¡Viva la Revolución en Cuba! ¡Abajo la dictadura!, ¡Fuera el imperialismo!


Declaración de La Marx Internacional 

12/7/21


El proceso revolucionario que atraviesa al mundo, y América Latina llegó a Cuba. Este domingo 11 de Julio del 2021, estallaron protestas del pueblo cubano en todo el país contra la dictadura capitalista de Díaz Canel y el Partido Comunista de Cuba. El levantamiento de masas comenzó en la ciudad de San Antonio de los Baños al suroeste de La Habana, y se extendió, como chispa en polvorín, a lo largo del país.

En La Habana, la capital del país, los manifestantes tomaron algunas de las principales avenidas como Galeano y por Malecón pararon el tráfico, así como tambien en los barrios como Pinar del Río, San Antonio, y más de 20 barrios de La Habana. La movilización se extendió por más 20 ciudades y pueblos del interior del país donde se cantó: "Libertad", "Abajo la Dictadura", "Cuba es del pueblo", "Patria y Vida", entre otras consignas. 

Movilizaciones en el centro de La Habana


Son movilizaciones que no tienen precedentes en la historia de Cuba. Para encontrar algo similar hay que retrotraerse a 1994, cuando se produjo "El Maleconazo" una movilización contra el régimen castrista, que sólo se desarrolló en La Habana. Nada hubo de magnitud ni siquiera parecido a esta movilización producida en el 2021, cuyas imágenes nos recuerdan a las movilizaciones en El Líbano, Francia, Colombia, Perú, Paraguay, Chile o Palestina: Movilizaciones encabezadas por la juventud, organizada por redes sociales, surgidas espontáneamente por activistas independientes. 

La dictadura capitalista encabezada por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, y el Partido Comunista de Cuba (PCC) respondió a la movilización con una brutal represión y detenciones. En un mensaje televisivo Díaz Canel planteó que las movilizaciones fueron organizadas por un "pequeño grupo de contrarrevolucionarios" que realizaron "actos vandálicos", provocaron a la policía, y atribuyó el levantamiento a Estados Unidos

La represión del gobierno provocó violentos enfrentamientos, y que los manifestantes volcaran carros, y automóviles de la policía. En La Habana hubo ruptura de vidrieras, y saqueos en algunas de las llamadas tiendas por moneda convertible, que son divisas extranjeras, que se han vuelto la única forma para muchos cubanos de acceder a productos de primera necesidad.

El pueblo movilizado vuelca carros de la policía


El día lunes 12 de Julio, toda Cuba amaneció militarizada. En cada esquina hay cuerpos policiales y paramilitares vigilando al pueblo, a la vez que se produjo un "apagón de internet" en toda la Isla. La dictadura teme al pueblo, y la autoorganización popular con las redes sociales, por eso saca a los cuerpos represivos a detener la movilización de las masas.


Un levantamiento contra el brutal plan de hambre y pobreza 


El pueblo estalló por la brutal situación de pobreza, miseria, represión, y la política desastrosa hacia la pandemia de la dictadura. Todo esta situación se agravó a partir del brutal plan de hambre aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular hace 7 meses, denominado "Tarea de Ordenamiento Económico". Sin comida, sin medicinas, sin libertad, el pueblo de Cuba, estalló.


Para leer sobre la "Tarea de Ordenamiento Económico", haz click en la imagen


La "Tarea de Ordenamiento Económico" devaluó el peso cubano, estableció un salario miserable de 80 dólares (U$S) para los trabajadores, un salario para los jubilados de apenas 67 dólares (U$S), todo un brutal ataque que puso a millones de cubanos en situación de extrema vulnerabilidad y pobreza, en medio de la pandemia del COVID- 19.

Este plan económico establecido por la dictadura eliminó los subsidios que permitían que el pueblo accediera a los alimentos básicos y artículos para el hogar como arroz, frijoles, huevos, pollo, leche para niños, jabón, etc., y se eliminaron los subsidios para 191 medicamentos, una actitud política criminal en medio de una pandemia global. Los precios estatales aumentaron 1,5 veces, mientras que los precios para los trabajadores autónomos no estatales, aumentaron 3 veces. 

El pueblo se moviliza desde las rutas al centro de La Habana

El estallido de las masas es tambien un rechazo a la enorme desigualdad. Mientras la dictadura dio un golpe brutal a los más pobres y desprotegidos, la oligarquía de los dirigentes del Partido Comunista, funcionarios del régimen, y jefes de las Fuerzas Armadas controlan empresas capitalistas, manejan el negocio del turismo, se asocian al capital imperialista que maneja los hoteles, y vive una vida de lujos en yates y mansiones, sin hambre, ni libretas de racionamiento.

El imperialismo quiere intervenir y apropiarse de la revolución

El imperialismo mundial frente a la grave situación que atraviesa el pueblo cubano, plantea que se hace necesario una "Intervención Humanitaria". Los gusanos de Miami reclaman que las tropas americanas intervengan, también lo hacen funcionarios de la ONU, de los gobiernos imperialistas de Europa, embajadores, y algunas ONG's como CHANGE.ORG llaman a juntar firmas para esta "corredor humanitario a Cuba". 

Pero los dirigentes del G7 y la ONU, no tienen ninguna autoridad moral para intervenir en Cuba. Llevan un criminal bloqueo que afecto la vida de millones de cubanos desde hace ya 60 años, con siniestras instituciones como la CIA, el Pentágono y el FBI. Han invadido decenas de países, apoyado las peores, y más siniestras dictaduras, y apoyado matanzas y masacres contra todos los pueblos del mundo. 

Debemos rechazar todas estas campañas del imperialismo, y los gusanos de Miami. No debemos apoyar ningún "corredor humanitario", ni firmar ningún petitorio de CHANGE.ORG! Esta revolución es del pueblo! Fuera de Cuba toda intervención del imperialismo, sus partidos e instituciones! El pueblo cubano debe terminar con la dictadura y decidir sus destinos, sin la injerencia de los mayores criminales del mundo, el Imperialismo y sus lacayos.


El pueblo se levanta contra la Cuba capitalista


El imperialismo ha lanzado una campaña mundial de que el levantamiento de las masas cubanas significa "la lucha contra el comunismo". Nada más falso. Los levantamientos revolucionarios de las masas que recorren el mundo en Colombia, Chile, Palestina, Francia, Bielorrusia, El Líbano, etc, van contra el capitalismo, y el levantamiento de las masas en Cuba no es la excepción: Es una revolución contra la Cuba capitalista.

Las movilizaciones se extendieron a los barrios de La Habana


La "Tarea de Ordenamiento Económico" es un plan económico como el que aplican Bolsonaro en Brasil, Duque en Colombia o Piñera en Chile. El resultado del plan del gobierno de Díaz Canel es propio de la Acumulación de Capital que describió Marx como común a todas las sociedades capitalistas: La desigualdad es enorme en Cuba y mientras por un lado la pobreza se extiende a capas cada vez mayores de la población; por otro lado la burguesía es una pequeña élite del PCC, los funcionarios, militares, y empresarios que concentran la riqueza, y cada día son más ricos.

En Cuba las Corporaciones empresariales hacen enormes ganancias amparadas en la Ley 118-2014 de Inversión extranjera, sancionada en el 2014 por el régimen castrista. La dictadura del PCC denuncia el bloqueo de EE.UU, pero hace silencio sobre las inversiones de los países imperialistas europeos: En el 2017 el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera cubano, Rodrigo Malmierca, declaró que a pesar del bloqueo, Cuba registró "cifras récords de inversión extranjera" por un monto que supera los 1.000 millones de dólares. 

Las inversiones extranjeras se concentran en las "Zonas Especiales" como la Zona de Desarrollo Mariel, que reciben inversiones de más de 20 países, la mayoría de empresas europeas que desembarcaron en Cuba son 269 españolas, 42 italianas, 20 alemanas, 20 francesas, 13 de Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Eslovaquia, Estonia, Holanda, Irlanda, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa y Suiza. Estas inversiones crecieron en tal magnitud que el régimen creó un ministerio especial para su administración. 

Así surgió el Ministerio para la Inversión Extranjera y la Colaboración Económica (MIECE) que establece un espantoso régimen laboral impuesto por el estado y el PCC. Bajo las leyes impuestas por el régimen castrista los trabajadores contratados no pueden negociar nada con su patrón, sino que es el MIECE autorizado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social quien establece las condiciones de contratación de los trabajadores cubanos o extranjeros residentes permanentes en Cuba.

Activistas cubanos se dirigen a los medios masivos de comunicación en La Habana


La oligarquía del PCC se hace rica y desarrolla su vida lujosa en instalaciones recreativas copadas por la clase dirigente. Lejos de la mirada de la población, en puntos alejados de las playas de Varadero, Cayo Coco o Guardalavaca. Las empresas hoteleras cubanas forman parte del Grupo de Administración Empresarial, el holding corporativo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en el cual los trabajadores hoteleros encuadrados en sus nóminas están sujetos a la legislación militar, lo cual garantiza a la oligarquía de las FAR gozar del privilegio de explotar a miles de trabajadores de la industria del turismo. 


Un estado capitalista, disfrazado de "socialismo"


Miles de cubanos se han levantado contra esta "mentira" de socialismo. Millones creen que Cuba es un país socialista, un engaño que es producto de que el actual régimen habla de socialismo, está encabezado por un partido que se llama "Comunista", y utiliza la figura del revolucionario Che Guevara que encabezó la revolución del '59. El 99% de la izquierda mundial contribuye a esta mentira diciendo que Cuba es un país "socialista"

Los jóvenes encabezan la movilización contra la dictadura capitalista


Lo que define si un estado es socialista o capitalista es para qué clase social trabaja el estado. Si el estado es socialista es un estado que va contra el capital y la explotación del hombre por el hombre, defendiendo los derechos de los trabajadores y el pueblo. Pero si es capitalista, lo que defiende el estado es la explotación de los trabajadores y el pueblo a favor del capital, sin importar cómo se llama el partido que maneja el estado. 

En el caso de Cuba, el carácter capitalista del estado se expresa tanto en las brutales condiciones de explotación y sometimiento de la población, tanto como en la nueva Constitución impuesta por el régimen en 2019. Esta Constitución promulga explícitamente la "propiedad privada de los medios de producción", abandona el planteo de la superación de los regímenes de explotación de unas personas sobre otras, y elimina la frase del artículo número 5 de la vieja Constitución que hacía alusión a "sociedad comunista". 

Esta terrible situación se impuso sobre la base de una brutal represión del régimen contra el pueblo y los activistas sindicales, sociales y políticos. En Cuba está prohibido tener actividad sindical por fuera de los sindicatos oficiales del estado que responden al PCC, está prohibido tener otra organización política, o social que no sea el PCC, o sus organizaciones afines. La imposición de este aplastamiento de las libertades democráticas más elementales está basada en más de 20.000 presos políticos, los cuales sufren aberrantes condiciones y toda una metodología sistemática de desapariciones, torturas y robos a las víctimas. 

La situación de las Mujeres en Cuba es cruel. El régimen cubano impone condiciones de machismo y opresión de las mujeres con niveles de degradación espantosos. En la isla la prevalencia del poder machista se manifiesta tanto en relaciones familiares, el abuso sexual, el trato de los jefes con sus subordinadas en los trabajos, y en el crecimiento exponencial de la prostitución. 

Bajo el régimen del Partido Comunista las prostitutas se pasaron a denominar "jineteras", llamadas así porque su actividad es "jinetear" a los turistas para poder sostener económicamente a las familias. De ese modo el "jineterismo" se ha convertido en una de las principales actividades económicas, y proveedoras de dólares, basado en la industria del "turismo sexual" en Cuba.

Los activistas mujeres encabezan las movilizaciones en los barrios de Cuba 


La posibilidad que adquirieron las mujeres cubanas de casarse con un extranjero e irse del país, las exponen a un alto riesgo de convertirse en víctimas de las redes de trata de personas. La Federación de Mujeres Cubanas (FMC) nada hace ante este hecho, y Lis Cuesta, la esposa del nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz- Canel, retoma el machista título de "primera dama" eliminado por la Revolución del '59 hace décadas.

También millones de negros sufren una brutal opresión en la isla mediante discriminación, inferiores puestos de trabajo, menores ingresos, viviendo en las peores viviendas, siendo minoría en las Universidades y mayoría en las cárceles. Los gays y lesbianas sufrieron siempre una gran represión, el régimen castrista los ha perseguido y enviado a campos de concentración llamados Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP). 

La crisis de la izquierda mundial y Cuba en el artículo "Un Encuentro sobre Trotsky al que Trostsky nunca concurriría". Para leerlo haz click en la imagen


Presentar a este horrible régimen político como "socialista" busca engañar a millones sobre qué es realmente el socialismo. Y busca ocultar también lo que el capitalismo tiene preparado para los trabajadores del mundo entero. 

Este panorama deja al desnudo una verdad: Cuba es un país capitalista. Seguir diciendo que Cuba es socialista es una gran mentira que corean dirigentes capitalistas tanto imperialistas como Donald Trump, Angela Merkel, o Boris Johnson, así como presidentes de países capitalistas pobres como Maduro, Bolsonaro, Lula, Evo Morales, etc. Todos repiten la misma mentira. ¿Por qué lo hacen? 

Las movilizaciones en La Habana


La brutal crisis que sufre el capitalismo, lleva a sectores de masas en todo el mundo a simpatizar con el Marxismo y el Socialismo. Millones en Estados Unidos, y sobre todo los más jóvenes, simpatizan con el Marxismo. Para contrarrestar este fenómeno los dirigentes imperialistas como Biden, Trump, Angela Merkel, Trudeau, Macron, Zapatero o Boris Johnson lanzan una campaña permanente sobre las masas del mundo: "Ustedes quieren Marxismo? Ahí tienen a Cuba. Hambre y miseria espantosa para el pueblo, y una dictadura que elimina todos los derechos. A eso lleva el Marxismo". 

Las mentiras de los jefes del imperialismo, pretenden ocultar que el pueblo cubano no salió a enfrentar al socialismo, sino al capitalismo. 


El stalinismo llevó a Cuba al capitalismo


¿Cómo volvió Cuba al capitalismo? El stalinismo, la corriente política de los Partidos Comunistas del mundo no solo ocultan que Cuba es capitalista, sino que mienten sobre la verdadera historia de como se produjo la revolución cubana. Lo hacen para ocultar las traiciones que cometieron, y llevaron a Cuba a regresar al capitalismo. 

El PC stalinista ha construido una mitología de la "Isla solitaria que enfrenta al Imperio" y los valientes "Jefes Guerrileros Fidel y el Che" que hacen la revolución socialista y la sostienen contra el "bloqueo". Todo un mito y leyenda más cercana a Hollywood que a la realidad. Para el Marxismo la revolución la hacen las masas, y así fue en Cuba cuando los guerrilleros aislados en Sierra Maestra, se encontraron en 1959 con una formidable insurrección de masas que liquidó a la dictadura de Batista. 

Fidel Castro no era marxista. Era un dirigente burgués, el movimiento que el encabezaba, el 26 de Julio no proponía el socialismo, ni era marxista. Pero como el PC apoyaba a Batista, el 26 de Julio era la única organización politica que estaba contra la dictadura, lo cual les permitió el apoyo de las masas y el acceso al poder. Por haber comenzado esta revolución, el pueblo cubano sufrió la represalia criminal del imperialismo de EE.UU y mundial, con invasiones, agresiones, y un horrible bloqueo económico que debió soportar por décadas, hasta hoy.

Afiche del Partido Comunista de Cuba apoyando la dictadura pro yanqui de Batista. En 1943 el PC cubano colocó 2 ministros en el gobierno de Batista
Afiche del Partido Comunista de Cuba apoyando la dictadura pro yanqui de Batista. En 1943 el PC cubano colocó 2 ministros en el gobierno de Batista


Frente a la presión del imperialismo, Fidel Castro y los dirigentes del 26 de Julio pactaron con la Unión Soviética. La Revolución Cubana del 1° de enero 1959, dirigida por Fidel Castro y el Che Guevara, dio origen al primer estado obrero de la historia de América Latina. La presión del imperialismo norteamericano obligó a una dirección que era burguesa, a tomar medidas revolucionarias. 

La estatización de la economía, y la expropiación del capital permitió un enorme avance del pueblo cubano en materia de trabajo, salud, educación, erradicó la mortalidad infantil, y se constituyó en un faro y ejemplo a seguir gozando de la simpatía de millones de obreros y pobres de América Latina y el mundo. 

Pero el régimen stalinista instaurado por Fidel Castro se negó a enfrentar el bloqueo imperialista con la herramienta más eficaz que existe para la defensa de cualquier estado que quiera emprender un rumbo socialista: La extensión de la revolución a toda América Latina. Bajo la égida de la burocracia soviética que impuso al régimen castrista la doctrina stalinista de "Socialismo en un solo país", el gobierno de Castro se negó a impulsar la revolución en América Latina. 

Esta estrategia trajo como consecuencia, en primer lugar el asesinato en soledad del Che Guevara en Bolivia en 1967. El "Che" era internacionalista, no creía en la teoría del socialismo en un solo país, y rompió con Castro y el PC, levantando la consigna: "Crear dos, tres, muchos Vietnam!"

Coherente con su visión, el Che dejó sus cargos en el gobierno cubano, y si bien no llevó a cabo una polémica pública con Castro, se fue a llevar adelante una estrategia opuesta a la del castrismo. Producto de su concepción equivocada, guerrillerista, y traicionado por el Partido Comunista, el "Che" murió abandonado en Bolivia. La estrategia del "Socialismo en un solo pais" cobro su primera víctima en la muerte del "Che".

Luego, en los 70's cuando triunfó la revolución en Nicaragua, Fidel Castro y el régimen cubano plantearon la doctrina de que "Nicaragua no será una nueva Cuba" dejando claro que la postura del estado cubano no era la de extender la revolución socialista a Centroamérica, lo que hubiera permitido a Cuba romper el aislamiento. Igual estrategia mantuvo el régimen castrista en los 80's frente a la Revolución Salvadoreña cuando casi un tercio del territorio cayó en manos de los revolucionarios y las masas. 

Para Leer "Venezuela: Punto final a la experiencia del Castrochavismo", haz click en la imagen 

En ese momento, el PC propició el asesinato de Cayetano Carpio que representaba el ala más radical del Frente Farabundo Martí. Incluso cuando emergió el Chavismo en Venezuela en los 90's, Castro asistió personalmente a la asunción de Chávez para plantear que Venezuela no debía seguir el camino de Cuba, en un discurso planteado en la Universidad de Caracas. El régimen castrista se vinculó e hizo acuerdos con algunos de los peores regímenes del mundo como el del Priato (PRI) de Mexico. 

La estrategia del "Socialismo en un solo país" llevó a la derrota a la revolución centroamericana, y a la revolución Latinoamericana. Miles de activistas murieron, y dejaron sus vidas, como el Che, producto de la estrategia desastrosa que dejó a Cuba indefensa. Esto le facilitó al imperialismo la política del bloqueo y el aislamiento, así como permitió a la élite del PC convertirse en una nueva burguesía tal que como sucedió en China, en la URSS, en Vietnam y en todos los estados donde la revolución había comenzado, pero sufrió el freno del stalinismo. 

Se confirmó de ese modo el pronóstico de Trotsky en la Revolución Traicionada de 1937: "Un aislamiento indefinido provocaría infaliblemente, no el establecimiento de un comunismo nacional, sino la restauración del capitalismo". Para el Marxismo el Socialismo es un proyecto internacional, no se puede construir el "Socialismo en un solo país". Y tal como afirmó Trotsky, si la revolución no avanza en el terreno internacional, retrocede al capitalismo

La revolución fue traicionada por Fidel Castro y los dirigentes stalinistas, que a partir de los `90 llevaron adelante el proceso de restauración del capitalismo en Cuba. Para imponer la "Teoría del Socialismo en un solo país" y hacer retroceder la revolución, los dirigentes del Partido Comunista instauraron una dictadura que persiguió, torturó, y asesinó a miles de activistas y dirigentes obreros y populares, aplastando los derechos de las minorías, las mujeres, los negros, y la comunidad LGTBQ.

Mientras Cuba era un estado obrero, el régimen stalinista de partido único del país, era un régimen bonapartista burocrático. Pero cuando Cuba pasó a ser un estado capitalista, el régimen político se transformó en una dictadura capitalista, que masacra, tortura, y aplasta las libertades del pueblo en defensa del capital, y las ganancias de las grandes empresas. Esta dictadura capitalista es lo que está enfrentando ahora el pueblo cubano.

La izquierda mundial capitula a la dictadura

El 99% de la izquierda mundial se niega a plantear para Cuba la consigna Abajo la Dictadura! De ese modo, los grupos reformistas, stalinistas, ex guerrilleros, ex trotskistas, le capitulan a la dictadura de Díaz Canel. Al negarse a llevar adelante la lucha contra la dictadura, la izquierda mundial le regala las banderas de las consignas democráticas al imperialismo norteamericano.

Los activistas cubanos explican que no son agentes del imperialismo y que luchan para defender los derechos del pueblo contra la dictadura


El imperialismo plantea las consignas por la libertad, plantea los derechos democráticos, no porque este a favor de ninguna libertad democrática, sino para copar la isla, tomar el control del capitalismo cubano con sus propios representantes y dirigentes. La política del 99% de la izquierda mundial es criminal, porque al negarse a luchar contra la dictadura, los valiosos activistas que desarrollan la revolución no encuentran ningun partido de izquierda que defienda sus reclamos. 

Abandonando el análisis marxista, el 99% de la izquierda mundial hace rato que divide a los regímenes burgueses de "izquierda" o "derecha". Si en Brasil gobierna Bolsonaro, el 99% de la izquierda mundial llama a su gobierno de "derecha". pero si gobierna Lula lo llama de "izquierda".  La misma distinción hace en México entre Morena y el PRI, en Colombia entre Duque y Petros, en Estados Unidos llaman gobierno de "derecha" a Trump, y "progresista" a Biden, de "derecha" a Keiko Fujimori, y de "izquierda" a Castillo en Perú. 

Todo un disparate, porque Biden, Petros, Keiko, Lula, Bolsonaro, Morena, Castillo, el PRI, son todos gobiernos capitalistas. Aunque algunos tengan un discurso mas "progresista", y otros menos, todos defienden los intereses del mismo sistema capitalista. Si gobierna Bolsonaro en Brasil, o Macri en Argentina, el 99% de la izquierda mundial levanta la consigna: Fuera Macri!, o Fuera Bolsonaro! Pero si gobiernan Lula, Petros o Alberto Fernández, jamás levantarán el "Fuera"! Porque? Porque lo consideran un gobierno "de izquierda".

La negativa a plantear la caída de la dictadura de parte de los grupos de izquierda, es parte de su ruptura con el marxismo. Este abandono de las categorías marxistas se vuelve mas grave aún cuando se trata de dictaduras. El 99% de la izquierda mundial levanta la consigna de Abajo la Dictadura! en Myannmar, o frente a la dictadura de Teodoro Obiang Nguema en Guinea. Pero hace silencio frente a la dictadura de Ortega en Nicaragua, de Maduro en Venezuela, o de Díaz Canel en Cuba. 

En su desbarranque teórico político, y su ruptura con el Marxismo, el 99% de la izquierda mundial no sólo considera la existencia de regímenes democrático burgueses de "izquierda" y "derecha", sino también que hay "dictaduras de derecha" y "dictaduras de izquierda"


Para Leer "La izquierda mundial se suma al "Frente por la Paz y la Democracia" click en la imagen


Esos grupos de izquierda ya no son marxistas. Los Marxistas no hacemos distinción frente a las dictaduras. Estamos por la caída de todas ellas, en tanto representan los intereses del capital, aplastan, y oprimen a los trabajadores y los pueblos, no importa en que país estén. Enfrentamos con la misma fuerza al reaccionario régimen de Duque y el Uribismo en Colombia, que al reaccionario régimen de Ortega en Nicaragua. Vamos contra todas las dictaduras, en Myannmar, en China, y en Cuba.

Los Marxistas decimes a viva voz: Viva la Revolución de los trabajadores y el pueblo de Cuba! Abajo la dictadura capitalista de Díaz Canel y el PCC! Fuera el Imperialismo de Cuba! 


¡Vamos por la Libertad de los 20 mil presos políticos, los encarcelados en las jornadas de julio, y los que llevan años víctimas del régimen! 

¡Vamos por la Libertad de prensa, de reunión, de organización política y sindical!


Toda política revolucionaria en Cuba, parte de la tarea principal que es impulsar la más amplia movilización del pueblo cubano contra la dictadura capitalista del PCC y Díaz- Canel. La lucha contra el bloqueo imperialista está íntimamente ligada a la lucha contra la dictadura del régimen que encabeza Díaz- Canel porque sin liberar las fuerzas del pueblo cubano quitándole todas las ataduras y mordazas del régimen, no puede llevarse a cabo la movilización necesaria para derrotar el bloqueo imperialista. 

La denuncia implacable del régimen es necesaria para permitir que el pueblo cubano encuentre un apoyo para liberar sus fuerzas, reclamando por las más amplias libertades democráticas y luchar por el derecho de reunión, el derecho de huelga, el derecho de expresión, el derecho de libre circulación, por la libertad de los presos políticos y sociales en Cuba, por la libertad de construir partidos obreros y revolucionarios alternativos al PCC. 

Por el derecho a levantar sindicatos y organizaciones sociales democráticas e independientes del estado y el PCC, que defiendan los intereses obreros, y populares. El programa revolucionario y trotskista en Cuba debe contemplar defender los derechos de la mujer, eliminar la prostitución, y defender los derechos LGBTI, de los negros y todas las diversidades.

La tarea es parte del impulso a la más amplia e importante movilización del pueblo cubano, uniéndola a la lucha de todos los pueblos de América Latina, del pueblo norteamericano y mundial. Esta es la única manera de enfrentar el criminal bloqueo imperialista y derrotarlo. El pueblo cubano debe terminar con la dictadura y decidir sus destinos. Llamamos a unir la lucha del pueblo cubano, junto a la lucha del pueblo, chileno, del pueblo colombiano, del pueblo paraguayo, del pueblo peruano, y de todos los pueblos que enfrentan a los gobiernos y regímenes capitalistas. Viva la Revolución en Cuba!

Deja tu comentario! Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista!