es

La crisis de la izquierda mundial

23.05.2024

Extracto del documento "La Situación Mundial" de La Marx International

Una grave crisis golpea a todas las organizaciones de izquierda del mundo. Los dirigentes del 99% de los grupos de la izquierda han adoptado una política de integrar, apoyar o llamar a votar a los gobiernos y coaliciones capitalistas, incluídos los gobiernos imperialistas.

La aplicación de ésta política de "colaboración de clases" o "frentepopulismo" significa una ruptura con el principio Marxista de la independencia de clase, lo cual agrava a niveles inéditos la crisis de la izquierda mundial. Los grupos stalinistas y socialdemócratas integrados en el FPyD colaboran en forma pública y descarada con los gobiernos y coaliciones capitalistas, ubicando ministros, asesores y diputados en dichos gobiernos. Los grupos que se reclaman trotskistas están adoptando el mismo curso a toda velocidad integrando las coaliciones capitalistas, o llamando a votarlas. Con esta `política de colaboración de clases, los dirigentes de los grupos del 99% de la izquierda mundial están traicionando públicamente a los pueblos del mundo.

Ésta traición provoca un grave proceso de retroceso y disgregación de todas la organizaciones de izquierda del mundo, lo cual da como resultado que no existan hoy organizaciones de izquierda que crezcan, o se fortalezcan. Por el contrario, el panorama es de inexistencia de un polo mundial que organice y atraiga a los activistas del mundo, producto del grave proceso de dispersión y disolución de todas la organizaciones de izquierda del mundo, sin excepción.

A su vez, la ruptura con el principio Marxista de la independencia de clase, lleva a la ruptura con todos los principios. El 99% de los grupos de izquierda ya no apoyan las revoluciones del mundo, con toda clase de excusas. Se niegan a apoyar la revolución de liberación del pueblo de Ucrania, colocándose objetivamente en el bando de la invasión criminal de Putin. En Palestina se niegan a apoyar las acción militar de las milicias palestinas, haciendo un llamado a la "Paz". Sectores de la izquierda mundial levantan la consigna "ni Hamas, ni Netanhayu" colocando un signo igual entre el estado Nazi de Israel, y el movimiento armado de los pueblos oprimidos.

La mayoría de la izquierda mundial acepta la ocupación de Palestina, al apoyar la política de "Dos estados" del imperialismo. De éste modo, al negarse a apoyar por diversas vías los levantamientos armados de los pueblos el 99% de la izquierda mundial abandona el internacionalismo proletario. El 99% de la izquierda mundial ya no defiende a los presos políticos, ni los perseguidos del mundo, se niegan a reclamar la Libertad de Julian Assange, se niegan a defender la Libertad de 19 en Colombia, y se niegan a levantar campañas por los derechos democráticos mas elementales.

Veamos el panorama del curso hacia la derecha de las direcciones de los grupos que se reclaman trotskistas. En Estados Unidos, producto del proceso mundial de revolución política así como el giro a la izquierda de sectores del movimiento de masas, hay el resurgimiento de un nuevo activismo que busca las ideas Marxistas y socialistas. Pero éste activismo se encuentra con la realidad de que el 99% de la izquierda norteamericana apoya, integra y llama a votar por el gobierno imperialista de Biden, en forma pública.

Entre las múltiples expresiones del giro a la izquierda de las masas en Estados Unidos se ha dado el crecimiento explosivo de la DSA (Democratic Socialist of America) que constituye la base de la Internacional Progresista (IP). DSA es hoy la organizacion de izquierda mas importante de EE.UU, pero forma parte del imperialista Partido Demócrata y lleva candidatos en sus listas. El rol de DSA es el de actuar como válvula de descompresión del regímen político desviando el ascenso obrero y popular hacia la vía muerta del reformismo.

Desde Revista Jacobin, DSA aporta una constelación de opinólogos, y charlatanes a sueldo que trabajan para fundamentar la estrategia reformista y el apoyo a gobiernos capitalistas "progresistas" en todo el mundo. El objetivo de IP, DSA, y Revista Jacobin, es abortar y esterilizar toda corriente radicalizada que surja para evitar el desarrollo de una corriente Marxista revolucionaria independiente del estado. Pero tras el entusiasmo inicial, por su política traidora de apoyo al Partido Demócrata la DSA ha entrado en una grave crisis.

DSA sufre un derrumbe de sus afiliados, el hundimiento de sus finanzas, y una ola de despidos de dirigentes, y cuadros políticos rentados. La crisis en DSA arrastra a todas las corrientes oportunistas que se han integrado a ella como Solidarity que reponde al mandelismo, Socialist Alternative (SA) encabezada por la concejal de Seattle Kshama Sawant, Tempest, Estrella Roja, Pan y Rosas, Reforma & Revolución, Grupo de Unidad Marxista, la Mayoría Socialista, etc. Todos estos sectores traicionan al pueblo norteamericano apoyando al gobierno imperialista de Biden, y capitulan al imperialismo de EE.UU mientras le mienten al activismo presentándose como "Marxistas".

En Europa, una grave crisis afronta el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA; Nouveau Parti Anticapitaliste) de Francia cuya dirección histórica dividió el partido para apoyar la coalición capitalista de Jean-Luc Mélenchon. El estallido del NPA es el punto final para la experiencia mandelista que ha iniciado una grave disgregación. El SWP de Inglaterra la corriente de Joseph Choonara y el economista Michael Roberts fundada por Tony Cliff colabora con gobiernos capitalistas regionales y locales de Alemania al pertenecer al partido amplio "Die Linke", que ha gobernado ciudades y localidades alemanas, en defensa del capitalismo imperialista alemán.

En Inglaterra tanto el SWP inglés como los grupos provenientes del "Militant" el CTI de Peter Taafe como la CMI de Alan Woods han apoyado a los sectores burgueses "progresistas" encabezados por Jeremy Corbyn dentro del Partido Laborista en Gran Bretaña, un partido de base obrera y sindical pero con una conducción burguesa que siempre defendió los intereses del imperialismo británico. El apoyo a `personajes como Corbyn quien es funcionario de la Internacional Progresista, es una traición a los trabajadores y pueblo de Gran Bretaña. A su vez Alan Woods ha hecho un vergonzoso apoyo al gobierno de Hugo Chavez en Venezuela, que es de público conocimiento, todo un pasado de apoyo a gobiernos capitalistas e imperialistas que Woods quiere "borrar" llamando ahora a conformar una corriente "comunista".

Éstas corrientes por su adhesion a la Teoría del Desacople se ubican en el terreno de la defensa de la agresión e invasión del gobierno de Putin a Ucrania. Sin excepción, el SWP, la CMI, la CIT, y junto a ellos grupos provenientes de esa tradición como WSWS de EE.UU actúan en defensa del asesino Putin, apoyando y justificando su invasión y agresión a Ucrania lo que los convierte en voceros y apéndices de un criminal de guerra, en nombre del Marxismo.

En Brasil el mandelismo encabezado por el MES, junto a Valerio Arcary, y otros grupos como la LIS del MST de Argentina apoyan e integran la coalición del gobierno capitalista de Lula, en una franca y abierta política de colaboración con el gobierno capitalista de Brasil. La LIT- CI del PSTU de Brasil, hizo campaña de recolección de firmas en apoyo a la candidata capitalista Francia Marquez actual vicepresidenta del gobierno capitalista de Colombia, y apoyó en Chile la Constitución capitalista impulsada por el gobierno capitalista de Boric, que el pueblo chileno rechazó.

También integró la coalición capitalista de Lula la UIT, que es IS de Argentina, y tras haber obtenido bancas y cargos salio de esa coalición, lo mismo que hizo en Perú cuando obtuvo bancas tras apoyar la coalición capitalista Frente Amplio. Éste mismo grupo en Argentina llamó a votar por el candidato imperialista del peronismo Sergio Massa. El grupo Izquierda diario, el PTS de Argentina, votó 24 leyes del gobierno capitalista de Massa en el Parlamento, una politica de colaboracion de clases que Massa le agredecio publicamente por TV. Es la misma política colaboración que también presentan otros grupos como el PO de Argentina, o el Nuevo MAS de Argentina, y se ha convertido en el accionar central de FITU de Argentina, cada vez mas integrado en apoyar y sostener la politica del peronismo.

Los ejemplos que hemos colocado son una sintética muestra del grado de descomposición que están sufriendo estas corrientes en su política de apoyo publico a coaliciones y gobiernos capitalistas. Al acelerarse la crisis de los aparatos y direcciones contrarrevolucionarias producto del tsunami de la revolución política, los grupos autoreferenciados como trotskistas que actúan colaborando con las viejas direcciones son golpeados por el tsunami. La revolución política termina yendo contra ellos, los destruye y disgrega, al estar cada vez más asociados a las viejas direcciones.

Los activistas del mundo, que otrora encontraban en la izquierda herramientas para la lucha, encuentran ahora una constelación de grupos en crisis que apoyan a las dictaduras, a algunos de los regímenes mas horrorosos del mundo como el del Partido Comunista de China, de Cuba, o de Corea del Norte, que colaboran con los gobiernos capitalistas, y que lo único que les importa es la intervención electoral. Esta realidad ha desatado un proceso de "desilusión global" de los activistas del mundo con la izquierda, lo cual incluye la existencia de valiosos cuadros que se desprenden de estas corrientes en la búsqueda del Marxismo, y una dirección verdaderamente revolucionaria.

Para contrarrestar ésta "desilusión global" de los activistas del mundo, y el proceso de disgregación y dispersión que sufren todos ésos grupos hacen un permanente llamado a la "unidad de la izquierda", un llamado que es mas fuerte cuando se avecinan las elecciones. Rechazamos de plano todo éstos hipócritas llamados a la "unidad", porque son una trampa. No son llamados para apòyar las revoluciones del mundo, ni para luchar por un gobierno obrero, sino que son llamados para sumarnos a su política de apoyo a los gobiernos capitalistas. Rechazamos este llamado que hacen permanentemente en foros, reuniones, congresos, debates, etc que abundan en el mundo, porque no es ese tipo de "unidad" la que necesitamos, sino la "unidad" de los revolucionarios, que vamos a desarrollar mas adelante.

Deja tu Mensaje

Una grave crisis atraviesa el Congreso Nacional Africano (CNA), el partido político que gobierna Sudáfrica desde hace 30 años. Esta organización que fuera encabezada por Nelson Mandela sufrió una brutal caída del 35% de los votos, mas de 3.500.000 de sudafricanos que retiraron su apoyo al gobierno liderado por Cyril Ramaphosa, hartos del hambre, la...