es

El Imperialismo Hoy

El Imperialismo Hoy

Actualización de la Teoría del Imperialismo

(Octubre 2016) Daniel Campos

Indice

Introducción ---------------------------------------- pag 3

I La actual Crisis del Capitalismo ----------- pag 5

II Los Monopolios     ----------------------------- pag 11

III Las Multinacionales--------------------------- pag 23

V Las Corporaciones Multinacionales ---- pag 38

VI Conclusiones Generales  ------------------ pag 71

Introducción

Que alegría nos envuelve a los marxistas cuando se trata de homenajear 100 años de la publicación "El Imperialismo" de Vladimir I. Lenin! Ese extraordinario texto que se ha convertido en un clásico fue escrito por Lenin en Suiza entre los meses de enero y junio de 1916, bajo las terribles condiciones del exilio, la persecución de la policía zarista, la hostilidad de los gobiernos imperialistas de Europa, y de los socialistas de la II Internacional. "El Imperialismo, fase superior del capitalismo" tal el verdadero título de la obra, es presentado en el prólogo de esta manera: "Escribí este folleto, que ofrezco a la atención del lector, en Zúrich durante la primavera de 1916".

¡El propio Lenin califica a su libro de "folleto"! Pero aunque parezca mentira que el propio autor use un adjetivo que pueda sonar despectivo respecto de su propio trabajo, la realidad es que "El Imperialismo" es un texto de apenas... ¡50 páginas! ¡Por eso Lenin habla de él como "folleto"! Pocas veces en la historia un texto tan breve ha tenido tanta trascendencia en el terreno teórico y político, ha sido fruto de tanta controversia y debate, leído y estudiado en el mundo entero, traducido a todas las lenguas y convertido en pilar de la teoría marxista al mismo en el mismo nivel que el Manifiesto Comunista, El Capital o el Programa de Transición. 

Edición en frances de "El Imperialismo" de Lenin de 1925


"Resulta doloroso releer ahora, en los días de libertad, los pasajes del folleto mutilados, comprimidos, apretados con tenazas de hierro, pensando en la censura zarista", nos explica Lenin en su prólogo, permitiéndonos ver porque "El Imperialismo" no pudo ser un texto más extenso. Y no hacemos este homenaje en cualquier momento. Lo hacemos teniendo frente a nuestra vista la crisis más grande de la historia del capitalismo. De verdad surge la inquietud lógica de preguntarnos: ¿Que diría Lenin hoy frente al espectáculo de la crisis del capitalismo que estamos viviendo? ¿Qué diría viendo los más de 1000 billones de dólares, equivalente a 10 veces el PBI global involucrados en la crisis? ¿Qué diría frente al horrendo espectáculo de entre 4 mil y 5 mil millones de personas, 2/3 de la población global en la pobreza?

La crisis del capitalismo es de tal gravedad, que ha hecho retroceder todos esos índices económicos a niveles de hace 70 años atrás, ¡Casi a la época en que Lenin publicó el Imperialismo! Así, los marxistas del siglo XXI nos hemos convertido en testigos privilegiados de la crisis más grande de la historia del capitalismo, que nuestros maestros hubieran dado su vida por poder presenciar. Y si Lenin pudiera presenciarla, vería con satisfacción como se confirman en forma clara y categórica sus tesis fundamentales.

"Querría abrigar la esperanza de que mi folleto ayudará a orientarse en el problema económico fundamental, sin cuyo estudio es imposible comprender nada...", nos explicaba Lenin en su prólogo. Y vaya que su folleto nos ayuda a comprender. Sin la categoría científica de Imperialismo es absolutamente imposible comprender la crisis actual del capitalismo, y toda la situación política mundial que tiene a la crisis mundial del capitalismo como un elemento fundamental, para cuya comprensión retomar la obra de Lenin se torna indispensable.

Cómo es lógico y natural, la Teoría del Imperialismo tras un siglo de haber sido presentada, en muchos aspectos ha quedado atrás respecto de los cambios operados en el sistema capitalista mundial desde su aparición a hoy, y requiere de actualización. Es cierto que "Imperialismo" es una categoría histórica para toda una etapa de la humanidad y de la historia del capitalismo. Debemos tener en cuenta que previo a la etapa imperialista el capitalismo atravesó 2 grandes etapas, la de acumulación originaria entre los siglos IX y XVI, y la de auge o apogeo, alrededor de los siglos XVII y XIX.

Ambas etapas de la evolución del capitalismo duraron varios siglos, y lo que plantea "El Imperialismo" es que al ubicarse los monopolios a partir de 1903 en el centro del sistema capitalista, éste entró en términos históricos, en su etapa superior y final, de decadencia, una etapa cuya duración está abierta. En el siglo que ya llevamos desde la publicación de "El Imperialismo" podemos verificar la existencia de profundos cambios operados en el sistema capitalista que ratifican la Teoría del Imperialismo de Lenin.

Por ejemplo surgieron las Corporaciones Multinacionales las empresas que quebraron masivamente en el año 2007, enormes conglomerados monopólicos que controlan varias ramas del comercio, industria y finanzas a escala global. Estas empresas suponen una acumulación y centralización de capitales de una magnitud superior a los monopolios, trusts y cartels que describe Lenin en su "Imperialismo" de 1916. Pero aun así, los cambios operados en el capitalismo ratifican a Lenin, y a la vez, obligan a actualizar la Teoría del Imperialismo, lo cual es el objetivo de este trabajo.

En este material veremos primero breves trazos de la actual crisis del capitalismo, para luego comprender como el capitalismo llegó a esta situación y los nuevos elementos que se hace necesario incorporar en la teoría marxista para poder actualizar la Teoría del Imperialismo. De este modo podremos lograr que la Teoría del Imperialismo se convierta en una herramienta teórica más potente, clara y más vigente que nunca. Nuestro homenaje a la obra de Lenin no puede quedarse en lo anecdótico, para ser sólo una "memoria". Nuestro homenaje debe ser vivo y actual, aplicando sus leyes fundamentales a la explicación de la realidad, porque el mejor homenaje que podemos hacer a nuestros maestros es aplicar sus enseñanzas a los procesos revolucionarios que estamos afrontando en el siglo XXI. Esto es el desafío que encaramos con este trabajo.

Buenos Aires, Mayo 2016


Capítulo I- La Actual Crisis del Capitalismo


Estamos atravesando la mayor crisis en la historia del capitalismo imperialista. Esta crisis, que comenzó en el año 2000, desató un pico agudo en los años 2007-09 con la quiebra generalizada de las Corporaciones Globales, y las grandes empresas que dominan la economía mundial. Las Corporaciones Multinacionales sólo pudieron salir de la bancarrota mediante los salvatajes, es decir, enormes inyecciones de dinero hecho por los bancos centrales de los EE.UU, Alemania, Japón, Francia, Gran Bretaña, los países principales imperialistas y China.

Esto no es una crisis más de las muchas que ha sufrido el capitalismo, no es un ciclo o una crisis periódica, ni un movimiento coyuntural del capitalismo. Es una profunda crisis cuya dimensión puede apreciarse con un repaso de los datos, cifras e índices que muestran su magnitud asombrosa sin parangón en la historia. En la crisis está involucrada una sobreacumulación de capital colosal, más de 1000 billones de dólares, equivalente a 10 veces el PBI global. A su vez existen entre 4 mil y 5 mil millones de personas, 2/3 de la población global en la pobreza cuya situación se agrava día a día. Nunca en la historia semejante cantidad de seres humanos padeció estas condiciones en términos absolutos, ni relativos.

Hay una crisis histórica del crédito y el dinero expresada en el colapso de las tasas de interés que están a 0% desde hace casi una década, y en el surgimiento de tasas de interés negativas. Hay un brutal retroceso del comercio mundial, del precio de los commodities, del petróleo, y de la velocidad de la circulación de dinero que regresaron a niveles de hace 70 años atrás. Hay una quiebra generalizada de grandes empresas y estados, cuyas deudas alcanzan niveles insostenibles e incluye, por primera vez en la historia, a todos los estados imperialistas al unísono. La magnitud de la crisis está en relación directa con la magnitud de las grandes empresas que han quebrado, las Corporaciones Globales, y el capital sobreacumulado que ellas implican.

La acumulación de capital provocada por las Corporaciones Globales es de una escala tan colosal, que la quema de capital necesario para resolver la actual crisis del capitalismo alcanza proporciones históricas. A la vez, dado el tamaño de las empresas involucradas en la crisis, los salvatajes y la inyección de dinero público en las grandes empresas, alcanzó los niveles más altos de la historia entre 50 y 60 billones U$S (trillones en Inglés y Portugués).

Comprender la naturaleza de la crisis hace necesario llevar a cabo una actualización de la Teoría del Imperialismo de Lenin, para entender que son las Corporaciones Globales. Estas empresas que quebraron masivamente en el año 2007 controlan varias ramas del comercio, industria y finanzas a escala global, y suponen una acumulación y centralización de capitales de una magnitud superior a los monopolios, trusts y cartels que provocaron la crisis del '30, así como de las multinacionales de posguerra. Son tan grandes, que economistas y analistas defensores del capitalismo las han llamado con un término que se popularizó como "Demasiado grandes para caer" (en inglés "Too big to fail").

Las corrientes marxistas que hablan de "financierización" de la economía, o de "crisis financiera" reniegan de la Teoría del Imperialismo, porque en realidad no existe en la economía para el marxismo un "sector financiero" por una lado e "industrial" por el otro. Si consideramos válidas las tesis centrales de Lenin en "El Imperialismo" desde hace más de un siglo el capital bancario y el industrial están fusionados. Éste análisis de Lenin ha sido ratificado por la realidad de la actual crisis del capitalismo, dado que cuando las Corporaciones Globales quebraron, la crisis repercutió en todas las ramas de producción, comercio e industria al unísono, golpeó tanto las bolsas, como la industria petrolera, el comercio como el acero, las empresas tecnológicas como los bancos. 

Esto explica porque se produjeron los billonarios salvatajes, o socorros financieros. Es porque la quiebra de las Corporaciones Globales no es una crisis "financiera" sino que pone al conjunto del sistema capitalista en peligro. La única que quebró fue Lehman Brothers y a partir de allí el imperialismo definió que por ahora no puede permitir ninguna quiebra más. Las Corporaciones Globales comenzaron a surgir en los 80's, y son la mayor empresa monopólica que el capitalismo haya engendrado, cuyas leyes y funcionamiento ratifican a la Teoría del Imperialismo de Lenin y a todo el análisis marxista.

Los salvatajes no resuelven la crisis

Los salvatajes se han desarrollado mediante programas como el QE en EE.UU, la "Abenomics" en Japón, en Europa o Inglaterra que han transferido billones de dólares a las Corporaciones Multinacionales con lo que el imperialismo impone una aspiradora gigante de ganancias y capitales en todo el mundo. Pero esta impresión de dinero lejos de solucionar los problemas del capitalismo, los exacerba. Los salvatajes aceleran a largo plazo las contradicciones históricas y actuales del capitalismo, la inflación, quiebras, déficits, guerras comerciales, crisis monetarias, recesión, los precios de los metales y commodities son entre otros fenómenos, expresiones de este agravamiento.


Ben Bernanke (2006- 2014), Janet Yellen ( 2014-2018), Jerome Powell (2018 a hoy) los presidentes de la Reserva Federal de los Estados Unidos que encabezaron los operativos de Salvatajes a escala global 


La economía mundial se encuentra bordeando la recesión, sin perspectivas cercanas de recuperación. Si se considera la recesión como un índice del 2%, antes del estallido de la crisis la economía crecía lejos de la recesión a una tasa del 5% anual en valores del 5,3% en el 2004; 5% en el 2005; 5,1% en el 2006; y 5% en el 2007 (1) Pero tras el estallido de la crisis la economía global cayó a 2,8% en el 2008 y se hundió en la recesión con un -0,9% en el 2009. Tras los primeros salvatajes de Bush y Obama repuntó al 5,1% en el 2010, pero volvió a caer hacia el 2011 a un 3,9%, y a partir de allí quedó oscilando alrededor del 3% bordeando la recesión en los años subsiguientes: El 3,4% en el 2012; 3,3% en el 2013; 2,6% en el 2014 y 3,1% en el 2015. (2)

Este estado de la economía al borde la recesión es la perspectiva que los principales dirigentes y analistas del imperialismo reconocen que puede durar muchos años, lo que la presidente del FMI Christine Lagarde llama la "Nueva Mediocridad" (3) es decir un desenvolvimiento económico pobre, mediocre, una realidad que los salvatajes, ni los planes de rescate que bombean billones de dólares a las Corporaciones Multinacionales han logrado modificar. Es preciso establecer una caracterización de la crisis del capitalismo para conocer su dinámica y perspectiva. Esta crisis puede alcanzar una duración de décadas con picos de recuperación y caída, y tendrá nuevos episodios agudos como el del 2007 o el crack de Wall Street del siglo pasado. 

El crack de Wall Street del '29 fue un pico agudo de una crisis que se extendió desde 1912 a 1945 por 33 años, provocada por el agotamiento de los monopolios. En el transcurso de ella cual se produjeron la 1era y 2da guerra mundial, la revolución rusa, la 1era y 2da revolución alemana, la revolución española, el ascenso y caída del fascismo entre otros acontecimientos históricos. Una crisis similar ocurrió entre 1966 y 1982 en los cuales el capitalismo atravesó una fuerte perturbación del proceso de reproducción ampliada que se manifestó en forma de una crisis crónica de la economía. Durante esa crisis provocada por el agotamiento de las multinacionales ocurrieron grandes acontecimientos políticos como el Mayo francés, La Primavera de Praga, la lucha por los derechos civiles de EE.UU, el triunfo de la revolución en Vietnam, la Revolución de los Claveles en Portugal, la revolución iraní, la nicaragüense y la salvadoreña, entre otras.

Una diferencia de la actual crisis con aquella de post-guerra es que mientras en aquella hubo una crisis crónica con episodios de recuperaciones periódicas, ahora hay una caída sin recuperación a la vista que no es más profunda por el efecto de los salvatajes. Y por otro lado, mientras aquella crisis se desarrollaba de la periferia al centro, esta va desde el centro a la periferia. Pero al igual que sus dos predecesoras, es una perturbación cualitativa del proceso de reproducción ampliada provocada, en este caso, por el agotamiento de las Corporaciones Multinacionales.

Los datos muestran que la crisis está en centro del sistema capitalista imperialista, la economía de los países imperialistas. EUA promedia la recesión desde el estallido de la crisis. Creció a 0% en el 2008, -2,6 en el 2009; 3% en el 2010, 1,8% en el 2011, 2,8% en el 2012, y 2,2% en el 2013 (4) Estos índices muestran que la 1era economía del mundo bordea la recesión a pesar de los salvatajes, es el epicentro de la crisis y no logra salir de ella. China, la 2da economía del mundo donde un crecimiento del 6% es considerado recesión, comenzó un descenso que la llevó del 10,3% en el 2010, a 9,3% en el 2011, 7,7% en el 2012; y 7,7% en el 2013 y la caída en recesión con un 6,5% en 2014 (5)

La 3era economía del mundo, Japón se mantiene en recesión cayendo del 4% en el 2010 al -0,8 en el 2011, -0,6% en el 2012, y 1,5% en el 2013 (6) a pesar de los enormes salvatajes que se implementaron con el programa económico del premier Shinzo Abe conocido como la "Abenomics" Lo mismo sucede en la zona Euro donde están las economías de Francia y Alemania. Europa de conjunto se mantienen en recesión del 0,5% en el 2008; el - 4,1% en el 2009, 1,8% en el 2010, 1,4% en el 2011, -0,6% en el 2012, del -0,4% en el 2013 (7)  Estos datos indican fehacientemente que la crisis va del centro a la periferia si observamos que el conjunto de las economías imperialistas crecieron a un porcentaje del 0,2% en el 2008; -3,2% en el 2009, 3,1 en el 2010; 1,7% en el 2011; 1,5% en el 2012 y 1,4% en el 2013 (8) Todos los datos confirman que la crisis está instalada en el centro, en el corazón de la economía capitalista imperialista global.

La crisis arroja horrorosas cifras de hambre miseria, pobreza para miles de millones de personas en el mundo entero. Sobre un total de 6.700 millones de habitantes en la población mundial, 1000 millones "sobreviven" con un promedio de 2 dólares por día, de los cuales el 70% son mujeres. Tres mil millones no alcanzan a cubrir las necesidades básicas en alimentación, vivienda y salud. Más de 24.000 personas mueren al día por hambre, 840 millones de personas están malnutridas, de los cuales 200 millones son niños menores de 5 años. Más de 1.800 millones de seres humanos no tienen acceso a agua potable. Más de 1.000 millones carecen de vivienda estimable, 2.000 millones de personas padecen anemia por falta de hierro, 880 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de y 2.000 millones de personas carecen de acceso a medicamentos esenciales (9)

Pirámide Global de la riqueza 2021 de la Corporación Credit Suisse


En el otro extremo quienes embolsaron el dinero de los salvatajes, los primeros 20 súper millonarios de la lista Forbes concentran juntos una cifra calculada en 109,5 billones U$S (10) lo que equivale a más de lo necesario para el fin del hambre y la pobreza en el mundo. El selecto club de súper millonarios del ranking Forbes pasó de 1.125 miembros en 2008 a 793 en 2009. Esos 109,5 billones U$S de riqueza acumulada en manos de los "millonarios" supera el PBI mundial, o sea, la riqueza anual producida por todos los países, que ronda en los US$ 100 billones.

Los datos de pobreza y miseria junto a los datos de aceleración de la aglomeración de masas humanas en las megalópolis, procesos del cual forman parte la migraciones tanto de masas del campo a la ciudad, como la migraciones de los países atrasados a los países imperialistas reafirman las leyes de Acumulación formuladas por Carlos Marx en relación al desarrollo del capitalismo. Para Marx, la acumulación del capital en un polo y de masas humanas y trabajadores en el otro, es un proceso que con la crisis no ha hecho más que agudizarse. La baja de condiciones de vida en todo el mundo en general y en particular, en los países imperialistas es el resultado de la respuesta de los gobiernos capitalistas a la crisis, 

Los planes económicos de sus gobiernos y de los organismos económicos internacionales

Los planes de los gobiernos capitalistas del todo el mundo G7 han profundizado los ajustes y los niveles de super-explotación, con recortes presupuestarios que se extienden por varios años, aumento de las horas de trabajo, descenso de los salarios laborales, de los salarios sociales, desmantelamiento de todas las conquistas laborales, precarización de las condiciones de trabajo, explotación de la mano de obra inmigrante, las minorías las mujeres y los niños. Sin dudas el ideal de modelo económico al que aspiran los gobiernos capitalistas, lo constituye un frente del que hacen parte tanto la multinacional Wal- Mart como el estado Chino, que van a la vanguardia en la superexplotación obrera, la precarización laboral, los bajos salarios y la eliminación de los derechos democráticos más elementales

Esta ofensiva global está provocando un agravamiento de las condiciones sociales y de vida de los pueblos en todo el mundo sin precedentes. Los gobiernos imperialistas y capitalistas de los países atrasados buscan resolver la crisis mediante una brutal ofensiva contra las masas en Europa, EE.UU, Japón y los países atrasados, pero al hacerlo provocan una agudización de todas las contradicciones políticas y económicas. Esta agudización constituye un acicate que detona la movilización de las masas en todo el mundo, de los trabajadores y el pueblo que han comenzado a enfrentar esta ofensiva con huelgas y movilizaciones que están atravesando EE.UU y Europa en estos momentos y que incluso comienzan a despuntar en China. Los gobiernos capitalistas buscan derrotar estas luchas para imponer mayores tasas de explotación y superar esta crisis.

Los salvatajes impiden la destrucción de los capitales sobrantes, al obstaculizar la quema de capitales necesaria. Empresas que debieron quebrar, son rescatadas lo cual provoca la existencia de cuerpos muertos lo que mantienen alta la composición orgánica de capital, porque continúa subsistiendo una enorme masa de capital fijo, de maquinaria, talleres, infraestructura y capitales, además de capital ficticio que no obtienen una tasa de ganancia necesaria y por lo tanto, actúan como un obstáculo para la producción de nuevo valor. La suba de la composición orgánica de capital que provocan los salvatajes, actúa como un obstáculo para la salida del capitalismo de la crisis, y se convierten en otro factor estructural de la misma que agudiza el efecto que los economistas burgueses denominan "la trampa de liquidez", es decir, son masas de capital que dificultan la entrada de inversiones para relanzar la economía mundial.

La crisis permitió corroborar el papel central que mantiene Estados Unidos cómo protector mundial del capitalismo, y la Reserva Federal (Fed), el banco central de EUA, como banco central del mundo. El dólar y los Bonos del Tesoro se convirtieron en los principales refugios frente al desmoronamiento mundial. A pesar de que la crisis estalló en el corazón de la economía de los EE.UU, paradójicamente la reacción de los inversores y países fue resguardar sus activos y reservas en dólares.

El dólar se fortaleció porque empezó a ser demandado por los bancos de todo el mundo, luego de las sucesivas parálisis sufridas por los préstamos interbancarios. En el pico más agudo y dramático de la crisis, nada refutó más rápidamente a los grupos de intelectuales y analistas que comenzaban plantear la tesis de la "pérdida de la hegemonía de EEUU". El dato excluyente de la realidad es que en medio de la crisis más grande de la historia del capitalismo y de la economía de EE.UU, lo único que se fortaleció fue el dólar.

Todos los países del G7, y la mayoría de los países atrasados corrieron a refugiarse y proteger sus reservas en dólares y activos del Tesoro estadounidense. La demanda del dólar en plena crisis es la más clara señal de que las grandes empresas, países y potencias capitalistas consideran a EE.UU con sus 7 flotas, su dominio militar y poderío armamentista como el mayor garante de última instancia del capitalismo, frente a cualquier eventualidad que lo cuestione. Los llamados "BRICS", (en inglés "ladrillos", Brasil, Rusia, India China, Sudáfrica) son economías de países atrasados que actúan como sub- metrópolis en diferentes regiones del globo. El crecimiento económico de estos países en los primeros años tras el estallido de la crisis era muy superior a los países imperialistas, lo que llevó a los analistas, y economistas burgueses a plantear que eran la "nueva maravilla", de la economía capitalista, la locomotora con China a la cabeza, que sacaba al capitalismo de la crisis.

Tenencias y reservas de los países del mundo. El 59% son el dólares de EE.UU, el 21,2% son en Euros, el 6% en Yenes de Japón, el 4,7% en Libras Esterlinas de Gran Bretaña, suman el 90% de las monedas de reserva del mundo. Fuente Visual Capitalist 8/12/21


Incluso teorías más disparatadas han formulado que alrededor de los BRICS está surgiendo un "Nuevo Orden" capaz de competir y desplazar a EE.UU y los países imperialistas del centro de la economía, imponer su moneda desplazando el dólar, y desafiar el orden imperialista global. El desarrollo de la crisis del centro a la periferia no hizo más que dejar en ridículo todas estas afirmaciones. El panorama de los BRICS y los países atrasados es que lentamente todos ellos se han ido sumando a la crisis global con desigualdades y diferentes ritmos. Algunos analistas y economistas del capitalismo llaman a esto la "crisis de los emergentes", pero en realidad es el sinceramiento de que las economías de los BRICS son semicolonias capitalistas atrasadas, que actúan como sub- metrópolis sobre otras economías más pobres, aunque todas ellas bajo el dominio de las Corporaciones Globales.

La crisis del capitalismo es un tsunami que llega a todos los rincones y no perdona a nadie: Brasil crecía al 6% cuando comenzó la crisis, ahora crece al 0%, en recesión, Rusia se derrumba del 8% al 2%, Sudáfrica baja del 5% al 4%, China está protagonizando un episodio agudo de la crisis que conformó el "Lunes Negro" del 24 de agosto del 2015. Existe una caída global en el precio de los commodities determinada por desaceleración global de la economía, y en particular la de China. La recesión provocó el derrumbe de los precios del petróleo, los metales preciosos, los productos agropecuarios, el trigo, maíz, la soja, y otros bienes energéticos como el carbón y el gas, cuyos precios tienden a la baja por la caída de la demanda.

Este proceso golpea duramente la economía de los países atrasados, que viven de la venta de commoditties o materias primas, cuyas economías si no logran reconvertirse o cambiar su eje económico, tienden inevitablemente a retroceder por la caída de las exportaciones, la falta de inversiones, y la asfixia económica por la caída de ingresos de capitales.

América Latina está siendo particularmente golpeada por la crisis. Las 2 economías más importantes, la de México y Brasil están en dificultades. México sufre el embate de la crisis en EE.UU y la caída del precio del petróleo, mientras que en Centroamérica la desaceleración es menor, aunque se está desarrollando una grave crisis en Puerto Rico y Cuba. El Cono Sur tiene como protagonista a la crisis de Brasil que golpea al resto de la región como Venezuela que descendió del casi 9% cuando comenzó la crisis al 5%, Argentina cayó del 10% al 4%, y las restantes economías sufren los embates producto del atraso y la dependencia en la que se encuentran.

La evolución y desarrollo a futuro de la crisis económica depende esencialmente de la lucha de clases. Los marxistas no concebimos la economía como algo desvinculado de los procesos políticos y sociales como lo hace la economía burguesa, sino como Economía Política, es decir, vinculada al desarrollo de la lucha de clases nacional e internacional. Será en las calles y en las urbes donde se defina el rumbo de los acontecimientos económicos, el imperialismo y los gobiernos capitalistas de los países atrasados buscarán una mayor tasa de explotación, y una quema de capital necesaria para salir de la crisis. A su vez, lo trabajadores y sectores populares defienden con fuerza sus condiciones de vida, sus salud, educación y su futuro, de este choque depende el futuro de la evolución de la economía capitalista mundial, y decidirá el curso de la economía y la crisis mundial del capitalismo. Intentar responder hacia dónde va esta crisis global del capitalismo nos lleva directamente a retomar el análisis de Lenin para actualizar la Teoría del Imperialismo, tarea que comenzaremos a desarrollar a partir del siguiente capítulo.

Notas

( 1 ) y (2) Perspectivas de la Economía Mundial. FMI Octubre 2007, Octubre 2008, Octubre 2009, Octubre 2010, Octubre 2011, Octubre 2012, Octubre 2013, Octubre 2014, Julio 2015

(3) FMI. Abril 2015 https://www.imf.org/external/pubs/ft/survey/so/2015/NEW040915A.htm

(4), (5), (6), (7), y (8) Perspectivas de la Economía Mundial. FMI Octubre 2007, Octubre 2008, Octubre 2009, Octubre 2010, Octubre 2011, Octubre 2012, Octubre 2013, Octubre 2014, Julio 2015

(9) Informe UNCTAD 2012

(10) Informe sobre riqueza mundial Boston Consulting Group (BCG) 2008



Capítulo II- Los Monopolios


Hablar de Imperialismo a fines del siglo XIX y principios del siglo XX era hablar de Monopolios. Y así como fue en ese momento del desarrollo del capitalismo en que Lenin escribió su "Imperialismo", el los describió perfectamente en su obra. Desde ese momento el capitalismo ha recorrido un largo camino que desembocó en esta crisis que hoy estamos transitando. ¿Cómo llegó el capitalismo a la enorme crisis que está atravesando hoy? Para poder determinar cómo se abrió la actual crisis del capitalismo se hace necesario establecer los cambios operados en el sistema capitalista durante este siglo desde la publicación del "Imperialismo" a hoy, y los eventos políticos y sociales que se dieron en forma relacionada a los cambios económicos. La tesis que desarrollamos en este trabajo es que dentro de la etapa imperialista, el capitalismo ha desarrollado 3 diferentes Formas de Acumulación, que son propias de la etapa Imperialista o de decadencia del Capitalismo.

Estas 3 Formas de Acumulación que se han desarrollado desde 1903 a hoy son las siguientes: 1) Los Monopolios desde 1903 a 1945 2) Las Multinacionales de 1945 a 1980 3) Las Corporaciones Multinacionales de 1980 a hoy. Dado que estas 3 Formas de Acumulación pertenecen a la etapa Imperialista del capitalismo, son Formas de Acumulación Monopólicas, es decir formas de acumulación que tienden a liquidar la competencia, y a establecer un monopolio sobre ramas de la industria, comercio y finanzas. A partir de ahora entonces vamos a analizar estas 3 diferentes Formas de Acumulación, y los respectivos regímenes de acumulación que surgieron conjuntamente con su desarrollo. 



Para poder llevar adelante este análisis queremos previamente dejar en claro los conceptos de Formas de Acumulación, Régimen de Acumulación, Polo de Acumulación y Eje de Acumulación, conceptos propios de la Ley General de las Formas de Acumulación Capitalista.

Formas de Acumulación: Definimos como Formas de Acumulación, a las empresas de la que es propietaria la clase capitalista para acumular capital en un período histórico dado. Los capitalistas nunca utilizaron a lo largo de la historia, una única forma de acumulación de capital. Siempre hubo distintas formas de acumulación, es decir, distintas empresas comerciales, productivas y financieras que actuaron con el objetivo de acumular capital. El desarrollo de estas empresas, a su vez, refleja a los distintos sectores de la clase capitalista.

Régimen de Acumulación: Las Formas de Acumulación no tienen la misma categoría, sino que guardan entre sí una relación jerárquica. Una Forma de Acumulación es la que impulsa la economía por un período, y predomina por sobre las demás. Las demás Formas de Acumulación se ordenan alrededor de ella por lo que llamamos a esta empresa la Forma de Acumulación Predominante. Las diversas Formas de Acumulación conforman una estructura económica que gira alrededor de una Forma de Acumulación Predominante. Ésta estructura que alcanza el sistema capitalista en un momento determinado, es lo que definimos como Régimen de Acumulación, es decir, la interrelación de las distintas Formas de Acumulación alrededor de la Forma de Acumulación predominante, durante un período.

Polo de Acumulación: Definimos como Polo de Acumulación a la rama de la producción y tecnología, alrededor de la cual se estructura todo el régimen económico.

Eje de Acumulación: Definimos como Eje de Acumulación la región y conjunto de economías o países que el capitalismo utiliza como plataforma para su desarrollo en un período dado.

Imágen 1) Forma de Acumulación: Las empresa que utilizan los capitalistas para acumular capital en un periodo dado. Imágen 2) Régimen de Acumulación: Funcionamiento del capitalismo alrededor de una Forma de Acumulación Predominante en un período dado Imágen 3) Polo de Acumulación: Rama de la Producción en que se apoya el Régimen de Acumulación Imagen 4) Eje de Acumulación: Zona Geográfica en que se desarrolla el Régimen de Acumulación en un péríodo dado 


Tanto los conceptos de Formas de Acumulación, Régimen de Acumulación, Polo de Acumulación y Eje de Acumulación, son propios de la Ley General de las Formas de Acumulación Capitalista, que hemos presentado en el trabajo El Fin de las Multinacionales (1) Toda esta elaboración está sustentada a su vez en el proceso de Acumulación de capital que desarrolló Marx en la Ley General de la Acumulación en el capítulo XXIII del Libro I de El Capital.

En ese capítulo, Marx define como Acumulación de capital, o reproducción ampliada el proceso por el cual los capitalistas acumulan medios de producción en un polo y trabajadores asalariados en el otro polo, con el objetivo de acumular más capital. Así lo explica Carlos Marx: "...la reproducción en escala ampliada, o sea la acumulación, reproduce la relación capitalista en escala ampliada: más capitalistas o capitalistas más grandes en este polo, más asalariados en aquél...Acumulación del capital es, por tanto, aumento del proletariado...Todo capital individual es una concentración mayor o menor de medios de producción, con el comando correspondiente sobre un ejército mayor o menor de obreros. Toda acumulación se convierte en medio al servicio de una nueva acumulación..." (2)

El objetivo fundamental del capitalismo es que los capitalistas acumulen capital y obtengan ganancias. Para lograrlo, la precondición necesaria es que los medios de producción y cambio sean de propiedad privada, objetivo que los capitalistas alcanzaron mediante un proceso histórico que fue colocando a las empresas productivas, comerciales y financieras bajo su propiedad, en la medida que fueron expropiando al resto de las clases sociales. Esto sucedió durante el período de Acumulación Originaria o Primitiva Capitalista sucedido entre los siglos IX y XVIII.

Así lo explica Carlos Marx: "El proceso que crea a la relación del capital, pues, no puede ser otro que el proceso de escisión entre el obrero y la propiedad de sus condiciones de trabajo, proceso que, por una parte, transforma en capital los medios de producción y de subsistencia sociales, y por otra convierte a los productores directos en asalariados. La llamada acumulación originaria no es, por consiguiente, más que el proceso histórico de escisión entre productor y medios de producción. Aparece como "originaria" porque configura la prehistoria del capital y del modo de producción correspondiente al mismo" (3)

La etapa de acumulación primitiva capitalista afectó sobre todo a las grandes masas rurales, que eran expulsadas del campo, mientras se destruían sus formas tradicionales y derechos de acceso a los medios de producción, a los recursos naturales, los derechos comunales, de compascuo, derechos de campo abierto, y otros. En Inglaterra, entre el último tercio del siglo XV y principios del XVI, se disolvieron las mesnadas feudales fruto de la expulsión violenta de los campesinos y la usurpación de las tierras comunales por parte de los señores nobles para transformarlas en pasturas para el ganado.

La segunda oleada de expropiaciones fue entre los siglos XVII y XVIII cuando los bienes eclesiásticos fueron confiscados y repartidos entre la oligarquía y sus moradores campesinos fueron expulsados. El proceso de Acumulación Primitiva Capitalista se continuó con el desarrollo de la colonización del resto de las naciones y continentes a partir de los descubrimientos geográficos de los siglos XV y XVI. Este proceso condujo al brutal aplastamiento de las civilizaciones y modos de producción pre- capitalistas en América, Asia, África y Oceanía, lo que permitió la expropiación de millones de indígenas y pueblos que vivían en el salvajismo, el barbarismo o civilizaciones asiáticas.

Una vez que los capitalistas comenzaron a acumular capital mediante las diversas Formas de Acumulación bajo su propiedad, éstas se fueron desarrollando y superándose una por otras a través de los siglos y las diferentes etapas del capitalismo. Para comprender como surgieron los monopolios vamos a ver ahora como se produjo a lo largo de la historia la transición de una Forma de Acumulación predominante inferior a otra Forma de Acumulación superior. 

La transición hacia una Forma de Acumulación superior

Teniendo en nuestras manos ahora los conceptos de Formas de Acumulación, Régimen de Acumulación, Eje de Acumulación y Polo de Acumulación, vamos a analizar entonces como sucedió entonces el surgimiento de los Monopolios, y se produjo todo el proceso de transición de la Industria a los Monopolios. El mecanismo por el cual se produce el paso de una Forma de Acumulación predominante inferior a otra superior, es mediante un violento proceso de destrucción de fuerzas productivas o quema de capital. De este modo, el capitalismo se abrió paso a lo largo de la historia mediante un proceso de destrucción de fuerzas productivas que hizo posible la concentración y centralización de capital. Dicho proceso a su vez implica la permanente destrucción y liquidación de clases sociales y sectores de clases mediante las guerras y las revoluciones.

En el desarrollo de este mecanismo, observamos que tras cada violento proceso de destrucción de fuerzas productivas, se produjo una nueva centralización de capitales que permitió una Forma de Acumulación predominante superior, que será la que a partir de allí comienza a dominar la economía por todo un período. Las Formas de Acumulación que surgen colocándose en el centro del desarrollo económico, atraviesan fases de surgimiento, auge y estancamiento, que se vinculan a extendidos períodos de expansión o estancamiento de la economía capitalista.

En la fase de surgimiento y auge de la Forma de Acumulación predominante, se desarrolla un extendido período de expansión de la economía capitalista, período durante el cual la economía crece a ritmo sostenido, y la Forma de Acumulación predominante permite un desarrollo importante de las fuerzas productivas. Con el agotamiento de las Formas de Acumulación predominantes, el período de expansión se termina y comienza un extenso período de estancamiento de la economía, lo que lleva irremediablemente a un nuevo proceso de destrucción de fuerzas productivas. Dicho de otro modo, el agotamiento de las Formas de Acumulación predominantes conduce al desarrollo de las fuerzas destructivas.

Estas fases de larga expansión o de largo estancamiento de la economía capitalista han tenido diferentes duraciones, a veces de apenas una décadas o a veces de 60 o 70 años e incluso de más tiempo. Es decir, los extensos períodos de expansión o estancamiento de la economía están determinados por el auge o el agotamiento de las Formas de Acumulación predominantes. La fase de surgimiento de la Industria coincidió con el apogeo del modo de producción capitalista entre los siglos XVIII y XIX, lo que permitió una sostenida expansión de la economía, ya que la Industria permitió con fuerza inusitada un desarrollo espectacular de las fuerzas productivas. Se produjeron todo el tiempo crisis económicas, resultante del desarrollo de las contradicciones del capitalismo, pero las mismas eran parte del período de expansión económica.

De la industria a los Monopolios

El carácter revolucionario en la producción que significó la Industria desarrolló, a su vez, con mayor intensidad todas las contradicciones del capitalismo. La baja de la tasa de ganancia, comenzó a producirse en forma crónica y permanente, precipitando la economía a sufrir permanentes crisis y caídas, aun cuando de conjunto se viviera una etapa de expansión. En el auge de la industria se desarrolló más rápidamente la nivelación de la tasa de ganancia, y a la vez éste proceso se desarrolló más rápida y convulsivamente. Así lo explicó Engels: "...la industria, que gracias a sus incesantes revoluciones de la producción reduce cada vez más los costos de fabricación de las mercancías... Por otra parte nivela las tasas de ganancia de las distintas ramas de los negocios comerciales e industriales, reduciéndolas a una sola tasa general de ganancia y, gracias a esa nivelación, asegura a la industria la posición de fuerza que le corresponde, al eliminar todos los obstáculos que hasta entonces impedían el traspaso de capitales de una rama a otra." (4)

El capitalismo pasó del Régimen de Acumulación industrial con la Industria como Forma de Acumulación Predominante, al Régimen de Acumulación Monopolista, con los Monopolios como Forma de Acumulación Predominante


A principios del siglo XIX las industrias empezaron a entrar en su fase de agotamiento, lo cual desató una nueva y violenta ola de guerras y revoluciones. La industria produjo un rápido desarrollo que chocó con las aduanas interiores y las formaciones sociales heredadas del feudalismo, por lo cual las revoluciones y guerras civiles que llevaron a la burguesía al poder, fueron seguidas por nuevas revoluciones y guerras civiles en las cuales la burguesía, eliminó las aduanas interiores, amplió el mercado interno, impuso las fronteras nacionales y surgieron los estados modernos.

Con las revoluciones de 1820, 1830 y de 1840, sobre todo las de 1848, los modernos países que hoy conocemos se forjaron en las revoluciones y guerras que surcaron Francia, Italia, el Imperio Austro- Húngaro, la guerra civil norteamericana de 1862, y en Alemania de 1866. Todo este proceso de destrucción de fuerzas productivas abrió paso a una Forma de Acumulación superior, los monopolios, producto de que las guerras y revoluciones de ésas décadas permitieron el desarrollo los países, la unidad nacional y su mercado interno.

A su vez, en esta etapa de apogeo del capitalismo se desarrollaron como Forma de Acumulación del capital financiero, tanto los Bancos como el Crédito, instituciones que conforman el sistema bancario moderno. Ambas, si bien habían tenido antecedentes con los primeros Bancos en Génova y Venecia, son la verdadera expresión del modo de producción capitalista, que hicieron realidad los viejos reclamos de la burguesía contra la usura y los mercaderes que monopolizaron el capital financiero en toda la etapa de acumulación primitiva.

El crédito nació como rechazo a la usura, una Forma de Acumulación que junto a los bancos expresó el comienzo de la consolidación del modo de producción capitalista. Para Marx: "El desarrollo del crédito se efectúa por reacción contra la usura...Significa ni más ni menos quela subordinación del capital productor de interés a las condiciones y necesidades del modo de producción capitalista...es el punto de partido del sistema de crédito moderno. Las asociaciones de crédito, que se constituyeron en Venecia y en Génova en los siglos XII y XIV, nacieron de la necesidad en que se encontraban el comercio marítimo y el comercio mayorista basado en él, de liberarse del dominio de los métodos de usura envejecidos y de los monopolizadores del comercio de dinero" (5)

Precisamente las clase dominante de magnates financieros, actuaron fundando los bancos que comenzaron a emitir papeles de deuda y distribuyen el crédito, a la vez que son parte del estado que surge e impulsa el funcionamiento de los Bancos. Esta clase nace indisolublemente unida al Estado y el Estado a este sector de capitalistas, como lo explica Marx: "Si bien los bancos propiamente dichos, fundados en esas repúblicas, se presentan al mismo tiempo como establecimientos de crédito público que anticipaban dinero al Estado sobre los impuestos que cobrar, no se debe olvidar que los comerciantes que constituían esas asociaciones eran a su vez los notables de dichos estados y tenían tanto interés en liberar de la usura a su gobierno como en liberarse ellos mismos, y al mismo tiempo afirmar y reforzar con ello el sometimiento en que mantenían al Estado." (6)

Los magnates usureros privados tenían el control de los metales preciosos, y ese control les permitió por siglos otorgar préstamos a tasas usurarias que provocaron la ruina de generaciones enteras de pequeños comerciantes, así como de campesinos y agricultores. Pero la fundación de los bancos significó colocar esas reservas de material precioso, oro y plata en bodegas, para luego poder emitir dinero en representación de esa riqueza acumulada, lo que daría un acceso al crédito más fluido, y posible para sectores sociales que antes no podían acceder al crédito. A su vez, el crédito se estableció ahora en instituciones bancarias que tienen reglas claras vinculadas al desarrollo de la industria y el comercio, así como en estadísticas serias.

Así lo explica Carlos Marx: "Este ataque violento contra la usura, esta exigencia de sometimiento del capital productor de interés al capital industrial, no es más que el signo precursor de las creaciones orgánicas que en el sistema bancario moderno establecen las condiciones de la producción capitalista: los bancos, por un lado, despojan al capital usurario de su monopolio, al concentrar y lanzar al mercado financiero todas las reservas de dinero inactivas y como muertas, y por otro lado, limitan el monopolio de los metales preciosos al crear el dinero de crédito" (7)

La fundación del primer Banco reconocido oficialmente fue la del Banco de Inglaterra en 1694, seis años después del triunfo de la Revolución que encabezó Oliverio Cromwell. Al igual que el banco de Francia, el Banco de Inglaterra no comenzó como banco estatal, ni como empresa de la corona, sino como banco privado, controlado por el clan Rothschild, la dinastía banquera europea que manejaba las finanzas en Inglaterra, Francia, Alemania, Austria e Italia, junto con sus asociadas las casas Khun & Loeb, Lehman, Warburg, etc. Posteriormente el Banco fue Inglaterra fue nacionalizado en 1946 tras el fin de la Segunda Guerra Mundial al igual que el Banco de Francia. 



Si la producción industrial revolucionó todos los aspectos de la producción y logró una masa de bienes como nunca se vio en la historia de la humanidad, del mismo modo el crédito logró una acumulación y la constitución de una masa de dinero capital pocas veces vista. Pero junto a ello, el crédito desarrolló aceleradamente las tendencias a la concentración y centralización de capitales, dejando en la ruina a miles de capitales pequeños, para permitir que los grandes capitales vayan expropiando a los capitalistas menores permitiendo la centralización de los capitales.

Así lo explica Carlos Marx: "Éste no sólo se convierte en un arma nueva y poderosa en la lucha competitiva. Mediante hilos invisibles, atrae hacia las manos de capitalistas individuales o asociados los medios dinerarios que, en masas mayores o menores, están dispersos por la superficie de la sociedad. Se trata de la máquina específica para la concentración de los capitales...el crédito... se convierte en arma nueva y terrible en la lucha competitiva, transformándose finalmente en un inmenso mecanismo social para la centralización de los capitales...En la misma medida en que se desarrollan la producción y la acumulación capitalistas, se desenvuelven también la competencia y el crédito, las dos palancas más poderosas de la centralización." (8)

La creciente centralización de capital que impulsan el crédito y los Bancos, fue sentando las bases para el desarrollo de los monopolios, los cartels y trusts que abrieron paso a la etapa de etapa decadencia del capitalismo, laimperialista, cuando el capital financiero comenzó a predominar sobre el industrial. Como lo explicó Federico Engels: "... esos cambios tienden a concentrar en manos de los especuladores bursátiles toda laproducción industrial y agrícola, el conjunto del comercio, tanto como los medios de comunicaciones y los organismos de cambio, de modo que la Bolsa se convierte en la representante más eminente de la propia producción capitalista. En 1865 la Bolsa era todavía un elemento secundario en el sistema capitalista... "

"Hoy las cosas son distintas. Desde la crisis de 1866 la acumulación se hizo con una rapidez cada vez mayor...Sigue entoncesuna transformación progresiva de la industria en empresas por acciones. Todas las ramas, una tras otra, sucumben ante ese destino... la minería, la siderurgia, la industria química, la textil... lo mismo rige para el comercio... con los bancos... igual cosa ocurre en el dominio de la agricultura. Los bancos se convierten cada vez más en acreedores hipotecarios, si esto continúa es posible prever que las tierras inglesas y francesas también caerán en manos de la Bolsa. Por último, todas las inversiones en el extranjero se hacen en forma de acciones..." (9)

Los Monopolios: Forma de Acumulación Monopólica de la Burguesía Imperialista

Cuando Lenin desarrolla "El Imperialismo" describe perfectamente a las empresas que dominan la economía mundial que son los Monopolios. Vamos a analizar ahora como los monopolios a partir de 1903 llegan a colocarse en el centro de la vida económica. Primero vayamos a la definición: ¿Qué son los monopolios? Un grupo de empresas que se unen para dominar una rama de la producción en un país y se ponen de acuerdo en precios, metas de producción, distribución, prestaciones, etc, para eliminar la competencia. Para Lenin: "...se ponen de acuerdo entre sí respecto a las condiciones de venta, a los plazos de pago, etc. Se reparten los mercados de venta. Fijan la cantidad de productos a fabricar. Establecen los precios. Distribuyen las ganancias entre las distintas empresas, etc." (10)

Así define Lenin en su libro "El Imperialismo" la etapa histórica abierta en el capitalismo con la aparición de los monopolios: "1) la concentración de la producción y del capital llega hasta un grado tan elevado de desarrollo, que crea los monopolios, los cuales desempeñan un papel decisivo en la vida económica; 2) la fusión del capital bancario con el industrial y la creación, en el terreno de este "capital financiero", de la oligarquía financiera; 3) la exportación de capitales, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia particularmente grande; 4) se forman asociaciones internacionales monopolistas de capitalistas, las cuales se reparten el mundo, y 5) ha terminado el reparto territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes..."(11)

Con el surgimiento de los monopolios finalizó la etapa de "libre competencia" en el capitalismo. Mediante estos acuerdos, las empresas conformaron una especie de liga o sindicato que les permitió avanzar en el dominio de una rama de la producción en su país, a la vez que también trataron de extender ese dominio a nivel internacional. Esas ligas o sindicatos se desarrollaron a partir de 1860, sobre todo en EE.UU con el nombre de trusts y en Alemania con el nombre de cartels, derivado de la voz alemana "Kartell".

En EE.UU tuvieron una dirección central de magnates como los Mellon, Morgan, Rockefeller, etc. El surgimiento de los monopolios atravesó tres momentos según Lenin: "1) 1860-1880, punto culminante de desarrollo de la libre competencia. Los monopolios no constituyen más que gérmenes apenas perceptibles.2) Después de la crisis de 1873, largo período de desarrollo de los cartels, pero éstos constituyen todavía una excepción, no son aún sólidos, aun representan un fenómeno pasajero. 3) Auge de fines del siglo XIX y crisis de 1900-1903; los cartels se convierten en una de las bases de toda la vida económica. El capitalismo se ha transformado en imperialismo". (12)

El grupo Krupp (Alemania) el grupo General Electric (Estados Unidos), el grupo Bayer (Alemania)


Es decir, los Monopolios, como vimos, si bien surgen desde 1860, pasan a ser la Forma de Acumulación predominante recién a partir de principios del siglo XX. La estructura que presentaron resultó ser compleja, producto de que, si bien dominaban una rama de la producción, son empresas combinadas que concentraron en su interior varias ramas en base al dominio que adquirían sobre una de ellas. Así lo explica Lenin: "una particularidad extremadamente importante del capitalismo, que ha alcanzado su más alto grado de desarrollo, es la llamada combinación, o sea la reunión, en una sola empresa, de distintas ramas de la industria que representan en sí o bien fases sucesivas de la elaboración de una materia prima...o bien distintas ramas que desempeñan unas con relación a otras un papel auxiliar..." (13)

Pero si bien los Monopolios son empresas combinadas, no debemos perder de vista que la combinación está al servicio del dominio de una ramade la producción. Por ejemplo tomando la rama metalúrgica, la cartelización de la misma está basada en que el grupo de empresas sindicalizado, acuerda la distribución y avanza en el control de empresas comerciales; acuerda metas de producción y avanza en el control de empresas que provean de materias primas, maquinaria e insumos; acuerda préstamos y créditos y avanza en el control de los bancos.Es decir, el cártel incorpora a su estructura empresas de diversas ramas de la producción, pero al servicio de controlar una rama. Por eso definimos a los monopolios como grupo de empresas que establecen acuerdos para dominar una rama de la producción en un país.Al convertirse estas empresas en la Forma de Acumulación predominante a partir de 1903, el sistema capitalista entró, en términos históricos, en su etapa superior y final, de decadencia.

Entre las empresas, cartels y trusts más relevantes de toda esa época resaltan los nombres Carnegie Steel &Co. que luego dio origen a United Steel & Co., Standard Oil, First National Bank, AT&T, General Electric Co., General Motors Co., Westinghouse, Kuhn, Loeb & Co., Western Union, Polaroid Co., Ford Motors & Co. y el National City Bank. En Alemania Krupp, Scheneider, Skoda, Thyssen, Siemens, Gelsenkirchener, Bayer, Deutsche Bank, IG Farben, BASF, Hoechst, etc, entre otras.

Los monopolios tendían a ser internacionales por la existencia del mercado mundial capitalista, pero el alcance de su dominio internacional de las ramas de la producción, comercio y finanzas a principio del siglo XX era aún muy limitado. Contaban algunos de ellos con sucursales en otros países, en la industria petrolera por ejemplo, e intentaron operaciones para su expansión mundial. Pero su dominio mundial no logró las dimensiones que sí lograron, como veremos, las Multinacionales en la posguerra o las Corporaciones Multinacionales a partir de 1980 y 1990, que son formas monopólicas superiores.

Etapas de Surgimiento, Auge, y Agotamiento de los Monopolios

El surgimiento y desarrollo de los monopolios a partir de 1860 permitió un desarrollo y expansión del capitalismo de varias décadas, que fue atravesado por crisis entre los años 1873, 1893 y 1907. Primero la crisis de 1873, una verdadera crisis internacional que comenzó con la caída de la Bolsa de Viena el 9 de mayo de 1873, atravesó Europa y golpeó a Estados Unidos con la quiebra de la entidad bancaria de Filadelfia Jay Cooke & Co el 18 de septiembre de 1873. Esta fue una crisis económica sistémica del capitalismo que surcó los continentes y supuso el inicio de una dura depresión económica de alcance global, la cual perduró hasta el año 1879.

Como indica Lenin en "El Imperialismo" esta crisis expresó la etapa del pleno desarrollo de los monopolios. Una nueva crisis se desató en 1893 tras lo cual la economía entró en una grave depresión, también fue una crisis mundial vinculada a las inversiones de la Casa Baring en Argentina, el pánico financiero en el Reino Unido y la caída del comercio en Europa. En Estados Unidos provocó una serie de quiebras bancarias, seguida por las quiebras de las empresas de ferrocarriles Northern Pacific Railway, UP, además de más de 15.000 empresas y 500 bancos.

En 1907 sobrevino una nueva crisis denominada "El pánico financiero de 1907". Esta crisis financiera tuvo lugar en Estados Unidos cuando la Bolsa de Nueva York cayó cerca de 51% de su pico el año anterior, y se propagó por todo el país cuando muchos bancos nacionales y locales y negocios entraron en bancarrota. Tanto la crisis de 1873, como la de 1893 eran parte del propio proceso de expansión y crecimiento, de surgimiento y auge de los Monopolios, en cambio la crisis de 1907, expresaba ya el cierto agotamiento en el proceso de acumulación de capital provocado por los monopolios.

La crisis fue de tal gravedad que dejó al desnudo la inexistencia de un banco central en EE.UU que pudiera socorrer y poner orden ante una crisis. Esto impulsó a los funcionarios a establecer la creación de un Banco Central en EE.UU, para lo cual se creó una Comisión Monetaria Nacional del Congreso bajo responsabilidad del senador Nelson Aldrich que viajó a Europa para asesorarse acerca de los requerimientos necesarios para crear el Banco Central, y luego se reunió en 1910, en la famosa reunión secreta en el "Jekyll Hunt Club" en Isla Jekyll de Georgia, en la cual participaron A. Andrew Platt, Paul Warburg y Frank Vanderlip del conglomerado Kuhn-Loeb & Co., y Henry Davidson, Benjamin Strong y Charies Norton del conglomerado JP Morgan.

Así surgió el Banco Central de EE.UU, denominado Reserva Federal (Fed), bajo control de los monopolios. El proyecto de ley de la Reserva Federal fue aprobado por el Congreso en 1913 y el Presidente Woodrow Wilson firmó el proyecto de ley, lo que le permitió a Paul Warburg de Kuhn-Loeb & Co. convertirse en el primer gobernador de la junta directiva de la FED y a Benjamin Strong de JP Morgan convertirse en el primer gobernador de la sucursal de Nueva York de la FED, la sucursal más fuerte e influyente del banco central estadounidense. La economía mundial, con alzas y bajas comenzó a transitar un período de declinación y estancamiento que condujo al crack del '29. Este proceso de estancamiento del capitalismo se produjo como consecuencia del agotamiento de los monopolios como Forma de Acumulación ¿Porque se produjo el agotamiento de los cárteles y trusts? Porque en la medida que tomaron el control de la economía, los monopolios agudizaron al extremo todas las contradicciones del capitalismo.

En primer lugar, porque al concretar la concentración y centralización de capitales en las diferentes ramas de la producción, agudizaron las contradicciones entre el carácter social de la producción y el carácter individual de la apropiación de la riqueza producida. La riqueza socialmente producida se fue concentrando en pocas manos, las de los dueños de los monopolios, en una magnitud muy superior a lo que había hecho el capitalismo en el período industrial, en el cual desarrolló la explotación del trabajo infantil y femenino y fueron arrojadas masas crecientes de trabajadores a la miseria y la pobreza, que se hacinaron en las grandes ciudades y urbes.

Los monopolios agudizaron brutalmente esas desigualdades sociales ya existentes, no sólo por la extrema diferenciación social entre ricos y pobres, sino también por las tensiones y enfrentamientos al interior de la propia clase de los capitalistas, producto de que la concentración económica supuso también la quiebra y desaparición de sectores de capitalistas menores, a manos de los más poderosos trusts y cartels. La pobreza generalizada y la caída de capas medias de la población agravada por los monopolios, provocó la baja del consumo y un freno general a la economía. En segundo lugar, los monopolios agudizaron la contradicción entre el carácter mundial de la producción y los estados nacionales porque pasaron a dominar ramas de la producción y el comercio a escala de un país, a la vez que tendían a desarrollarse internacionalmente.

En la medida en que comenzaron a disputar el mercado mundial, surgieron brutales peleas entre ellos por los mercados, lo que estuvo en la base tanto de la 1era, como de la 2da guerra mundial. Estas contradicciones mostraban las limitaciones de los cartels y trusts para alcanzar a dominar de las ramas de la producción y comercio mundial. Las guerras fueron choques y enfrentamientos entre los estados imperialistas, para dirimir cual de esos estados impondría a sus monopolios, y a su vez la muestra palmaria de que el monopolio como forma de acumulación había entrado en la etapa de su agotamiento.

El capitalismo necesitaba de una forma de acumulación superior, que diera el salto al dominio de ramas enteras de la producción y el comercio a escala mundial, y esa magnitud de centralización y eliminación de capitales y capitalistas, sólo fue posible mediante la guerra. Esto contradice lo que afirman muchos economistas de que políticas de estímulos estatales como el New Deal de Roosvelt fue lo que sacó a la economía de EE.UU de la recesión. El New Deal, plan económico elaborado por el presidente Franklin Delano Roosvelt, tuvo como objetivo evitar un insurreccion de pobres dentro de Estados Unidos. Pero nada más lejos de la realidad de que el New Deal no sacó a la economía de EE.UU, ni la del mundo de la crisis. Por el contrario, entre 1937 y 1938, la economía sufrió una grave recaída: "Contra todos los pronósticos y esfuerzos por reactivar la economía y controlar el mercado de valores, restringir grandes operaciones etc., la depresión no se había cerrado. Por el contrario, desde agosto de 1937 hasta marzo del 1938, hubo una caída del 50% en el mercado de valores y el desempleo superó la cifra de los 10 millones..." (14)


Franklin Delano Roosvelt en revista Time considerado el "hombre del año", tras el lanzamiento del New Deal


La Gran Depresión no encontró salida en las medidas de los gobiernos capitalistas de su época, no fueron los planes de Franklin Delano Roosvelt, ni la de Edouard Daladier en Francia, ni Neville Chamberlain en Inglaterra, ni Adolf Hitler en Alemania, las que sacaron a la economía de la crisis. Para Galvao: "Lo que puso fin a la Gran Depresión no fue el retorno a la producción para el consumo, sino el recurso a los medios de destrucción de capital liberados con la 2da Guerra Mundial. El desempleo dejó de ser un problema apenas cuando los millones de trabajadores fueron absorbidos por las fuerzas armadas y la producción bélica." (15)

El estallido de la 2da guerra mundial en setiembre de 1939 fue lo que comenzó reactivar la economía de los principales países capitalistas que invirtieron sumas enormes en gastos militares. Se calcula que la inversión que hicieron los estados osciló entre 260.000 y 338.000 millones U$S de la época, casi de 4 a 5 billones U$S de hoy. Las millonarias inversiones de los gobiernos capitalistas, fueron un enorme cambio en los flujos de inversión de capitales a partir de la confección de los presupuestos de guerra que supusieron enormes sumas para la preparación del conflicto bélico.

Estos presupuestos supusieron planes de ajuste que provocaron penurias y sufrimientos a las masas, porque consistieron en recortes de gastos sociales y aumentos de impuestos. Aun así, todo eso fue insuficiente para los recursos de la época, la gran mayoría de los gobiernos tuvieron que endeudarse fuertemente, para afrontar los gastos de guerra, y el endeudamiento llevó a los gobiernos a recurrir la emisión de dinero sin respaldo oro, lo que generó una fuerte inflación. El comercio internacional había funcionado desde 1870 con patrón oro, es decir, el uso del oro para liquidar las transacciones y deudas internacionales, como "valor estándar", las naciones fijaban la paridad de su moneda con éste valor estándar. Pero las masas de capitales necesarias para la compra de armamento superaban largamente las reservas en oro almacenadas en los bancos centrales, lo que empujó a los gobiernos de las potencias capitalistas a emprender el remplazo de esas tasas fijas por tasas flotantes, es decir, el precio de las transacciones financieras y los tipos de cambio fueron fijados por los gobiernos unilateralmente, sin tener en cuenta el patrón "oro".

Al revés de lo que ocurría en los principales países imperialistas involucrados en la guerra, los países neutrales, exportadores netos de armamento o materias primas y alimentos se llenaron de oro en sus reservas. Por ejemplo EE. UU pasó de tener el 26% de las reservas mundiales de oro en 1913, al 39% en el año 1918. La creciente necesidad de capital para financiar el gasto bélico y la creciente utilización de dinero fiduciario, e impresión de papel sin respaldo oro, fue lo que provocó los grandes procesos hiperinflacionarios de los '20, por ejemplo, en Alemania y Austria.

La falta de un sistema estable de pagos provocó la caída del comercio mundial. La libra esterlina que había sido hasta allí la moneda de referencia, comenzó a ser desplazada por el dólar. A su vez en el terreno de la producción industrial las necesidades de la guerra introdujeron definitivamente las técnicas de producción en serie en Europa, así como otras numerosas mejoras en las técnicas organizativas de la industria.

También se produjo el desarrollo de la publicidad y la rápida expansión del cartel publicitario y propagandístico como medio de comunicación. Se destinaron grandes cantidades de dinero a la investigación y desarrollo de todo tipo de armas y fruto de eso, avanzó notablemente la industria química. La necesidad de soldados, así como su muerte masiva ya durante el desarrollo de la guerra dejó sin mano de obra a una industria en plena expansión, un hecho que supuso la aparición de la mujer en la industria pesada, que llegó a ser más del 40% de la composición total de los trabajadores, y le dio un formidable impulso al movimiento por la reivindicación de igualdad de derechos de las mujeres.

El capitalismo inició así el camino de salida a la crisis iniciada en 1907, la cual había sufrido un pico agudo en 1929, mediante un colosal desarrollo de la industria armamentista, es decir, un colosal desarrollo de las fuerzas destructivas de la humanidad. La segunda guerra mundial implicó más de 100 millones de soldados movilizados, equivalente a la casi totalidad de la población de EE.UU para la época; implicó además la destrucción de ciudades, infraestructura, campos de concentración y el Holocausto. También la 2da guerra significó por primera vez el uso de armas nucleares en un conflicto militar, y el resultado final fue de alrededor de 70 millones de víctimas entre muertos y heridos.

Tras seis años de guerra, buena parte de Europa quedó devastada porque los combates se habían producido prácticamente por toda su geografía, abarcando un área mucho más grande que la afectada en la Primera Guerra Mundial. A causa de los bombardeos aéreos, las ciudades estaban muy dañadas y las áreas industriales que habían sido los objetivos principales de dichos bombardeos también. Berlín y Varsovia fueron reducidas a montañas de escombros; Londres y Rotterdam quedaron muy destruidas, la estructura económica del continente que fue durante siglos el centro del desarrollo del capitalismo, quedó reducida a ruinas, con millones de personas en la indigencia.

En 1944 estalló la hambruna, producto de la devastación general de la agricultura que provocó una oleada de hambre primero en Holanda y después en toda Europa, agravada por el duro invierno de 1946- 1947 en el noreste. Tras la guerra la amenaza de muerte por hambre era una realidad para millones de personas, la escasez de comida era uno de los problemas más graves, y la situación llegó a ser especialmente preocupante en Alemania, porque entre los años 1946- 1947 el consumo diario medio, era sólo de 1.800 calorías por persona, una cantidad insuficiente para mantener una buena salud a largo plazo.

También se agravó la falta de carbón cuyas reservas disminuyeron enormemente tras el invierno de los años 1946-47. En los hogares alemanes, sin calefacción de ningún tipo, murieron de frío centenares de personas, fueron destruidas las vías férreas, los puentes y las carreteras, que habían sido objetivo principal de los bombardeos aéreos. Los barcos de carga habían sido hundidos, los municipios pequeños por la carencia de redes de transporte quedaron prácticamente aislados, física y económicamente.

Imágenes de la 2da Guerra Mundial


Producto de la falta de crecimiento de las economías, las altas tasas de desocupación y la escasez de alimentos, se sucedieron huelgas y revueltas en todos los países, movimientos revolucionarios, que cuestionaban al capitalismo. Dos años después del fin de la guerra, las economías todavía no habían logrado los niveles de preguerra, la producción agrícola era un 83% de lo que había sido en 1938, la producción industrial llegaba al 88% y las exportaciones sólo al 59%. La segunda guerra mundial fue el final de un período económico del capitalismo signado por la crisis, el estancamiento, y la parálisis. Pero tras la guerra en 1945, el capitalismo reinició su marcha y entró en un período opuesto, el de un enorme crecimiento con altas tasas por casi 30 años, conocido como el "boom" de posguerra. ¿Cómo hizo el capitalismo para salir de la crisis del '29 y pasar de allí al "boom"?. ¿Qué cambios se produjeron en la economía mundial que lo hicieron posible?

Uno de los elementos que permitió este cambio fue el surgimiento de las Multinacionales, una Forma de Acumulación capitalista monopólica superior a los monopolios, que los contiene y supera. Tras la 2da guerra operaron cambios fundamentales en el sistema capitalista mundial, que además de permitir el "boom", significaron la necesidad de avanzar en la actualización de la Teoría del Imperialismo de Lenin. La llegada de las Multinacionales al centro de la economía capitalista mundial, el análisis de las Multinacionales y los cambios operados en el sistema capitalista- imperialista son motivo de análisis en el siguiente capítulo.

Notas

(1) Daniel Campos. El Fin de las Multinacionales. Amazon. 2012

(2) y (3) Karl Marx: El Capital, Libro primero, cap. XXIII, La ley general de la acumulación capitalista

(4) Federico Engels: Suplemento y Complemento al Libro III del Capital

(5), (6), (7) y (8) Karl Marx: El Capital, Libro III capítulo XV

(9) Federico Engels: Suplemento y Complemento al Libro III del Capital

(10) (11), (12), y (13) Lenin. El Imperialismo, fase superior del capitalismo. (1916)

(9), (10), (11), (12), y (13) Federico Engels: Suplemento y Complemento al Libro III del Capital

(14) y (15) João Henrique Galvão (PSTU), Brasil "El significado histórico de la crisis del 29"


 III- Las Multinacionales


Hablar de Imperialismo en el siglo XX es hablar de Multinacionales. Vamos a analizarlas ahora ubicándolas como una Forma Monopólica de Acumulación de la burguesía imperialista, que en el momento que Lenin escribe "El Imperialismo" son empresas que no tenían un peso y existencia determinante en la economía capitalista, como sí lo tenían los Monopolios. Sin embargo analizaremos como emergen y desplazan a los monopolios del centro de la vida económica del capitalismo, y las implicancias que ello tiene para la Teoría del Imperialismo. Como hemos visto tras la 2da guerra mundial todos los imperialismos surgieron destrozados y fue únicamente EE.UU con su extraordinario desarrollo de las fuerzas productivas, quien estuvo en condiciones de tomar el mando de la economía mundial. Esto se concretó con la implementación del Plan Marshall que produjo un cambio en el capitalismo: las Multinacionales modernas desplazaron a los Monopolios del centro de la economía mundial.

¿Qué diferencias hay entre las Multinacionales y los Monopolios? Como vimos los Monopolios son esencialmente los cártels y trusts, sindicatos o ligas de empresas que dominan una rama de la producción en un país. Las Multinacionales en cambio dominan una rama a escala mundial. No son una liga de empresas, son una única empresa que domina una rama a escala mundial, mientras que los monopolios dominan una rama en un país. Es decir, las Multinacionales significaron un salto cualitativo en el proceso de monopolización del capitalismo.

Al ser una empresa que domina ramas de la producción, comercio y finanzas a escala mundial, las Multinacionales constituyeron una forma superior de acumulación, que contuvo y superó a los monopolios. El Plan Marshall, la asistencia económica a Europa, por parte de EE.UU establecido tras la 2da guerra mundial, no fue una medida desinteresada sino que con ella EE.UU buscó extender sus monopolios y financiar las bases militares en el exterior para consolidar su dominio mundial. Los monopolios de EE.UU, aprovecharon el formidable negocio de la reconstrucción capitalista de Europa para exportar masivamente sus mercaderías, impulsar la reactivación económica y a la vez implantarse allí, utilizando a Europa como cabecera de puente para su expansión mundial.

Así lo afirma Peter Dicken: "No es sorprendente que a la cabeza de la expansión de la posguerra estuviesen las empresas de Estados Unidos, que partieron del poderío sin precedentes de su economía interna, su superioridad tecnológica y sus enormes reservas de capital de inversión. En 1960, Estados Unidos acumulaba casi el 50% de las inversiones extranjeras directas en todo el mundo (la participación de Inglaterra era del 18%, y la de Alemania y Japón un escaso 1,2% y 0,7%"...) (1)

Para Noam Chomsky:"...El Plan Marshall "creó el marco para la inversión de grandes cantidades de dinero estadounidense en Europa, estableciendo la base para las multinacionales modernas...Como explicó más tarde el Departamento de Comercio de Reagan, el Plan Marshall "preparó el escenario para la inversión privada directa de grandes cantidades en Europa desde Estados Unidos", trazando el trabajo preliminar para las Corporaciones Transnacionales que cada vez más dominan la economía mundial". (2)

Es decir, con el aporte del estado norteamericano a Europa, los monopolios de EE.UU de transformaron en Multinacionales. Un buen ejemplo es el monopolio productor de automóviles Ford, de Estados Unidos, quien creó una organización en toda Europa ya en 1967. La mutación de los monopolios en modernas multinacionales, es el cambio fundamental, estructural, en el terreno productivo, de la división internacional del trabajo y del comercio, que se desarrolla en el capitalismo, a partir del cual se establece también el Régimen Keynesiano de Acumulación capitalista.

Así el sistema capitalista adoptó la fisonomía que hoy le conocemos, como lo señaló Nahuel Moreno: "...El hecho que les quiero señalar es el surgimiento de las trasnacionales... Este es un fenómeno nuevo. Hasta la 2da guerra mundial ningún monopolio tenía sucursales...con la excepción de las compañías petroleras... es decir son empresas que tienen diez, veinte empresas en países distintos y todas coordinadas trabajando en común." (3)

Lenin había señalado que los monopolios son entidades nacionales, pero que tienden a extenderse a nivel internacional. Treinta años más tarde, y tras la gran conflagración imperialista de la 2da guerra mundial, EE.UU impuso sus monopolios globalmente. Así, la 2da guerra permitió que el capitalismo pasara de una forma de acumulación y concentración de capitales inferior a otra superior, ya que monopolios como General Electric, Ford, Coca Cola, etc, que habían logrado dominar una rama de la producción en EE.UU mediante un complejo proceso de fusiones y adquisiciones, se transformaron en una única empresa mundial, con un comando fuertemente centralizado.

La estructura interna de las Multinacionales

La estructura interna de las Multinacionales difiere sustancialmente de la de los Monopolios. El directorio de accionistas de las Multinacionales no son ya organismos que entablan complejas negociaciones dentro del sindicato de empresas para acordar metas de producción y comercialización como en los cartels y trusts. Para el período 1945/47 las Multinacionales de EE.UU son un comando único, que impone las metas de producción y comercialización, contando a su favor que dispone de un inmenso mercado mundial casi sin límites y sin competencia, porque los monopolios de los demás países imperialistas están destrozados tras la 2da guerra mundial, y por lo tanto, en desventaja económica y financiera.


Las Multinacionales toman control de la economía mundial a partir de 1945


En segundo lugar, los directorios de las Multinacionales de EE.UU impusieron en los años 1946/47 metas de producción y comercialización contando a su favor la existencia de una altísima tasa de explotación producto de las deterioradas condiciones de vida de las masas de Europa y EE.UU. Contaron además con un acuerdo político, Yalta y Postdam, que les garantizó la inversión e implantación porque actuó de escudo político ante las revueltas o revoluciones que hubieran podido expropiarlas o perjudicar su interés de obtener ganancias. Las condiciones políticas y económicas de la coyuntura 1945/46 fueron más que favorables para pasar a dominar el mercado mundial. El directorio de empresas de las Multinacionales es un comando centralizado, que conduce a su vez a unidades de producción y comercialización en distintos países, en los cuales tiene sucursales y puede planificar el desarrollo de la producción contando con una división internacional del trabajo al interior de la empresa.

Las Multinacionales pueden fabricar distintas partes de las mercancías y ensamblarlas en diferentes naciones, calculando de antemano sus beneficios de acuerdo a las condiciones de explotación que obtiene negociando con los diferentes gobiernos. Es decir, desde el punto de vista de la acumulación de capital y el objetivo supremo del capitalismo que es la ganancia, las multinacionales son una forma de acumulación de capital cualitativamente superior a los cártels y trusts, los monopolios surgidos en el siglo XIX.

Estas nuevas formas de acumulación se encontraron en 1946/47 con las enormes posibilidades de súper- explotación de los trabajadores en Europa y EE.UU, con los acuerdos de Yalta y Postdam y con las inversiones del estado imperialista de EE.UU, que pone dinero para facilitar toda la infraestructura, transporte, rutas, puentes, abastecimiento, etc, todo lo necesario para su desarrollo. ¿Qué más puede pedir un capitalista? Es decir, la transformación de los monopolios de EE.UU en multinacionales, y la existencia de estas empresas como Forma de Acumulación predominante, es la explicación más importante, estructural de los cambios que se dan en el capitalismo tras la 2da guerra mundial. La implantación de la hegemonía de EE.UU, el régimen keynesiano y las multinacionales son los 3 elementos que explican el "boom" de posguerra y las históricas tasas de crecimiento, inversión y producción alcanzadas a partir desde 1945.

Hegemonía de EE.UU y dominio de la economía mundial

Tras la 2da guerra mundial, el imperialismo de EE.UU impuso su hegemonía mundial, así lo explicó Nahuel Moreno: "...De la guerra salen completamente destrozados todos los viejos imperios coloniales existentes...A partir de la postguerra, todo el mundo capitalista incluidos los países imperialistas, tiene que aceptar el liderazgo y dominio norteamericano... Los lógicos roces antimperialistas no pueden cambiar esta situación, se impone la hegemonía estadounidense sobre el mundo capitalista y su liderazgo" (4)

El crecimiento de la hegemonía de EE.UU era una tendencia de la economía y de la situación política mundial del capitalismo que venía desarrollándose desde hacía varias décadas. Ya León Trotsky había anticipado en 1926 esta tendencia en la estructura del sistema capitalista mundial que se modificó completamente a partir de 1945: "En estos últimos años, el eje económico del mundo se ha desplazado considerablemente. Las relaciones entre Estados Unidos y Europa se han modificado radicalmente...esta evolución se preparaba desde antiguo; había síntomas que la señalaban, pero hace muy poco que ha llegado a ser un hecho consumado, y ahora tratamos de darnos cuenta de este cambio formidable efectuado en la economía humana y, por consiguiente, en la cultura humana...EE.UU son los dueños del mundo capitalista." (5)

En 1945 en medio de un mundo en ruinas tras la 2da guerra, la economía de EE.UU constituía un tercio de todas las operaciones de exportación que se daban en el mundo, tenía en su poder dos tercios de todas las reservas de oro existentes y era productora del 50% de todas las mercaderías en el mercado mundial de bienes manufacturados. La hegemonía y el colosal desarrollo de las fuerzas productivas de EE.UU fue el salvavidas que encontró la economía capitalista de posguerra para salir de la crisis, y la palanca para reconstruir el capitalismo.

A partir del Plan Marshall el capitalismo senil emergió de la 2da guerra mundial funcionando de una forma peculiar, una fase desigual y combinadamente desarrollada de la economía mundial, que denominamos régimen keynesiano de acumulación. Este Régimen de Acumulación fue una forma de funcionamiento del sistema capitalista o formación económica históricamente dada, también conocida como "estado del bienestar", consistente en salarios altos, pleno empleo, concesiones económicas a las masas, conquistas sociales e incrementos del salario social, planes de obra pública y un gran proceso de industrialización imitando aspectos del modelo impuesto por Roosvelt en EE. UU como respuesta al crack del '29.

El régimen keynesiano comenzó en los '40s, se desarrolló en los '50s, '60s y se agotó en los '70s, teniendo a la industria automotriz y de guerra como polo de acumulación. ¿Cómo y porqué surgió el régimen keynesiano? Para comprender las razones políticas que dieron origen al régimen keynesiano debemos retroceder unos años y analizar las respuestas que el capitalismo tuvo frente a la crisis del '29. Desde el punto de vista político el capitalismo tuvo dos respuestas a la crisis del '29, en aquel entonces la más grave del sistema capitalista. En EE.UU la respuesta fue el New Deal, mientras que en Alemania fue el régimen nazi.

Ambos regímenes políticos, aunque diametralmente opuestos, tuvieron como denominador común que buscaban responder a la crisis global. Mientras el New Deal buscaba una salida a la crisis mediante acuerdos y maniobras contra los trabajadores y sus organizaciones, el régimen nazi, en cambio, mediante el aplastamiento de los trabajadores y sus organizaciones, con campos de concentración donde se probaron los métodos de producción más aberrantes con el objetivo de optimizar las ganancias de los monopolios y las grandes empresas.

El régimen nazi obedeció a la derrota de la revolución obrera en Alemania, mientras que en EE.UU el New Deal era un régimen defensivo de la burguesía de EE.UU, producto de la resistencia de la clase obrera que las grandes empresas no habían podido quebrar. Así lo explicaba León Trotsky: "Actualmente hay dos sistemas que rivalizan en el mundo para salvar al capital...: son el Fascismo y el New Deal (Nuevo Pacto). El fascismo basa su programa en la disolución de las organizaciones obreras, en la destrucción de las reformas sociales y en el aniquilamiento completo de los derechos democráticos...La política del New Deal, que trata de salvar a la democracia imperialista...sólo es accesible en su gran amplitud a las naciones verdaderamente ricas, y en tal sentido es una política norteamericana por excelencia". (6)

Otro denominador común entre ambos regímenes políticos fue Wall Street. Las grandes corporaciones, monopolios y banqueros de EE.UU impulsaron la industria de guerra para relanzar la economía tanto en Alemania como en EE.UU y financiaron la llegada deHitler al poder. Wall Street financió el desarrollo del monopolio industrial de armamentos I.G.Farben, que fue la base del poderío de la maquinaria bélica nazi.

Así lo explica Antony C. Sutton "Sin el apoyo del cartel industrial alemán I.G. Farben, Hitler habría seguido siendo un oscura nota histórica... Sin el capital suministrado por Wall Street, no habría habido ninguna I.G. Farben en primer lugar, y casi con toda seguridad ningún Adolf Hitler...El cartel industrial de Farben fue creado por 3 corporaciones de Wall Street: Dillon, Read & Co., Harris, Forbes & Co, y National City. Los Dupont, la Standard Oil, la International Harvester, la General Motors y la Ford, que eran empresas controladas por JP Morgan, habían facilitado el rearme de Alemania...empresas como la International Telephone and Telegraph (ITT), General Electric, International Business Machines (IBM), Alcoa y Dow Chemical también estuvieron implicadas..." (7)

Toby Rogers, periodista de The Guardian, publicó en septiembre de 2004 sobre la historia de la familia Bush: "El abuelo del ex-presidente George W. Bush, el senador Prescott Bush, fue director y accionista de empresas que se beneficiaron de su relación comercial con los financiadores de la Alemania nazi...Durante las décadas de la vida pública de la familia Bush, la prensa norteamericana se ha esforzado con ahínco en pasar por alto un hecho histórico - que a través de la Union Banking Corporation (UBC), Prescott Bush, y su cuñado, George Herbert Walker, junto con el empresario alemán Fritz Thyssen, financiaron a Adolf Hitler antes y durante la Segunda Guerra Mundial" (8)

Los nazis y el régimen nazi, fueron aplastados en la guerra por los ejércitos aliados, producto de una formidable movilización de las masas europeas, con lo cual desaparecieron como una alternativa posible para el capitalismo. Mientras tanto el régimen keynesiano se desarrolló en EE.UU, aprovechando los bajos salarios y el desempleo de la clase obrera tras la depresión y se apoyó en nuevas tecnologías que permitieron el desarrollo de la producción en serie para el consumo de masas.

El impulso a la industria de guerra, permitió exportar masivamente tanques, aviones y armas a los estados aliados y desarrollar "el complejo militar- industrial" que se constituyó como un importante polo de acumulación del régimen keynesiano en ese período. Pero a partir de los años 1945-47, en la medida en que EE.UU impuso su hegemonía en la economía capitalista mundial, esta forma de funcionamiento del capitalismo se estableció a escala internacional.

Para que EE.UU pudiera imponer el régimen keynesiano al mundo entero, primero tuvo que establecer acuerdos internacionales con las potencias en retirada, como Inglaterra, y fundamentalmente, tuvo que acordar con Stalin y el Partido Comunista de la Unión Soviética. Hubiera sido imposible para EE.UU iniciar la ronda de inversiones que supuso el Plan Marshall, sin acordar previamente con Stalin y el PCUS de la Unión Soviética, dado que durante la guerra y al finalizar ésta, se desarrollaban grandes procesos revolucionarios en Europa, primero para derrotar a los nazis y liberar los países del nazi- fascismo, y después, para afrontar el hambre y la miseria generalizada de posguerra.

Procesos como la resistencia maqui en Francia, o los partisanos en Italia y Yugoeslavia habían permitido que tras la 2da guerra mundial, los trabajadores tuvieran el poder en sus manos en Francia e Italia y el Ejército Rojo tomado el control de Berlín y liberado al Este de Europa. Los militantes comunistas habían sido parte de la dirección y encabezado la resistencia y derrota de los nazis en la mayoría de los países europeos. Bastaba una orden del Kremlin para que Europa pasara a ser socialista, y las principales economías del mundo como la de Francia, Alemania e Italia, se transformaran en Estados Obreros, lo que hubiera cambiado por completo el destino de la humanidad.

Pero el gobierno de la URSS, a cargo Stalin y la burocracia stalinista que condujo la victoria contra los nazis, decidió pactar con las potencias aliadas, EE.UU y Gran Bretaña, e iniciar la reconstrucción capitalista de Europa. Esto constituyó una de las más grandes traiciones al proletariado mundial y a la revolución socialista internacional de parte de Stalin y la burocracia que conducía la URSS. Stalin acordó con Churchill, representante del viejo imperialismo inglés en retirada hasta allí ejerciendo la jefatura de la economía capitalista mundial y Roosvelt el presidente de EE.UU, representante de la potencia imperialista emergente.

Así nació el denominado "Orden Mundial" con los acuerdos de Yalta y Postdam. Como lo planteó Nahuel Moreno: "...se establece un frente... entre el imperialismo y la burocracia del Kremlin, sobre la base de la coexistencia pacífica, concretado en Yalta, Potsdam y el nuevo ordenamiento mundial: la ONU, el reparto de zonas de influencia...Aunque se produce la "guerra fría" y profundos roces...actúan en general de acuerdo y defendiendo ese nuevo ordenamiento mundial... Stalin y Roosevelt se dividen el mundo en dos bloques controlados por el imperialismo norteamericano y el Kremlin con el objetivo de frenar, desviar, aplastar o controlar la revolución de los trabajadores en el mundo". (9)

Tras los acuerdos internacionales de Yalta y Postdam a partir del año 1947, se lanzó en Europa el "Plan Marshall", mediante el cual EE.UU invirtió millones de dólares, lo que permitió la reconstrucción de la economía mundial, aprovechando la liquidación masiva de fuerzas productivas, la hambruna, la brutal desocupación y baja de salarios del proletariado y las masas europeas tras la guerra. Insistimos en que EE.UU pudo implementar el Plan Marshall porque tras la 2da guerra su economía representaba una tercera parte de todas las exportaciones mundiales, poseía dos tercios de las reservas de oro y producía la mitad de todos los bienes manufacturados.


Foto Izquierda: Funcionarios redactan el Plan Marshall Foto Central: Imagenes del Plan Marshall en Berlin en medio de la reconstrucción Foto Derecha: Cumbre de Yalta y Postdam entre Winston Churchill, Franklin Delano Roosvel, y Joseph Stalin


Después del lanzamiento del Plan Marshall, la economía capitalista mundial experimentó un crecimiento a tasas históricas por varias décadas. Las posibilidades de obtención de una alta tasa de explotación para las empresas capitalistas, producto de la brutal rebaja en las condiciones de vida, trabajo y salarios que se habían consolidado con la guerra, entre las masas de Europa, resultaron un imán para las inversiones y los gobiernos capitalistas de Europa utilizaron estas "ventajas comparativas" a su favor para atraerlas.

El Régimen de Acumulación keynesiano permitió el "boom" de la economía mundial, con tasas históricas de crecimiento por varias décadas. Esta fue la base económica de las enormes conquistas sociales que lograron las masas en EE.UU, Europa, Japón y algunos países atrasados. El "boom" otorgó estabilidad a la situación política de los países imperialistas, basada sobre todo en los importantes planes de obras públicas para la reconstrucción de Europa y Japón, cuya infraestructura había sido gravemente destruida por la guerra.

En el "boom", la economía mundial alcanzó picos de crecimiento muy importantes, en Gran Bretaña una tasa del 17,5%, en EE.UU un pico del 17,7% en 1950 y del 17,0% en 1969. En Japón un pico del 36,5% en 1969, mientras que en Alemania y el resto de Europa la economía alcanzó índices de crecimiento del 19% en 1968 (10) El toyotismo y el taylorismo se convirtieron en técnicas base del polo tecnológico, para aumentar la productividad del trabajo y tanto el comercio como la división internacional de trabajo se estructuró alrededor del eje EE.UU- Europa.

La explotación de los proletariados de ambas regiones, las colocó en el centro de la economía mundial y consolidó al Atlántico como centro del comercio mundial. Respecto del capital financiero, el régimen keynesiano se caracterizó por una fuerte represión al capital especulativo con la sanción en 1933 de la Ley Glass- Steagall, en 1936 la Robinson-Patman y en 1937 la Miller-Tydings las que se combinaron con otras anteriores como la anti-monopolio Sherman de 1890 y Clayton 1914.

Estas leyes buscaban la separación entre la banca de depósito y de inversión, frenar las grandes cadenas, la competencia desleal y vetar la participación de banqueros en consejos de empresas. La legislación anti-trust del régimen keynesiano de EE.UU reprimió a los capitales especulativos que se localizaron en la City de Londres. De todos modos, las grandes empresas de EE.UU pudieron pasar a monopolizar las ramas de producción y comercio porque los monopolios de las demás potencias estaban destrozados.

Tenemos ya el cuadro general del Régimen Keynesiano. Su éxito estuvo basado en la súper- explotación de los obreros de EE.UU y Europa, los proletariados más grandes, más concentrados y culturalmente más importantes del mundo, cuyos salarios y condiciones de vida, estaban muy deteriorados por la crisis del '30 y la guerra. El "milagro alemán", por ejemplo, fue producto de que las inversiones de EE.UU aprovecharon la brutal rebaja en el nivel de vida del proletariado, logrado entre otros, por Hitler y sus campos de concentración, además por la división de Alemania, y su clase obrera, la más poderosa de Europa, lo que facilitó la explotación de la clase obrera alemana.

El nombre del plan quedó para la historia por el apellido del Secretario de Estado de EE.UU, George Marshall, que participó en las cumbres de Yalta y Postdam, y fue inspirador del modelo, junto al economista inglés Lord Keynes. La hegemonía de EE.UU quedó clara en el modo en que se restableció el comercio mundial tras la guerra, bajo las condiciones impuestas por Washington. En julio de 1944 se constituyó un nuevo sistema monetario internacional en la Conferencia Internacional de Bretton Woods, que fijó acuerdos para remplazar al sistema monetario internacional, de tasas flotantes que se impuso tras la Gran Depresión de los '30 para los gastos de guerra.

El objetivo principal del nuevo sistema financiero adoptado era volver a la convertibilidad fija de monedas atadas al patrón oro y Bretton Woods estableció el dólar como moneda patrón del sistema monetario, comercial y financiero internacional, respaldado por el oro que estaba almacenado en la Reserva Federal de los EE.UU. Junto a la paridad dólar- oro, se acordó la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial (BM) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) para regular el sistema recién creado.

Fases de Auge, Apogeo y Agotamiento de las Multinacionales

Como todas las Formas de Acumulación, las Multinacionales agudizaron todas las contradicciones del capitalismo. No debemos olvidar ni por un momento dos elementos claves en el paso del predominio de los Monopolios al predominio de las Multinacionales. El primero es que tanto la hegemonía de EE.UU, como el Régimen Keynesiano de Acumulación y las Multinacionales son producto de la brutal destrucción de fuerzas productivas que supuso la 2da guerra mundial. O sea, producto de la existencia de la propiedad privada de los medios de producción, todo el proceso de centralización de capitales que significó el paso del predominio de los Monopolios al predominio de las Multinacionales, se realizó con un alto costo para la humanidad.


Crecimiento de la economía capitalista mundial durante el régimen Keynesiano de Acumulación. Obsérvese el salto del Producto Bruto Interno (en inglés, GDP) en las principales economías del mundo


Es decir, la superación de una forma de acumulación por otra, significó la liquidación de clases y sectores de clase, no sólo entre clases dominantes y dominadas, sino entre los mismos sectores de la clase dominante mediante las guerras, lo que significó una colosal destrucción de fuerzas productivas. Al estudiar el paso de los Monopolios a las Multinacionales, las leyes económicas y políticas que formuló el marxismo son las que explican porque el costo de sostener la propiedad privada, significó para la humanidad millones de muertos, liquidación de infraestructura y fuerzas productivas arrasadas.

El segundo elemento, es que el "boom" de posguerra en ningún caso significó que el capitalismo salió de su etapa de imperialista, de decadencia. Por el contrario, se dio al interior de esa etapa señalada por Lenin, por lo que las Multinacionales son una Forma de Acumulación monopolista y al igual que los Monopolios surgidos en el siglo XIX, son Formas de Acumulación de la etapa imperialista del capitalismo. Esto tiene una importancia fundamental para comprender porque el "boom" de posguerra terminó agravando la crisis del capitalismo.

El desarrollo del predominio de las Multinacionales no actuó resolviendo la crisis histórica del sistema capitalista, sino al contrario, actuó agravándola y abrió una enorme crisis en el capitalismo a fines de los años '60. Veamos cómo se produjo. Con la reconstrucción de Europa y el "boom", las multinacionales como Forma de Acumulación se generalizaron en la medida en que se fueron recuperando los imperialismos que habían sido destruidos en la guerra, Inglaterra, Alemania, Japón, Francia, etc, también desarrollaron así sus propias Multinacionales.

Las Multinacionales, agravaron primero la contradicción entre el carácter mundial de la producción y los estados nacionales. Para Nahuel Moreno: "... La transnacional más que nunca responde a la ley del monopolio, es decir, que necesita al estado nacional. ...hay tendencias y semi- marxistas que dicen que son colosales porque inevitablemente van a destruir a los estados nacionales...entonces van a unificar e Europa, y después a Europa con EE.UU, y después a EE.UU con Japón, y entonces vamos al famoso imperio hecho por las transnacionales...Eso es una mentira, las transnacionales agudizan la competencia entre ellas, es cada vez más brutal...." (11)

La otra contradicción que las multinacionales agudizaron al extremo es la existente entre el carácter social de la producción y la apropiación individual, dado que en el terreno de la acumulación de riqueza en pocas manos, las multinacionales provocaron un proceso inédito de sobre acumulación de capitales. Así lo explicó Nahuel Moreno: "El proceso de internacionalización de la economía y su centralización del imperialismo de EE.UU y los grandes monopolios internacionales -las "transnacionales"-, sumado a la rapidez de las comunicaciones, permite un ritmo vertiginoso de obtención de plusvalía, reparto de la ganancia y acumulación y sobre acumulación de capital. Este mismo ritmo acelera la crisis de la economía imperialista". (12)

Es decir, al tratarse de una Forma de Acumulación superior, las multinacionales lograron una Acumulación y sobre acumulación de capital sin precedentes, muy superior a la que lograban los Monopolios. Pero a la vez, el proceso acelerado de sobre acumulación agravó y agudizó la caída de la tasa de ganancia. ¿Cómo se produjo esto? Así lo explica Moreno: "Cada aumento enorme de la masa de plusvalía recupera la tasa de ganancia y permite superar la crisis coyuntural. Pero prepara una crisis mayor: al aumentar colosalmente el capital, se produce una sobre acumulación de capital, que busca inversiones donde obtener ganancias; y como la masa de plusvalía sigue igual y el capital ha aumentado, la cuota de ganancia baja abruptamente, originando una nueva crisis coyuntural" (13)

La enorme sobre acumulación de capital que implicaron las multinacionales, actuó derrumbando la tasa de ganancia y obligó a los capitalistas a buscar cada vez más altas tasas de explotación para sostener el equivalente a la magnitud de capitales que acumularon. Al no lograr entre las masas de Europa y EE.UU una tasa de explotación mayor, las enormes fortunas y capital acumulado por los capitalistas con las Multinacionales actuó derrumbando la tasa de ganancia y agravaron la crisis del capitalismo. Esto se explica porque ese mismo capital acumulado requiere de más y cada vez más explotación para conservar la tasa de ganancia. Esto provocó el estallido de la crisis crónica de la economía mundial, que se desarrolló con picos recesivos que comenzaron a sucederse, sin que el capitalismo pudiera superarlo.

Como lo explicó Nahuel Moreno: "La clave última para empezar a comprender todos los fenómenos que ocurren en la arena internacional desde fines de los años 60 es la crisis crónica que arrastra desde esa época la economía mundial...se profundiza sin cesar y ha provocado aproximadamente cada cinco años crisis coyunturales cada vez más intensas... La crisis crónica ha venido avanzando de la periferia al centro. Esta es una ley que se da, como mínimo, desde 1966 -nosotros creemos que en toda esta posguerra...ha tenido tres picos o crisis agudas coyunturales. La primera de 1966-67, llevó a una caída de la tasa de ganancia y de la producción norteamericana...La segunda crisis se dio entre los años 1973 y 1975 y afectó al conjunto de los países capitalistas e imperialistas...La tercera nace en 1979 y también se generaliza a toda la economía mundial..." (14)


El cuadro muestra la caída de la tasa de ganancia de los países imperialistas mas importantes Estados Unidos, Japón, y Alemania, a partir de 1950 Fuente: "El "boom" y la Burbuja" Robert Brenner


Estos picos recesivos se produjeron porque la caída de la tasa de ganancia fue cada vez mayor y el capitalismo tuvo cada vez mayores dificultades para superar las crisis derivadas de su caída. Entre 1970 y 1990 la tasa de ganancia de las fábricas en las economías del G7 cayó el 40% respecto del período 1950/70. Para 1990 la tasa de ganancia cayó 27% en relación a 1973 y cerca del 45% en relación a su nivel máximo de 1965 (15) La recuperación de la economía mundial en la posguerra, contradictoriamente debilitó la economía norteamericana: "...había sufrido un primer estancamiento en la segunda mitad de los '50. Entre el '61 y el '66 el PBI creció a un promedio anual de 2,3 %, muy por debajo de los promedios de 6,1 entre 1931 y 1950, o de 5,2 % entre 1950 y 1955" (16) Con las multinacionales, todo el proceso de acumulación y sobre acumulación de capital y su velocidad cambiaron cualitativamente, producto del aumento y velocidad en la acumulación de capital que lograron.

Esto aceleró el ritmo de caída de la tasas de ganancia y de ese modo aceleró también cualitativamente el ritmo de la crisis del capitalismo. Este agravamiento de las contradicciones del capitalismo, abrió una dinámica que llevó al régimen keynesiano a su agotamiento y final. A su vez, el agotamiento del Régimen Keynesiano expresaba el agotamiento de las Multinacionales como Forma de Acumulación, el cual se desarrolló desde los años ´66/ ´67 hasta los '80, década en que emergieron las nuevas Formas de Acumulación que son las Corporaciones Multinacionales.

Transición de las Multinacionales a los Corporaciones Globales

En la fase de agotamiento de las Multinacionales y del Régimen de Acumulación Keynesiano estallaron las relaciones comerciales y cambiarias del acuerdo de Bretton Woods pactadas durante los acuerdos de Yalta y Postdam. En 1971, las reservas de oro de EE.UU apenas alcanzaban un cuarto del total de sus deudas oficiales y el gobierno de Nixon dio un golpe proclamando la libre convertibilidad del dólar. Lo hizo mediante la firma del Acuerdo Smithsoniano por el cual devaluó el dólar un 7,89% en relación al oro, y así abarató las deudas y mercaderías de EE.UU para fortalecer en el mercado mundial a los productos de EE.UU.

En febrero del '73, el dólar se devaluó otro 10%. Europa y Japón abandonaron también la paridad oro de sus monedas y dieron de este modo punto final a Bretton Woods. En relación a las relaciones cambiarias el sistema capitalista mundial volvió a las tasas flotantes, con lo cual la inflación comenzó a crecer dando comienzo a una larga etapa inflacionaria que comenzó a despuntar y a arrasar con los acuerdos de post- guerra y los salarios.

La inflación mundial se agravó con la crisis del petróleo de los años '74- '75, que empujó al alza los precios del crudo y de las materias primas en todo el mundo.Ante la crisis del régimen keynesiano, el capitalismo necesitado de altas tasas de explotación para revertir la crisis, dirigió cada vez más agresivamente sus capitales al Tercer Mundo, donde las condiciones de explotación comenzaron a ser superiores a las existentes en Europa y EE.UU.

Pero en el Tercer Mundo tras la 2da guerra mundial se habían desarrollado una enorme serie de procesos revolucionarios, guerras y convulsiones, producto de la crisis de las viejas potencias coloniales Francia, Inglaterra, Japón, y Alemania. Estos imperialismos en decadencia habían dominado esas regiones, pero surgieron destruidos de la 2da guerra, lo cual había debilitado la cadena de su dominio colonial. Esto produjo que en las antiguas colonias se desarrollara un espectacular proceso de liberación nacional y el surgimiento de nuevas naciones, proceso frente al cual el nuevo imperialismo emergente, EE.UU comenzó a cumplir su rol de gendarme y defensor del capitalismo globalmente.

Desde Argelia, a Vietnam, desde Corea a China, Latinoamérica o Medio Oriente, se sucedieron las invasiones de las fuerzas armadas de EE.UU y los ejércitos de los países imperialistas para derrotar estos procesos revolucionarios. Esta es la diferencia fundamental de la posguerra con la 1era y 2da guerra mundial. Si durante la 1era y 2da guerra mundial, las guerras consistieron en el enfrentamiento entre diferentes países imperialistas, en la posguerra las guerras consistieron esencialmente entre los choques entre los ejércitos imperialistas con naciones, pueblos y procesos revolucionarios de los países del Tercer Mundo.

Como lo explica Moreno: "A partir de la postguerra, todo el mundo capitalista, incluidos los países imperialistas, tiene que aceptar el liderazgo y dominio norteamericano... y la imposibilidad, por el momento, de nuevas guerras inter-imperialistas...Se cierra una etapa en el carácter de las guerras y se abre una nueva. Se cierra la etapa de las guerras inter-imperialistas y se entra en la etapa de las guerras contrarrevolucionarias" (17) El enfrentamiento entre los ejércitos imperialistas con los procesos revolucionarios significó desde el punto de vista económico un espectacular desarrollo de las fuerzas destructivas análogo al producido en la 2da guerra mundial.

Si bien los procesos revolucionarios y las guerras se desarrollaron globalmente en el Tercer Mundo, un epicentro fundamental fue la región del Sudeste Asiático, donde se desarrolló el más grande proceso de destrucción de fuerzas productivas. Producto de este proceso, surgió en el sudeste asiático un nuevo eje de acumulación, que fue factor clave para la transición entre el régimen keynesiano y el de la globalización. Durante el régimen keynesiano de acumulación capitalista el eje de acumulación fue el tándem EE.UU- Europa. Pero eso cambió a partir del agotamiento del régimen keynesiano a partir de lo cual el nuevo eje de acumulación pasó a ser EE.UU- Tigres del Sudeste Asiático. Veamos cómo fue que se produjo este cambio en el eje de acumulación capitalista en la transición del régimen keynesiano de acumulación, al otro régimen de acumulación que le sucedió.

En el sudeste asiático se produjo un brutal ciclo de destrucción de fuerzas productivas, que había comenzado con las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki y siguió con la guerra de Corea entre 1950 y 1953, en la que hubo 778.000 muertos, heridos y mutilados en el bando de EE.UU y entre 1.187.000 a 1.545.000 en el bando de Corea del Norte, un total de 2,5 millones de civiles muertos o heridos, 5 millones que quedaron sin hogar y más de 2 millones de refugiados.

Un nuevo capítulo se abrió en el sudeste asiático con la retirada japonesa de Vietnam. Tras expulsar de las tropas de Japón, las masas vietnamitas derrotaron al imperialismo Francés y declararon la independencia de Vietnam cuya guerra de liberación se propagó a Laos, Camboya y China. Para frenar el proceso revolucionario, EE.UU en 1964 inició la invasión a Vietnam, una guerra desigual, donde las fuerzas armadas de EE.UU cometieron toda clase de horrores históricos, de violaciones a los derechos humanos y sin embargo sufrieron una histórica derrota.

El triunfo de las masas vietnamitas y del mundo fue extraordinario, pero el saldo de destrucción de fuerzas productivas que implicó la guerra de Vietnam fue escalofriante. En la guerra murieron 281.896 soldados y hubo 300.000 heridos en el campo militar de EE.UU. Para el pueblo vietnamita fue una verdadera hecatombe: 5 millones, cien mil civiles muertos, 1 millón 100 mil soldados y guerrilleros muertos en combate y un mínimo de 600 mil heridos.

Las FF.AA de EE.UU lanzaron un total de siete millones de toneladas bombas, entre las que se contaron gran cantidad de armas químicas, Napalm, bacteriológicas, defoliantes, etc., prohibidas por el Protocolo de Ginebra de 1925. En la 2da Guerra Mundial, todos los bandos en pugna descargaron un total de un millón doscientas mil toneladas de bombas y explosivos. Vietnam superó casi 6 veces esa cifra. El defoliante agente naranja, empleado en los bombardeos de EE.UU hasta 1971, sigue contaminando el país en la actualidad.

En el resto de la región, el imperialismo continuó perpetrando graves destrucciones de fuerzas productivas, como fue el caso de Indonesia donde con el golpe de Suharto con apoyo de la CIA, la dictadura perpetró masacres entre los años 1965 a 1967 con 1,5 millones de muertos. En Camboya, la dictadura stalinista de Pol Pot entre 1975 y 1979 exterminó 2 millones de personas, casi un tercio de la población. En China, el fracaso del plan económico llamado "El Gran Salto Adelante" produjo casi 32 millones de muertos por la hambruna en medio de catástrofes naturales, lo que dio paso a las movilizaciones y el descontento creciente entre las masas.

El cuadro muestra la tendencia declinante de la tasa de ganancia de las 3 principales economías imperialistas en el período 1950 /2000· Fuente: "El boom y la burbuja" R. Brenner

La burocracia stalinista encabezada por Mao había logrado contener a duras penas el ascenso de masas en la Revolución Cultural, pero ante el fracaso del "Gran Salto..." temía un nuevo estallido. Ante la perspectiva de derrota en Vietnam, EE.UU cambió su política en el sudeste asiático y se reubicó al acuerdo con la burocracia China, aprovechando la crisis del gobierno de Mao. El régimen stalinista de Mao necesitaba otro plan y frente lapresión de las masas y de la burocracia soviética que amenazaba con intervenir, acordó con EE.UU. China se comprometió a frenar la revolución en Vietnam, a cambio de capital e inversiones norteamericanas para revitalizar la economía.

Y cumplió puntillosamente el acuerdo, incluso invadiendo a Vietnam en el '79. Para Moreno: "Otra colosal oportunidad se abrió cuando el pueblo vietnamita apoyado por millones de norteamericanos que se movilizaban contra la guerra, derrotó a las Fuerzas Armadas de EE.UU. Nada era más fácil que extender ese triunfo a Laos, Camboya y todo el continente.... Pero la dirección maoísta, cinco años después, atacaba e invadía Vietnam...Vietnam, Laos y Camboya sufren penalidades iguales o peores, por culpa de las direcciones traidoras" (18)

Tras la cumbre Nixon- Mao en diciembre del 1971, y con la garantía de la burocracia China del freno a la revolución en el sudeste asiático, el capitalismo se lanzó a invertir en las provincias del litoral marítimo de China, donde surgieron las "zonas especiales", unlento proceso de penetración de las multinacionales. El proceso de llegada de inversiones, radicación de empresas y capitales aprovechó la inexistencia de un proletariado de tradición en la región, la hambruna secular del campesinado y la traición de Pekín al proceso revolucionario.

Así es como surgieron también los famosos "Tigres" Tailandia, Malasia, Singapur, Taiwán, Hong Kong todos países con regímenes dictatoriales, que atropellan los derechos democráticos más elementales y que aplastan todo intento de organización sindical. Los "Tigres" del sudeste asiático, actuaron como un imán para las inversiones porque ofrecieron un "paraíso" para la voracidad de las multinacionales que se asociaron con las burguesías nativas. Así es como surgieron los nuevos "milagros", el "milagro Japonés" y el milagro de los "Tigres" del sudeste- asiático, que son producto de brutales procesos de destrucción de fuerzas productivas en la región. A partir del establecimiento de estos procesos es que se constituyó el eje de acumulación Japón- Sudeste Asiático- EE.UU, en la transición del Régimen Keynesiano al Régimen de la Globalización.

La restauración del capitalismo en la URSS, el Este de Europa, Cuba y China

El proceso de destrucción de fuerzas productivas se extendió también a los ex estados obreros. Entre los años '40 y '70 producto de la derrota de los nazis, la crisis generalizada de los viejos imperialismos y los procesos revolucionarios en varias regiones del Tercer Mundo, el capitalismo fue expropiado en los países del Este de Europa, China, Cuba, Vietnam, Corea del Norte, etc. Veinte años después, a partir de los `70 esos países comenzaron a volver al capitalismo, lo que significó la pérdida de importantes conquistas obtenidas con la revoluciones.

La expropiación de la burguesía, y  la planificación centralizada de la economía perimitió a la URSS un desarrollo de las fuerzas productivas   que  posibilitó eliminar el hambre, el desempleo, el analfabetismo, la falta de vivienda, y posibilitó un acceso masivo de la población a la ciencia y la cultura. Algunos de estos resultados se lograron parcialmente  en China y Cuba, pero esos países terminaron regresando al capitalismo. El retorno de esos países al capitalismo no fue producto de la elección de las masas, sino el producto de 70 años de políticas del stalinismo que reprimió violentamente a los trabajadores y los pueblos,   el triunfo del stalinismo y la invasión nazi a la URSS, la guerra fría, y las masacres a los levantamientos en Europa del Este

Los crímenes de Stalin en la URSS entre 1924-1953 provocaron la muerte de millones entre purgas, hambrunas, colectivizaciones forzosas y limpiezas étnicas de ucranianos, chechenos, etc. En Yugoeslavia, se calcula 2 millones yugoslavos murieron a causa de la feroz represión del gobierno de Tito entre 1944 y 1977. Las masas de los países socialistas enfrentaron a estas dictaduras en este período, como en Berlín en 1953, los consejos obreros de Hungría en 1956, el proceso de Checoslovaquia en 1968 y el multitudinario proceso de Solidaridad en Polonia de 1981. Todo un proceso de restauración del capitalismo que costó cuarenta o cincuenta millones de muertos, un grave desarrollo de las fuerzas destructivas.

La restauración del capitalismo en esos países fue la coronación de 70 años de traiciones políticas de la "izquierda oficial mundial", de los Stalin, Mao, Khrushchev, Castro, Deng Xiaoping, Brezhnev y Gorbachov. La restauración del capitalismo en esos países fue también el producto de la política del socialismo "en un solo país" y su negativa sistemática y permanente a federarse para construir los estados obreros. Toda su política de disolución de la III Internacional, por pedido de las potencias capitalistas como parte de los acuerdos de Yalta y Postdam, hizo posible ese brutal retroceso. La instauración de dictaduras de partido único que perpetraron masacres y persecuciones, así como la liquidación de todos los opositores y marxistas revolucionarios como León Trotsky, terminaron coronando una política de apoyo y soporte a las multinacionales "desde la izquierda" y una herramienta formidable para darle una sobrevida al sistema capitalista.

El fin del régimen keynesiano: Lo que los economistas keynesianos ocultan

El crecimiento logrado por el capitalismo con el régimen keynesiano fue claro, quienes lo defienden y se denominan "keynesianos" o "Neo- keynesianos" intentan demostrar que el capitalismo es capaz de tener un modelo exitoso que permite otorgar conquistas económicas a las masas. Estos mismos economistas ocultan las razones que explican porque en el período entre los años 1945/68 el capitalismo logró el "boom". Cuando los "keynesianos" como Paul Krugman, Joseph Stiglitz y Nouriel Roubini, afirman que el capitalismo puede recrear el "Régimen Keynesiano" en la actualidad y reclaman a viva voz estímulos económicos, obra pública, impuestos a las ganancias, y afirman que con esas medidas se puede salir de la grave crisis abierta en el 2007, simplemente mienten. Ocultan que el régimen inspirado por Lord Keynes fue posible porque previamente se destruyeron ciudades, puentes, vías, condados, municipios y fábricas.


De izquierda a derecha: Paul Krugman, Joseph Stiglitz y Nouriel Roubini, representantes de los Neokeynesianos


El Régimen Keynesiano de Acumulación capitalista tuvo como condición previa a su desarrollo, la destrucción de miles de edificios, de depósitos y de transportes. Y los más importante, se destruyeron millones de vidas humanas, en los campos de batalla, en los campos de concentración y con las bombas atómicas. Con la guerra, el capitalismo confirmó su decadencia, su crueldad y capacidad de infligir graves padecimientos para las masas. Con la 1era y 2da guerra mundial, el imperialismo superó la crisis mediante el colosal desarrollo de las fuerzas destructivas y el clásico mecanismo que Marx llamó quema o aniquilación de capital. La destrucción de fuerzas productivas que precedió al régimen keynesiano, fue un formidable negocio para las grandes empresas y un colosal salto en el desarrollo de las fuerzas destructivas con su más alta expresión, la industria de guerra.

A partir del estallido de la crisis de la economía mundial, millones de personas en el mundo, y movimientos como "Occupy Wall Street", el 15- O y los indignados del mundo se pronuncian en contra las Multinacionales. Muchos keynesianos se acercan a los movimientos y se solidarizan con ellos. ¿Están los keynesianos a favor o en contra de las Multinacionales? Cuando Krugman, Roubini, Stiglitz u otros keynesianos comienzan los cantos de sirena contra las multinacionales, conviene hacerles una simple pregunta: ¿Cómo surgieron las Multinacionales? La respuesta es simple:del Régimen Keynesiano.

Quizá muchos crean en quienes reivindican el Régimen Keynesiano como una forma de funcionamiento del capitalismo mundial. Quizá crean cuando les digan que permitió un relativo desarrollo de las fuerzas productivas, altas tasas de crecimiento y represión del capital financiero. Esas décadas del "boom" parecían contradecir las tesis marxista acerca de que la economía capitalista estaba en la época imperialista, de decadencia y dominio del capital financiero. Sin embargo, el estudio del régimen keynesiano confirma la decadencia del capitalismo, porque demuestra que merced a él surgieron las Multinacionales, una forma de acumulación y concentración de capital muy superior a sus predecesoras, los Monopolios. El Keynesiano fue un Régimen económico que no necesitó por un corto período al capital financiero, porque surgió y se desarrolló merced a las inversiones de EE.UU en Europa.

Es decir, contó con un inversor de primer nivel: el estado imperialista de EE.UU. Multinacionales y keynesianismo, son elementos complementarios, una es la Forma de Acumulación del Régimen Keynesiano, el otro es el Régimen de Acumulación de las Multinacionales. Las críticas de los keynesianos a las multinacionales son hipócritas y una negación de la historia del capitalismo, no de la historia antigua, sino de su historia moderna. Las Multinacionales elevaron la crisis del capitalismo a tal nivel, que para resolverla los capitalistas se vieron compelidos a lanzar sobre las masas ofensivas cada vez más brutales.

Así lo explicó Nahuel Moreno: "Sólo logrando un aumento permanente, prácticamente ilimitado de la explotación podrá el imperialismo superar la próxima o próximas crisis coyunturales y la crisis crónica, ya que el aumento del capital es incesante y vertiginoso. (23) Las contradicciones del Régimen Keynesiano que evolucionaron agravándose fueron preparando las condiciones para el final del "boom", y la transición a un nuevo régimen económico mundial, diametralmente opuesto al Keynesiano: la Globalización.

Lo que se desarrolló de aquí en más fue una difícil, traumática y convulsiva fase de transición del Régimen de Acumulación Keynesiano al Régimen de Acumulación de la Globalización, para intentar resolver las contradicciones y crisis del capitalismo. La actualización de la Teoría del Imperialismo de Lenin continúa con el análisis del surgimiento de las Corporaciones Multinacionales y, con ellas, el Régimen de Acumulación de Globalización capitalista.

De este modo es así es como se puede entender la actual crisis capitalista. Para ello vamos a abordar el estudio de las Corporaciones Multinacionales y su compleja estructura, las Formas de Acumulación que emergen y destronan a las Multinacionales de posguerra. Y con ellas analizaremos el Régimen de Acumulación de la Globalización que se desarrollan en el capítulo siguiente.

Notas

(1) Peter Dicken "La empresas multinacionales, los estados nación" fuente https://www.globalizacion.or/desarrollo

(2) Reportaje a Noam Chomsky, https://www.ecaminos.org/leer.php/4920

(3) Nahuel Moreno. Escuela de cuadros Economía (1984)

(4) Nahuel Moreno. Actualización del Programa de Transición. (1980)

(5) León Trotsky. Europa y América. Los dos polos del movimiento obrero y el tipo acabado del reformismo. 1926 Los nuevos papeles de América y de Europa

(6) León Trotsky. El fascismo y el New Deal. El Marxismo y nuestra época.

(7) Antony C. Sutton "Wall Street y el ascenso de Hitler"

(8) Toby Rogers. The Guardian. Septiembre del 2004

(9) Nahuel Moreno. Actualización del Programa de Transición. (1980) Tesis VII "Treinta años de grandes triunfos revolucionarios"

(10) Long wawes, institutional changes, and historical trends. Minqi Li, Feng Xia, Andong Zhu.Tsinghua University, Beijing, China

(11) Nahuel Moreno. Escuela de cuadros Economía 1984.

(12), (13) y (14) Nahuel Moreno. Tesis sobre la Situación Mundial. (Proyecto del Secretariado Internacional de la LIT, 20 de octubre de 1984). I. La crisis crónica de la economía mundial

(15) Robert Brenner "Turbulencia en la economia mundial" Cap III El comienzo de la crisis

(16) Robert Brenner "Turbulencia en la economia mundial" Cap II El largo repunte

(17) Nahuel Moreno. Actualización del Programa de Transición. Tesis VII. Treinta años de grandes triunfos revolucionarios

(18) Nahuel Moreno. Tesis sobre la situación mundial- Secretariado internacional de la LIT- CI, 20/10/84

(19), (20), (21) y (22) Martín Hernández. "La restauración no mostró la superioridad del capitalismo". Marxismo Vivo 16- 2007

(23) Nahuel Moreno. Tesis sobre la situación mundial- Secretariado internacional de la LIT- CI, 20/10/84


III Las Corporaciones Globales

Hablar de Imperialismo a partir de la década de los 80's del siglo XX, es hablar de Corporaciones Multinacionales. Todo el proceso de destrucción de fuerzas productivas en la posguerra preparó las condiciones para pasar de una centralización de capitales inferior, las Multinacionales, a otra superior, las Corporaciones Multinacionales. Estas empresas constituyen un proceso de centralización y acumulación de capitales superior, que supera y a la vez contienen a las modernas Multinacionales de posguerra.

De este modo, vamos a comenzar el análisis de la actual crisis del capitalismo alrededor del surgimiento de las Corporaciones Multinacionales y el Régimen de Acumulación capitalista de la Globalización que se constituye alrededor de ellas. Estas empresas, cuyo nombre ha sido popularizado por economistas y analistas defensores del capitalismo como "Demasiado Grandes para Caer" (en inglés "Too big to Fail") son las que explican la gravedad de la crisis actual del capitalismo. Con la presentación de las Corporaciones Multinacionales, y el análisis del régimen de la Globalización continuamos la presentación de la Ley General de las Formas de Acumulación Capitalistas (LGFAC).

Las Corporaciones Multinacionales son empresas que dominan a la vez varias ramas del comercio, industria y finanzas a nivel mundial. Si la característica de las modernas Multinacionales de posguerra era el dominio de una rama de la producción a escala mundial, las Corporaciones Multinacionales son una Forma de Acumulación superior porquemonopolizan varias ramas simultáneamente, lo que les permite lograr una acumulación de capital superior al que lograban las modernas Multinacionales de posguerra.

El dominio sobre diversas ramas de la producción, comercio y las finanzas que lograron las Corporaciones Multinacionales es el producto de un proceso convulsivo de fusiones y adquisiciones (en inglés, M&A, Merger and Adquisitions), que se desarrolló en forma creciente a partir de la década de los '80. La colosal sobre acumulación de capital que supone esta nueva Forma de Acumulación, provocó un desarrollo espectacular del capital especulativo y ficticio, que participó en el proceso de M&A.

Esta sobre acumulación es colosal, la más grande producida por el capitalismo jamás, consiste actualmente en casi 700 billones U$S en productos financieros derivados registrados por el Banco de Basilea a mediados del 2008, pero agregando otros negocios especulativos, alcanza una masa financiera que estaría superando los US$ 1.000 billones, equivalente a alrededor de 10 veces el PBI mundial. El proceso de centralización de capitales pegó en 20 años un salto gigantesco. Para el año 2002, 200 transnacionales sobre 65.000 concentraban el 30% del PBI mundial. Un 91% de las 500 mayores son de EE.UU, Europa y Japón (1)

"Un 48% (239) de las 500 firmas mayores son estadounidenses...un 31% (154) de Europa Occidental y sólo un 11% (64) de Japón. Las naciones del Tercer Mundo, de Asia, África y América Latina, tienen sólo un 4% (22)...las 5 firmas que encabezan la lista son todas estadounidenses: 8 de las 10 mayores son estadounidenses y 64% (16) de las 25 mayores son también estadounidenses... 28% (7)...son europeas y 8% (2) japonesas...en la cúspide del poder global las multinacionales estadounidenses-europeas...no tienen rivales" (2)

Las M&A son compra y venta de empresas, movimientos comerciales que expresan profundos choques de sectores de la burguesía imperialista entre sí, con sectores de clase burgueses de los países atrasados y los trabajadores y pueblos del mundo. Los sectores más fuertes liquidan a los más débiles, como parte de una dura y descarnada batalla por control de mercados y capitales. El capital ficticio en el período 2000- 2009 dio un salto monumental y creció 10 veces de 95 billones U$S a 1000 billones U$S.

Capital ficticio es un concepto usado por primera vez por Marx, cuando se refirió a títulos para préstamos cuyo valor es imaginario e ilusorio y sólo se concreta cuando se canjean por dinero o bienes. El crédito creado por los bancos es creación de capital ficticio porque ponen a disposición dinero que no tienen: "...No solamente la mayor parte de los activos de los bancos es ficticio, puesto que está compuesto por títulos y esta clase de riqueza en dinero imaginario...Al desarrollarse el capital a interés y el sistema de crédito, parece duplicarse y a veces triplicarse todo el capital... La mayor parte de este "capital-dinero" es puramente ficticio. Todos los depósitos con excepción del fondo de reserva, no son más que saldos en poder del banquero, pero no existen nunca en depósito." (3)

El desarrollo exponencial del capital ficticio que suponen las Corporaciones Multinacionales, ha provocado que capitales de orígenes diversos, de paraísos fiscales y del crimen organizado, roten y circulen en forma cada vez más acelerada y convulsiva, lo que provoca graves turbulencias, y desajustes en la economía. Las megafusiones y el proceso de M&A no es natural, ni espontáneo. Clinton sancionó la ley Gramm-Leach-Bliley que derogó la ley Glass- Steagall, y la legislación antimonopolista de la época de la gran depresión para facilitar la centralización de capitales. La compleja estructura de las Corporaciones Multinacionales que emergen del proceso de M&A, se puede analizar viendo el caso de varias de ellas.

Veamos por ejemplo el Banco de Inversión JP Morgan Chase surgido en el año 2000 de la fusión de los grandes grupos económicos el Chase y el Morgan dos tradicionales y aristocráticos grupos de EE.UU, la Casa Rockefeller y la Casa Morgan. El JP Morgan Chase incluye acciones de 78 empresas de 11 países de las más diversas ramas de producción y comercio. Esta estructura de las Corporaciones Multinacionales, que dominan varias ramas de la producción, comercio y finanzas simultáneamente que observamos analizando el JP Morgan Chase, es la misma estructura que podemos observar analizando otras Corporaciones como Goldman Sachs, BNP Paribas, UBS, Barclays, Dexia, BofA, etc, que son Corporaciones Multinacionales, porque dominan varias ramas a escala mundial en forma simultánea.

Los bancos de inversión son el corazón de las Corporaciones Multinacionales

La compleja estructura de las Corporaciones Multinacionales se explica por la ubicación de los Bancos de Inversión, que concentran su actividad en el control de las inmensas masas de capitales que implican las M&A. Lenin anticipó la importancia de los bancos en el proceso de concentración y centralización de capitales:"... Al llevar una cuenta corriente para varios capitalistas, el banco, al parecer, realiza una operación puramente técnica... Pero cuando esta operación crece en proporciones gigantescas, resulta que un puñado de monopolistas subordina las operaciones comerciales e industriales de toda la sociedad capitalista..." (4)

Los Bancos de Inversión, no deben confundirse con los bancos comerciales, porque aunque vinculados, son absolutamente diferentes. Mientras los bancos comerciales se especializan en el crédito para las empresas e individuos para las compras de toda clase de mercancías, los Bancos de Inversión se especializan en el crédito para la compra y recompra de una mercancía exclusiva: las empresas.

Los Bancos de Inversión compran y venden partes de multinacionales y grandes empresas, mediante la emisión y creación de títulos y activos como los derivados y de este modo, controlan los flujos de capitales, las inversiones, la colocación de acciones y el proceso de M&A. En la globalización, el desarrollo de las corporaciones multinacionales ubicó a los bancos de Inversión en el corazón de su estructura y al ser las Corporaciones Multinacionales la forma de acumulación predominante en el capitalismo, los Bancos de Inversión se transformaron a su vez, en el corazón del sistema capitalista.

¿Cómo y de donde surgieron los Bancos de Inversión? Veamos un poco brevemente su historia y desarrollo. A partir del desarrollo de los monopolios, los cártels y trusts en la segunda mitad del siglo XIX, tanto los capitales de inversión, como las compras y recompras de empresas eran el dominio de los individuos y las familias ricas. Estas oligarquías y familias controlaban los flujos de capital e inversiones, los Vanderbilt, Whitney, Carnegie, Rockefeller, Morgan y Mellon en EE.UU, los Delessert y Pereire en Francia, los Mevissen, Warburg y Siemens en Alemania, los Rothschild en toda Europa y la Casa Rothschild o la Casa Baring Brothers en Inglaterra.

Top 10 Investment Banks in the World list

Rank

Bank Name

Founded

Headquarter

Revenue

1

J.P. Morgan & Co.

2000

270 Park Avenue, Manhattan, New York, New York, U.S.

US$ 94.20 billion

2

Bank of America Merrill Lynch

2009

Bank of America Tower, New York City, United States

US$ 85.11 billion

3

Goldman Sachs

1869

200 West Street, New York, New York, U.S.

US$ 40.08 billion

4

Morgan Stanley

1935

Morgan Stanley Building, New York City, New York, U.S.

US$ 34.3 Billio

5

Citigroup

1812

399 Park Avenue, Manhattan, New York City, New

York,U.S.

US$ 76.88 billion

6

Deutsche Bank

1870

Deutsche Bank Twin Towers, Taunusanlage 12 Frankfurt Hesse, Germany

EUR 31.95 billion

7

Credit Suisse

1856

Paradeplatz 8 Zurich, Switzerland

CHF 25.22 billion

8

Barclays

1690

Canary Wharf, London, United Kingdom

EUR 25.288 billion

9

Wells Fargo

1852

San Francisco, California, U.S.

US$ 84.3 billion

10

UBS

1854

Bahnhofstrasse 45 Zürich, Switzerland

CHF63.526 billion

Estas oligarquías hicieron sus fortunas con el financiamiento de guerras como las de Secesión en EE.UU, las napoleónicas en Europa, o la de Crimea, controlando la industria armamentista, la del acero y los ferrocarriles. La Banca Morgan fue el emisor monopólico de los bonos de guerra para Inglaterra y Francia, así como también invirtió en suministros para equipos de guerra para ambos países. La US Steel Carnegie, empresa de acero del grupo Morgan fue en 1901 la empresa más grande del mundo, y los Rockefeller dominaban la industria petrolera con Standard Oil.

Las oligarquías financieras que controlaban los cartels y trusts más importantes en Europa y EE.UU, también impulsaron los telégrafos y desarrollaron bajo su control la industria minera para poseer los metales preciosos como la plata o el oro y proveer metal a los Bancos Centrales de los Estados capitalistas más poderosos. Varios Bancos fueron fundados por estas familias para impulsar las inversiones como el Crédit Mobilier, un Banco que reunía capitales para la construcción de la red ferroviaria francesa, pero que, a la vez, servía crédito al Estado, fundaba las sociedades del Gas y de los Ómnibus, la Compañía Marítima y los nuevos tranvías de Paris. El Mobilier realizaba también inversiones para construir ferrocarriles en España, Suiza, Austria-Hungría y Rusia. En 1853 fue fundado el Banco de Darmstadt en Alemania, y en 1855 el Kreditanstalt austriaco, ambos, bajo el modelo del Crédit Mobilier.

En EE.UU tuvieron un importante desarrollo bancos como el J.P Morgan o Goldman Sachs. Pero en medio de la Gran Depresión el capital y los Bancos de Inversión sufrieron restricciones debido a la crisis que provocó la especulación desenfrenada que habían impulsado. La sanción de la ley Glass- Steagall y otras regulaciones en la década del '30, fueron una represión al capital especulativo, por ejemplo, J. P Morgan fue obligado a optar por desarrollar actividades de banca comercial o de banca de inversiones, eligiendo la primera porque era vista como más rentable en ese momento. Enfrentado a este cambio, muchos socios de J.P. Morgan decidieron crear el grupo que hoy conocido como Morgan Stanley.

Esto provocó que tras la 2da guerra mundial, en el régimen keynesiano, los Bancos de Inversión tuvieran una participación marginal en la economía. Recién en la década de los '80, con el gobierno de Reagan, volvieron a resurgir y protagonizaron grandes maniobras especulativas a gran escala, las fusiones y adquisiciones hostiles de empresas, liquidaciones de activos, quiebras, bancarrotas, despidos masivos y escándalos. Protagonizaron el crack de 1987 y el escándalo financiero de RJR Nabisco en 1989.

De los Bancos de Inversión surgieron los derivados

Para comienzos de los '90, los Bancos de Inversión empezaron a regresar al centro de la escena de la economía mundial. Ya actuaban los Bancos de Inversión Shearson Lehman Hutton, KKR, Fortsmann Little & Co.,Morgan Stanley, Goldman Sachs, Merrill Lynch, o Drexel Burnham Lambert. Pero cuando toda la legislación antitrust de la Gran Depresión fue derogada bajo la Administración Clinton el 12 de noviembre de 1999, y reemplazada por la "Ley de Modernización de los Servicios Financieros" (en inglés, "Financial Services Modernization Act), más conocida como Ley Gramm-Leach-Bliley, todo el proceso d desarrollo de las Corporaciones Multinacionales pegó un enorme salto adelante.

A partir de allí surgieron operaciones especulativas cada vez más complejas, como las "compras apalancadas", (en inglés, LBO "leveraged buy-out"), o las operaciones de capital privado (en inglés, "Private Equity"). Éstas siguieron la tradición del capital comercial de comprar barato, y vender caro, por ejemplo con las LBO se adquirieron grandes compañías con deudas importantes, anticipando un capital mínimo y solicitando préstamos, lo que se llama "apalancamiento".

El Private Equity tuvo un "boom" entre los años 2003- 2007 actuando en forma similar, sólo que operando con empresas fuera de la bolsa, para restructurarlas con el objetivo de ganancias. Todas estas maniobras especulativas se desarrollaron utilizando como instrumentos a los derivados, papeles que constituyen seguros sobre el precio a futuro de una mercancía que "derivan" de posibles alzas o bajas del precio de la misma a futuro, de ahí su nombre.

Los derivados son un tipo especial de capital ficticio surgido en el '93 en EE.UU, a partir de los estudios de los bancos de inversión, sobre todo del JP Morgan Chase. Estos productos se expandieron al mundo, y hoy constituyen entre 60 y 70% de la masa de 1.000 billones de capital ficticio. Son productos financieros de extrema complejidad, entre los cuales se desarrollaron productos de complejidad aún más extrema, los llamados productos financieros "sintéticos" que son papeles de deudas y opciones que se venden todo junto en "paquete".

Se los llama eufemísticamente "activos tóxicos", porque son de origen y fiabilidad muy distintos y contienendeudas incobrablesque actúan como una verdadera bomba de tiempo. Los Bancos de Inversión desarrollaron un proceso de concentración de enormes masas de capital ficticio, de valor imaginario e ilusorio que desvalorizan al conjunto de la economía, y en la medida en que no sevalorizan,preparanuna grave crisis.

Toda la operatoria de M&A es una amenaza porque implica descomunales niveles de apalancamiento y de créditos, lo que deja a las corporaciones con altas deudas en dinero y papeles de deuda. Esta masa de papeles y derivados constituye una amenaza porque los papeles que se intercambian ellas contienen muchas y diversos tipos de deudas, lo que conlleva a que una sola declaración de impago puede provocar la quiebra generalizada.

Actualmente se utiliza un índice para conocer el estado financiero de las grandes empresas que se denomina EBITDA (en inglés Earning Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization) que refleja el estado de pérdidas y ganancias de una empresa. Por ejemplo el índice EBITDA de las compañías que componen el S&P, top ten de las corporaciones, muestra que emitieron deuda por billones entre los años 2003-2007, pero sus ganancias cayeron tras el 2006 y esos billones están pendientes de pago.

El PER (Price Earning Ratio) es un indicador muy importante usado en Bolsa, siendo el número de veces que la ganancia neta anual está contenida en el precio de una acción. Cuando existe un alto PER, esto indica la dimensión del proceso especulativo porque está expresando que las acciones tienen un precio alto, de varias veces el precio real de la acción, que no refleja la realidad de la empresa.

Tomando el índice S&P de la bolsa de Nueva York, tanto en 1929, 1966, 1972 y 1987 se llegó a un PER de 20 veces el valor de la acción, que se repitió en el 2007. ParaMoody'sde las 10 compras más grandes realizadaspor el Private Equity, sólo 4 tienen a sus empresas en una situación estable, mientras quelas demás empresas bordean la quiebra. (5) Los Bancos de Inversión impulsaron los fondos de cobertura (en inglés Hedge Funds) y los estados capitalistas impulsaron los Fondos Soberanos de Inversión. Todas estas entidades económicas están integradas por especuladores ricos que estafan al mundo entero con dinero ajeno. Los Fondos Soberanos de Inversión, por ejemplo son financieras estatales de países como Noruega, Abu Dhabi, Singapur, China, etc. que invierten los superávits comerciales y alcanzan en algunos casos más importancia que muchos de los primeros 50 bancos del mundo.

Entre esas entidades rota el capital ficticio. Entre una red integrada por Corporaciones Multinacionales, Bancos de Inversión, Fondos de Inversión, Fondos Soberanos de Inversión y también por canales informales como son los centros offshore o conocidos comúnmente como "paraísos fiscales". Estos son entidades donde los capitales rotan ubicados en pequeños paí­ses donde los depósitos no pagan impuestos, se pueden fundar empresas que no están obligadas a publicar cuentas, ni listas de directores o accionistas.

La rotación de capital efectuada por los "paraísos fiscales" permite lavar capitales con total impunidad lo cual atrae grandes riquezas, y produjo un verdadero "boom" de centros off-shore donde lavan dólares capitales de origen diverso tanto sea de la producción, industria, comercio, como de las estafas, evasión, negocios ilegales, narcotráfico y venta de armas, mediante un desarrollo acelerado.

En 1960 había sólo 7 paraísos fiscales, actualmente existen alrededor de más de 100. Comenzaron en las islas de Las Bermudas a principios del siglo XX, y en los '70 se desarrollaron en Mónaco, las islas del Canal de la Mancha, y más tarde en Irlanda, Hungría, Rumania, Chipre, Madeira, Singapur, Hong Kong, Finlandia y Gibraltar. A fines de 1998 había ya 60 jurisdicciones que agrupaban a 4.000 bancos offshore con activos estimados en 5 billones U$S. (6)

El Régimen de Acumulación de la Globalización

Tras el fin del régimen keynesiano, en los comienzos de la década de los '80 del siglo pasado, a partir de los gobiernos de Thatcher en Gran Bretaña y Ronald Reagan en los EE.UUcomenzó un período del capitalismo en el cual se consolidó y desigual y combinadamente un nuevo Régimen de Acumulación capitalista, denominado "neoliberalismo", "globalización", o "Nueva Economía" y que llamaremos "Globalización", su nombre más conocido.

La globalización es un Régimen de Acumulación diametralmente opuesto al keynesiano. Si en el Régimen Keynesiano hubo relativas concesiones económicas a las masas, la globalización significó una violenta contraofensiva económica, política y militar contra las masas del mundo entero, para imponer bajos salarios, desregulación, privatizaciones y el desmantelamiento de conquistas obreras y populares, a la vez que una recolonización de los países atrasados por las potencias capitalistas.

La Globalización fue producto de un grave proceso de destrucción de fuerzas productivas desarrollado en la posguerra en los países del Tercer Mundo que permitió pasar de una centralización de capitales inferior, las Multinacionales, a una superior, las Corporaciones Multinacionales. En todo este período, junto al proceso de concentración de capitales se desarrolló la tendencia a la concentración de las masas empobrecidas y el proletariado mundial, lo que se expresó en el surgimiento de las megalópolis que analizamos detalladamente al final de este libro.

En la Globalización no hubo "boom" sostenido de la economía por varias décadas como en el Régimen Keynesiano. Hubo alternancia de períodos de crecimiento y retroceso económico. La década de los '90 fue de un gran crecimiento, aunque se produjo en el marco de una tendencia general decreciente y graves turbulencias, desajustes y desequilibrios de la economía que fueron el producto de un crecimiento espectacular del capital financiero y parasitario. El desarrollo de este tipo de capital agravó al paroxismo todas las contradicciones del capitalismo.

Veamos una comparación entre las tasas de crecimiento de la economía mundial en el Régimen keynesiano y el Régimen de la globalización. En el "boom" del régimen keynesiano la economía creció a una tasa anual promedio del 4,9 % entre 1950 y 1973. Entre 1974 y 1979 esa tasa bajó al 3,4 %, mientras que en la década de los '80 bajó la tasa volvió a bajar al 3,3 %,y en los '90 bajó al 2,3 %. En relación al crecimiento de la industria, comparando el período '73-'79 con el período '79- '90 cayó 33% en el G7, y si comparamos el período '79 -'90, con el período '90- '96 la caída es mayor ya que el PBI de EE.UU cayó 25% y el del G7 cayó 45 %. En la década del '90 el PBI creció a una tasa del 3,01% por debajo del 4%, de las décadas '50 y '60, del 3,26% en las décadas del '70 y del 3,02% en las décadas de los '80. (7)

En cuanto a crecimiento de la productividad, entre '91 y 2001, la tasa creció al 1,81% anual, mejor que el 1,38 de la década de los '80, pero debajo del 1,94% de los '70 y muy lejos del 2,84 de los '60 y los 2,80 de los '50." (8) La tasa de ganancia de 1997 en EE.UU para Dumènil y Levy fue una de las mejores de la década de los 90's pero comparada con las tasas de Régimen Keynesiano fue la mitad del valor de 1948, y entre 60 y 75% de su valor de los años 1956-65. (9) Vista de conjunto, esta tendencia general muestra que la globalización es un régimen que expresa una caída general de los niveles de producción, y de ese modo una decadencia general del capitalismo.

El comienzo de la globalización: la violenta ofensiva explotadora en los '80

Los década de los '80 que da comienzo al régimen de la globalización es una década de ataques violentos contra la clase trabajadora. Entre 1973 y 1990, en EE.UU los trabajadores perdieron el 12 % de su salario real por hora en el sector privado y el 14% en la industria manufacturera. En contraste, en el período 1890/1973 previo a la globalización, la tasa de crecimiento anual del salario real por hora fue del 2 % y no hubo ninguna década, en que fue menos del 1,2 %, pero en la globalización esos índices por primera vez en 80 años pasaron a ser negativos.

Así lo describió Nahuel Moreno en 1985: "El imperialismo de EE.UU ha logrado superar su última crisis. Desde 1982 su producción aumentó. Esto lo consiguiósúper- explotando a todos los países y trabajadores del mundo, incluidos los norteamericanos, en un grado nunca visto en las últimas décadas... Los marxistas que creen que el imperialismo de EE.UU superó su crisis mediante el endeudamiento colosal de la administración Reagan ven solamente el aspecto exterior de los fenómenos. En realidad, Reagan consiguió los préstamos y capitales que necesitaba porqueaumentó en forma impresionante en los últimos años la explotación de los trabajadores de todo el mundo. Así hizo subir la tasa de ganancia- reflejada en la tasa de interés- y ello atrajo a los capitales" (10)

También hubo succión de riqueza a los países atrasados con el mecanismo de la deuda externa, por el cual se transfirieron millones a las arcas de las multinacionales. La ofensiva económica fue acompañada de una contraofensiva política y militar contra los procesos revolucionarios, como la guerrilla "contra" en Nicaragua o el IDE (Iniciativa de Defensa Estratégica) un escudo de misiles en Europa apuntando al Kremlin. A pesar de los roces y contradicciones entre la URSS y EE.UU, la contraofensiva anti obrera mundial fue encabezada por los gobiernos de Ronald Reagan en EE.UU y Margaret Thatcher en el Reino Unido, pero acompañada por los gobiernos de la URSS, los países de Este de Europa y China, producto de que Gorbachov y Deng Xiao Ping avanzaron también en una dura ofensiva anti- obrera.

La "Perestroika", el plan de Gorbachov abrió la economía a la instalación de Multinacionales y avanzó en el desmantelamiento de las conquistas sociales obtenidas en esos países mediante las revoluciones que habían expropiado al capitalismo. Ni Reagan, ni Thatcher, ni Nakasone, ni Gorbachov lograron derrotas políticas históricas, ni definitivas, sobre las masas, pero llevaron adelante golpes, maniobras y avances sobre las conquistas económicas obreras, que provocó un enorme avance de las desigualdades sociales.

El capitalismo logró un gran crecimiento económico en los '90. Pero aún en esas fases en que hubo crecimiento, los índices que se obtuvieron fueron menores a los años del "boom" y nunca alcanzaron los niveles del Régimen Keynesiano. Para Brenner: "Las tasas registradas durante el ciclo económico de las décadas de los setenta y ochenta...estuvieron... por debajo de las de la larga expansión de posguerra...durante la década de los noventa el comportamiento del conjunto de las economías capitalistas avanzadas (G7)...no fue mejor que la de la década de los ochenta, que a su vez fue peor que la década anterior y muy inferior al de las décadas de los cincuenta y los sesenta."(11)

En la globalización cambió el polo de acumulación, las viejas industrias que fueron el polo en el régimen keynesiano fueron desplazadas, y se constituyó un nuevo polo de acumulación alrededor de la industria de las telecomunicaciones, la informática, la biogenética y farmacéutica. Siel automóvil fue la mercancía base del régimen keynesiano, la computadora lo fue de la globalización. Así lo señaló Moreno:"...Todas las viejas industrias y monopolios dominantes estás siendo desplazados. El automotor, el acero, el carbón, la aviación, las industrias domésticas están en una crisis sin salida... estoy de acuerdo...en señalar que el sistema keynesiano ya no marcha...Hay varias nuevas ramas a las que se juegan las esperanzas del capitalismo: la informática, la espacial, la ingeniería genética, la automatización. Algunos dicen que todos los problemas se van a arreglar a partir de 1990 cuando estas ramas empiecen a producir en cantidades inmensas para un mercado ávido." (12)

Los cambios en el comercio con la globalización

En relación al comercio, con la Globalización se produjeron cambios importantes respecto del régimen Keynesiano. Éstos alcanzaron su punto cumbre cuando en 1995 se creó la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esto implicó un conjunto de regulaciones que favorecieron a las Corporaciones Multinacionales como la propiedad intelectual, las patentes sobre los avances tecnológicos, el pago de royalties y regalías, el establecimiento de subsidios y facilidades de asentamiento a las corporaciones en países, regiones, municipios y estados donde se encontraron libres de impuestos, con normas laborales más favorables para la búsqueda de ganancias.

La configuración del comercio mundial estuvo al servicio de garantizarle a las Corporaciones Multinacionales áreas geográficas y regiones en la cuales pudieran dominar el intercambio a su antojo. Así, avanzaron en la consolidación de sus ganancias, eliminando la competencia, colonizando las economías de los países atrasados y favoreciendo la manipulación de los precios, merced al monopolio de las ramas productivas que ejercieron en las áreas de libre comercio. La OMC permitió aprovechar los servicios de educación y salud, puestos al servicio de las grandes empresas.

Un cambio de carácter histórico es que tras siglos en que el océano Atlántico fue centro del comercio mundial, con la Globalización el centro del comercio mundial comenzara a ser el Océano Pacífico. Debido al desarrollo del eje de acumulación del sudeste- asiático, apoyado en la economía de Japón, el surgimiento de los tigres y el "boom" de China, todo esto provocó este cambio a partir de mediados de los '90. Otro de los cambios importantes en el comercio mundial con la globalización es que se desarrolló desde los '70 un aumento incesante de los precios y un proceso permanente de inflación mundial, que afectó a las materias primas y el petróleo.

Este incremento de los precios trajo aparejado el aumento de los alimentos, la carestía de la vida y el creciente despojo a los salarios de los trabajadores, además de peores condiciones de vida para la gran mayoría de la población mundial. El crecimiento de la inflación fue muy importante en los '70, menor en los '80 y luego al alza en los '90 y primera década del siglo XXI. La inflación es un elemento de doble aspecto, en primer lugar, un claro síntoma de la grave crisis que arrastra el capitalismo desde las dos guerras mundiales y que tanto el "boom" de posguerra, como las formas monopólicas superiores de acumulación como las Multinacionales no hicieron más que agudizar. Pero por otro lado, es una herramienta formidable del estado capitalista para bajar los salarios y facilitar el proceso de explotación mundial que beneficia a las Corporaciones Multinacionales.

Vamos a analizar esta cuestión. En la globalización existen enormes masas de capitales que comenzaron a volcarse masivamente a la especulación financiera con activos como el petróleo, los alimentos, las monedas, las empresas, etc, lo que provocó una tendencia a la suba de los precios sistemático y permanente que arrasó con el nivel de vida de la mayoría de la población mundial. De estas inmensas masas de capital, los bancos extrajeron en pequeña escala porciones para brindar créditos a tasas usurarias a los trabajadores y sectores populares.

Pero esas masas de capital son, sobre todo, la base de los enormes créditos que permiten a los grandes empresarios desarrollar toda clase de maniobras especulativas. ¿Cómo se conformaron esas masas de capital? Están constituidas por reservas, en metales, dólares, títulos y otras monedas, resultantes de los excedentes comerciales, de la industria, de los países proveedores petróleo, gas, productos mineros y agroindustriales, y surgen de la explotación de los trabajadores y pueblos del mundo entero.

Así lo explicó Nahuel Moreno:"Es totalmente equivocada la explicación que dan algunos marxistas según la cual la economía imperialista supera sus crisis con sólo crear poder de compra a través de los créditos. Si así fuera, el capitalismo se desarrollaría sin dificultades, ni crisis, creando poder de compra con los préstamos. En realidad el capital que se presta sale de la explotación de los trabajadores y del saqueo de otros países" (13) La enorme masa de capital constituida en la globalización, es plusvalía, o sea, sobre trabajo no remunerado de los millones de trabajadores del campo y las ciudades que constituyen las masas laboriosas del mundo entero.

El fenómeno que el marxismo define como "plusvalía", es un trabajo, y por lo tanto un valor que está en las mercancías que se negocian en el comercio mundial, pero que los empresarios no pagan por él, se lo ahorran y les retorna como ganancia. Esta plusvalía es la fuente inagotable de capital que contribuye a establecer la "liquidez mundial". Para Marx: "En los hechos la ganancia es la forma en la cual se manifiesta el plusvalor...En el plusvalor queda al descubierto la relación entre capital y trabajo...es decir entre el capital y el plusvalor tal como éste aparece" (14)

En la composición de este liquidez mundial no sólo hay plusvalía que proviene de la explotación directa de millones de trabajadores, también hay succión de plusvalía indirecta mediante el mecanismo de la deuda externa y el intercambio desigual del comercio mundial de los países atrasados, para Moreno: " El imperialismo saquea a los países atrasados, sometiéndolos a un intercambio cada vez más desigual, extrayendo directamente grandes masas de plusvalía de las inversiones de los monopolios que se remiten a sus casas matricesy a través del mecanismo de la deuda externa" (15)

En la globalización, la ofensiva explotadora combinó mecanismos de explotación directa que permitieron obtener lo que el marxismo denomina plusvalía absoluta y mecanismos de explotación indirecta, que permiten obtener la llamada plusvalía relativa. Los diversos mecanismos de explotación directa son la extensión del tiempo de trabajo y de la jornada laboral, la intensificación de los ritmos de trabajo, o las "tiendas del sudor", en el sudeste asiático, la extensión de horas extras, las migraciones de las Corporaciones Multinacionales de zonas de menor presencia sindical como el sudeste asiático y China, el ataque a los convenios y conquistas laborales, la explotación de los trabajadores inmigrantes, la proletarización de masas de campesinos, etc.

Todos estos mecanismos que permiten la extracción de plusvalía absoluta, son los que se generalizaron en la década de los 80's con los gobiernos de Reagan y Thatcher. Son de explotación directa porque tienden a aumentar la cantidad y productividad con el objetivo de aumentar el trabajo excedente, que los patrones no pagan. Así define Moreno la plusvalía absoluta: "... Marx dice que plusvalía absoluta es todo lo que supera el valor necesario de la fuerza de trabajo... Todo lo que supere cuatro horas es plusvalía absoluta y esa es la base del capitalismo que es trabajar más de lo que necesitan los obreros...." (16)

La inflación es también un mecanismo de explotación, sólo que indirecto. Permite obtener la denominada "plusvalía relativa" y es de gran efectividad para bajar en forma indirecta el salario de los trabajadores y permitirle a las grandes empresas obtener mayores márgenes de ganancia. Analizando la inflación, Moreno la considera un elemento esencial para la extracción de plusvalía relativa: "Que es la inflación... Hay que detenerse porque es el fenómeno de los fenómenos, en una enormidad de países... la inflación es (plusvalía) relativa... han surgido formas más sofisticadas de explotación como ésta.... La inflación es una baja permanente del salario y de aumento de la cuota de plusvalía, para mí, relativa" (17)

Combinando mecanismos de explotación directa e indirecta y logrando plusvalía absoluta y relativa, se estructuró una enorme masa de capital que se volcó masivamente a la especulación financiera. Esta es la razón estructural, profunda, por la cual fue desarrollándose en la globalización una tendencia a la suba de los precios, sistemática y permanente que afectó en forma creciente el nivel de vida de la mayoría de la población mundial.

El cuadro muestra la evolución de los precios del petróleo en el período 1860- 2009. Los precios permanecen relativamente estables, hasta los Acuerdos Smithsonianos. De ahí en más, la tendencia al aumento es permanente. Fuente: Forbes

El rol de la Reserva Federal de los EE.UU

Pero además, la inflación es el resultado de medidas económicas que impulsaron los estados del G7, para consolidar el dominio de las multinacionales sobre el conjunto de la economía mundial y las medidas que tomaron los gobiernos de las potencias capitalistas para promover la especulación con todo tipo de activos y mercancías. Los bancos centrales de los países imperialistas son lo que permiten el logro de la manipulación de los precios en el comercio mundial y el intercambio, sobre todo, la Reserva Federal de los EE.UU, cuyo rol veremos a continuación..

Veamos el rol que cumple la Reserva Federal de los EE.UU, conocida como la "Fed". Fundada el 23 de diciembre de 1913, todos los bancos de EE.UU están, por ley, asociados a la Fed tanto los estatales, como también los privados y la Banca de Inversión, por lo que la Fed funciona como un consorcio de propiedad mixta que combina entidades públicas y privadas. La entidad central de EE.UU tiene como funciones emitir dólares, fijar las tasas de interés, prestarle dineroal Estado y regular y controlar el mercado financiero, mediante operaciones llamadas de "mercado abierto".La estructura de la Fed se compone de una Junta de Gobernadores, el Comité Federal de Mercado Abierto, 12 filiales regionales, y la red de bancos privados miembros.

Dado que los 100 bancos más poderosos de EEUU se encuentran en Nueva York, y la sede de las Corporaciones Multinacionales se encuentra allí, esta filial es de hecho la cabeza de la Fed. La Junta de gobernadores constituye una agencia independiente, y expresa, a las corporaciones multinacionales, sobre todo la Fed neoyorquina. Sus decisiones no necesariamente tienen que ser aprobadas por el Presidente o por alguna persona de la rama ejecutiva o legislativa del gobierno. Los integrantes de la Junta y su presidente, que es el titular de la Reserva Federal son designados por el Presidente de EEUU y confirmados por el Senado, y así fue como el actual fueron electos Alan Greenspan en la década de los '70, Ben Bernanke con el estallido de la crisis y Janet Yellen quien está a cargo de la entidad en la actualidad con el acuerdo de los jefes de los Bancos de Inversión (18)

Hasta la creación de la Fed, no existía una tendencia sostenida a la suba en el nivel general de precios. La inflación tenía lugar durante las guerras o las catástrofes, pero los precios luego decrecían gradualmente a sus niveles anteriores. Desde la fundación de la Fed, se ha establecido una tendencia continua y constante de aumento de precios, provocado precisamente porque la Fed es la única institución que tiene la potestad de imprimir los dólares que circulan por el mundo entero.

A lo largo de la historia del capitalismo, la burguesía ha manipulado los precios y el dinero. Una manera de analizar la forma es que esto ocurre en el capitalismo contemporáneo es analizando como la Fed regula el precio del dinero, teniendo en cuenta que la Fed es la entidad que tienen en sus manos el control y la capacidad de manipular el precio del dólar, emitiendo billetes o dejando de emitir, especulando con los pagos de intereses sobre la tenencia de títulos gubernamentales, o adquiriéndolos. Cuando la Fed compra títulos públicos hace circular masas de dólares cuyo precio se abarata, lo cual provoca la baja de las tasa de interés.

Cuando vende títulos públicos la Fed absorbe dinero, seca las plazas de efectivo o liquidez, con lo cual encarece el precio del dólar y eleva las tasas de interés. En ambos casos, se trata de maniobras especulativas para manipular el precio del dólar, que pueden o no tener relación real con el respaldo oro o la marcha de la economía, pero que actúan influyendo decisivamente sobre los precios de todas las mercancías, y convierte al dólar en la más importante de todas.

La Fed es en realidad, el Banco Central del mundo y con su presupuesto discrecional, su propia fuerza aérea de decenas de jets y aviones de carga, flotillas de vehículos, y salarios gerenciales de varios cientos de miles de dólares anuales, actúa impactando con sus decisiones, tomadas en consonancia con el más alto nivel del gobierno en Washington, y los jefes de las Corporaciones Multinacionales, en la determinación de los precios y el desarrollo de la economía mundial.

El origen de la especulación desenfrenada encuentra su explicación en este rol de la Fed y quien pueda suponer que el surgimiento de fondos de inversión y paneles especulativos de cada vez mayor magnitud y el crecimiento de los mercados especulativos informales sean una construcción al margen de la Fed y los Bancos Centrales de los países del G7, sólo tienen una visión ingenua de la economía mundial. Toda la especulación financiera mundial, la titulación y el capital de riesgo son impulsados y estimulado permanentemente por la Fed, el Bundesbank, el Banco de Inglaterra y la bancos centrales de los países del G7.

Esta actuación de los bancos centrales es la expresión de la política de los estados del G7 y las clases dominantes, que persiguen los mecanismos que faciliten la explotación de los trabajadores y las ganancias de las corporaciones multinacionales. Para Moreno: "...La intervención más importante del Estado es lograrle arrancar una mayor masa de plusvalía a los países semi-coloniales y al proletariado. También lo otro: organizar a la burguesía, tratar de evitar la anarquía más grande, pero eso es imposible, porque las transnacionales siguen peleando. Es decir, es ahí un rol de árbitro. Pero el verdadero rol del Estado es garantizar en política exterior, la explotación de los pueblos coloniales, la defensa de las transnacionales...el rol del estado es fundamental, decisivo...esencialmente para aumentar la tasa de plusvalía"(19)

La especulación desenfrenada provoca una verdadera tragedia entre las masas y los trabajadores del mundo, porque los mercados especulan con todos las mercancías y activos existentes, las monedas, el petróleo, los alimentos, los artículos domésticos, la energía, etc, lo que eleva permanentemente el precio de las mismas y supone un brutal ataque a las condiciones de vida de millones que cada vez tienen mayores dificultades para adquirir estas mercancías. Pero la especulación está impulsada y sostenida por los propios bancos centrales, que apadrinan a los fondos y bancos de inversión.

Los "déficits gemelos" sostienen la economía mundial

La intervención de la Fed es la expresión de la intervención creciente del Estado de EE.UU en la economía mundial que lo llevó a imponer su hegemonía. Producto de esta intervención el déficit fiscal de EE.UU, fue creciendo en forma geométrica, hasta las cifras astronómicas de hoy. En 1940 el déficit fiscal de EE.UU era de 50.696 millones U$S. Hoy supera los 13.786.615 millones U$S. Para Moreno: "La sobre acumulación de capital provoca que una gran masa de éste no se vuelque a la producción, y se transforme en capital ficticio, usurario, de préstamo... Un ejemplo espectacular es el déficit fiscal de los Estados Unidos". (20)

El déficit fiscal se suma al déficit comercial, lo que se ha dado en llamar entre los economistas los "déficits gemelos", ¿Qué rol juegan los déficits gemelos en el desarrollo del capitalismo?A lo largo de las décadas, una buena parte de la discusión entre economistas se concentró en el significado de ambos déficits y sus implicancias en la configuración global de la economía. La evolución de los "déficits gemelos", expresa en primer lugar que el grueso del comercio mundial es sostenido por los EE.UU, que importa un alto porcentaje de los productos que se fabrican en el mundo.

Los productos provienen de las mismas multinacionales de EE.UU localizadas en países atrasados, que explotan mano de obra barata. Para Alejandro Iturbe: "La economía estadounidense de los últimos años se ha ido construyendo sobre los llamados "déficits gemelos" de la balanza de comercio exterior y del presupuesto estatal. El déficit comercial es el resultado del gran aumento del volumen de importaciones de productos industriales de consumo... Casi un tercio de ese déficit se produce en el intercambio con China". (21) EE.UU absorbe gran parte de la producción industrial mundial y así sostiene a las corporaciones. Los déficits gemelos trabajan de este modo complementariamente, alcanzando las cifras diarias más altas de la historia.

Para Iturbe: "El déficit fiscal es el resultado combinado de varios factores: la reducción de impuestos a las grandes empresas; el aumento del gasto en el sector militar (incluidas las guerras en Irak y Afganistán), y, como ya hemos visto,la financiación de la especulación a través de la deuda pública...De esa forma, se pasó de un superávit anual de 128.000 millones de dólares, en 2001, herencia de la era Clinton, a un déficit de alrededor de 337.000 millones, en 2006 (237.000 millones del "balance operativo" y cerca de 100.000 millones adicionales para las guerras)"

"...La suma de ambos déficits significaba que, en 2007, para funcionar normalmente y no paralizarse, la economía estadounidense necesitaba ingresos desde el exterior por un promedio de 3.000 millones de dólares diarios,a través de la venta de bonos del tesoro, préstamos, inversiones directas, remesas de ganancias, royalties de las empresas en el exterior, etc". (22) El mejor ejemplo del carácter complementario de los déficits gemelos es China. China exporta gran parte de su producción a EE.UU, lo cual produce un déficit comercial entre ambos países a favor de China. Pero así es como las multinacionales de EE.UU y el G7, instaladas en China, hacen pingues ganancias, primero obteniendo mano de obra barata y luego, asegurándose la colocación de sus productos en el mercado de EE.UU. El déficit comercial con China es compensado porque el gobierno del PC Chino invierte su superávit en bonos del Tesoro de EE.UU.

Eso permite que gran parte de los capitales que "salen" de EE.UU para invertir en China, "vuelvan" para otorgar fondos al Tesoro de EE.UU. Para Iturbe: "...es muy interesante analizar cómo ha venido funcionando, en los últimos años, el tándem EE.UU.-China. La burguesía estadounidense realizó gigantescas inversiones en China, país que vende sus productos industriales a todo el mundo (especialmente al propio EE.UU.). Por otro lado, gran parte de las ganancias obtenidas vuelven a EE.UU, principalmente para comprar bonos del Tesoro estadounidense.De esta forma, se financia una parte del déficit estatal y se realimenta el circuito". (23)

El mismo mecanismo es implementado por EE.UU en el resto de las regiones del mundo para financiar a sus multinacionales, como lo explica Iturbe: "Es decir, a través de distintos mecanismos, la economía estadounidense actúa como una "aspiradora" de toda una parte de la plusvalía extraída en otras regiones del mundo. (24) Si ambos déficits el comercial y el fiscal se complementan, cabe preguntarse: ¿Qué rol cumplen en la configuración del comercio y el desarrollo de la economía mundial?

t

El índice de precios al consumidor desde el año 1800 al 2000 en EE.UU. La inflación y el aumento de los precios pegan un salto desde la creación de la Reserva Federal de los EE.UU, otro tras la consolidación de las multinacionales a mediados de los '40 y escala al infinito desde los '80 con el régimen de la globalización. Fuente: Wealthmotor

Un sector de analistas económicos señalan al déficit de los EE.UU como uno de los elementos de mayor crisis de la economía mundial. ¿Es realmente así que el déficit de EE.UU es un elemento de crisis? ¿O es exactamente lo contrario? Así lo explicaba Moreno: "... Tengo dudas sobre el significado del déficit fiscal norteamericano. En vez de ser un elemento de crisis ¿No será el elemento de estabilidad más fuerte?... Tengo miedo de que la interpretación del déficit como síntoma grave de crisis sea un razonamiento marxista vulgar. El déficit comercial fue la base la base del dominio del imperialismo inglés, que durante décadas y décadas mantuvo déficits inmensos...La razón, que ha sido estudiada hasta la saciedad por el marxismo, es que el déficit le permitía explotar más que nunca... Sus buques eran los que transportaban las mercancías, sus compañías eran las que aseguraban, sus empresas invertidas en casi todos los países del mundo, sus ferrocarriles, sus empréstitos, llenaban sus arcas de libras esterlinas que compensaban con creces su déficit comercial... Puedo estar equivocado, pero tengo la impresión de que la economía mundial aún no ha explotado gracias al déficit norteamericano" (25)

Tal cual planteara Moreno, es precisamente el déficit de los EE.UU y el carácter complementario de los déficits gemelos, lo que sostiene la economía de la mayoría de los países del mundo, el comercio mundial, las Corporaciones Multinacionales, y en última instancia, al capitalismo. Quienes ven en el déficit de EE.UU una señal de crisis, no hacen más que desconocer los datos de la realidad, que al respecto son contundentes. Justamente, el año en que el déficit de los EE.UU fue el más alto en relación a su PBI, fue el año 1946, el año que EE.UU se lanzó a la conquista del mundo.

Ese año la deuda de EE.UU, alcanzó el 108,6 % de su PBI, y precisamente eso le permitió lanzarse a la conquista de la economía mundial, y a la consolidación de sus monopolios como las modernas multinacionales dominantes. Para Daniel Munevar: "...el incremento proyectado en la deuda pública durante la próxima década es un evento sin precedentes en el periodo de posguerra tanto en términos de velocidad de acumulación de deuda como en cuantías totales. Aun así, los niveles de endeudamiento esperados a finales de esta década están lejos, en términos relativos, del pico alcanzado en 1946 de 108.6% del PIB. Es de resaltar entonces que esta situación no represento un obstáculo significativo para el establecimiento de la hegemonía política, económica y militar de los Estados Unidos en occidente." (26)

Surgimiento, auge, y agotamiento de las Corporaciones Multinacionales

Ya vimos cómo se desarrolló una enorme masa de capitales que es el producto de la explotación de las masas del mundo, y como esas masas de capitales, en manos de las Corporaciones Multinacionales y respaldados por la Fed son un componente estructural del régimen de la globalización. Ahora veremos cómo esas enormes masas de capitales dieron lugar a las fases de auge y surgimiento de las Corporaciones Multinacionales, momentos que se caracterizaron por las grandes maniobras especulativas propias de la globalización entre las décadas de los '80, los '90. También veremos cómo éstas maniobras o se relacionaron con los acontecimientos políticos y sociales, y vamos a analizar también como todo éste proceso llevó al agotamiento de la Globalización y de las Corporaciones Multinacionales en la primera década del siglo XXI, proceso que estamos viviendo hoy.

Comencemos a fines de los '70. Los aumentos en las materias primas y sobre todo del petróleo de fines de los '70, dio a países y empresas petroleras enormes ganancias. Con el "petróleo alto" e inflación de precios creciente que siguió al fin de Bretton Woods, las ganancias obtenidas por las grandes empresas dio origen a una masa de capital conocida como "petrodólares". El gobierno de Reagan atrajo esos petrodólares elevando la tasa de interés y el precio del dólar. Con el "dólar alto", el gobierno de EE.UU, succionó capitales de todo el mundo, que apostaron comprando masas gigantescas del billete.

Empresarios del mundo entero, de todas las nacionalidades, multinacionales, grandes empresas, países, municipios y banqueros, apostaron al dólar, comprando masas gigantescas del billete, lo que provocó un inmenso flujo masivo de capitales a EE.UU, de todo origen. El binomio "petróleo alto" y "dólar alto" provocó una burbuja especulativa mundial, una inmensa masa de capital que permitió a Reagan otorgar créditos a la población para acceder a la compra de casas, autos, electrodomésticos y realizar la carrera universitaria. Esta masa de créditos y "plata fácil", que estimuló la actividad especulativa de las multinacionales espoleó uno de los fraudes más viejos del capitalismo: la recompra de acciones.

Para Moyer y Mc Guigan: "Desde la década de los '80, la recompra de acciones se ha vuelto cada vez más popular... durante el período de 1983 a 1997..." (27) Las empresas contrajeron créditos para realizar compra de sus propias acciones y la recompra de acciones hizo que los valores de las empresas vayan hacia arriba, no reflejando las utilidades de la empresa. Las operaciones fraudulentas se generalizaron con evasión de impuestos y la falsa contabilidad, llamada eufemísticamente "contabilidad creativa".

En el centro de esta maniobra especulativa se ubicaron las entidades de ahorro y préstamos (en inglés, Savings and Loan). La "burbuja de Reagan" recreó el ambiente de especulación, crédito barato, y falsa "sensación de riqueza" típica de los ´80. Surgieron los sectores sociales que expresaron éste fenómeno, los brokers y yuppies, sectores lúmpenes de la burguesía dedicados a la especulación. Pero el aumento del dólar empujó a la quiebra a la industria norteamericana, cuyos productos quedaron caros frente a las multinacionales europeas y japonesas.

Se abrió una crisis en la economía de EE.UU que golpeó a las Savings and Loan. En 1985 se firmaron los Acuerdos del Plaza en Nueva York, entre EE.UU, Europa y Japón, para salvar la industria de EE.UU. Se acordó una baja del dólar y una revaluación del yen y las monedas europeas, pero la crisis en la economía de EE.UU llevó a la quiebra de las Saving and Loan en 1986, lo que precipitó el 19/10/87 el crack llamado el "lunes negro" de Wall Street con la mayor caída porcentual en un día.

Evolución de la Deuda Pública de Estados Unidos 1981- 2010 en billones de dólares. A partir de la Administración Bush la deuda crece más en 8 años más que en los 20 años anteriores.

Así terminó y así la "burbuja de Reagan" la cual provocó una crisis de tal gravedad que llevó a las potencias capitalistas a buscar un mecanismo acordado de regulación bancaria, créditos y transacciones. Con el nombre de Basilea I se conoce al acuerdo publicado en 1988, en Basilea, Suiza, por el Comité de Basilea, compuesto por los gobernadores de los bancos centrales de Alemania, Bélgica, Canadá, España, EE.UU, Francia, Italia, Japón, Luxemburgo, Holanda, Reino Unido, Suecia, y Suiza. Este acuerdo llamado Basilea I, se trató de un conjunto de tratados que buscó prevenir futuras burbujas y las crisis que podían provocar.

Basilea I colocó recomendaciones para establecer un capital mínimo que debía tener una entidad bancaria en función de los riesgos que afrontaba, y entró en vigor en más de 130 países. Pero la masa de capital sobre acumulado que siguió creciendo a pesar de Basilea I, cobró dimensiones colosales y adoptó una composición creciente de capital ficticio al dedicarse exclusivamente a la actividad especulativa, lo que produjo un grave desarrollo de burbujas peligrosas y de alto contenido destructivo.

Definimos como burbujas la brutal y veloz inyección masiva de capitales en una mercadería que puede ser bonos de un país, monedas, industrias, o materias primas. Estos capitales se multiplican en los primeros éxitos, atraen más capitales y generan una bola que sube, sin techo a la vista. Ante el primer atisbo de que el país, industria, región o materia prima va a la baja, cunde el pánico, los capitales huyen, la bola se desinfla y queda el tendal de quiebras, pobreza, parálisis y recesión. Los efectos de las burbujas sobre la economía son similares al de las armas nucleares, por donde pasan, no queda nada, sólo tierra arrasada.

En la década del '90, producto del aumento de la tasa de explotación logrado por el capitalismo en los países atrasados y fundamentalmente en China, la tasa de ganancia creció y las multinacionales multiplicaron sus capitales. Pero si el crecimiento de los capitales sobre acumulados fue importante mucho más creció la actividad especulativa. Como lo afirma Brenner: "...el cuadro de utilidades ha mejorado significativamente para las empresas de EE.UU, entre 1989 y 1997...aumentaron en 82% y la tasa de ganancia de corporaciones en 27,8%...Ahora bien, esos aumentos en la rentabilidad no pueden justificar la triplicación de los precios bursátiles..." (28)

De ésta época y más precisamentedel 5 de diciembre de 1996 es cuando Alan Greenspan, entonces presidente de la Fed, describió esta explosión especulativa del capitalismo diciendo la famosa frase de que había una "exuberancia irracional" en los mercados. Esta fue la manera que encontró de describir los graves desequilibrios que los activos financieros sobrevaluados estaban provocando.

Las burbujas especulativas siguieron desarrollándose a lo largo de la década de los '90, como una marca distintiva de la Globalización. En 1989 se desarrolló la burbuja de Japón, país del que se hablaba que iba en esos años a ser la nueva potencia mundial que dominaría al mundo como se habló luego de China. Esta burbuja se inició a partir de los denominados "Acuerdos del Plaza" que se sucedieron el 22 de septiembre de 1985 entre Francia, Japón, Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos llamados así porque se celebraron en el Hotel Plaza de Nueva York. Entre todos acordaron depreciar el dólar estadounidense en relación al yen japonés y el marco alemán interviniendo en los mercados de divisas.

Esto ayudó a reducir el problema del déficit comercial de EE.UU, pero produjo un severo perjuicio a la economía japonesa, estructurada alrededor de las exportaciones a EE.UU. El yen alto provocó la crisis de la industria japonesa, que no pudo seguir vendiendo a EE.UU en las mismas cantidades, pero además se sumó como agravante que los demás países del sudeste asiático inundaron de mercaderías más baratas a Japón, por la apreciación del yen. El flujo de capitales se desvió d la industria y se dirigió a la especulación, fundamentalmente a la especulación inmobiliaria, y Tokio no tardó en generar una burbuja especulativa, alrededor de la venta de inmuebles.

El valor de Tokio en 1989 se multiplicó por 75, equivalente a 5 veces el territorio de EE.UU. Un distrito de la capital (Chiyoda-ku) valía más que Canadá y el Palacio Imperial de Tokio, valía como California. Cuando estalló, la "burbuja inmobiliaria" de Tokio y la burbuja de Japón tuvo unresultado letal, la economía japonesa quedó planchada por décadas.En 1995, para salvar a la economía de Japón, se firmaron los "Acuerdos del Plaza II" que bajaron el yen y revaluaron el dólar.

Los ataques y movimientos especulativos de los inversores y especuladores siguieron contra el precio de monedas de diferentes países, por ejemplo Soros contra la libra esterlina en 1992 que doblegó al Banco de Inglaterra. Después el "efecto Tequila" de 1994 contra el peso de México que provocó pérdidas al Banco Central por 4 mil millones U$S y el desplome de su PIB en el '95, hasta que se llegó al año 1997 en que la enorme sobreacumulación de capital provocado por el desarrollo de las Corporaciones Multinacionales originó una caída generalizada de la tasa de ganancia.

Y con ella se produjeron nuevas burbujas especulativas de las cuales la que más repercusión tuvo en el desarrollo de la globalización fue la del sudeste- asiático o "efecto dragón", quese produjo por efecto de la caída de la tasa de ganancia a partir de los años '96/ '97 que fue un duro golpe a la economía mundial: "... En 1995, los rendimientos de esas empresas aumentaron un 13%. En 1996 llegaron al 23,3 %. Pero en 1997, este crecimiento de las ganancias disminuyó al 7,8%" (29)

Esta caída de la tasa de ganancia provocó a su vez, caída de las inversiones de las Corporaciones Multinacionales que venían en ascenso desde 1992:"... registraron una gigantesca expansión de un 17,3% en el '93, 16 % en el '94 y volvieron a crecer un 27,5 % en el '95. Pero cayeron un 0,7 % en el 96... Fue la reducción de estas inversiones, provocada por la caída de la tasa de ganancia, lo que comenzó el proceso de crisis... llevando a la debacle del sudeste- asiático, Rusia, Brasil, etc." (30)

La caída de la tasa de ganancia llevó a una caída generalizada de las inversiones en los "Tigres" del sudeste- asiático. Para 1997 la caída de la inversión en Tailandia fue del 21,3 %, en Malasia del 43,4% y en Indonesia un 22,9 %. Esto se combinó con los "Acuerdos del Plaza II" entre EE.UU, Europa y Japón para bajar el yen, que afectó a las industrias y multinacionales de los tigres, orientadas a la exportación a Japón. Para Brenner: "Desde el "Acuerdo inverso del Plaza" en la primavera de 1995, logrado entre los gobiernos del G-3 para prevenir el colapso de la economía japonesa, el dólar se ha apreciado sustancialmente contra el marco y el yen 20% y 50% respectivamente" (31)

Al bajar el yen y subir el dólar los productos de los Tigres quedaron caros, lo cual llevó a la industria de los Tigres a la quiebra. La presión que la devaluación del yen ejercía sobre las economías de los Tigres, obligó a sus monedas a ser devaluadas para evitar la bancarrota de los grupos industriales. Esto desató un ataque especulativo sobre las monedas, primero de Tailandia, el bath, cuya economía había crecido entre 1985 y 1996 a un 9% anual. La bolsa cayó un 75%, Finance One, la financiera más grande colapsó, el "boom" tailandés terminó y el PIB cayó 7%.

La crisis se extendió a Indonesia que cayó 15 %, a Corea del Sur que cayó 7% y a Filipinas que creció cero en 1998. Las consecuencias del "efecto dragón" fueron devastadoras: cayó el valor de casi todas las monedas, bolsas y empresas de la región. El PBI cayó un 31,7% en un año, millones de personas cayeron por debajo de la línea de pobreza entre 1997 y 1998 y los países más afectados fueron Indonesia, Corea del Sur y Tailandia.

El FMI intervino con rescates a todos estos países, lo que también constituyó un importante negocio y desató un proceso de M&A de empresas quebradas. El "Plaza II" fracasó porque no logró una recuperación de Japón y hundió a los "Tigres", que habían sido un polo dinámico y sostén de la economía mundial. El "efecto dragón" produjo un cambio estructural del capitalismo ya que liquidó a los Tigres como Eje de Acumulación de la economía mundial junto a EE.UU, rol que la región había cumplido en la transición del Régimen Keynesiano a la Globalización.

El golpe que el "efecto dragón" produjo en la economía mundial fue tan grande que redujo los precio del petróleo, lo cual afectó a los países petroleros, y en especial a Rusia y desató el ataque especulativo a Rusia o "efecto vodka" del '98. Luego vino el ataque especulativo a Brasil o "efecto samba" que sufrió una fuga de capitales y perdió 35 mil millones U$S en 4 meses lo que llevó al desplome de la bolsa de San Pablo y la devaluación del real. El "efecto samba" preludió al "efecto tango" de Argentina del 2001, que también obligó a devaluar su moneda atada 1 a 1 al dólar y provocó el estallido popular que derrocó al gobierno.

El golpe que produjo en la economía mundial el "efecto dragón" era indicativo que finalizaba la fase de auge de las Corporaciones Multinacionales. A partir de allí la gravedad y continuidad de las burbujas, cada vez más grandes y destructivas, indicaba que las Corporaciones Multinacionales estaban entrando en su fase de estancamiento lo que comenzó a provocar convulsiones cada vez más peligrosas para la economía capitalista global y el régimen de la globalización.

El comienzo de la crisis actual del capitalismo

Los gobiernos de las potencias capitalistas convocaron al l Foro de Estabilidad Financiera (FSF) en 1999, del cual participaron los ministerios de finanzas, los bancos centrales y organismos financieros internacionales, con el objetivo de frenar las convulsiones y crisis, lograr alguna estabilidad financiera internacional, mediante el mecanismo de la supervisión y vigilancia de las instituciones y transacciones económicas. Pero este intento fracasó por completo y la crisis se irradió de la periferia al centro, las crisis siguientes se desarrollaron ya no en países atrasados sino en la economía de EE.UU. A fines de los '90 y comienzo del siglo XXI se desataron y combinaron 3 graves crisis: 1) La del hedge fund Long-Term Capital Management (LTCM) 2) La quiebra de Enron Corporation, de las más importantes empresas de energía del mundo y la 7ma de EE.UU 3) La crisis de las "punto.com".

La quiebra del hedge fund Long-Term Capital Management (LTCM), provocó un cimbronazo en Wall Street, y debió ser rescatado con un importante salvataje hecho por varias Corporaciones Multinacionales. LTCM tenía muchos activos en Rusia y resultó golpeado violentamente por el efecto vodka". La operatoria de rescate a LTCM fue en muchos aspectos un adelanto de lo que sobrevendría con los salvatajes a las Corporaciones Multinacionales 9 años después.

La quiebra de Enron Co. golpeó duramente a la economía de EE.UU ya que era de las más importantes empresas de energía del mundo y la 7ma de EE.UU. Por otro lado la quiebra de Enron estuvo acompañada por escándalos, denuncias, juicios y litigios entre los que la protagonizaron, lo que puso al desnudo el carácter corrupto del capitalismo. El estallido de las "punto.com", abrió la crisis en la rama industrial base de la globalización, la informática.

El rápido consumo de millones de personas de estos productos, produjo una burbuja alrededor de sus empresas que llevó el índice Nasdaq hasta 5000 puntos en el año 2000. Tras la explosión de la burbuja, el Nasdaq bajó a 3500 y a 1300 en el 2002. El estallido de las "punto.com" provocó la quiebra y desaparición de 4.854 empresas, en medio de escándalos de fraude, como el caso World.com. Las 3 crisis combinadas abrieron la recesión mundial de los años 2000- 2003.

La recesión de los años 2000- 2003, expresaba ya el proceso de agotamiento de las Corporaciones Multinacionales como forma de acumulación predominante y de la globalización como régimen de acumulación. Las enormes masas de capital ficticio, habían producido la caída de la tasa de ganancia, pero además un acelerado proceso de desvalorización de la economía. Las potencias capitalistas necesitaban contrarrestar estas tendencias y superar la crisis, pero lograrlo requería de una ronda de destrucción de fuerzas productivas y quema de capital de magnitud muy superior al perpetrado en la 2da guerra o la posguerra.

En el período comprendido entre los años 1980 y 2000 con la globalización, el grado de destrucción de fuerzas productivas era importante. Se habían producido la 1era guerra de Irak y las guerras de Yugoeslavia, Chechenia, Afganistán, Ruanda, las 2 guerras del Congo y Bosnia, lo que sumado al desarrollo de la pobreza, la extrema miseria, el creciente proceso de destrucción de la naturaleza y desarrollo de la industria armamentista, habían desarrollado un proceso de enorme destrucción de las fuerzas destructivas.

Pero este proceso de destrucción de fuerzas productivas era insuficiente para que el capitalismo lograra una forma superior de acumulación que superara a las corporaciones multinacionales, recordemos que tras el agotamiento de los cartels y trusts, el capitalismo desarrolló un proceso de destrucción de fuerzas productivas que dio lugar a una forma de acumulación superior, las Multinacionales.

En la posguerra, el brutal proceso de destrucción de fuerzas productivas en los países atrasados, permitió que tras el agotamiento de las modernas multinacionales, surgiera una forma de acumulación superior: las Corporaciones Multinacionales. Pero para el año 2000, frente al agotamiento de las Corporaciones Multinacionales, las potencias capitalistas necesitaban desarrollar un proceso de destrucción de fuerzas productivas que permitiera pasar a una Forma de Acumulación superior.

La crisis ya estaba en el corazón de la economía mundial, la economía de EE.UU. Y el estallido de la burbuja "punto.com" había abierto una grave recesión. Sólo podían contrarrestarse estas tendencias, superando a las corporaciones multinacionales mediante un proceso de centralización de capitales, con un enorme desarrollo de las fuerzas destructivas. Con este objetivo la Administración Bush lanzó la estrategia del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano (en inglés, PNAC) tras los atentados a las Torres Gemelas el 11 de setiembre del 2001.

Esta estrategia consistió en una contraofensiva política, económica y militar mundial, que tuvo como lema la "guerra contra el terror" y derrota del "eje del mal". La estrategia del PNAC buscó superar la grave crisis abierta en el capitalismo y sacar a la economía de la recesión, para lo cual estableció un operativo militar de envergadura y el desarrollo de una guerra de vastos alcances y largo aliento, con el objetivo de lograr poner un freno a los procesos revolucionarios en Medio Oriente, a la vez que disciplinar a los trabajadores y pueblos del mundo.

El PNAC buscó también sostener un alto gasto y desarrollo del complejo militar- industrial, llevando adelante un importante desarrollo de las fuerzas destructivas. Era imposible que el estado de EE.UU pudiera llevar esta estrategia adelante con la oposición del pueblo norteamericano, por eso, el gobierno Bush se aprovechó del impacto que produjo el atentado terrorista del 11-S para instaurar un régimen profundamente antidemocrático al interior de EE.UU con pilar en la Ley Patriota (en inglés, Patriot Act), que buscó limitar las libertades democráticas y de expresión de los trabajadores y el pueblo de EE.UU, y acallar toda voz que quisiera oponerse a su estrategia.

Las Tasas de interés de Japón. Tras el estallido de la burbuja de Japón, las Tasas de Interés caen a 0 y allí quedan por más de una década. Fuente: tradingeconomics.com

El régimen de la Ley Patriota fue una reforma constitucional de facto, que puso al Poder Ejecutivo, el ejército y a los servicios de seguridad en el centro del régimen político de EE.UU, intentando borrar de un plumazo las históricas conquistas democráticas del pueblo norteamericano. A la vez, un conjunto de leyes y decretos produjo un importante recorte de las libertades democráticas, el ataque a los inmigrantes, sobre todo los de origen musulmán y la criminalización de los opositores. El PNAC era una estrategia al servicio de darle un duro golpe a las luchas de los pueblos del mundo que osaran desafiar el poder de las potencias capitalistas y a la vez, buscaba retomar la ofensiva contra las masas de los países avanzados.

La campaña de la "lucha mundial contra el terrorismo" fue impulsada desde EE.UU, pero fue adoptado por todos los gobiernos y estados capitalistas del mundo. El frente político- militar que se articuló alrededor del PNAC, expresado en la Coalición militar que llevó adelante la invasión a Irak en el año 2003, fue uno de los más grandes de la historia del capitalismo. En el terreno económico, Bush buscó relanzar la economía, copiando a Reagan con una burbuja en base a créditos para el consumo de masas, centrado en éste caso, en créditos para la vivienda.

Millones contrajeron estos préstamos atraídos por las facilidades, y así fue como tomó vuelo la burbuja de "hipotecas de segunda categoría" (en inglés, "sub- prime"), que comenzó en el año 2002 y estalló en el 2007. Toda la estructura financiera mundial contrajo papeles sub- prime, que prometían ser un fabuloso negocio que crecía y crecía sin cesar, proporcionando ganancias fabulosas. El desarrollo de la ola de compras de casas produjo llevó a que la industria de la construcción pegara un salto, y con ella, se disparó la inflación.

Los precios de todos los materiales de construcción se elevaron, arrastrando todos los precios con ella. Para frenar la ola inflacionaria que se desató, la Fed subió la tasa de interés que en 3 años pasó del 1% al 5,75%, pero esta operación de alza de tasas de interés encareció los créditos otorgados a familias muy humildes y agravó las deudas e impagos. Los Bancos de Inversión comenzaron a emitir los MBS's (Mortgage Backed Securities) y los CDO's (Collateralized Debt Obligation) papeles que servían como seguros para cubrirse de posibles impagos.

Esos papeles fueron negociados en el mundo entero y pasaron a ser parte de las arcas de todo el sistema financiero mundial. Dada la magnitud de la burbuja crediticia que se estaba gestando, de dimensiones gigantescas, los estados del G7 convocaron al acuerdo de Basilea II, en el 2004, buscando superar las limitaciones de Basilea I que ignoró un aspecto esencial de los créditos: la calidad de los mismos y probabilidad de incumplimiento de los préstamos.

Para superar estas limitaciones Basilea II propuso en 2004 un nuevo conjunto de recomendaciones que fueron inútiles, porque el gobierno de Bush ya había impulsado una enorme burbuja que empujó al capitalismo al abismo. Todo el sistema financiero mundial se llenó de papeles "sub- prime", de MBS y de CDO's, cuyo valor cayó abruptamente. A su vez, para el año 2006, el ejército de EE.UU y la Coalición por la Libertad se empantanaron militarmente por la heroica resistencia Iraquí contra la invasión, a la vez que la resistencia del pueblo de EE.UU contra la represión del régimen de la Ley Patriota y la creciente impopularidad de la guerra de Irak, hundía a la Administración Bush en el descrédito.

De este modo, los dos pilares fundamentales de la estrategia política, económica y militar del PNAC iba sufriendo un creciente desgaste y deterioro. La derrota militar en Irak, significó el golpe final a la estrategia del PNAC y abrió una crisis política del gobierno Bush. A su vez esta crisis política se combinó en el terreno económico, con el desastre que provocaba la burbuja sub- prime. El aumento de las tasas de interés que la Fed había impulsado para frenar la inflación, provocó que los deudores no pudieran pagar los préstamos, la burbuja se pinchó, y los bancos se llenaron de créditos incobrables.

Para el año 2006 había medio centenar de financieras en bancarrota, millones de embargos y los bancos de inversión junto a las Corporaciones Multinacionales y todo el sistema financiero mundial por ellas comprendida frente a la amenaza de la quiebra. La Administración Bush, había logrado que 1 millón 200 mil estadounidenses fueran estafados y más que alcanzar el sueño de la casa propia, hayan sido expulsados de sus hogares. En el 2007, la crisis sub- prime estalló y se hizo mundial, lo que puso en evidencia la paradoja de que si la "burbuja Reagan" fue el comienzo del régimen de la globalización; la "burbuja Bush" del 2007 fue su final.

El estallido de la "burbuja sub- prime" puso de manifiesto el agotamiento de la Globalización como Régimen de Acumulación y el de las Corporaciones Multinacionales como Forma de Acumulación predominante. La derrota militar de EE.UU, impidió llevar adelante la quema de capitales y el proceso de destrucción de fuerzas productivas necesario para permitir llegar a un nivel superior de centralización de capitales que lograra responder al proceso de agotamiento de las corporaciones multinacionales.

Cuando hablamos de proceso de destrucción de "fuerzas productivas necesario", no estamos afirmando que no hubo destrucción de fuerzas productivas entre fines del siglo XX y principios del siglo XXI. La hubo, y fue horrible, por ejemplo la invasión a Irak convirtió a éste país que era uno de los más bellos del mundo, patrimonio del surgimiento de la humanidad, en una verdadera ruina. Si sumamos a esta conflagración lo ocurrido en Afganistán la destrucción es terrible. Pero con todo lo horrible que eso es, constituyó un proceso absolutamente inferior a la ronda de destrucción llevada adelante por los ejércitos imperialistas en la posguerra del siglo XX.

Una simple comparación nos permite apreciar la magnitud del fenómeno: La guerra de Vietnam en el siglo XX por ejemplo duró 11 años y fue parte de un proceso más grande de destrucción de fuerzas productivas que abarcó décadas, en vastas regiones del planeta. La guerra de Irak, en cambio, en apenas 3 años ya estaba resuelta, con derrota de EE.UU. La derrota del PNAC tuvo efectos inmediatos en la economía, no sólo por la crisis que estalló en el 2007, sino que a partir de ella el proceso de centralización de capitales cayó, lo cual se verifica en las cifras del proceso de M&A que sufrió un duro golpe con la crisis y cayó un 50% respecto de los niveles previos al 2007.

Los datos del proceso de M&A demuestran que con la derrota del PNAC el proceso de centralización de capitales en vez de avanzar, sufrió un fuerte retroceso. Merced a los salvatajes se recuperó hacia el 2010 cuando las M&A llegaron a $ 2,4 billones, un aumento del 23% respecto del 2009 y el más fuerte de todo el período desde el año 2008, para Thomson Reuters. Pero los datos indican que el capitalismo no logró alcanzar un nivel de centralización de capitales que necesitaba para superar el agotamiento de las Corporaciones Multinacionales debido a que la crisis hizo retroceder el proceso de M&A en relación a los niveles que venía teniendo antes del 2007.

¿Porque el capitalismo no logró en la globalización, o sea, en todo el período que va desde la década del '80 hasta la actualidad, un proceso de destrucción de fuerzas productivas que fuera similar a los niveles que se alcanzaron en la posguerra? ¿Porque las potencias no pudieron superar la crisis provocada por el agotamiento de las corporaciones? ¿Por qué no lograron una forma superior de acumulación de capital? Damos con la explicación analizando unos de los hechos políticos más importantes del siglo XX.

La caída del Muro de Berlín: El golpe a la globalización

La caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 fue un duro golpe al capitalismo y la globalización. Cuando cayó el Muro los gobiernos de las potencias capitalistas y los regímenes stalinistas trabajaban en sociedad, avanzando en una ofensiva explotadora brutal y renovando en común los acuerdos de Yalta y Postdam. Pero la movilización popular que derribó las dictaduras pro- capitalistas de esos países, obstaculizó los planes conjuntos de las potencias imperialistas, ya que sin sus socios stalinistas, los gobiernos capitalistas del G7 se vieron en dificultades para llevar adelante la ofensiva contra las masas de las economías más importantes.

A su vez, la cadena de levantamientos populares se profundizó y tras el derrumbe stalinista en los países del Este de Europa, sobrevino el derrumbe de las dictaduras en la URSS y en las repúblicas bajo su órbita. Las consecuencias para el capitalismo fueron muy importantes, porque tras la caída del Muro de Berlín cambiaron las condiciones que habían permitido la súper- explotación de la clase obrera europea y alemana.

Una condición fundamental para facilitar la explotación de los trabajadores europeos y alemanes en la posguerra, fue mantener su división con el Muro. Su derrumbe permitió un proceso de unificación de la poderosa clase obrera europea y alemana, entre las más calificadas, concentradas, con mayores conquistas sociales y de mayor nivel cultural del mundo. A su vez, las nacionalidades oprimidas que habían sido puestas a sangre y fuego bajo la bota de dominación imperialista en la posguerra, comenzaron un proceso de liberación, lo que barrió con las fronteras de Yalta y Postdam.

El proceso de M&A en millones U$S. Tras el pico del 2007 con el comienzo de la crisis, el proceso de centralización de cap

Gracias a los dirigentes stalinistas que cayeron a partir de 1989, el imperialismo había logrado sobrevivir a las derrotas de Vietnam, de China, de Corea, había podido continuar con su sistemática destrucción de fuerzas productivas. Había transformado esas derrotas políticas, en penalidades aún mayores para las masas, que permitían grandes ganancias a las multinacionales. Pero tras la caída del muro, estos dirigentes de la "izquierda oficial mundial", que había prestado grandes servicios al capitalismo, ya no tenían ese poder.

El "orden mundial" de posguerra cayó, y el "nuevo orden mundial" en realidad resultó en un terrible "desorden" para las potencias capitalistas, así lo explica la LIT:" la quiebra del estalinismo en los años 90 debilitó ese orden mundial en dos sentidos: los aparatos contrarrevolucionarios que antes frenaban y negociaban en nombre del socialismo,... dejaron de cumplir ese papel....hay un nuevo orden asentado unilateralmente en las instituciones del imperialismo y los EE.UU...Aparentemente es más fuerte que el anterior, pero en realidad, es más débil...". (32)

Esta es la explicación de porqué en la Globalización, el capitalismo no logró igualar los éxitos económicos del Régimen Keynesiano. La caída del Muro de Berlín impidió que en la globalización hubiera un acuerdo político global mundial de la talla de Yalta y Postdam que permitieron el "boom" de posguerra. Estos acuerdos fueron liquidados por la caída del Muro de Berlín, y con ellos, cayó el orden económico y político que dio sustento a la economía mundial por más de 40 años.

Los gobiernos del G7, analistas y periodistas de todo pelaje pregonaron que la caída del Muro de Berlín era el "triunfo del capitalismo" y el "Fin del Socialismo". Muchos creyeron esa historia, y la mayoría de la izquierda cayó en una brutal confusión. No desarrollaremos aquí los debates que los acontecimientos produjeron en aquel momento, nos remitimos a verificar el impacto que tuvieron en la economía.

La mejor demostración del golpe que significó la caída del Muro de Berlín para el capitalismo y el curso del régimen de la globalización es China. En China sucedió lo opuesto, allí el Muro no cayó, la movilización de las masas en Plaza Tiannanmen contra la dictadura pro capitalista del PC Chino fue brutalmente reprimida y derrotada. A partir de esos acontecimientos China se consolidó como el "paraíso" de las Corporaciones Multinacionales, y Eje de Acumulación del Régimen de la Globalización.

Tras la derrota de las movilizaciones, la dictadura China avanzó en obtener mayores tasas de explotación y todo tipo de facilidades para que las multinacionales se radicaran.China muestra por sí sola las implicancias de la caída del Muro de Berlín para la economía mundial, dado que si la caída de las dictaduras del PC había complicado los planes de las potencias capitalistas en Europa, el triunfo de la dictadura del PC Chino la transformó en un bastión y salvavidas delcapitalismo.

Con el triunfo del PC Chino, las potencias capitalistas obtuvieron un inmenso mercado de millones de trabajadores que la dictadura China disciplinó para ofrecer bajos salarios, condiciones laborales de super-explotación lo que permitió, como hemos visto, un crecimiento de la economía capitalista global en los '90. El imperialismo aprovechó estas "ventajas comparativas" lo que ayudó al crecimiento de la economía y dio una recuperación de la tasa de ganancia en los ´90 que se mantuvo por casi toda la década.

El capitalismo logró una victoria en China, que le dio un gran respiro económico. Pero con la caída del Muro de Berlín, sus planes estratégicos sufrieron un tremendo golpe, porque cayeron los partidos y dirigentes que prestaron grandes servicios al capitalismo, pactando la reconstrucción capitalista de Europa, permitiendo el desarrollo de las modernas multinacionales y frenando los procesos revolucionarios.

La caída de los acuerdos de Yalta y Postdam que habían permitido el "boom", fue un golpe estratégico para el capitalismo. Esta es la explicación central de porque las potencias capitalistas no pudieron desarrollar en la globalización una ronda de destrucción de fuerzas productivas superior a la 2da guerra mundial o la posguerra, que le permitiera superar el agotamiento de las Corporaciones Multinacionales.

De este modo, la caída del Muro de Berlín es el prólogo necesario de la caída de Wall Street, 10 años después. A su vez la caída del muro y la crisis de los Tigres modificaron los ejes de acumulación de la economía mundial. Como hemos visto la economía en el Régimen Keynesiano se desarrolló alrededor del ejeEE.UU- Europa, pero la recuperación de los proletariados y las masas de esos países en la posguerra, impidió que el capitalismo volviera a obtener las altas tasas de explotación que permitieron el "boom".

Eso es lo que explica que cuando las Multinacionales entraron en la fase de Agotamiento, el Eje de Acumulación de la economía mundial pasó a ser EE.UU- Sudeste- asiático (Japón y Tigres),en la transición del Régimen Keynesiano a la Globalización. Pero el Eje de Acumulación de la economía capitalista mundial volvió a modificarse con la Régimen de Acumulación de la Globalización a partir de la consolidación de la dictadura capitalista del PC Chino, mediante lo cual la economía mundial comenzó a articularse alrededor del eje EEUU- China.

Hemos visto entonces el régimen de la globalización, su compleja estructura, el surgimiento de una enorme masa de capitales destinado a la especulación financiera, el carácter ficticio y parasitario que son un componente fundamental de este capital que rota permanentemente en la economía. Hemos visto también el surgimiento de las Corporaciones Multinacionales, y el rol de los Bancos de Inversión en el corazón de su estructura y de la economía mundial.

Este cuadro estructural nos permite comprender como actuaron cada uno de estos elementos constituyentes del capitalismo al momento del estallido de la crisis actual. Hemos visto también las tendencias que se están desarrollando, las cuales indican que la globalización está llegando a su fin, y el capitalismo necesita instaurar un nuevo Régimen de Acumulación, así como nuevas formas de Acumulación que superen a las agotadas y quebradas Corporaciones Multinacionales.

El gráfico muestra las más importantes corporaciones multinacionales y su importancia en la economía mundial. Las líneas muestran la profunda interrelación de los Bancos de Inversión y los nodos grafican la concentración de capitales. Estudio presentado en la revista científica Nature, en junio del 2012. Fuente: Nature.com

Este es el desafío que los gobiernos las potencias capitalistas deben enfrentar en los años venideros, desafíos que encontrará sin duda alguna su obstáculo más serio en las contradicciones del proceso de acumulación de capital, por un lado y la resistencia del movimiento de masas y la clase obrera por el otro. En la crisis más importante de su historia el capitalismo enfrentará al más poderoso movimiento de masas, y la más grande y poderosa clase obrera mundial de la historia, como veremos a continuación.

La Acumulación de masas obreras, populares, y surgimiento de las megalópolis

Hemos observado hasta aquí cómo se ha producido en el régimen de la globalización la mayor acumulación de capital en una magnitud nunca vista en la historia de la humanidad, ahora veremos también se ha creado la mayor acumulación de masas obreras y de desocupados que producen una colosal cantidad de bienes, también nunca vista en la historia. Esta acumulación de masas de trabajadores y desocupados es la Ley absoluta de la Acumulación.

Así lo explica Carlos Marx: "La magnitud proporcional del ejército industrial de reserva, pues, se acrecienta a la par de las potencias de la riqueza. Pero cuanto mayor sea este ejército de reserva en proporción al ejército obrero activo, tanto mayor será la masa de plus población consolidada o las capas obreras cuya miseria está en razón inversa a la tortura de su trabajo. Cuanto mayores sean, finalmente, las capas de la clase obrera formadas por menesterosos enfermizos y el ejército industrial de reserva, tanto mayor será el pauperismo oficial. Esta es la ley general, absoluta, de la acumulación capitalista." (33)

Existe hoy en el mundo, una masa de plus población de obreros, pobres, enfermizos y desocupados de las que habla Marx como nunca se vio en la historia del capitalismo. En el informe de la ONU del 2008 se puede leer lo siguiente: "En 2008, el mundo alcanzó un hito invisible pero trascendental: por primera vez, más de la mitad de su población humana, 3.300 millones de personas, vivirá en zonas urbanas. Se prevé que para 2030, esa cantidad habrá llegado a casi 5.000 millones" (34)

Esta superpoblación urbana fue desarrollada por las Multinacionales y Corporaciones Multinacionales. Estas Formas de Acumulación han provocado cambios revolucionarios en la estructura demográfica de los países y regiones, el desarrollo de las clases sociales, la ubicación geográfica de las poblaciones, la composición de las mismas, los desplazamientos de trabajadores y migraciones que tienen un enorme impacto en la situación política y social del mundo.

Es decir, en forma paralela al desarrollo de las corporaciones multinacionales y del proceso de concentración de ramas de producción, comercio y riquezas bajo su propiedad; también se produjo la concentración de la población mundial en las ciudades. En primer lugar, surgieron las grandes concentraciones urbanas como lo son México DF, San Pablo, Nueva York, Bombay, Nueva Delhi, Tokio, etc., y junto a ellas los nuevos polos metropolitanos definidos como megalópolis, que surgieron producto de lasenormes migraciones al interior de los países.

Los movimientos migratorios son movimientos permanentes con sucesivas oleadas, verdaderas revoluciones demográficas que impactan profundamente en la estructura social de todos los países del mundo, modificando la conformación de todas las clases sociales, fundamentalmente, la clase trabajadora. Estos cambios demográficos produjeron el enorme desarrollo, crecimiento y extensión de la clase obrera mundial con la proletarización y urbanización de enormes masas de campesinos y sectores populares en todo de mundo.

Crecimiento de la población y desarrollo mundial de las migraciones

La población mundial roza ya los 7.000 millones entre los años 2011- 2012 y la ONU predice que para el 2.050 la población mundial será mayor a 11.000 millones. Las regiones de mayor crecimiento son África, Asia, América Latina y el Caribe en las cuales la población va a aumentar casi un 50 % y a su vez dentro de éste lote los países más pobres duplicarán el tamaño de su población. África va a duplicar su población para el 2.050 que va a llegar a 2.000 millones.

Sólo China con 1.330 millones de habitantes y la India con 1.147 millones representan casi el 40 % de la población mundial y los cálculos de la oficina del censo de la India proyectan que en menos de dos décadas, India puede superar en cantidad de habitantes a China. Tras las dos guerras mundiales, los genocidios, masacres y destrucción masiva de fuerzas productivas hechas por las potencias capitalistas, provocaron que las enormes migraciones sean un fenómeno global.

El Informe Mundial sobre Migraciones 2015 estima que hay 232 millones de migrantes internacionales y 740 millones de migrantes internos en todo el mundo. Casi el 50% de todos los migrantes internacionales reside en diez países de altos ingresos altamente urbanizados: Australia, Canadá, Estados Unidos, Francia, Alemania, España, Reino Unido, Rusia, Arabia Saudita y Emiratos Árabes.

En la región de Asia-Pacífico, se estima que 120.000 personas están migrando a zonas urbanas diariamente. Con ese ritmo se espera que el número de personas que vivan en zonas urbanas aumente un 63% en 2050 en esa región. África también ha sido testigo de un rápido aumento de su población urbana. En 1960 la única ciudad en el África subsahariana con una población de más de 1 millón de personas era Johannesburgo. Diez años más tarde había cuatro ciudades. Para 2010 ese número se había disparado a 33 ciudades. De todas las ciudades que tanto los migrantes internos como los internacionales eligieron como su nuevo hogar, algunas destacan como las más populares. Las ciudades de acogida que tienen más de 10 millones de habitantes son, por orden alfabético: Beijing, Buenos Aires, Guangzhou, Estambul, Yakarta, Kinshasa, Kolkata, Lagos, Londres, Los Ángeles, Manila, Ciudad de México, Moscú, Mumbai, Nueva Delhi, Nueva York, París, Río de Janeiro, San Paulo, Shanghai, Shenzen y Tokio.

La División de Población de Naciones Unidas ha estimado que el stock de migrantes, creció a una tasa del 1.9 % anual, una tasa superior a la del crecimiento total de la población mundial, que fue del 1.8 % anual durante el mismo período. Para José Moreno Pau: "...El expolio imperialista empuja a los trabajadores de las colonias y semi- colonias a buscar la tabla de salvación en la metrópoli... la necesidad de mano de obra barata en las metrópolis dan como resultado el movimiento migratorio de las últimas décadas, unido al envejecimiento de la población europea y la necesidad de mano de obra barata. Estamos ante el fenómeno inverso al que se produjo entre el siglo XIX y primeras décadas del siglo XX cuando unos 55 millones de europeos emigraron a otros continentes principalmente a América..." (35)

Estos flujos migratorios van en dos sentidos, por un lado la migración de los países sub- desarrollados a los países avanzados y por el otro de las regiones rurales a las ciudades. En ambos procesos la cifra mundial de emigrantes va en ascenso y tienen un mismo destino final: las ciudades, las cuales combinan cada vez en mayor medida razas, culturas, lenguas y costumbres diferentes, que cambian la composición de las clases y sobre todo de la clase obrera, la cual incorpora al proletariado inmigrante como uno de sus componentes más combativos.

Las migraciones hacia los países del G7 se desglosan así: el 50% se dirige a EEUU, el 40% a la UE, el 5% a Canadá y sólo algo más del 3% a Japón. La inmigración que llega a la UE es procedente de Oriente Medio, del norte de África y Europa Oriental, además de otras regiones. La UE alberga aproximadamente el 80% de la inmigración árabe/musulmana que llega a las sociedades occidentales. Las olas migratorias se dirigen a los países desarrollados más próximos geográficamente.

Europa es el 78% de la inmigración de Europa del Este, el 79% de la inmigración de Oriente Medio y el 93% del norte de África. EEUU es el destino elegido del 98% de la inmigración de Centroamérica y México. En el otro extremo del mundo la población inmigrante de Japón procede, casi exclusivamente, del este de Asia. En el caso de EEUU, el fenómeno está modificando su estructura social, y las personas que se definen a sí mismas como hispanos, latinos o chicanos, se están convirtiendo en la 1era minoría superando a los afroamericanos, por primera vez en la historia estadounidense.

Tras la 2da guerra mundial, con el surgimiento de las modernas multinacionales en medio de la reconstrucción capitalista de Europa, los gobiernos y estados capitalistas condujeron y estimularon esta migración interna del campo a la ciudad para abastecer de mano de obra las nuevas industrias emergentes que encabezaron el "boom" de la economía mundial, lo que permitió la reconstrucción y reconstitución del poderoso proletariado europeo.

Así lo explica José Moreno Pau:"... Hay que recordar que la reconstrucción industrial de las principales potenciasimperialistas europeas, tras la segunda guerra mundial, se hizo a partir no solo del Plan Marshall sino también a costa del desplazamiento de millones de trabajadores del sur de Europa, Turquía y el norte de África hacia las zonas industriales..." (36) Los turcos constituyen el grupo de inmigrantes más numeroso de Europa, con una presencia considerable en Alemania, Dinamarca y los Países Bajos. Pero la situación desastrosa en la que viven los inmigrantes de Europa, es la misma que la que viven sus compañeros de EE.UU, Japón y los demás países imperialistas.

Así lo explica José Moreno Pau: "...los trabajadores inmigrantes han supuesto, nuevamente, el sector más explotado, ocupando los puestos se menor cualificación y los más duros (construcción, agricultura, industria, limpieza, servicio doméstico...). Estos sectores son los que presentan un mayor índice de subcontratación y precariedad. Los trabajadores inmigrantes por esta razón son los más afectados por los accidentes laborales. (37)

Con el desarrollo del Régimen de la Globalización se ha desarrollado también una mayor migración de una mano de obra más calificada provenientes de los países atrasados para desarrollar áreas y sectores que sufren escasez de mano de obra, como las industrias de producción y uso de información, comunicación y altas tecnologías. Esta importación de "materia gris" y personal o profesionales calificados en acuerdo con los gobiernos que han instaurado "green cards" o permisos especiales desde los años '80.

Para José Moreno Pau: "... Por otra parte también importan mano de obra cualificada que en los últimos años se han unido al ejército de becarios e investigadores que trabajan para las multinacionales con salarios muy inferiores y con mínimos derechos sanitarios. Esto es parte de la fuga de cerebros que supone un empobrecimiento para los países de origen, que ven como la inversión en la formación de éstos se pierde. La mano de obra inmigrante llega a la ciudad en la edad de trabajar, con lo que los estados receptores se han ahorrado años de sanidad y educación..." (38)

En definitiva, los países imperialistas desarrollan y promueven la inmigración como parte de sus planes mundiales de avance en la explotación obrera, según José Moreno Pau:"... Los países imperialistas de la UE utilizan mano de obra inmigrante para dividir a la clase obrera manteniéndolos con los salarios cada vez más bajos, aumentando las horas de trabajo. Sustituyen las prestaciones sociales de atención a enfermos y ancianos y a la infancia con trabajadoras domésticas...el aporte de los inmigrantes al porcentaje de la población en los países desarrollados...Hoy en día representan entre el 10 % y el 20 % de la población de los países centrales europeos..." (39)

Las migraciones en África tienen varios componentes, por un lado la migración a países productores de petróleo, por otro lado la migración de los países más pobres a los más desarrollados, y por otra parte la migración como un movimientos de refugiados por las guerras siendo la región con el mayor número de refugiados que pasó de 3 millones en 1985 a 6.8 millones en 1995.

En Asia y el Pacífico, Japón, Malasia, Corea y Taiwán se añadieron a Hong Kong y Singapur como países importadores de mano de obra. En todas las regiones los gobiernos capitalistas tienen una política de aplastamiento y recorte sistemático de los derechos de los inmigrantes con el objetivo de facilitar su explotación y el uso de estos trabajadores como mano de obra barata y carne de cañón a los ejércitos imperialistas.

Con leyes de inmigración cada vez más duras, la situación de los trabajadores inmigrantes es cada vez peor. Así lo explica José Moreno Pau: "... sufren la explotación, la división entre con papeles y sin papeles entre nacionalizados y sin nacionalizar y por último se sigue fomentando la división por nacionalidades. Los gobiernos imperialistas les ofrecen a los inmigrantes incorporarse a los ejércitos invasores, como el de EE.UU a Afganistán a cambio de papeles y permisos para con su familia poder vivir en el país. Pero aun así el conjunto de los inmigrantes sufren el racismo y la xenofobia, la formación de guetos y la clandestinidad..." (40)

Sin embargo, desde hace décadas los inmigrantes vienen protagonizando luchas cada vez más importantes para defender sus derechos de residencia y laborales. Particularmente importantes han pasado a ser las luchas de mitad de la primera década del siglo XXI contra las leyes anti- inmigratorias en Francia y EE.UU, que las colocaron en el centro de la política mundial. Concretamente, entre los años los años 2005 y 2006 se desarrollaron algunas de las luchas por los derechos de los inmigrantes más importantes de las últimas décadas.

En noviembre del 2005 miles de jóvenes franceses protagonizaron durante dos semanas una revuelta que tuvo su sello en la quema de miles de automóviles en regiones de París en las cuales más de la mitad de la población menor de 15 años, es originaria de África. Esos mismos jóvenes volvieron a movilizarse junto a miles de jóvenes franceses meses después en marzo del 2006 para enfrentar la legislación del gobierno Chirac-Villepin y el "Contrato de Primer Empleo" (CPE), que detonó la oposición de la juventud estudiantil trabajadora, porque intentaba liquidar los aspectos favorables a los trabajadores instaurando la precariedad laboral y permitiendo a los patrones que puedan tomar a jóvenes y despedirlos sin motivo dentro de los dos años.

Evolución de la población mundial en la historia A partir del comienzo del capitalismo la curva de la población mundial sube y se multiplica 10 veces. Fuente: Population Reference Bureau and United Nations, World Population Projections to 2100 (1998)

Un año después, en el 2006, estalló en EE.UU la lucha contra la Ley HR4437 y la legislación que recortaba los derechos de los inmigrantes, fundamentalmente latinos. Este ataque había sido precedido por una brutal discriminación y persecución a la inmigración musulmana tras los sucesos del 11-S. Todo el proceso de lucha inmigrante fue coronado con una gran movilización nacional el 1 de mayo del 2006, que sumó a millones en todas las ciudades de EE.UU para luchar contra la voracidad de las grandes empresas, sobre todo en la industria de la construcción, de la carne y de servicios, que pretendían graves recortes a los derechos de los latinos para asegurarse la mano de obra barata de trabajadores que al no poseer ningún derecho, se ven obligados a entregar su fuerza laboral por monedas.

La gran movilización latina precipitó la crisis de las sub- prime, porque la expansión del negocio de ventas de propiedades inmobiliarias, estuvo siempre basada en la explotación de mano de obra inmigrante en la industria de la construcción, constituida mayoritariamente por mano de obra latina. En 2015 Europa experimentó una de la afluencia más significativa de los migrantes y refugiados en su historia. Empujado por el terror de la guerra civil en Siria y por la necesidad de una mejor vida, frente a la crisis del capitalismo, cientos de miles de personas han huido de Oriente Medio y África, arriesgando sus vidas en el camino.

La escala de la crisis ha puesto enormes presiones en algunos países de destino, en particular Grecia, Austria y Hungría. Al menos 350.000 migrantes cruzaron las fronteras de la UE en enero-agosto de 2015, en comparación con sólo 280.000 durante todo 2014. Y esa cifra 350.000, una estimación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), no incluye los muchos que cruzó una frontera sin ser detectados. Entre las fuerzas que impulsan a la gente a tomar esos riesgos son los conflictos que azotan a Siria y Afganistán, y abusos de los derechos humanos en Eritrea. La mayoría - 62% - de los que han llegado a Europa en barco lo que va del año son de esos tres países. También hay personas que establecen desde Libia, Sudán, Pakistán, Nigeria, Kosovo, Irak, Irán Darfur, Somalia y otros países con la esperanza de una nueva vida en algún lugar como Alemania, Francia o el Reino Unido.

La concentración y el crecimiento de la clase obrera dieron origen a las megalópolis

Las grandes concentraciones urbanas que surgen de las migraciones son las megalópolis. Estos conglomerados hace 60 años no existían, pero producto de que la mitad de la humanidad está migrando del campo a la ciudad y de las economías más atrasadas a las más adelantadas, se están desarrollando convulsiva y dramáticamente. El término megalópolis fue introducido por el geógrafo francés Jean Gottmann en la década del '60, más precisamente en su libro "Megalópolis, el urbanizado borde marítimo noreste de Estados Unidos".

Gottman en este libro hizo referencia a aquel sistema urbano que contase con una población igual o superior a los 10 millones de habitantes, el núcleo de grandes ciudades que se amplía con ciudades satélites creando una megalópolis. Estas enormes concentraciones urbanas, se colocan en el centro de la situación política mundial, porque es allí donde se desarrollan los procesos políticos fundamentales del movimiento de masas, las movilizaciones, insurrecciones y revoluciones más importantes.

Pero también, y como veremos enseguida, porque esas megalópolis son enormes concentraciones obreras. No sólo en las megalópolis concentran vastos sectores del movimiento de masas, con los subsiguientes grupos sociales y sectores de clase como los desocupados, los lúmpenes y marginales y los sectores de clase media rica y pobre. En esos conglomerados gigantescos se está desarrollando una enorme y poderosa clase obrera, que como veremos, abarca ya los 5 continentes y tiñe con su movilización los procesos políticos fundamentales del mundo.

La urbanización mundial en curso y las transformaciones demográficas, muestran el grado de desarrollo alcanzado por la clase obrera con la globalización. Como lo explica en su excelente trabajo "Los trabajadores del mundo" Chris Harman da las siguientes cifras: "...La clase obrera (existe) como nunca antes como una clase en sí... con un núcleo de quizás 2.000 millones de personas", alrededor del cual hay otros 2.000 millones cuyas vidas están "sujetas de forma importante a la misma lógica que su núcleo... 2.474 millones de personas participaban en la fuerza de trabajo global no doméstica a mediados de los '90. De ellos alrededor de un quinto, 379 millones de personas, trabajaban en la industria, 800 millones en servicios, y 1.074 millones en la agricultura".

Y prosigue: "...El capitalismo ha creado una clase obrera mundial en el último siglo y medio. La industria y el trabajo asalariado existen hoy en virtualmente todo lugar del globo. La clase obrera industrial tiene una presencia mundial. Pero el desarrollo desigual y combinado del sistema implica que está muy desigualmente distribuida entre las distintas regiones. Los cálculos aproximados indican que el 40% de los casi 270 millones de obreros industriales están en los países de la OCDE; en China, América Latina y la ex URSS, alrededor del 15% en cada país, en Asia aproximadamente el 10% y alrededor del 5% en África..." (41)

La instalación de las multinacionales en China e India, que provocan un crecimiento del proletariado en esos países, no impidió el crecimiento del proletariado en los países desarrollados, como señala Harman "... en 1998 el número de trabajadores en la industria era cerca del 20% mayor que en 1971, casi el 50% más alto que en 1950..." (42) En los restantes países del primer mundo la cantidad de obreros industriales crece desigualmente, en Japón la fuerza de trabajo industrial ha crecido a más del doble entre 1950 y 1971 y tuvo otro aumento del 13% en 1998.

En Gran Bretaña bajó un tercio, y en Francia más de un cuarto, pero de conjunto hay 112 millones en 1998 de obreros industriales en los países del G7, un crecimiento de la cantidad de obreros industriales en los países más desarrollados de 25 millones comparado con 1950. El peso de la clase trabajadora, es determinante en el país más importante del mundo, los Estados Unidos. Para Harman "...De conjunto hay un mínimo de 42 millones de "trabajadores del sector servicios" en ocupaciones manuales o empleos rutinarios de cuello blanco en Estados Unidos. Si les agregamos los 33 millones de trabajadores en industrias manuales tradicionales, tenemos que alrededor de tres cuartas partes de la población norteamericana está compuesta de trabajadores." (43)

En Gran Bretaña bajó un tercio, y en Francia más de un cuarto, pero de conjunto hay 112 millones en 1998 de obreros industriales en los países del G7, un crecimiento de la cantidad de obreros industriales en los países más desarrollados de 25 millones comparado con 1950. El peso de la clase trabajadora, es determinante en el país más importante del mundo, los Estados Unidos. Para Harman "...De conjunto hay un mínimo de 42 millones de "trabajadores del sector servicios" en ocupaciones manuales o empleos rutinarios de cuello blanco en Estados Unidos. Si les agregamos los 33 millones de trabajadores en industrias manuales tradicionales, tenemos que alrededor de tres cuartas partes de la población norteamericana está compuesta de trabajadores." (44)

Baldoz, Koeber y Kraft afirman: "...Ahora hay más norteamericanos empleados en la fabricación de autos, buses y autopartes que en cualquier otro momento desde la guerra de Vietnam...". (45) Según datos del Banco Mundial el total de trabajadores totales a nivel mundial está creciendo más rápidamente que nunca antes en la historia, la fuerza de trabajo mundial se ha incrementado de 1.887 millones de personas en 1980 a 3.102 millones el 2008, es decir, un incremento de 1.215 millones de trabajadores en los últimos 30 años.

El proletariado mundial crece en grandes proporciones. Sólo en China son 18 millones de migrantes internos por año que encuentra ocupación en la industria. A nivel mundial, según los datos anteriores, al menos un quinto del incremento total de 1.215 millones entre 1980 y 2008, son trabajadores industriales, lo cual quiere decir que el proletariado industrial crece y se extiende mundialmente. Globalmentela clase obrera posee una estructura más compleja con diversas capas por los cambios producidos.

En Gran Bretaña bajó un tercio, y en Francia más de un cuarto, pero de conjunto hay 112 millones en 1998 de obreros industriales en los países del G7, un crecimiento de la cantidad de obreros industriales en los países más desarrollados de 25 millones comparado con 1950. El peso de la clase trabajadora, es determinante en el país más importante del mundo, los Estados Unidos. Para Harman "...De conjunto hay un mínimo de 42 millones de "trabajadores del sector servicios" en ocupaciones manuales o empleos rutinarios de cuello blanco en Estados Unidos. Si les agregamos los 33 millones de trabajadores en industrias manuales tradicionales, tenemos que alrededor de tres cuartas partes de la población norteamericana está compuesta de trabajadores." (44)

Baldoz, Koeber y Kraft afirman: "...Ahora hay más norteamericanos empleados en la fabricación de autos, buses y autopartes que en cualquier otro momento desde la guerra de Vietnam...". (45) Según datos del Banco Mundial el total de trabajadores totales a nivel mundial está creciendo más rápidamente que nunca antes en la historia, la fuerza de trabajo mundial se ha incrementado de 1.887 millones de personas en 1980 a 3.102 millones el 2008, es decir, un incremento de 1.215 millones de trabajadores en los últimos 30 años.

El proletariado mundial crece en grandes proporciones. Sólo en China son 18 millones de migrantes internos por año que encuentra ocupación en la industria. A nivel mundial, según los datos anteriores, al menos un quinto del incremento total de 1.215 millones entre 1980 y 2008, son trabajadores industriales, lo cual quiere decir que el proletariado industrial crece y se extiende mundialmente. Globalmentela clase obrera posee una estructura más compleja con diversas capas por los cambios producidos.

CUADRO 10 PRIMERAS MEGALOPOLIS DEL MUNDO

Main City

Poblation

Megalopolis Composition

1

Guangzhou

46.900.000

Dongguan - Foshan - Jiangmen - Shenzen - Hong Kong

2

Tokio

39.500.000

Yokohama - Kanagawa - Saitama - Chiba - Kawasaki - Meabashi

3

Nueva York

39.196.000

Boston - Filadelfia - Washington D. C. - Hartford - Baltimore

4

Ciudad de México

37.515.000

Ciudad de México - Región Metropolitana del Bajío - Puebla de Zaragoza - Toluca de Lerdo - Pachuca de Soto -Cuernavaca

5

Shanghái

30.100.000

Conurbación del Delta del Yangzi: Shanghái - Suzhou - Wuxi - Changzhou

6

Jakarta

27.700.000

Bekasi - Bogor - Depok - Tangerang

7

Delhi

26.000.000

Faridabad - Ghaziabad - Gurgaon

8

Karachi

24.000.000

9

Manila

23.100.000

Kalookan - Quezon City

10

Mumbai

23.000.000

Kalyan - Thane - Ulhasnagar

El cuadro muestra las 10 primeras megalópolis del mundo. Fuente Wikipedia

Así lo explica Roberto Antunes: "... nuestro primer desafío es procurar entender lo que es la clase trabajadora hoy, lo que es el proletariado hoy, en el sentido más amplio del término, no entendiendo a los trabajadores o a " los proletarios del mundo" como exclusivamente el proletariado industrial...comprende la totalidad de los asalariados, hombres y mujeres que viven de la venta de su fuerza trabajo y que son desposeídos de los medios de producción... la clase trabajadora hoy incorpora la totalidad del trabajo social, la totalidad del trabajo colectivo que vende su fuerza de trabajo a cambio de salario" (46)

Antunes analiza las diversas capas de la clase obrera mundial: "... la clase trabajadora incluye también el amplio abanico de asalariados del sector servicios, pero que no crean directamente valor...incorporando también al proletariado rural que vende a su fuerza de trabajo para el capital, los llamados " golondrinas" de la regiones agro- industriales...al proletariado precarizado... que es part- time, que se caracteriza por el trabajo temporario, por el trabajo precarizado como son los trabajadores de los Mc Donald's, de los servicios...según datos de la OIT hay hoy más de mil millones de hombres y mujeres trabajadoras que están precarizados y subempleados... o se encuentran desempleados..." (47)

Uno de los ejemplos más espectaculares del crecimiento y fortaleza de la clase obrera mundial es precisamente China. En ese país en 1986 migraron a las ciudades 30 millones de campesinos, que en 1988 pasaron a ser 50 millones, en 1989 entre 60 y 80 millones y en el año 2003 la migración alcanzó la cifra de 98 millones. En el año 2001 en China el proletariado industrial fue mayor a 160 millones de trabajadores, cifra superior a la del número de trabajadores industriales de la OCDE (131 millones), de la India (25 millones) y de Indonesia (13 millones).

El mismo fenómeno, se ha producido en la India, y en el conjunto de los países del Sudeste- Asiático, sobre todo los "Tigres", que fuera el polo dinámico de la economía mundial en la transición del régimen keynesiano a la globalización. En esas regiones, hace 50 años, no existían los poderosos proletariados que hoy existen, pero su creciente presencia no hace más que confirmar las leyes marxistas de que el capitalismo es quien engendra al proletariado. Es decir, el desarrollo capitalista en esas regiones ha hecho surgir a la nueva clase obrera del sudeste- asiático.

Si consideramos la existencia de estos cientos de millones de obreros que hace 50 años no existían, el desarrollo de la clase trabajadora en el resto de los países coloniales y el hecho de que en los países del G7 la clase trabajadora ha crecido, podemos considerar entonces que en ésta fase imperialista del capitalismo con el Régimen de Acumulación de la globalización constituido alrededor de las Corporaciones Multinacionales, la clase obrera alcanzó una magnitud y el peso más importante de toda la historia del capitalismo.

No es menor este dato final. Para los marxistas, el peso e importancia de la clase obrera en el mundo no tiene significación meramente sociológica. Es vital su peso e influencia para determinar el curso de los acontecimientos políticos y sociales que estamos viviendo hoy, y para ubicar la dinámica social de las rebeliones sociales que afronta el capitalismo global en los albores del siglo XXI. Precisamente, el régimen de la globalización y las Corporaciones Multinacionales han dado origen a esta clase obrera, poderosa como nunca, que está llamada a terminar tanto con ése régimen económico brutal, como con las empresas que dominan hoy la economía mundial.

Notas

(1) y (2) UNCTAD, World Investment Report 2002, pág. 85. Sara Anderson y John Cavanagh, Top 200 - The Rise of Corporate Global Power, Institute for Policy Studies, Washington, 2000, pag 3

(3) Karl Marx El Capital Libro I Capítulo XXIII La Ley general de la Acumulación Capitalista

(4) V. I. Lenin. El imperialismo, fase superior del capitalismo Cap II Los bancos y su nuevo papel (subr. nuestros)

(5) Moody's "$640 billones y 640 días después: como se comportaron las compañías que produjeron private equity durante la recesión de EE.UU.

(6) U.S. International Banking Facilities (IBFs) Japanese Offshore Market (JOM) Bangkok International Banking Facilities (BIBFs)

(7) Robert Brenner Turbulencia en la economía mundial

(8) The New Economy: What's New, What's Not. John B. Harms Tim Knapp

(9) Gerard Dumenil y Dominique Levy, "The Profit Rate: Where and Houch Much Did it Fall? Did it Recover? (USA 1948-1097), 2005

(10) Nahuel Moreno. Tesis sobre la situación mundial- Secretariado internacional de la LIT- CI, 20/10/84

(11) Robert Brenner Turbulencia en la economía mundial

(12) Nahuel Moreno. "Opinión: La crisis ya empezó" Correo Internacional 18, 1986

(13) Nahuel Moreno Tesis de la LIT sobre la situación mundial. 1985 (subrayados nuestros)

(14) Marx: El Capital, libro tercero, cap. II, La tasa de ganancia, (subrayados nuestros)

(15) Nahuel Moreno Tesis de la LIT sobre la situación mundial. 1985 (subrayados nuestros)

(16) y (17) Nahuel Moreno. Escuela de cuadros de Economía. Enero del '85 (subrayados nuestros)

(18) "Aunque ocultado oficialmente, el problema de la propiedad privada de los bancos miembros de la Reserva Federal ha sido cuestionado varias veces en los tribunales federales, como en el caso de Lewis contra USA, que fue decidido por el 9º Circuito de la Corte de Apelaciones la que dictaminó que los bancos de la Reserva soncorporaciones independientes, de propiedad privada y controladas localmente." Stephen Lendman Research Associate of the Centre for Research on Globalization.

(19) Nahuel Moreno. Tesis sobre la situación mundial. LIT- CI (1984)

(20) Nahuel Moreno Tesis de la LIT sobre la situación mundial. 1985 (subrayados nuestros)

(21), (22), (23) y (24) Alejandro Iturbe. El sistema financiero mundial y su crisis - Parte 3 Marxismo Vivo n 22 2009

(25) Nahuel Moreno. Opinión. La crisis ya empezó Correo Internacional 18, 1986, página 8

(26) Daniel Munevar www.cadtm.org

(27) Charles Moyer, James Mc Guigan Administración financiera contemporánea, pag 505

(28) Robert Brenner "Turbulencias en la economía mundial"

(29) y (30) Jonas Portyguar y JR Soares Correo Internacional, febrero de 1999, número 76 "La crisis del neoliberalismo y del capitalismo globalizado pone al mundo al borde de una depresión".

(31) Robert Brenner "Turbulencias en la economía mundial"

(32) LIT- CI "La situación en el mundo". Textos parte de las "Tesis sobre la situación Mundial ". VIII Congreso Mundial de la LIT- CI Julio 2005 Marxismo Vivo 12 2005

(33) Carlos Marx. El Capital Libro I Capítulo XXIII La ley general de la Acumulación Capitalista

(34) ONU. Estado de la Población Mundial (2007)

(35), (36), (37), (38), (39), (40) José Moreno Pau "La inmigración en Europa". Con la colaboración de Jan Talpe. Marxismo Vivo 15 año 2007

(41), (42), (43) y (44) Chris Harman. "Los trabajadores del mundo" (Parte 1)Fuente: International Socialism 96 Fecha: 6/12/2003

(45) Baldoz, Koeber y Kraft "El estudio crítico del trabajo: trabajo, tecnología, y la producción mundial"

(46) y (47) "Los nuevos proletarios del mundo en el cambio de siglo". Roberto Antunes Marxismo Vivo Junio/ Setiembre 2000

VI- Conclusiones Generales

Hemos mostrado a lo largo de este trabajo los cambios que ha sufrido el sistema capitalista mundial desde el momento en que Lenin publicó el "Imperialismo" hasta la actualidad. En el desarrollo de los cambios que el capitalismo ha sufrido en su fase imperialista observamos 3 Formas de Acumulación que han predominado desde 1903 a hoy; en primer lugar los Monopolios que desigual y combinadamente se convirtieron en la Forma de Acumulación Predominante entre los años desde 1903 a 1945.

Luego en segundo lugar vimos el desarrollo de las Multinacionales que se convirtieron en la Forma de Acumulación Predominante entre los años 1945 a 1980. Finalmente en tercer lugar analizamos el surgimiento de las Corporaciones Multinacionales que se convirtieron en la Forma de Acumulación Predominante desde 1980 hasta hoy. Dado que estas 3 Formas de Acumulación pertenecen a la etapa Imperialista del capitalismo, son Formas de Acumulación Monopólicas que ratifican las leyes y movimientos formulados por Lenin y confirman toda la Teoría del Imperialismo.

En primer lugar estas Formas de Acumulación llevan adelante el proceso de Acumulación de capital o reproducción ampliada, es decir, llevan adelante los movimientos de concentración y centralización de capital formulados por Karl Marx en la Ley General de la Acumulación Capitalista en el Tomo I de El Capital. En segundo lugar, dado que son formas monopólicas de acumulación que tienden a liquidar la competencia y a establecer un monopolio sobre ramas de la industria, comercio y finanzas, los niveles de concentración y centralización de capital son muy superiores a todas las empresas capitalistas que han sido sus predecesoras.

Estos niveles de concentración y centralización de capital provocan una sobreacumulación de capital sin precedentes. A su vez, en tercer lugar, estos altísimos niveles de sobreacumulación de capital agudizan todas las contradicciones del capitalismo en forma más acelerada y convulsiva, y acortan en términos históricos los tiempos de desarrollo de los procesos económicos del capitalismo. Por tomar un caso, si con las Manufacturas en el siglo XVI todo el proceso de desarrollo de una tasa de ganancia en distintas ramas de producción, de igualación de dichas tasas de ganancias y de caída de las tasas de ganancias llevaba siglos, ahora, producto de los colosales niveles de sobreacumulación de capital provocado por Monopolios, Multinacionales y Corporaciones Multinacionales, todos estos procesos se desarrollan en apenas décadas

En cuarto lugar hemos visto como el desarrollo de las distintas Formas de Acumulación predominantes da origen a sus respectivos Regímenes de Acumulación capitalista que surgieron conjuntamente con su desarrollo. Los Monopolios dieron origen al régimen Monopolista de Acumulación, las Multinacionales al Régimen Keynesiano de Acumulación, y las Corporaciones Multinacionales al Régimen de Acumulación de la Globalización.

En quinto lugar ubicamos que dado que los altísimos niveles de sobreacumulación de capital acortan en términos históricos los tiempos de desarrollo de los procesos económicos, esto es lo que explica porque los regímenes de acumulación de la etapa imperialista tienen un período de duración muy breve en términos históricos. Por ejemplo el Régimen Keynesiano de Acumulación duró apenas 35 o 40 años, mucho en términos de una generación de trabajadores, pero nada en términos históricos de desarrollo capitalista.

En sexto lugar cabe en base al estudio llevado a cabo poder desentrañar el mecanismo por el cual se produce el paso de una Forma de Acumulación predominante inferior a otra superior, y así poder comprender por ejemplo como se da el paso de los Monopolios a las Multinacionales. Como hemos visto, este proceso es mediante un violento proceso de destrucción de fuerzas productivas, que fue formulado por Karl Marx, quien desarrolló las leyes de acumulación del capital que explican cómo este proceso se desenvuelve desde el punto de vista económico. Faltaba saber cómo este proceso de quema de capital se hace en combinación con los factores políticos y sociales, cuestión que queda en evidencia al observarse que la quema de capital necesario para pasar de una Forma de Acumulación a otra requiere de un proceso de destrucción de fuerzas productivas para la centralización y acumulación de capital que implica la permanente destrucción y liquidación de clases sociales y sectores de clases.

En séptimo lugar es que ubicamos que mediante las guerras y las revoluciones es que se da el tránsito de una Forma de Acumulación inferior a otra superior. Estas tesis enlazan las leyes de la economía marxista con el materialismo histórico, porque arrojan como resultado que el mecanismo de aniquilación y quema de capitales que el capitalismo desarrolló para solucionar sus crisis y avanzar en las formas de acumulación y centralización de capitales, se explica fundamentalmente por el rol de la propiedad privada y las clases sociales. La propiedad privada de los medios de producción y cambio, da origen a la burguesía como clase dominante y en ella los distintos sectores de clase burguesa que se disputan permanentemente los capitales y las ganancias.

Por eso es necesario ubicar en octavo lugar que detrás de las Monopolios, Multinacionales y Corporaciones Multinacionales está la clase social propietaria de esos distintos medios de producción y los distintos sectores de esa clase dominante. Y que es la lucha por la defensa de la propiedad privada, intereses y ganancias lo que explica porque el capitalismo va evolucionando en distintas Formas de Acumulación, y a su vez, esas distintas Formas de Acumulación son superadas y se transforman. Por ejemplo, los monopolios siguen existiendo, pero son superados y contenidos a su vez por las Multinacionales en un proceso de evolución que se va depositando las Formas de Acumulación una sobre la otra, como las distintas capas geológicas.

En noveno lugar observamos el desarrollo de este mecanismo por el cual tras cada violento proceso de destrucción de fuerzas productivas, se produjo una nueva centralización de capitales que permitió una Forma de Acumulación superior, e inició un período de larga expansión de la economía capitalista. Pero al desarrollarse en forma acelerada y convulsiva todas las contradicciones del capitalismo, comienza el agotamiento de la Forma de Acumulación predominante lo que lleva a que la fase de expansión se termine y comienza un largo período de estancamiento de la economía, que lleva inevitablemente a un nuevo proceso de destrucción de fuerzas productivas.

Estos períodos de larga expansión o de largo estancamiento de la economía capitalista global han tenido diferentes duraciones, a veces de apenas una décadas o a veces de 60 o 70 años e incluso más tiempo. Pero estos períodos se explican por el fenómeno del surgimiento de una nueva Forma de Acumulación predominante y su auge, y por el contrario, es el agotamiento de las Formas de Acumulación predominante lo que explica los largos períodos de estancamiento.

El capitalismo tiene crisis todo el tiempo como expresión del desarrollo de las contradicciones inherentes a él como sistema económico. Pero a su vez, estas crisis permanentes, pequeñas, crónicas, y sistemáticas, se conjugan y relacionan dialécticamente con los períodos de estancamiento o de expansión determinados por el auge o el agotamiento de las Formas de Acumulación predominantes.

Todos estos conceptos son propios de la Ley General de las Formas de Acumulación Capitalista que nos permite comprender más acabadamente el desarrollo de las crisis del capitalismo, y nos permite superar viejos esquemas como la antigua visión de que el capitalismo en su etapa de apogeo había desarrollado por un largo período esencialmente las fuerzas productivas y luego en su etapa de decadencia había desarrollado únicamente las fuerzas destructivas.

Con la Ley General de las Formas de Acumulación, ese esquema queda definitivamente superado porque queda claro que el capitalismo ha alternado en todas sus etapas y fases el desarrollo de fuerzas productivas y fuerzas destructivas. Y que el motor de evolución de la economía y superación de una Forma de Acumulación por otra es el desarrollo de las fuerzas destructivas y la guerra. Nahuel Moreno anticipó algunas de estas conclusiones en sus últimos cursos de economía y mostró dudas sobre el carácter progresivo del capitalismo, acerca de si a través de su historia, el capitalismo evolucionó en forma contradictoria con el desarrollo las fuerzas productivas. Así lo expresó: "Tengo dudas...si el capitalismo no fue siempre un fenómeno contradictorio, que desarrollaba la técnica y reventaba a la naturaleza y al hombre. Y si no es una ley permanente del capitalismo. Tengo grandes dudas, yo, personales...Estoy muy asustado de los números de los indios, y los números de los negros africanos que reventó el capitalismo en el siglo XVI- XVII. Es decir, hay cálculos espeluznantes. Se liquidaron casi el 90% de los indígenas en 50 años...Entonces no sé si el capitalismo permanentemente no tiene una cara funesta contra el desarrollo de las fuerzas productivas...Fue muy progresivo respecto de la técnica, es la etapa de gran desarrollo técnico, pero objetivamente, desde su comienzo... lleva al barbarismo. Es decir, lo que estamos viendo ahora no es consecuencia que era una maravilla y cambio, y se volvió malo, sino que antes era siniestro como ahora, y cada vez más siniestro, mas siniestro, mas siniestro..."

"La duda es si empezó con el imperialismo...o comenzó al llegar el capitalismo....que es el primer sistema de producción que no trabaja para el consumo, que ya es una cosa tan irracional...que es una cosa irracional de entrada, es contra el desarrollo de las fuerzas productivas de entrada desde su arranque, entonces es un fenómeno altamente contradictorio desde su comienzo. Técnicamente es el que más desarrolla, justamente porque no produce para el consumo...Pero al mismo tiempo es el que más destruye a la naturaleza, mas revienta todo desde el principio. Y hoy día es la monstruosidad de una ley que fue permanente" (1)

El Fin del reinado de las Corporaciones Multinacionales

Cuando las contradicciones aparecen, los estados capitalistas, los analistas defensores del capitalismo de todo pelaje quedan perplejos frente a la actuación tan contundente de la economía, cuyas leyes profundas no comprenden. Estos personajes quedan cada vez más confinados a la explicación basadas en supercherías, los ciclos periódicos o seculares, la suerte, la providencia, el horóscopo y en definitiva, la divina voluntad de algún ser superior que determina los acontecimientos

Esto explica porque todas las políticas de los gobiernos del G7 que buscan resolver las crisis interviniendo en el mercado o el comercio mundial, manipulando los precios, estimulando el crédito o manipulando porciones del flujo mundial de capitales, fracasan sistemática y rotundamente. Las políticas para resolver la crisis mediante intervenciones en el terreno de la circulación y el comercio, no hacen más que agravarla porque la crisis se expresa en el comercio, pero se desarrolla en el proceso de Acumulación que atraviesa el conjunto del proceso económico.

Los funcionarios de los gobiernos capitalistas, los economistas defensores del capitalismo, e incluso algunos los analistas, considerados marxistas observan el origen de la crisis en el mercado, el comercio, la esfera de la circulación de mercaderías o el consumo de bienes, lo que los lleva a calificar la crisis de superproducción, sub- producción o de bajo consumo. Con el conocimiento de estos movimientos y leyes, podemos entonces definir el carácter y la naturaleza de la actual crisis del diagnóstico de la crisis: El capitalismo está atravesando un proceso de Perturbación Cualitativa del Proceso de Reproducción Ampliada.

Es decir, estamos viviendo un proceso de agotamiento de las actuales Formas de Acumulación predominantes, las Corporaciones Multinacionales. Estas empresas capitalistas en virtud de la Actualización de la Teoría del Imperialismo de Lenin, son el Imperialismo Hoy, y su quiebra tanto como el sostenimiento con salvatajes expresa que son Formas de Acumulación que han entrado en su fase de agotamiento. Las sucesoras de las Modernas Multinacionales han sido rescatadas, pero al encontrarse en medio se la fase agotamiento, las sucesivas inyecciones de masas gigantes de capital a crédito efectuada por los bancos centrales con los salvatajes, lograron revivir la economía mundial, pero dieron como respuesta los más débiles indicadores económicos de las últimas décadas.

Se ha abierto de aquí en más una crisis histórica, de larga duración, que atravesará depresiones y recuperaciones momentáneas. Aun así, la capacidad de respuesta de los gobiernos capitalistas del mundo, tanto los imperialistas como los semi- coloniales ha sido efectiva, coordinada, y ha evitado formalmente la quiebra de las Corporaciones Multinacionales. El QE y las intervenciones globales de los estados, no exentas de crisis y contradicciones, buscan detener el colapso.

Independientemente de los ritmos que adquiera la situación, de si se efectúe una nueva caída o no, de si la asistencia económica de los estados del G7, que continúa, se combinara con nuevos salvatajes globales o parciales, lo que estamos presenciando es el final del régimen económico de la globalización, y el comienzo de una nueva fase, o régimen que tiene todos los elementos de barbarie, preanunciando algunas de las tendencias a la descomposición del capitalismo.

En el último período se ha desatado una importante polémica acerca del significado de los salvatajes, si lograrán sacar adelante la economía mundial o no, y que consecuencias traerán para el desarrollo del capitalismo. Sabemos ya que efecto provocarán estas monstruosas masas de capital que se han inyectado en la economía mundial. Permitirán un alivio coyuntural, permitirán que se repongan parcialmente el proceso de circulación, el crédito y el dinero que están colapsados. Pero estarán desarrollando más fuerte aún todas las contradicciones del sistema capitalista, las crisis y con ello, las conmociones y levantamientos sociales que preanuncian una crisis mayor.

El capitalismo agonizante y decadente amenaza con arrastrar a la humanidad al desastre y están maduras las condiciones para el paso de un modo de producción a otro. Todo lo que ocurre hoy en el sistema capitalista- imperialista mundial, confirma a Lenin y a la Teoría del Imperialismo. Pero el paso del modo de producción capitalista al socialista no se encuentra en el terreno de la economía, sino que será determinado por el curso de los próximos acontecimientos de la lucha de clases.

Por más que el crédito y el capital financiero actúen acelerando la disolución del capitalismo, por más que los salvatajes pongan esta perspectiva en un movimiento veloz y preciso, por más que la aceleración de todas las contradicciones se estén elevando al paroxismo, el capitalismo no va a desaparecer, porque su caída no es un movimiento económico, aunque el movimiento económico plantee la posibilidad de su caída.

Es en el terreno político, donde se definirá si el capitalismo seguirá o no existiendo, y de qué manera, en caso de sobrevivir, lo hará. Si algo tiene de importante el actual debate sobre la situación de la economía mundial, es precisamente el de efectuar avanzar en la elaboración que nos aconsejaran seguir nuestros maestros, como Nahuel Moreno que frente al estudio de la economía nos aconsejaba dar definiciones de clase, al momento de encarar el estudio científico de la misma: "Es bueno que nos pongamos de una vez por todas de acuerdo que significa para un marxista estudiar la economía política marxista...Por ejemplo, hay una tendencia a dejarnos envolver por la fórmulas o por las leyes económicas como si tuvieran vida por sí solas, como si actuaran por sí solas". (2)

Para Moreno las fórmulas, las leyes, y los análisis de los procesos económicos, si bien son fundamentales, de nada valen si se desarrollan por sí solos, aislados de los fenómenos políticos y sociales y de los análisis de clase. Y así como la historia la hacen las clases, Moreno aconsejaba no olvidarnos ni un minuto que la economía, también la hacen las clases. Así lo explicó: "Para mí el decisivo, es el carácter de clase de todo...es la clave de todo...Casi siempre los economistas marxistas se olvidan de eso. Que si la historia la hacen las clases, las economías también las hacen las clases. ¿Con esto que quiero decir?...Que si hay algo que es de las clases, es la economía...nosotros no debemos perdernos y aislarnos del proceso de clase al hacer el análisis económico"(3) La actual crisis del capitalismo, es la crisis actual y el agotamiento de las Corporaciones Multinacionales, entidades que expresan el más alto grado de acumulación alcanzado por el capitalismo, han quebrado, y su quiebra expresa el agotamiento de la globalización. Cuando describimos su agonía, hablamos de la crisis y agonía de una clase social; la de los dueños de las multinacionales, las de los magnates y grandes capitalistas que dominan el conjunto de la economía mundial y poseen la propiedad de casi todos los medios de producción y cambio más importantes.

La Actualización de la Teoría del Imperialismo desarrollada en este trabajo tiene entonces ese objetivo. El dejar sólidas bases teóricas en pie que nos permita lanzar una ofensiva política global que nos permita darles a las luchas obreras y populares que conmueven al mundo hoy, un destino y un Programa. Ponemos este trabajo al servicio de las insurrecciones de masas que conmueven globalmente al mundo. Este es el mejor homenaje que podemos hacer a Lenin a 100 años de su libro: Intervenir en esas insurrecciones con el objetivo de darles un rumbo claro, defendiendo las bases del marxismo, y terminar con este sistema cruel en medio de la crisis más grande de la historia que lo conmueve hasta sus cimientos.

Notas

(1) Nahuel Moreno. Escuela de cuadros de Economía