¡Libertad a los 870 presos políticos del Levantamiento en Cuba!

Junto a artistas como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, el escritor Leonardo Padura y periodistas como Eralidis Frometa exigimos la inmediata liberación de los presos políticos!


Declaración de La Marx International 4/9/21

El 11 de julio del presente, comenzó una de las rebeliones más importantes en las últimas 3 décadas en la isla caribeña, superando por mucho, a las del "maleconazo" en el año 1994. La jornada de movilizaciones se prolongó los días 12 y 13 de julio.

Decenas de miles de personas se movilizaron en las principales ciudades, dejando como saldo, más de 870 personas encarceladas, entre las que se cuentan jóvenes, trabajadores, artistas, activistas y gente de a pie. Entre los detenidos, se existen hombres, mujeres, adolescentes cuyas edades oscilan entre los 13 y los 16 años, así como niñas y niños; todos ellos, presos políticos por manifestarse, que están siendo víctimas de juicios sumarios, sin abogados, ni plenos derechos de defensa, encarcelados e incomunicados de sus familias, que están desesperadas por saber de sus paraderos, y situación. 

La dictadura capitalista de Díaz Canel y el Partido Comunista de Cuba (PCC) respondió a la histórica movilización con una brutal represión y detenciones. En un mensaje televisivo Díaz Canel planteó que las movilizaciones fueron organizadas por un "pequeño grupo de contrarrevolucionarios" que realizaron "actos vandálicos", y provocaron a la policía, atribuyendo el levantamiento a Estados Unidos. 

Pero todos estos planteos de Díaz Canel, y la dictadura son totalmente falsos. El levantamiento del pueblo cubano fue espontáneo, masivo, y organizado por activistas, en su mayoría jóvenes. Una movilización gigantesca e histórica que abarcó 20 ciudades del país y 20 barrios de La Habana, en la capital del país. 


Un arco cubano y mundial reclama la libertad de los presos políticos


El levantamiento del pueblo cubano duró 3 días. Comenzó el 11 de julio en San Antonio de los Baños, la localidad donde nació el músico Silvio Rodríguez, quien describió en su blog "Segunda Cita" cómo sucedió todo: "Respecto a la acción policial, en la primera manifestación, que fue en San Antonio de los Baños, no hubo respuesta alguna. Los manifestantes recorrieron las calles principales, pasaron por las sedes del gobierno municipal, frente al Partido y hasta por la policía. Allí no hubo represión, aunque después, en otras ciudades, sí la hubo" (Silvio Rodríguez, "Segunda Cita")

Este levantamiento nacional del día 11 de Julio fue una convocatoria espontánea, masiva, encabezada y coordinada por la juventud a través de las redes sociales, como expresión de un pueblo harto de soportar la brutal y humillante situación de pobreza, miseria, represión, y la política desastrosa hacia la pandemia de la dictadura.


A la izquierda, los apresamientos masivos del régimen contra los manifestantes. A la derecha, los presos se hacinan en las cárceles de la dictadura 


Ningún partido político, ni organización social, o popular convocó a la movilización. El levantamiento nació desde abajo, como fruto de la auto organización del propio pueblo, repitiendo las mismas características de las movilizaciones revolucionarias que vienen surcando el mundo como las de Colombia, Estados Unidos, Palestina, Chile, El Líbano, Irak, Myanmmar, Francia, etc, por citar algunas.

Y si bien es sabido que el imperialismo de Estados Unidos quiere intervenir y aprovecharse de la situación para controlar el proceso, el levantamiento del pueblo cubano es legítimo, representativo de las capas más oprimidas de los trabajadores y el pueblo. Las históricas jornadas que comenzaron el 11J han abierto un proceso revolucionario de lucha contra la dictadura que ya no tiene vuelta atrás.

El día lunes 12 de Julio las movilizaciones volvieron a repetirse, pero se encontraron con una Cuba que amaneció militarizada. En cada esquina había cuerpos policiales y paramilitares vigilando al pueblo, a la vez que se produjo un "apagón de internet" en toda la Isla. La dictadura por temor al pueblo, y a la auto- organización por redes sociales, sacó a los cuerpos represivos a detener la movilización de las masas. Se produjeron detenciones en todas las ciudades, y barrios del país, y esto produjo que el día 13 las manifestaciones fueran ya menos masivas.

Las detenciones, y represión que se produjeron en los días 11, 12, y 13, dejaron el saldo de 870 presos detenidos, y 2 desaparecidos. Inmediatamente el músico Pablo Milanés pidió libertad para los manifestantes, desde su cuenta personal en Facebook con estas palabras, que más tarde se volvieron virales: 

"Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para sostener un régimen que al final lo que hace es encarcelarlo"

El 11 de julio, el actor y dramaturgo Yunior García, director de Trébol teatro cayó preso cuando lideraba a un grupo de colegas artistas que protestó frente al estatal Instituto de Radio y Televisión. Fue liberado al día siguiente y solicitó una reunión a Silvio Rodríguez, quien respondió positivamente a la petición y mantuvo un encuentro con Yunior García y la esposa de este, la productora cinematográfica Dayana Prieto. Silvio Rodríguez accedió a las peticiones de Yunior y Dayana, y reclamó la libertad de los presos políticos. Así lo explicó Silvio Rodríguez: 

"Me pidieron que llamara a alguien y que pida amnistía para todos los presos. Recuerdo la última vez que pedí una amnistía. Fue en la Tribuna Antimperialista. Un segundo antes de subir una autoridad me dijo que no lo dijera. Si no digo eso, no digo nada, respondí. Y pude llegar al micrófono. Y entre otras muchas cosas pedí la libertad de aquella gente con quienes no estaba de acuerdo. Y un par de semanas después (no por mi culpa) 70 vidas fueron libres. No sé cuántos presos habrá ahora, dicen ellos que cientos. Pido lo mismo para los que no fueron violentos y cumplo con la palabra empeñada" 

También el importante y reconocido escritor cubano Leonardo Padura se pronunció por la libertad a los Presos Políticos, así como un enorme arco de activistas, personalidades, y organizaciones políticas y sociales de todo el mundo. Debemos unirnos en el reclamo de libertad de todos los presos políticos, lo mismo que reclamamos en países como Chile, y Colombia, apoyando sin ningún tipo de dudas la lucha del pueblo cubano.


La dictadura quiere frenar la revolución con más represión


La periodista independiente Eralidis Frometa exige la libertad de su esposo Lázaro Yuri Valle Roca detenido el 15 de junio del 2021. Lázaro Yuri fue acusado de "desacato y `propaganda enemiga" por las autoridades del régimen, al simplemente plantear sus pensamientos políticos y oponerse a la dictadura. El mismo reclamo que Eralidis y Lázaro Yuri plantean son ahora un reclamo masivo en toda Cuba.


1La periodista cubana Eralidis Frometa y su esposo Lazaro Yuri Valle Roca siendo detenido en La Habana


Las detenciones masivas, y encarcelamiento de activistas ponen sobre el tapete la cuestión de la represión que la dictadura lanza para evitar que se profundice la movilización del pueblo. Después de las manifestaciones, el gobierno realizó algunas concesiones como facilitar la entrada de alimentos y medicinas a la isla, ha reparado viviendas, ha hecho asfaltos en las comunidades que se lanzaron a las calles, medidas que lleva adelante éstas medidas como válvula de escape para aliviar la presión del movimiento de masas, buscando la desmovilización.

Sin embargo, las medidas no son sólo insuficientes para aliviar la grave situación del pueblo cubano, sino que además en paralelo a las concesiones, la dictadura del Partido Comunista ha lanzado una escalada represiva con allanamientos en casas de activistas, confiscaciones de teléfonos, y de laptops, quitados por la fuerza, apropiándose de bienes de las familias y el pueblo. Por otro lado, la situación de los presos políticos es desesperante, hacinados, en medio de una pandemia, sin contar con los recursos para tener la asistencia médica necesaria, e incomunicados de sus familias


El "decreto 35"

El 17 de agosto de 2021, el gobierno hizo público el Decreto- Ley 35 y otras normas que regulan el uso de telecomunicaciones, incluyendo el internet y la radio, así como los denominados "incidentes de ciberseguridad". El decreto, que dice tener el objetivo de "defender" la revolución cubana, requiere que los proveedores de telecomunicaciones interrumpan, suspendan o cancelen sus servicios cuando un usuario publique información "falsa" o que afecte la "moralidad pública" y "el respeto al orden público".

En Cuba, el internet es muy caro, lo cual aún dificulta su acceso para el pueblo. Muchos servicios de telecomunicaciones son ofrecidos exclusivamente por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA), de propiedad estatal, y se encuentran bajo el control del gobierno cubano. La dictadura emplea este control para limitar la conectividad a internet, imponer restricciones arbitrarias contra críticos y disidentes, artistas, periodistas, intelectuales u activistas.

Mediante el Decreto- Ley 35 los proveedores de internet pueden ser multados o perder su licencia si no cumplen con las obligaciones establecidas en el decreto, y requiere que los proveedores de telecomunicaciones otorguen una amplia gama de informaciones y servicios a las autoridades gubernamentales. Según este decreto los proveedores deben proporcionar a los organismos de seguridad las "facilidades técnicas y los servicios que requieran" al Ministerio de Comunicaciones.

Asimismo, junto con el Decreto-Ley 35, la dictadura de Díaz Canel publicó la resolución sobre "ciberseguridad" que describe contenidos protegidos por la libertad de expresión como "incidentes de ciberseguridad". Calificados como "crímenes de ciberseguridad", cualquier expresión de críticas o convocatoria de activistas. Esto permite criminalizar a los activistas al definir a estos mensajes como que "incitan a movilizaciones" o "promuevan la indisciplina social" o que "menoscaben" la "fama" de una persona o "su propia estimación".

Según la resolución de la dictadura cubana, las autoridades de los ministerios de Comunicaciones, Interior y Fuerzas Armadas Revolucionarias deben tomar medidas para la "prevención", "detección", "investigación" y "mitigación" de los "incidentes de ciberseguridad" incluso para buscar su "erradicación". Los funcionarios deben priorizar la reacción ante incidentes considerados de "alta" o "muy alta" peligrosidad, tales como la "divulgación de noticias falsas" o los mensajes que "promuevan la indisciplina social".

El decreto - ley 35 sancionado por Díaz Canel y el Partido Comunista de Cuba, no se diferencia en nada de los reaccionarios, y antidemocráticos decretos antiterroristas establecidos en Estados Unidos mediante la sanción de la Ley Patriota entre los años 2002 y 2006. La Administración Bush lanzo una batería de medidas que califican "enemigos", y criminalizan a los activistas lo cual facilita la represión, persecución y encarcelamiento en cárceles como Guantánamo, u otros centros de detención que Estados Unidos estableció en todo el mundo.

Las medidas que han tomado el Pentágono, y la CIA fueron denunciadas por Julian Assange, el sitio Wikileaks, Edward Snowden, Bradley Manning, y tantos otros luchadores por la defensa de los derechos humanos que EE.UU viola sistemáticamente. La dictadura cubana toma medidas similares a las que toma el imperialismo de Estados Unidos que realiza ciberespionaje masivo contra la población mundial, utilizando los mismos argumentos que utiliza el Pentágono cuando dice que realiza espionaje en "defensa de la patria", 

Las medidas tomadas por la dictadura del Partido Comunista de Cuba, copian el modelo que utilizan los funcionarios del Pentágono y la CIA, así como otras dictaduras capitalistas. Por ejemplo, es una copia de las medidas del gobierno de Putin en Rusia que aprobó en el año 2020 el artículo 207 del Código penal que castiga con hasta tres años de privación de la libertad a quien "difunda de forma pública información que se sabe que es falsa en circunstancias que amenacen la vida y la seguridad de los ciudadanos".


La orden de detención de Yuri Valle Roca en la cual la dictadura lo declara preso por "desacato y actividades enemigas" 


También es una copia de la "ley de ciberdelitos" de octubre de 2020 que sancionó la dictadura capitalista de Nicaragua que criminaliza a quien "publique o difunda información falsa y/o tergiversada que produzca alarma, temor o zozobra" en la población. O la ley anti-ciberdelitos de la dictadura capitalista de Arabia Saudita aprobada en 2007, que criminaliza la acción de "producir algo que dañe el orden público, los valores religiosos, la moral pública, la santidad de la vida privada".


El pueblo cubano enfrenta una dictadura capitalista


Las coincidencias entre gobiernos y regímenes que son aparentemente opuestos como Estados Unidos, Rusia, Nicaragua, Cuba, o Arabia Saudita emitiendo leyes similares que califican de "ciberdelito" las opiniones políticas, persiguen a opositores, y criminalizan a los activistas, no terminan ahí. Todos estos gobiernos y regímenes capitalistas tienen también otro gran punto de coincidencia, respecto a definir que tipo de país es Cuba.

Todos califican a Cuba, su régimen y gobierno como "comunista" o "socialista". En este punto coinciden tanto la propaganda que emite la dictadura de Díaz Canel de que Cuba es un país "comunista" o "socialista" con la propaganda de los gobiernos capitalistas e imperialistas del mundo, y los medios de comunicación que controlan. Todos los medios de comunicación del mundo afirman que el pueblo cubano se levantó "contra el comunismo".

Y en este punto también todos les mienten tanto al pueblo cubano, como a los pueblos del mundo. Así sea la dictadura del PCC, como los gobiernos imperialistas todos mienten. No hay nada de "Socialismo" en Cuba, ni de "comunismo", sino una dictadura que gobierno en forma descarada para las multinacionales. Al pueblo cubano hay que decirle la verdad: El levantamiento no está enfrentando ningún "socialismo", sino que está enfrentando al capitalismo.

Muchos honestos activistas cubanos creen que están enfrentando un gobierno socialista. Y que la monstruosa dictadura en la que viven es la "dictadura del proletariado". Nada más falso, desde la década de los 90's los Castro han convertido a Cuba en un país capitalista. Y precisamente el estallido de las masas también un rechazo a la enorme desigualdad, propia de todo país capitalista.

Mientras la mayoría de la población se hunde en el hambre y la pobreza, las clases dominantes de los dirigentes del Partido Comunista, funcionarios del régimen, y jefes de las Fuerzas Armadas controlan empresas capitalistas, manejan el negocio del turismo, se asocian al capital imperialista, y vive una vida de lujos en yates y mansiones, sin hambre, ni libretas de racionamiento. Esta estructura social es la misma que encopntramos en todos los países de la región como Brasil, Colombia, Guatemala, México o Chile.

Antonio "Tony" Castro, el hijo de Fidel, al igual que su hermana Mariela Castro que es funcionaria del gobierno, llevan una vida de lujos, sin privaciones, ni libretas de racionamiento
Antonio "Tony" Castro, el hijo de Fidel, al igual que su hermana Mariela Castro que es funcionaria del gobierno, llevan una vida de lujos, sin privaciones, ni libretas de racionamiento


Otro argumento que no es real es que la miseria, pobreza, el racionamiento y la escasez son el producto del bloqueo de EE.UU. También es falso. Si bien el criminal bloqueo de EE.UU existe, Cuba tiene comercio con todo el mundo capitalista vía el imperialismo europeo. Los productos entran a Cuba, pero solo tienen acceso a ellos las clases dominantes. Las mercaderías están en las tiendas especiales, pero sólo pueden acceder a ellas quienes manejan euros, o dólares, el pueblo cubano que tiene en sus bolsillos los pesos cubanos no puede acceder a ningún bien. Vive un horrible apartheid político y económico, pero capitalista.

En el año 2019 la dictadura impuso con un fraudulento plebiscito, una nueva Constitución para el país que establece en el artículo 22 el reconocimiento de la propiedad privada de los medios de producción, mediante el siguiente texto: "Se reconocen como formas de propiedad, las siguientes: privada: la que se ejerce sobre determinados medios de producción por personas naturales o jurídicas cubanas o extranjeras..." La nueva Constitución estableció en el artículo 28: "El Estado promueve y brinda garantías a la inversión extranjera, como elemento importante para el desarrollo económico del país...". Y en el artículo 29 "La propiedad privada sobre la tierra se regula por un régimen especial".

La abolición de la viaja Constitución de Cuba que defendía la propiedad colectiva de los medios de producción, es la expresión de la creciente relación entre la burguesía cubana del PC, y el imperialismo mundial. Y la expresión de que Cuba se ha transformado en un país capitalista, ya no solamente de hecho, sino también de derecho, legalizando la intervención de los monopolios y multinacionales en la economía, con todas las consecuencias que ello tiene para la población cubana, indefensa ante los ataques a sus niveles de vida, y necesidades.

Mienten los stalinistas, los reformistas y socialdemócratas que hablan de una Cuba socialista. El estallido del pueblo se produjo contra el horrible apartheid político y económico del capitalismo cubano, que llegó a su punto más crítico cuando en noviembre del 2020 la dictadura aprobó un brutal plan de ajuste y hambre denominado "Tarea de Ordenamiento Económico".

La "Tarea de Ordenamiento Económico" devaluó el peso cubano, estableció un salario miserable de 80 dólares (U$S) para los trabajadores, un salario para los jubilados de apenas 67 dólares (U$S), todo un brutal ataque que puso a millones de cubanos en situación de extrema vulnerabilidad y pobreza, en medio de la pandemia del COVID- 19.

Este plan de ajuste eliminó los subsidios que permitían que el pueblo accediera a los alimentos básicos y artículos para el hogar como arroz, frijoles, huevos, pollo, leche para niños, jabón, etc., y se eliminaron los subsidios para 191 medicamentos, una actitud política criminal en medio de una pandemia global. Los precios estatales aumentaron 1,5 veces, mientras que los precios para los trabajadores autónomos no estatales, aumentaron 3 veces.

Muchos honestos activistas cubanos que creen que están enfrentando un gobierno socialista, y que EE.UU puede ayudarlos, están haciendo una amarga experiencia. El gobierno de EE.UU tampoco defiende los derechos humanos, ningún gobierno capitalista lo hace. El gobierno de Biden y EE.UU no tiene el menor interés en derrumbar a la monstruosa dictadura de Díaz Canel, no quiere una segunda revolución cubana a las puertas de EE.UU.


¡Abajo la dictadura capitalista! ¡Libertad a los presos políticos!


El ejemplo es Venezuela: El imperialismo de EE.UU está negociando y pactando secretamente en México con la dictadura de Nicolás Maduro. Aquellos venezolanos que creían que EE.UU los iba a ayudar a derribar a la dictadura, se chocan de frente con la realidad. El pueblo cubano no puede depositar confianza en ningún gobierno, ni dirigente capitalista, en la lucha contra la dictadura. Solo debe confiar en sus propias fuerzas, para imponer sus propios destinos!

Tenemos que luchar por la Libertad para los 870 jóvenes, trabajadores, artistas, activistas, mujeres y hombres se encuentran detenidos en las cárceles de Cuba! Anmistía o indulto para todos! Libertad a todos los presos políticos! Fuera el Decreto- Ley 35, por plena libertad de expresión y organización de los trabajadores y el pueblo cubano! Abajo la dictadura! Desde La Marx Internacional apoyamos y acompañamos la lucha del pueblo cubano, un ejemplo para todos los pueblos de A. Latina y el Mundo! 


Para Leer los trabajos de La Marx Internacional sobre Cuba, click en el botón

Deja tu comentario! Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista!