es

La Situación Mundial

13.05.2024

Documento aprobado por la Dirección de La Marx International el 12/5/2024

Para descargar el documento haz click en el botón o puedes leerlo en la web a continuación

1- El capitalismo en colapso

El sistema capitalista- imperialista está en un colapso que consiste en la combinación de varios factores críticos, como la recesión global, el corte de la cadena de suministros (atasco global), derrumbe del comercio, destrucción de las fuerzas productivas, precarización generalizada, pobreza, devastación de la naturaleza, cambio climático, burbujas, maniobras especulativas, crack o quiebras de las corporaciones globales y bancos, pandemias, guerras, etc. La inflación global desatada en el 2021 golpea al mundo entero como el síntoma más externo y visible de la presente crisis.

La crisis actual comenzó con el estallido de la burbuja "puntocom" en Wall Street en el año 2000, catástrofe que el imperialismo intentó revertir con la invasión de Irak. Para el año 2007, la invasión de la OTAN sufrió una derrota político- militar que condujo a un infarto, un pico de crisis agudo con la quiebra masiva de las Corporaciones Globales entre los años 2008/09. A partir de allí comenzaron los Salvatajes, y operaciones de rescate de mas de 60 billones US$, que llevan más de 15 años para salvar a la oligarquía del 1%. Ésta oligarquía es el imperialismo, los dueños de la Corporaciones que controlan el capitalismo mundial, cuyas casas matrices están en EE.UU, Inglaterra, Francia, Alemania, Suiza y Japón.

Los salvatajes, y operaciones de rescate son un desesperado recurso que busca contrarrestar el colapso para evitar el fin del modo de producción capitalista. Pero los rescates lejos de resolver la crisis, la agravan; porque desarrollan toda una serie de maniobras especulativas muy peligrosas que agudizan la sobreacumulación de capital, las denominadas "burbujas especulativas" y toda clase de distorsiones. El imperialismo y las clases dominantes tienen la posibilidad de sacar al capitalismo de la crisis con la condición de llevar a cabo una colosal quema de capital y destrucción de fuerzas productivas de un solo golpe en una limitada cantidad de años como antes pudieron efectuar en la 2da guerra mundial o en la guerra de Vietnam.

El hecho de que el imperialismo sobreviva a través de un respirador artificial de rescates y salvatajes, expresa el carácter histórico, epocal y civilizatorio de la crisis, que se cuenta como una de las más importantes en la historia de la humanidad. La salida que la burguesía debería imponer para sacar al capitalismo de esta crisis requiere de una derrota de los trabajadores y el pueblo a escala mundial que resulta imposible hoy por la existencia de una insurrección de masas que le pone un límite a cualquier intento de las clases dominantes y el imperialismo.

2- Una revolución mundial contra el capitalismo

El triunfo de la revolución de Liberación Nacional del pueblo de Irak abrió entre los años 2009/10 una situación revolucionaria mundial que combina la crisis del capitalismo con un ascenso revolucionario de masas.

Este ascenso se verifica con las enormes, gigantescas y conmovedoras movilizaciones a favor de Palestina en todo el mundo, mientras las milicias palestinas combaten en Gaza e infligen severos golpes al ejército de ocupación de Israel que perpetra crímenes de guerra sobre un sector importante de la población civil desarmada, y vulnerable. El ascenso revolucionario recorre los 5 continentes desde Sri Lanka y la India en el sudeste asiático, hasta las huelgas obreras en países imperialistas como EE.UU, Inglaterra, Francia, Alemania y toda Europa.

La 3era Intifada sacude El Líbano, Siria, Irak, Yemen, y todo Medio Oriente. La revolución de liberación nacional del pueblo de Ucrania contra la ocupación de Putin sacude Europa, mientras que el ascenso incluye las protestas masivas en América Latina, y África. Todas las revoluciones son motorizadas por las demandas contra el hambre, el racismo, desigualdad, opresión nacional, machismo, cambio climático, defensa de los derechos sindicales, los presos políticos, las libertades civiles, etc.

Las revoluciones apuntan al capitalismo porque la raíz de todas las contradicciones y penurias de nuestra época emanan del carácter privado de los medios de producción, hoy concentradas en el dominio de las grandes corporaciones de Wall Street. Pero las direcciones traidoras como los reformistas, socialdemócratas, nacionalistas burgueses, stalinistas, fundamentalistas, autonomistas, etc. le mienten a las mujeres, las razas, a las naciones oprimidas, trabajadores y campesinos diciéndoles que sus reclamos no van contra el capitalismo, y pueden resolverse dentro de él.

Independientemente del grado de conciencia de los pueblos sobre la relación entre sus demandas y la crisis del capitalismo, las revoluciones golpean sobre los estados capitalistas, sus gobiernos, las dictaduras, la democracia burguesa, y sus instituciones. Esto impide a las clases dominantes superar su crisis y bancarrota, lo que va destruyendo, y degradando las condiciones del capitalismo, y agrava su crisis. La situación revolucionaria mundial se ha desarrollado hasta hoy mediante 3 oleadas revolucionarias globales:

1) Primera Oleada Revolucionaria (2010- 2015)

La Guerra Revolucionaria de Liberación Nacional de Irak fue una guerra de guerrillas urbana que derrotó al Pentágono y a la OTAN, en combinación con la movilización de masas mundial y en EE.UU contra el intento del gobierno Bush de imponer una dictadura en Estados Unidos mediante el régimen de la "Ley Patriota". A partir de allí la 1era Oleada tuvo como hitos fundamentales la "Primavera Árabe" un complejo de revoluciones que comenzó en octubre del 2010 con el levantamiento del Campamento del Sahara Oriental, siguió con la Revolución de los Jazmines de Túnez, la revolución Blanca de Egipto, la revolución Libia, la revolución de las Cintas Rosas de Yemen, la revolución Siria, la revolución en Baréin, y se extendió a El Líbano, Irán, Irak, Argelia, Jordania, Mauritania, Sudán, Omán, Arabia Saudita, Somalia, Kuwait, Marruecos, etc.

La "Primavera Árabe" incluyó caída de gobiernos, regímenes, y dictaduras de décadas. Procesos de auto- organización, guerras civiles, poder dual, crisis y división en los ejércitos, expropiaciones, democracia de consejos, movilizaciones de masas, huelgas generales, luchas armadas, surgimiento de nuevos estados y de nuevos ejércitos, que abarcó más de 20 países. La oleada continuó en 2011 en España con el movimiento de los "Indignados", en Portugal con el movimiento Gerão a Rasca, en China con las huelgas en Guandong, en EE.UU con Occupy Wall Street, en Grecia con las 11 huelgas generales y con el 15- O la primera movilización global contra el capitalismo el 15 de octubre del 2011.

En el 2013 la oleada mundial continuó en Estados Unidos con la movilización de masas de la población negra y el movimiento Black Lives Matters ("La vida de los Negros importa"), y en Siria con el levantamiento del pueblo kurdo que dio origen a Rojava. En 2014 la oleada revolucionaria encontró continuidad en Ucrania con la "Revolución de la Dignidad" que derribó la dictadura de Victor Yanukóvich, el estallido de la "Revolución de los Paraguas" en Hong Kong, la declaración de la independencia de Cataluña del Estado Español, y en Yemen con el triunfo de la "revolución del 21 de septiembre" que llevó a los Houtíes a la toma del poder. En el 2015 el levantamiento de masas puso fin al gobierno capitalista de Dilma Roussef en Brasil. En resumen, todas estas luchas se profundizan reafirmando el carácter permanente de la revolución sin punto de retorno a la situación anterior.

Toda esta 1era oleada revolucionaria tuvo un carácter predominantemente popular, urbano, juvenil, con una fuerte influencia de las corrientes autonomistas, horizontalistas, y el anarquismo del siglo XXI encabezadas por Tony Negri, el Sub Comandante Marcos, Michael Hardt, John Holloway, Heinz Dieterich, David Graeber o Murray Bookchin. El autonomismo le mintió a los activistas planteando que se puede "Cambiar el Mundo sin tomar el poder", una propuesta infantil y utópica que es traidora, pacifista, y reformista porque fortalece a la burguesía al negarse a derrocarla.

Pero el autonomismo sufrió un brutal golpe con la 1era oleada revolucionaria porque los pueblos llevaron adelante la autodefensa y los levantamientos armados contra los estados y sus ejércitos desoyendo las charlatanerías "horizontales" y pacifistas del autonomismo. Ésto produjo el eclipse de ésta corriente y sus subsidiarias como el zapatismo, o las direcciones kurdas que se integran al régimen burgués en medio de una profunda crisis.

2) La Segunda Oleada Revolucionaria (2016- 2021)

La 2da oleada tuvo como hitos fundamentales el estallido del movimiento mundial de las mujeres anticipado por las guerrilleras Kurdas de Rojava como parte de la "Cuarta Revolución" feminista que se extendió como reguero de pólvora con el Movimiento Ni Una Menos de Argentina, las luchas de las mujeres en España por el abolicionismo, en Chile con la puesta "Un violador en tu camino", las movilizaciones en México contra los feminicidios, el triunfo en Irlanda del aborto legal, la lucha en Polonia por el aborto legal, y el Movimiento Me Too en EE.UU, etc., entre otros.

Otros hitos fundamentales de la 2da oleada fueron el levantamiento del pueblo de Honduras contra el gobierno de JOH, de los jóvenes en Nicaragua contra la dictadura de Ortega en el 2018, el levantamiento de los chalecos amarillos en Francia en 2019, la revolución en Chile conocida como "Chile Despertó" del 2019 al 2021 que derrotó al régimen de los "30 años", el Paro Nacional en Colombia en 2019- 2021 que derrotó al régimen uribista, la revolución que provocó la caída del gobierno capitalista de Evo Morales en Bolivia en 2019, y la revolución que terminó con el gobierno de Lenín Moreno en Ecuador también en 2019. En 2020 la oleada continuó en Estados Unidos con nuevas movilizaciones de Black Lives Matter que detonaron a partir del asesinato de George Floyd y extendió la lucha por la liberación de la raza negra a todos los continentes del mundo.

En la 2da oleada comenzó la "Segunda Primavera Árabe" con los levantamientos en Irak, Irán y el Líbano, y la "Tercera Intifada", esta vez de los Palestinos que viven dentro de las ciudades de Israel con centro en Jerusalén y Cisjordania ocupada. La "Segunda Primavera Árabe" es un proceso revolucionario que cuestiona a los gobiernos fundamentalistas islámicos de Irán, de Irak y el Líbano, con un nuevo activismo joven que rompe con los líderes religiosos y lucha por el laicismo, cuestionando a la corriente fundamentalista islámica que actua como dirección del movimiento de masas en la región de Medio Oriente.

La 2da oleada revolucionaria es un proceso urbano, que comenzó a ubicar en el centro a la clase obrera desarrollando los elementos y métodos del proletariado a partir de la irrupción de los chalecos amarillos en Francia, la huelga general en Bélgica, las huelgas de Amazon en Alemania, y la huelga general en la India en el año 2020, que fue la mayor huelga general de la historia. También en 2020 se produjo la revolución en Perú que derrocó en una semana a dos gobiernos capitalistas el de Martín Vizcarra y Peruanos por el Kambio (PPK), y el de Manuel Merino y el partido Acción Popular (AP).

Todo este proceso sufrió las sucesivas parálisis provocadas por la pandemia de Covid- 19, pero de conjunto significó una maduración y un avance en relación a la 1era ola, porque presentó una combinación de la actuación de la clase obrera con los demás sectores oprimidos como las mujeres, razas oprimidas, nacionalidades oprimidas como Cataluña, Palestina, y Ucrania, sexualidades oprimidas, y los pueblos originarios.

3) La Tercera Oleada Revolucionaria (2022 hasta hoy)

Comenzó en marzo del 2022 con la derrota de Putin en su intento de tomar la capital de Ucrania en las batallas de Kiev, Summy, y Jarkiv a mediados de marzo del 2022 que llevó a los invasores a la retirada a los territorios ocupados. La revolución ucraniana retoma la senda de guerras revolucionarias de liberación nacional como la guerra de Irak, la revolución de Rojava, de Yemen, o de Siria que desarrolla una guerra de guerrillas urbana, de autoorganización armada en la ciudades en combinación con la lucha de un ejército de liberación nacional.

La derrota de Putin ratificó el desarrollo de un proceso propio del siglo XXI, que a la vez, como en el caso de Irak, Ucrania o la 3era Intifada reciben el apoyo de sectores de las masas movilizadas en todo el mundo. Otro hito fundamental de la 3era oleada es que incluye la huelgas en Estados Unidos de actores y trabajadores de Hollywood, de trabajadores de hoteles y casinos en Las Vegas y el triunfo de la huelga histórica de las automotrices "las 3 grandes" del sector Ford, Stellantis y General Motors.

A ese movimiento se suman las huelgas generales, de ferroviarios, metalúrgicos y estibadores en Europa, como la huelga en Gran Bretaña, las movilizaciones en Francia en 2023 de trabajadores ferroviarios, y marítimos la huelga más importante en 30 años, las huelgas en Alemania del 2022 de los trabajadores portuarios de Hamburgo, Emden, Bremer, Bremerhaven, Brake y Wilhelmshaven, o la huelga general en Bélgica en 2022, así como las huelgas en Italia, España, Noruega los trabajadores del gas y el petróleo, y en Dinamarca de los trabajadores aeronáuticos.

La 3era oleada continuó con las protestas masivas en América Latina como las movilizaciones en Cuba contra la dictadura capitalista de Díaz Canel y el PC en el 2022, o en Panama, y Ecuador en 2023. En ´África se desarrollaron las manifestaciones en Ghana, Sierra Leona, Mozambique, Sudáfrica, Sudán, la huelga general en Túnez el 16 de julio del 2022, y la ola revolucionaria antiimperialista sobre todo anti francesa en la "Françafrique", que han ocasionado en Níger, Burkina Faso o Malí los golpes de estado.

Pero sin duda los levantamientos de la 3era ola tienen su eje central en el levantamiento del pueblo palestino o 3era Intifada, que dio un salto cuando las milicias palestinas infligieron una derrota el 7 de Octubre del 2023 al ejército de Israel. A partir del 7 de octubre la 3era Intifada adoptó un carácter de guerra civil abierta y declarada que impregna la situación mundial, impacta en todo Medio Oriente, y profundiza los procesos revolucionarios en el sudeste asiático

La 3er oleada revolucionaria presencia una ubicación de la clase trabajadora claramente en el centro de la situación mundial, impregnando con su acción, métodos, y organizaciones todo el ascenso revolucionario. A su vez, la entrada en escena de los grandes proletariados, con sus métodos y acciones desarrolla el surgimiento de un nuevo activismo sindical global que lucha por afiliar y organizar a las bases obreras, al mismo tiempo que busca derrotar a la burocracia sindical, un desarrollo que es parte del proceso mundial de revolución política que analizaremos más adelante.

El desarrollo de las 3 oleadas revolucionarias ha generalizado el proceso de las guerras revolucionarias. Detrás de la Guerra revolucionaria de Irak, se desarrollaron las guerras revolucionarias de Rojava, de Siria, de Yemen, de Ucrania, de Palestina, etc, y los procesos insurreccionales en los que también se ha desarrollado en forma masiva el surgimiento de las "Primeras Líneas" y procesos de auto- organización y auto- defensa, tanto en la revolución en Chile, o Colombia, como en Hong Kong, en Black Lives Matter, etc. A su vez, éste desarrollo de los procesos de auto- organización y auto- defensa detonó un giro a la izquierda en sectores de masas, y un proceso de radicalización política en el activismo y la vanguardia en todo el mundo. En todos estos movimientos se desarrolla un potente y renovado interés de miles de activistas en el Marxismo, y la búsqueda de una alternativa revolucionaria, aspectos estos que analizamos con mayor precisión mas adelante.

3- Solo dos teorías explican lo que ocurre en el mundo

Existen dos teorías, y solo dos, que explican lo que ocurre en el mundo. Por un lado, la "Teoría del Desacople", una teoría de Wall Street que sostienen el imperialismo mundial, analistas, financistas, politólogos, los medios de comunicación, el Vaticano, periodistas, sociólogos, partidos políticos, y el 99% de la izquierda mundial. 

La "Teoría del Desacople" plantea que lo que está sucediendo en el mundo es el fin de la hegemonía de EE.UU, y que viejos imperialismos como la Unión Europea (UE), o nuevos imperialismos que surgen como China, India, Rusia, o Brasil (BRIC'S) se "desacoplan" del dominio imperialista de EE.UU, y le disputan esa hegemonía. Según esa teoría, el mundo va hacia la III Guerra Mundial entre EE.UU vs. el "bloque China y Rusia".

Frente a esa teoría existe una sola alternativa: La teoría de "La Revolución Norteamericana del siglo XXI" de La Marx International. Esta teoría plantea que lo que sucede en el mundo es la existencia de una revolución mundial contra el capitalismo que comenzó en los Estados Unidos cuando el imperialismo fue derrotado en Irak, un `proceso revolucionario que se extiende al mundo entero en la medida que el capitalismo se encuentra bajo el dominio de Wall Street, y las Corporaciones de EE.UU. Para esta teoría el mundo no va "Hacia la III Guerra Mundial" como lo afirma la "Teoría del Desacople", sino que estamos en una guerra mundial entre la revolución y la contrarrevolución.

La "Teoría del Desacople" no tiene ningún asidero en la realidad. No existe ningún dato que indique que China, Rusia y los BRIC's se "desacoplan" del dominio de EE.UU, todo lo contrario, el dominio de las Corporaciones de EE.UU es cada vez mas catégorico y brutal. A su vez, la adopción de esta teoría lleva al 99% de la izquierda mundial a romper con el Marxismo porque es la negación de sus leyes mas profundas como la tendencia a la centralización y concentración del capital que dieron origen a la oligarquía del 1%. También lleva a la ruptura con la Teoría del Imperialismo ya que el "Desacople" define "Imperialismo" a toda oligarquía menor que tiene un fuerte ejército, multinacionales, y oprime a otros países porque actúa como "matón", o "capataz" del capitalismo en su zona de influencia. Al adoptar ésta definición de "Imperialismo" los grupos de izquierda rompen con el Marxismo.

Ratificamos la definición de imperialismo de Lenin que cobra actualidad con el dominio de las Corporaciones Globales, y la oligarquía del 1%. Las empresas que dominan la economía mundial ya no son las multinacionales, sino las Corporaciones Globales como JP Morgan Chase o Goldman Sachs que controlan los flujos globales de capital desde Wall Street cuyas casas matrices estan solo en los países imperialistas. Ni China, ni Rusia tienen Corporaciones Globales. Hasta países con economías capitalistas pequeñas como Colombia, o Argentina tienen multinacionales y a nadie se les ocurriría pensar que son países imperialistas. La adopción del "Desacople" ademas de chocarse con la realidad, pone de manifiesto el analfabetismo político de los dirigentes del 99% de la izquierda mundial.

El "Desacople" extiende abusivamente la definición de "imperialismo" a naciones como Turquía, Irán, China, Rusia, Brasil, Sudáfrica, India o Serbia, etc que son "submetrópolis" del capital imperialista. Al hablar de un mundo con "múltiples polos", "bipolar", o "tripolar", los dirigentes de los grupos de izquierda rompen con el Marxismo al confundir "submetrópolis" del imperialismo con países imperialistas, y siembran expectativas en estas oligarquías menores que reclaman su participación en la mesa del imperialismo.

Pero además, el planteo de un mundo "multipolar" está por fuera de la realidad. Las submetrópolis están en una crisis sin salida acompañando la crisis el imperialismo, y lejos de "disputar la hegemonía mundial" la tendencia a la concentración y centralizaci´`ón las vuelve cada vez mas inviables, y dependientes del capital imperialista. Expresiones de ésto son el hundimiento de la economía China desde hace 5 años sin salida a la vista, el hundimiento de la oligarquia de Rusia empantanada en la guerra de Ucrania, el hundimiento de la oligarquía de Adani en la India cada vez mas dependiente de Wall Street, y hasta de Israel que ha entrado en una crisis histórica en su rol de gendarme regional de Medio Oriente.

La tendencia a la concentración y centralización ha colocado en posición vulnerable a todas las oligarquias de las submetrópolis que ya no pueden sostener siquiera su status de socios menores del imperialismo. El "Desacople" hunde a la izquierda mundial en el pantano de los charlatanes catedráticos, intelectuales y analistas burgueses que hacen gala de su ignorancia parloteando de "Geopolítica" en la opinión pública y medios de comunicación. Pero los "opinólogos" y estafadores profesionales son liquidados por la realidad a cada minuto dado que su principal pronóstico, que es el advenimiento de la "III Guerra Mundial", nunca se cumple. Al no cumplirse la profecía de la 3era guerra mundial que vienen anunciando desde hace 70 años, desde los tiempos de la "Guerra Fría", quedan en ridículo.

Para el "Desacople" las guerras revolucionarias de Rojava, de Siria, de Yemen, de Ucrania, de Palestina, etc. son "guerras reaccionarias". Para quienes adhieren al "Desacople" no se debe apoyar a ningún bando en las guerras revolucionarias, con lo cual, adoptan una posición que termina favoreciendo a los regímenes opresores contra los cuales los pueblos salen a luchar. De ese modo, los partidarios del "Desacople" terminan dándole la espalda a los pueblos en la "Primavera Árabe", en la revolución Ucraniana, en la 3era Intifada, y en todas las revoluciones del siglo XXI.

Frente a esta a la estafa del "Desacople" se levanta la teoría de la Revolución Norteamericana del Siglo XXI. Ésta teoría es la actualización de la Teoría de la Revolución Permanente para el Siglo XXI que analiza la lucha mortal entre la revolución y la contrarrevolución mundial en el marco de la crisis terminal del modo de producción capitalista. La teoría de la Revolución Norteamericana del Siglo XXI analiza como se concatenan los complejos procesos revolucionarios del siglo XXI y como se vinculan las tareas democráticas, socialistas, transcionales y políticas para la intervención militante en ellas. De ello se desprende el Programa que lleva a la pelea por el poder para la imposición del Socialismo Global.

4- El Frente Contrarrevolucionario mundial

Lo que de verdad existe, y de eso los charlatanes del "Desacople" nunca hablan, es una vergonzosa sumisión y defensa en bloque de todas las oligarquías capitalistas menores a la gran oligarquía concentrada en Wall Street en cuyas pocas manos se concentra la riqueza global alrededor de un puñado de Corporaciones. 

Todos ellos conforman el Frente de la Contrarrevolución imperialista que afronta esta guerra mundial entre explotadores y explotados encabezado por el imperialismo de EE.UU, principal enemigo de los pueblos del mundo.

Rodeándolo en una sólida unidad están los imperialismos de Europa Occidental y Japón, y junto a ellos, más allá de roces circunstanciales son parte de éste Frente los matones a sueldo, asesinos de la clase obrera y criminales de guerra de Putin, Xi Jinping, Erdogan, Modi, Jamenei, o Netanhayu que actúan atacando las revoluciones que emergen en países pobres, pueblos originarios y regiones de influencia.

Este Frente Contrarrevolucionario mundial es el frente de los burgueses, la clase media rica, los burócratas sindicales, el Vaticano, los funcionarios de la ONU, el FMI, el Banco Mundial, todos los que tienen algo que perder si triunfan las masas. Es la "Santa Alianza" de quienes se unen férreamente para tratar de detener el avance de la revolución en defensa del sistema capitalista- imperialista mundial. Pero las contraofensivas que lanza el Frente Contrarrevolucionario mundial fracasan en su intento, y si bien se mantienen, producen un efecto opuesto al que esperaban: La situación revolucionaria no retrocede, se hace más violenta, explosiva y se extiende.

Las tensiones sociales y políticas aumentan a niveles nunca vistos. Cuando Netanhayu lanza ataques fascistas en Palestina ocupada, las milicias palestinas responden con el alzamiento armado. Cuando Putin se coloca a la puertas de Kiev, el pueblo ucraniano se alista para combatir por millones. Como afirmó Nahuel Moreno las contraofensivas cumplen la "ley del bombero loco" que trata de apagar el fuego con gasolina, es decir, cada incendio revolucionario que el imperialismo intenta aplacar produce el estallido de otro mucho más intenso, por empuje de las masas movilizadas.

Producto de que el ascenso revolucionario golpea impiadosamente sobre ellos, y que el colapso del capitalismo no encuentra solución a la vista, el Frente Contrarrevolucionario mundial está completamente en crisis. No existe hoy un acuerdo global u "orden mundial" que otorgue una estrategia a las clases dominantes, por el contrario, existe descontrol y completo desorden en la situación mundial. Esto provoca en el Frente Contrarrevolucionario mundial una crisis de conducción, un desconcierto entre sus cuadros dirigentes, y una crisis de sus instituciones sorprendidas a cada paso por los acontecimientos que no logran prevenir como el estallido de la pandemia de Covid- 19, la insurrección palestina del 7 de octubre 2023, la quiebra de Lehman Brothers, o el estallido del movimiento mundial de las mujeres.

La crisis golpea impiadosamente a todos los principales partidos políticos imperialistas, en medio de un proceso de descomposición de las instituciones globales como la ONU, OMS, FMI, G7, G20, Davos, etc. cuyas cumbres reciben un repudio masivo. A su vez, y como expresión de la decadencia de las clases dominantes, el Frente Contrarrevolucionario mundial carece de líderes burgueses con p`restigio. No existe hoy un De Gaulle, ni un Roosvelt, ni un Churchill, ni un Cárdenas, un Nasser, un Ghandi, una voz autorizada con autoridad política, al contrario, los líderes burgueses son una mediocridad completa, repudiados y rechazados mundialmente.

5- El "Frente Por la Paz y la Democracia"

Los dirigentes del Frente Contrarrevolucionario mundial han fracasado en su intento de frenar la revolución con la política de la confrontación abierta política y militar, lo cual los obliga a buscar otra política. De éste modo, ha surgido con un amplio cauce otra política contrarrevolucionaria que también forma parte de Frente Contrarrevolucionario mundial y busca derrotar a los pueblos, pero esta vez a través del engaño, y la traición. Con una rapidez extraordinaria, al lado de Biden, Macron, Modi, Meloni, Kishida, Putin, o Xi- Jinping, se ubican toda una serie de políticos burgueses que proponen una política "progresista".

El fracaso de la política del "garrote", hace que surja la política de la "zanahoria" con un estado mayor que lanza una agobiante propaganda a favor de la "paz" la "democracia" y contra la "violencia". Es un sector de Frente Contrarrevolucionario que critica al mismo tiempo la "dureza" de Netanhayu y la "violencia" de Hamas, y propone una política aparentemente "intermedia", "neutral", cuya consigna central es "paz" y "elecciones". Se trata del viejo "Frente por la paz y la democracia" (FPyD) surgido tras la derrota del imperialismo en Vietnam en los 70's que tras las derrotas de Irak y Afganistán se ha renovado con ropajes del siglo XXI.

Ahora en su versión del siglo XXI, la principal consigna del FPyD es que "se viene la derecha". Plantean que se viene el fascismo, o la derecha, algo que es totalmente falso porque para que ello ocurra debe haber una derrota de la clase obrera y el pueblo. Pero lo que esta ocurriendo es exactamente lo opuesto: estamos viviendo un proceso revolucionario mundial, por eso la campaña de que "se viene el fascismo" es una mentira que busca justificar la política de apoyo a gobiernos y coaliciones capitalistas e imperialistas como el Partido Demócrata por parte de Bernie Sanders, y Ocasio Cortez, Jeremy Corbyn y el Laborismo ingles, Pedro Sanchez, Olaf Sholtz, Podemos, Syriza, Melenchon, y sus socios menores Lula, Ramaphosa, López Obrador, Petro, Boric, Maduro, etc. en representación de las burguesías de los países pobres. El FPyD Incorpora en sus filas a las iglesias encabezadas por el Papa y el Vaticano, así como a los restos en crisis de la Segunda Internacional socialdemócrata.

También integra el FPyD los restos del stalinismo que en su descomposición se incorpora a coaliciones y gobiernos capitalistas o degenera en brutales dictaduras capitalistas como es el caso de Cuba, China, o Corea del Norte. La "Internacional Progresista" (IP) es la columna vertebral del FPyD, y le aporta texto, escribas, y opinólogos integrando a las burocracias sindicales, los ex- guerrilleros, y 99% de la llamada "izquierda" mundial. Este "Frente por la paz social y la democracia" se ha convertido en el más pérfido enemigo de los trabajadores y pobres del mundo.

Apoyándose en estas justas aspiraciones, el FPyD propone "treguas" donde los explotados van a la guerra civil, "concertaciones" donde la clase obrera resiste con huelgas; "aperturas democráticas" donde los pueblos están por derribar a un dictador; "perdón y olvido" para los que torturaron y asesinaron al servicio del capital, "votar coaliciones progresistas" en las farsas electorales, el "pacifismo" cuando estalla la guerra civil armada, y los pueblos adoptan la autodefensa. Proponen el desarme de los guerrilleros para que se organicen en partidos "civilizados" que no amenacen el poder de los capitalistas.

Dado que no hay obrero o pobre del mundo que no quiera vivir en paz y en democracia, el FPyD utiliza los legítimos anhelos de paz y libertad proponiendo acuerdos y pactos de todo tipo con el objetivo supremo de salvar al estado capitalista, sus regímenes, y sus gobiernos de los embates de las revolución. Los revolucionarios denunciamos sistemáticamente las mentiras y farsas del FPyD, sus engaños, y trucos, para derrotar su pol´ítica pérfida y traidora, luchando por que los pueblos y valiosos activistas del mundo no caigan bajo los cantos de sirena de sus engaños.

6- Una Revolución Política mundial

Pero a pesar de todos estos engaños, un verdadero tsunami político global golpea sobre todos los viejos partidos y direcciones del movimiento de masas. Los pueblos y los activistas del mundo le dan la espalda a las viejas corrientes, partidos, y direcciones porque ya no creen en ellas, y las rechazan. 

La socialdemocracia en todas sus variantes, el stalinismo clásico y sus variantes maoísta, castrista, guevarista, etc. los movimientos nacionalistas burgueses como el PRI, el peronismo, el APRA, el Nasserismo, los ex guerrilleros como el sandinismo, el Farabundo Marti, etc. todas direcciones que antaño fueron atractivas para millones de activistas del mundo entero, hoy se hunden en una profunda crisis producto del rechazo y repudio que sufren por sus traiciones.

Denominamos a este "terremoto" global de rechazo de las pueblos a todos los viejos partidos y direcciones "revolución política". Éste concepto fue formulado por primera vez por León Trotsky en 1936, cuando planteó que para recuperar la "revolución traicionada" por los stalinistas, era necesaria una revolución que derroque a la dirección stalinista que habían tomado la conducción de la Unión Soviética. Luego este mismo concepto fue actualizado por Nahuel Moreno a partir de 1958 cuando formuló que la revolución política es una revolución que va contra el stalinismo, pero que incluye también a todos los aparatos y direcciones contrarrevolucionarias del mundo.

Los pueblos del mundo comenzaron a emprender la tarea de la revolución política mundial con la caída del Muro de Berlín en 1989 hace 35 años. Esto abrió una nueva etapa mundial de la lucha de clases, que pasó por 3 momentos:

  1. El comienzo del derrumbe del stalinismo entre 1989- 1999, y, como previó Nahuel Moreno, de todos los aparatos contrarrevolucionarios, la socialdemocracia, los viejos movimientos nacionalistas burgueses, etc.
  2. Entre los años 2000 y 2010 la revolución política se "congeló" cuando el imperialismo lanzó una contraofensiva global "contra el terrorismo" y la invasión a Irak. La derrota de la contraofensiva imperialista reabrió la crisis mundial del capitalismo, desató las oleadas revolucionarias, y "descongeló" la revolución política.
  3. A partir del 2010 en que la revolución política se "descongeló", comenzó a barrer los restos de los grandes aparatos contrarrevolucionarios, pero también al autonomismo, al fundamentalismo islámico, al castro- chavismo, e incluso empezó a golpear a los propios partidos de la Internacional Progresista.

Al comenzar la revolución política mundial a destruir al Stalinismo, provocó una aguda crisis en todas las organizaciones de izquierda del mundo que compartían la politica, las formulaciones teórico- politicas del Stalinismo, y su estrategia. El derrumbe del stalinismo arrastra consigo a todos los partidos y direcciones de masas del mundo entero, cuya solidez y establidad está en directa relación con la solidez y estabilidad del Stalinismo, como lo explicó Nahuel Moreno: "... a escala mundial, la solidez de los aparatos que frenan, traicionan y desvían los movimientos revolucionarios de las masas, sean ellos socialdemócratas, partidos nacionalistas burgueses, burocráticos o estalinistas, se encuentra directamente relacionada con la solidez del Stalinismo del Kremlin" (Nahuel Moreno- Tesis de Leeds. 1958)

El proceso de revolución política mundial da como resultado un debilitamiento de los regímenes democrático burgueses que se asientan en esos partidos y direcciones, en las cuales las masas ya no creen. Esto provoca un verdadero "terremoto" político, hace entrar en crisis a los regímenes democrático burgueses, sectores de masas no concurren a votar y les dan la espalda a las elecciones burguesas, lo que se expresa en la "ola abstencionista" que recorre el mundo.

Los pueblos comenzaron a expresar el rechazo a la democracia burguesa entre finales de la 2da oleada revolucionaria, y comienzo de la 3 era oleada, alrededor del año 2021 cuando en altos porcentajes la población no concurrió a votar, o votó nulo, o blanco. Éstos porcentajes fueron en crecimiento en Venezuela, Italia, Brasil, Perú, Irak, Chile, etc. o como los casos de EE.UU, y México donde la abstención alcanzó casi el 50%. Algunas elecciones como en las regionales en Francia la abstención alcanzó niveles del 65,3% rangos históricos desde que en 1958 el general Charles de Gaulle fundó la V República.

El derrumbe de los partidos políticos, y organizaciones que fueron la dirección del movimiento de masas por décadas impacta en la democracia burguesa, porque el régimen democrático burgués se asienta en los partidos políticos burgueses, y reformistas. Si esos pilares se derrumban, se derrumba todo el régimen político. El hecho de que las masas del mundo comenzaron a darle la espalda a la propaganda de la burguesía, y de las organizaciones reformistas es un avance de la conciencia que pone en crisis al régimen democrático burgués, y golpea sobre todas las organizaciones políticas que defienden al régimen democrático burgués, sobre todo a las organizaciones reformistas.

Ésta crisis de la democracia burguesa provoca el surgimiento de gobiernos capitalistas muy débiles, electos por un porcentaje muy minoritario de la población, que deben gobernar en medio de una brutal crisis del capitalismo, lo que provoca una crisis y caidas de gobiernos en forma permanente. A su vez, entra en crisis la política del FPyD de "reacción democrática", porque bajo los golpes de la revolución política, la democracia burguesa se ha convertido en una caja de pandora.

Aún bajo el férreo control de los fraudes, y los antidemocráticos mecanismos electorales burgueses, puede ocurrir que un "don nadie" gane las elecciones superando a los partidos tradicionales como ya ocurrió con Beppe Grillo, Meloni, Milei, Bolsonaro, etc. personajes o "outsiders" que dos años antes de ser presidentes eran unos completos desconocidos. En España, el resultado de las elecciones abrió una crisis política, mientras que en Inglaterra, una de los países con una de las democracias burguesas mas estables de la historia, sucedió que durante el año 2022 tuvo 3 presidentes, en medio de una crisis brutal de su economía, surcada por huelgas y movilizaciones obreras.

De este modo, la "Revolución Política" es la lucha por el cambio en la direcciones del movimiento de masas del mundo, un proceso crucial en la batalla por la resolución de la crisis de dirección revolucionaria. El hecho de que los pueblos del mundo comenzaron a dar la espalda a las direcciones burguesas o reformistas es un avance de la conciencia que pone en crisis al régimen democrático burgués, y golpea sobre todas las organizaciones políticas que defienden el capitalismo, producto de lo cual, la revolución política ha abierto una grave crisis en la izquierda mundial.

7- La crisis mundial de la izquierda

Una grave crisis golpea a todas las organizaciones de izquierda del mundo. Los dirigentes del 99% de los grupos de la izquierda han adoptado una política de integrar, apoyar o llamar a votar a los gobiernos y coaliciones capitalistas, incluídos los gobiernos imperialistas.

La aplicación de ésta política de "colaboración de clases" o "frentepopulismo" significa una ruptura con el principio Marxista de la independencia de clase, lo cual agrava a niveles inéditos la crisis de la izquierda mundial. Los grupos stalinistas y socialdemócratas integrados en el FPyD colaboran en forma pública y descarada con los gobiernos y coaliciones capitalistas, ubicando ministros, asesores y diputados en dichos gobiernos. Los grupos que se reclaman trotskistas están adoptando el mismo curso a toda velocidad integrando las coaliciones capitalistas, o llamando a votarlas. Con esta `política de colaboración de clases, los dirigentes de los grupos del 99% de la izquierda mundial están traicionando públicamente a los pueblos del mundo.

Ésta traición provoca un grave proceso de retroceso y disgregación de todas la organizaciones de izquierda del mundo, lo cual da como resultado que no existan hoy organizaciones de izquierda que crezcan, o se fortalezcan. Por el contrario, el panorama es de inexistencia de un polo mundial que organice y atraiga a los activistas del mundo, producto del grave proceso de dispersión y disolución de todas la organizaciones de izquierda del mundo, sin excepción.

A su vez, la ruptura con el principio Marxista de la independencia de clase, lleva a la ruptura con todos los principios. El 99% de los grupos de izquierda ya no apoyan las revoluciones del mundo, con toda clase de excusas. Se niegan a apoyar la revolución de liberación del pueblo de Ucrania, colocándose objetivamente en el bando de la invasión criminal de Putin. En Palestina se niegan a apoyar las acción militar de las milicias palestinas, haciendo un llamado a la "Paz". Sectores de la izquierda mundial levantan la consigna "ni Hamas, ni Netanhayu" colocando un signo igual entre el estado Nazi de Israel, y el movimiento armado de los pueblos oprimidos.

La mayoría de la izquierda mundial acepta la ocupación de Palestina, al apoyar la política de "Dos estados" del imperialismo. De éste modo, al negarse a apoyar por diversas vías los levantamientos armados de los pueblos el 99% de la izquierda mundial abandona el internacionalismo proletario. El 99% de la izquierda mundial ya no defiende a los presos políticos, ni los perseguidos del mundo, se niegan a reclamar la Libertad de Julian Assange, se niegan a defender la Libertad de 19 en Colombia, y se niegan a levantar campañas por los derechos democráticos mas elementales.

Veamos el panorama del curso hacia la derecha de las direcciones de los grupos que se reclaman trotskistas. En Estados Unidos, producto del proceso mundial de revolución política así como el giro a la izquierda de sectores del movimiento de masas, hay el resurgimiento de un nuevo activismo que busca las ideas Marxistas y socialistas. Pero éste activismo se encuentra con la realidad de que el 99% de la izquierda norteamericana apoya, integra y llama a votar por el gobierno imperialista de Biden, en forma pública.

Entre las múltiples expresiones del giro a la izquierda de las masas en Estados Unidos se ha dado el crecimiento explosivo de la DSA (Democratic Socialist of America) que constituye la base de la Internacional Progresista (IP). DSA es hoy la organizacion de izquierda mas importante de EE.UU, pero forma parte del imperialista Partido Demócrata y lleva candidatos en sus listas. El rol de DSA es el de actuar como válvula de descompresión del regímen político desviando el ascenso obrero y popular hacia la vía muerta del reformismo.

Desde Revista Jacobin, DSA aporta una constelación de opinólogos, y charlatanes a sueldo que trabajan para fundamentar la estrategia reformista y el apoyo a gobiernos capitalistas "progresistas" en todo el mundo. El objetivo de IP, DSA, y Revista Jacobin, es abortar y esterilizar toda corriente radicalizada que surja para evitar el desarrollo de una corriente Marxista revolucionaria independiente del estado. Pero tras el entusiasmo inicial, por su política traidora de apoyo al Partido Demócrata la DSA ha entrado en una grave crisis.

DSA sufre un derrumbe de sus afiliados, el hundimiento de sus finanzas, y una ola de despidos de dirigentes, y cuadros políticos rentados. La crisis en DSA arrastra a todas las corrientes oportunistas que se han integrado a ella como Solidarity que reponde al mandelismo, Socialist Alternative (SA) encabezada por la concejal de Seattle Kshama Sawant, Tempest, Estrella Roja, Pan y Rosas, Reforma & Revolución, Grupo de Unidad Marxista, la Mayoría Socialista, etc. Todos estos sectores traicionan al pueblo norteamericano apoyando al gobierno imperialista de Biden, y capitulan al imperialismo de EE.UU mientras le mienten al activismo presentándose como "Marxistas".

En Europa, una grave crisis afronta el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA; Nouveau Parti Anticapitaliste) de Francia cuya dirección histórica dividió el partido para apoyar la coalición capitalista de Jean-Luc Mélenchon. El estallido del NPA es el punto final para la experiencia mandelista que ha iniciado una grave disgregación. El SWP de Inglaterra la corriente de Joseph Choonara y el economista Michael Roberts fundada por Tony Cliff colabora con gobiernos capitalistas regionales y locales de Alemania al pertenecer al partido amplio "Die Linke", que ha gobernado ciudades y localidades alemanas, en defensa del capitalismo imperialista alemán.

En Inglaterra tanto el SWP inglés como los grupos provenientes del "Militant" el CTI de Peter Taafe como la CMI de Alan Woods han apoyado a los sectores burgueses "progresistas" encabezados por Jeremy Corbyn dentro del Partido Laborista en Gran Bretaña, un partido de base obrera y sindical pero con una conducción burguesa que siempre defendió los intereses del imperialismo británico. El apoyo a `personajes como Corbyn quien es funcionario de la Internacional Progresista, es una traición a los trabajadores y pueblo de Gran Bretaña. A su vez Alan Woods ha hecho un vergonzoso apoyo al gobierno de Hugo Chavez en Venezuela, que es de público conocimiento, todo un pasado de apoyo a gobiernos capitalistas e imperialistas que Woods quiere "borrar" llamando ahora a conformar una corriente "comunista".

Éstas corrientes por su adhesion a la Teoría del Desacople se ubican en el terreno de la defensa de la agresión e invasión del gobierno de Putin a Ucrania. Sin excepción, el SWP, la CMI, la CIT, y junto a ellos grupos provenientes de esa tradición como WSWS de EE.UU actúan en defensa del asesino Putin, apoyando y justificando su invasión y agresión a Ucrania lo que los convierte en voceros y apéndices de un criminal de guerra, en nombre del Marxismo.

En Brasil el mandelismo encabezado por el MES, junto a Valerio Arcary, y otros grupos como la LIS del MST de Argentina apoyan e integran la coalición del gobierno capitalista de Lula, en una franca y abierta política de colaboración con el gobierno capitalista de Brasil. La LIT- CI del PSTU de Brasil, hizo campaña de recolección de firmas en apoyo a la candidata capitalista Francia Marquez actual vicepresidenta del gobierno capitalista de Colombia, y apoyó en Chile la Constitución capitalista impulsada por el gobierno capitalista de Boric, que el pueblo chileno rechazó.

También integró la coalición capitalista de Lula la UIT, que es IS de Argentina, y tras haber obtenido bancas y cargos salio de esa coalición, lo mismo que hizo en Perú cuando obtuvo bancas tras apoyar la coalición capitalista Frente Amplio. Éste mismo grupo en Argentina llamó a votar por el candidato imperialista del peronismo Sergio Massa. El grupo Izquierda diario, el PTS de Argentina, votó 24 leyes del gobierno capitalista de Massa en el Parlamento, una politica de colaboracion de clases que Massa le agredecio publicamente por TV. Es la misma política colaboración que también presentan otros grupos como el PO de Argentina, o el Nuevo MAS de Argentina, y se ha convertido en el accionar central de FITU de Argentina, cada vez mas integrado en apoyar y sostener la politica del peronismo.

Los ejemplos que hemos colocado son una sintética muestra del grado de descomposición que están sufriendo estas corrientes en su política de apoyo publico a coaliciones y gobiernos capitalistas. Al acelerarse la crisis de los aparatos y direcciones contrarrevolucionarias producto del tsunami de la revolución política, los grupos autoreferenciados como trotskistas que actúan colaborando con las viejas direcciones son golpeados por el tsunami. La revolución política termina yendo contra ellos, los destruye y disgrega, al estar cada vez más asociados a las viejas direcciones.

Los activistas del mundo, que otrora encontraban en la izquierda herramientas para la lucha, encuentran ahora una constelación de grupos en crisis que apoyan a las dictaduras, a algunos de los regímenes mas horrorosos del mundo como el del Partido Comunista de China, de Cuba, o de Corea del Norte, que colaboran con los gobiernos capitalistas, y que lo único que les importa es la intervención electoral. Esta realidad ha desatado un proceso de "desilusión global" de los activistas del mundo con la izquierda, lo cual incluye la existencia de valiosos cuadros que se desprenden de estas corrientes en la búsqueda del Marxismo, y una dirección verdaderamente revolucionaria.

Para contrarrestar ésta "desilusión global" de los activistas del mundo, y el proceso de disgregación y dispersión que sufren todos ésos grupos hacen un permanente llamado a la "unidad de la izquierda", un llamado que es mas fuerte cuando se avecinan las elecciones. Rechazamos de plano todo éstos hipócritas llamados a la "unidad", porque son una trampa. No son llamados para apòyar las revoluciones del mundo, ni para luchar por un gobierno obrero, sino que son llamados para sumarnos a su política de apoyo a los gobiernos capitalistas. Rechazamos este llamado que hacen permanentemente en foros, reuniones, congresos, debates, etc que abundan en el mundo, porque no es ese tipo de "unidad" la que necesitamos, sino la "unidad" de los revolucionarios, que vamos a desarrollar mas adelante.

8- La situación del activismo y

la vanguardia mundial

La oleadas y procesos revolucionarios que se desarrollan en los 5 continentes dan origen a una camada de miles de activistas que se desarrollan en las luchas sindicales, democráticas, feministas, raciales, por el clima, por la independencia nacional, por las opresiones sexuales, etc. Nuestra política es hacia las grandes masas, pero con ella buscamos ganar a éste activismo mundial que emerge, y constituye la vanguardia de la revolución contra el capitalismo.

Éste activismo ofrece la materia prima para la construcción de una dirección revolucionaria. Existe un cambio fundamental en la ubicación del activismo y la vanguardia mundial entre los siglos XX y XXI. En el siglo XX en el contexto de la lucha de clases de las décadas de 40`s, 50`s, 60's, 70's tras el fin de la 2da guerra mundial, emergieron con gran fortaleza los aparatos contrarrevolucionarios, el stalinismo, la socialdemocracia, los movimientos nacionalistas burgueses, etc. Éstas direcciones tenían millones de militantes, dirigentes, activistas, cuadros, intelectuales, sindicalistas, y lo mejor de la vanguardia mundial se encontraba entonces en el interior de éstas organizaciones.

La mayor parte del siglo XX la lucha de clases presentaba una realidad muy contradictoria: Por un lado y desde el punto de vista objetivo se daban grandes revoluciones como la derrota de los Nazis, la revolución Yugoeslava, la China, la de Corea, o Vietnam. Pero por otro lado, existía un gran retroceso desde el punto de vista subjetivo, de la conciencia: Los grandes proletariados y los pueblos confiaban en las direcciones traidoras. El Partido Comunista frances, o italiano, los PC's del mundo eran organizaciones con millones de afiliados.

Los obreros portaban orgullosos su carnet de afiliación al Partido Comunista porque creían y confiaban en el stalinismo. Lo mismo ocurría con los partidos laboristas, o socialistas, o los movimientos nacionalistas burgueses que contaban con millones de jóvenes y entusiastas militantes. Millones creían en Stalin, Mao, Khrushev, Cárdenas. Ghandi, Perón, Nasser, etc. Ésta realidad cambió completamente en el siglo XXI.

En el siglo XXI, los miles de activistas que surgen en los 5 continentes no pertenecen a la socialdemocracia, ni al stalinismo, ni a los movimientos nacionalistas burgueses, ni a los movimientos guerrilleros, ni a nada. Tiene simpatías por algunas direcciones pero, salvo excepciones, el grueso de los activistas no se siente representado por ninguna de estas organizaciones. Producto de la política traidora de las viejas direcciones y el 99% de la izquierda mundial, el activismo y la vanguardia no ve atractiva a estas organizaciones, ni las considera una opcion para organizarse. Se mantiene independiente, y por fuera de todas estas organizaciones.

Al ser el siglo XXI el de la revolución política, es el siglo donde miles de activistas se desarrollan fuera del control de los viejos aparatos, o incluso enfrentándose a ellos. El stalinismo, la socialdemocracia, los movimientos guerrilleros o nacionalistas burgueses se han convertido en cáscaras vacías, aparatos desiertos. Y los mejores activistas que surgen, se desarrollan por fuera de éstas organizaciones. Ésto hace necesario un cambio en la orientación y política de los trotskistas en el siglo XXI.

Durante el siglo XX, producto de la fortaleza de los aparatos contrarrevolucionarios, y la existencia de miles de activistas que se encontraba en ellos, en el movimiento trotskista se formulaban intensos debates acerca de cuales eran las mejores tácticas para vincularse a este activismo y ganarlo para las posiciones del trotskismo. De allí que existiese un permanente debate en esos años entre los dirigentes trotskistas alrededor de todo tipo de tácticas unitarias: El entrismo, el frente único obrero, el frente electoral, la unidad de acción, la exigencia a las direcciones, el frente unico antiimperialista, etc. fueron las t`´ácticas privilegiadas de los trotskistas en el siglo XX.

Era lógico que ésto sucediera porque además producto de la política contrarrevolucionaria de las direcciones surgían alas izquierdas en esas organizaciones que obligaban a los militantes trotskistas a debatir intensamente como mejor empalmar con ellas para que rompieran atrayéndolas al trotskismo. León Trotsky había formulado ya la táctica del entrismo en la década de los 30's para aprovechar las oportunidades de la lucha de clases aprovechando las crisis y el surgimiento de alas izquierdas en los partidos socialdemócratas.

Pero en el siglo XXI las cosas han cambiado completamente. A su vez, mucho del viejo activismo y vanguardia se ha quebrado y ya no cree en la revolución, es un sector social que hoy es retaguardia y está en la dirección de los grupos de izquierda. Su curso contrarrevolucionario es irreversible, por lo cual ya nada podemos esperar de éste sector.

Ésto obliga a un cambio en la definición de las tácticas prioritarias, por ejemplo el entrismo no puede ya ser hoy una táctica privilegiada. No debemos desacartarla, pero no puede ser prioritaria dado que los aparatos están vacíos, o solo llenos de arribistas y funcionarios, con lo cual un militante trotskista no tiene dentro de esas organizaciones prácticamente nadie con quien dialogar. Las tácticas unitarias son válidas para la movilización, pero incluso en la lucha cada vez tienen mas importancia las tácticas de autoorganización, de autodefensa, de autodeterminación que permite que se desarrollen mas rapidamente los nuevos dirigentes que enfrenten y superen a las viejas direcciones.

Cuando se trata de las tácticas para la construcción de los partidos revolucionarios, comienza a tener cada vez mayor importancia otras tácticas como la diferenciación, la delimitación, o la denuncia sistemática y permanente de las políticas capituladoras de las direcciones traidoras, y el 99% de los grupos de izquierda mundial. Es decir, el hartazgo o la desilusión del activismo mundial en las viejas direcciones, y el 99% de la izquierda mundial, requiere que aparezca un polo claro alternativo en defensa del Marxismo y sus principios, con lo cual aplicar éstas tácticas permite que comience a hacerse visible una herramienta revolucionaria que sea una opción para el activismo global.

9- Reagrupamos a los revolucionarios para luchar por el gobierno obrero y el socialismo global

Al romper con el Marxismo, el 99% de la izquierda mundial se ha hecho vocera de las charlatanerías, palabreríos, y estupideces que lanzan los think thank y opinólogos de la ONU y el imperialismo. Adoptan las "modas" como la "Teoría Decolonial", la "Teoría del Desacople", la "Teoría de las ondas largas", la "Teoría crítica de la raza", la "Teoría del estado Plurinacional", el "Feminismo Burgués", etc., Se han convertido en una cloaca que transmite al activismo global todos los prejuicios, y palabreríos de los opinólogos a sueldo, chapucerías de las universidades y think thank imperialistas.

A su vez, producto de la disgregación mundial, los dirigentes del 99% de los grupos impotentes para detener el proceso de crisis, se aferran desesperadamente a los negocios para sobrevivir. Construyen cooperativas, en un proceso de ONGización imparable, y se vuelven cada vez mas dependientes del estado capitalista, lo que los ha convertido en meros grupos socialdemócratas desesperados por tener cargos electorales. Son grupos que llevan décadas y han fracasado. Con su disgregación, avanza la descomposición moral, política, y social de sus dirigentes.

Pero mientras se desintegra, y descompone esta izquierda mundial fracasada, miles de valiosos y honestos camaradas siguen buscando respuestas en el Marxismo. Para estos honestos camaradas provenientes de diferentes tradiciones se impone la tarea del Reagrupamiento internacional de los Revolucionarios. Es la tarea número uno, de carácter estratégico y vital para dar la batalla por resolver la crisis de dirección revolucionaria. Necesitamos fijar la estrategia partiendo del análisis de la crisis mundial del trotskismo, para batallar por la Reconstrucción de la IV Internacional.

Para esa batalla, que es estratégica, nuestro diagnóstico es que la crisis de la IV Internacional es de tal gravedad que para marchar a su reconstrucción es necesario un paso previo que es el Reagrupamiento de los Revolucionarios. Necesitamos una base de cuadros militantes, grupos y organizaciones que conformen una plataforma y punto de partida de la reorganización de una Internacional Socialista, hoy inexistente. Este paso es fundamental en el camino estratégico de Reconstrucción de la IV Internacional. Estos pasos que debemos dar son cruciales.

Respetamos las diferentes tradiciones de las cuales provienen los camaradas, pero no mentimos al respecto. Existe solamente una tradición revolucionaria consecuente que fue la de Nahuel Moreno, las demas, no pasaron la prueba de la historia. Reivindicamos el "trotskismo ortodoxo" y quienes se acercan a nuestra corriente, aunque tengan coincidencia en muchos aspectos de nuestro programa, deben saber que el bolchevismo y el trotskismo tiene una historia, en la cual nos educamos y formamos. La enseñanza de Nahuel Moreno es que sin lucha contra el revisionismo, no hay Marxismo, ni trotskismo.

Entonces, sin lucha contra el revisionismo, y sin denuncia de las direcciones traidoras, no existen condiciones para avanzar en la resolución de la crisis de dirección revolucionaria. No nos agrupamos para hacer propaganda Marxista, ni universidades Marxistas, aunque hagamos muchos cursos. Y no nos agrupamos para ser meros activistas, aunque impulsemos las movilizaciones. No queremos hacer propaganda del Marxismo, sino aplicarlo. Por eso, la batalla del Reagrupamiento de los Revolucionarios es la tarea presente sin olvidar ni por un minuto que siendo la tarea mas importante de todas, es una táctica.

El Reagrupamiento de los Revolucionarios es un paso táctico en el camino de nuestra estrategia de reconstruir la IV Internacional. Para construir partidos bolcheviques para la pelea por el poder y el gobierno obrero. Existen corrientes que afirman que a la IV no hay que reconstruirla sino "refundarla", o construir la Quinta Internacional o hacer otra cosa. Todos esos planteos son equivocados. Ratificamos la estrategia de la reconstrucción de la IV Internacional no por un capricho, sino por un convencimiento científico. Así lo explica Nahuel Moreno:"...la fundación de nuestra Internacional fue el más grande acierto de Trotsky y de nuestro movimiento mundial ...Responde a una misma necesidad ...unir férreamente a todos los marxistas revolucionarios alrededor de un programa que sintetizara todo lo aprendido por el movimiento marxista mundial ...Para defender estas conquistas del marxismo, sintetizadas en el trotskismo y su programa ..."          ( Nahuel Moreno- Actualización del Programa de Transición- 1980)

Una vez comprendidas las tendencias fundamentales de la situación mundial, de la luchas de clases, y de las direcciones, las tareas del Reagrupamiento de los Revolucionarios que debemos llevar adelante, son tácticas al servicio de la estrategia de la reconstrucción de la IV Internacional. Todas las orientaciones que llevemos adelante, y eventos, todo lo que hagamos, es al servicio de construir este polo de reagrupamiento, una orientación que desde este documento proponemos para su concreción.

Deja tu Mensaje

El 2 de Junio del 2024 están convocadas las elecciones presidenciales en nuestro país. Desde La Marx México convocamos a la abstención y el voto nulo, no debemos dar apoyo a ninguna de las dos coaliciones capitalistas que compiten en las próximas elecciones. Ni la candidatura de Claudia Sheinbaum de la Coalición Morena, ni la candidatura de Xochitl...

Se está llevando a cabo un movimiento de "guerrilla digital" llamado #Blockout2024 (Boycott o Bloqueo). Es un movimiento de repudio a las grandes marcas, multinacionales, artistas de Hollywood y celebridades. Éste movimiento comenzó el 6 de mayo del 2024 cuando la Gala del evento Met provocó un masivo repudio popular la actitud de las...