Se retira la OTAN y estalla la revolución en Medio Oriente

Por Daniel Campos

El presente texto, forma parte del libro "La revolución norteamericana del siglo XXI"*


Tras la derrota de la OTAN, Medio Oriente nunca volvió a ser la misma región que alguna vez fue. La retirada de la OTAN y el triunfo de la IV Revolución Norteamericana significaron para Medio Oriente el principio de cambios políticos, sociales y económicos sin precedentes, que conmovieron la región desde los cimientos y la transformaron por completo. En la región estalló una poderosa insurrección de masas que no se detuvo frente a ninguna dictadura, ningún ejército, y ninguna autocracia, arrasó con sistemas políticos, borró fronteras, liquidó regímenes, dictadores y comenzó un sostenido e indetenible proceso de levantamiento, una especie de intifada regional, que cambió el destino de la zona para siempre.

El año 2009 se inició en Irak con una reducción considerable de la violencia en todo el país coincidiendo con el fin de la Administración Bush que era símbolo de la ocupación. Obama anunció un nuevo plan para retirar las tropas y revisar integralmente la estrategia en Irak, corolario lógico de los cambios políticos, sociales y económicos de la región, y el 19 de agosto del 2010 Estados Unidos retiró casi todas sus tropas de combate de Irak dejando en el país sólo 56.000 efectivos de combate, cumpliendo en general el cronograma previsto por el tratado firmado por Bush, operación que se denominó "Nuevo Amanecer". En Afganistán el año 2009 fue el más violento desde la invasión en 2001 producto de que la insurgencia talibán incrementó los ataques por todo el territorio, y su avance obligó a una revisión de la estrategia de la OTAN que incluyó el envio de más tropas e intensificación de los bombardeos. En septiembre de 2009, una operación aérea dirigida por el ejército alemán causó la muerte de unos 90 civiles que provocó la dimisión del Jefe de Estado Mayor alemán por ocultar información relativa al hecho. El 2010 se inició con una misma ofensiva Talibán, lo que llevó a las fuerzas de la OTAN a emprender una contraofensiva llamada "Operación Moshtarak" la mayor de la coalición desde la invasión del país. La crisis del ejército no cesaba de agravarse, y el 23 de junio de 2010 Obama cesó en su cargo al Comandante Stanley McChrystal, máximo jefe de las tropas en Afganistán, tras divulgarse un artículo de la revista Rolling Stone en el que el general criticaba públicamente a diversos altos cargos de la Administración Obama, entre ellos, el vicepresidente Joe Biden, el general James Jones, el embajador en Kabul Karl Eikenberry, y el enviado a la zona Richard Holbrooke por su gestión y dirección de la guerra. El cargo de McChrystal fue ocupado por David Petraeus, pero en julio de 2010 la crisis se agravó con la filtración de miles de documentos confidenciales del ejército en los que se detallaban operaciones secretas de años anteriores, así como información sobre la insurgencia y las zonas fronterizas con Pakistán.

El 1 de agosto de 2010 Países Bajos se convirtió en el primer país miembro de la OTAN en retirar sus tropas de Afganistán. El 10 de septiembre la base alemana de Badakhshan fue atacada con piedras por la población civil. El 7 de octubre se inició un Consejo de Paz entre el gobierno Afgano y el Talibán para llegar a un acuerdo de paz. En la medida en que se avanzaba en el plan de retiro de las tropas de Irak, tanto esa nación como Afganistán quedaban transformadas en zonas arrasadas, abandonadas, tierra de nadie, regada de ejércitos, grupos guerrilleros, y facciones armadas, un verdadero caldo de cultivo de crisis provocada por el creciente vacío político que la salida de la OTAN y de Estados Unidos provocaba en la región.

Esta situación disparó todo tipo de tendencias, enfrentamientos, e intentos por ocupar ese vacío, a la vez que el proceso de descomposición de las fuerzas que combatían en Irak originó nuevas fuerzas, corrientes y movimientos que intentaron ocupar el vacío político, militar y social que la retirada de las tropas de la OTAN dejó en la región. Los fenómenos que se desataron a partir de la salida de las tropas de la OTAN de Medio Oriente región, fueron en algunos casos progresivos, y en otros otros regresivos, pero fueron más importantes y con mayor peso específico los fenómenos progresivos y en el lapso de tiempo que transcurrió entre la salida de las tropas en el 2010 y el 2011, se produjeron algunos de los acontecimientos políticos y sociales más importantes de la historia de la región que la conmovió para siempre.

Tras los hechos del 17 de diciembre del 2010 en Túnez la región de Medio Oriente nunca más volvió a ser la misma. Ese día en la ciudad de Túnez un vendedor ambulante llamado Mohamed Bouazizi fue despojado de sus mercancías y se inmoló en protesta, lo que lo llevó a una agonía durante la cual miles de tunecinos se rebelaron contra las malas condiciones a la que el país estaba sometido. Ese estallido dio origen al desarrollo del espectacular proceso político- social mundialmente conocido como la "Primavera árabe". La lucha contra la dictadura de Ben Ali que gobernó Túnez durante 25 años, conocida como la "Revolución de los Jazmines" había sido precedida por el levantamiento en Sahara Occidental con protestas que se extendieron por todo el país y se profundizaron con una magnitud tal que terminó con la dimisión de Ben Ali, pero como un verdadero efecto dominó, el ejemplo de Túnez se expandió al resto del mundo árabe y fue contra las dictaduras del resto de los países.

En Egipto las protestas comenzaron el 25 de enero de 2011 y tuvieron como epicentro Plaza Tahir terminando con Hosni Mubarack que dominaba el país después de 30 años hasta su caída el 11 de febrero del 2011. Luego estalló la revolución en Libia, que derivó en guerra civil, con armamento y milicias populares donde el pueblo derrocó la dictadura de Muamar Kadafi tras 42 años en el poder. El proceso revolucionario se extendió a Yemen en la llamada "Revolución de las cintas rosas" queterminó con 21 años de dictadura de AliSaleh, proceso que aun continúa y se desarrolla hasta hoy transformado en Guerra Civil con la intervención armada de Arabia Saudita e Irán. A continuación estalló la revolución Siria contra la dictadura Bashar Al Assad, continuadora de su padre Hafez Al Assad cuya dinastia lleva 50 años. La revolucion se transformó en una guerra civil, transformando a Siria en un estado en descomposición.

La oleada revolucionaria que comenzó entre los años 2010- 2011, tuvo un enorme impacto sobre la situación mundial. Pocas veces se pudo presenciar tanta cantidad de revoluciones desarrollándose en forma simultánea, un complejo de movilizaciones de masas que abarcó más de 20 países en diferentes continentes, además de Túnez, Libia, Egipto y Siria también llegó a Mauritania, Argelia, Sahara Occidental, Arabia Saudita, Omán, Yemen, Líbano, Kuwait, Sudán, Jordania, Irak, Irán, Marruecos, Palestina, Emiratos árabes Unidos y Qatar. Más allá de diferencias y desigualdades huboexplosiones revolucionarias con caída de regímenes, guerras civiles, procesos de auto- organización, poder dual, crisis y división en las fuerzas armadas, expropiaciones, democracia de consejos, movilización de masas, huelgas generales, luchas armadas, surgimiento de nuevos estados y de nuevos ejércitos. Todo este complejo de revoluciones produjo cambios en los países que se desarrollan hasta hoy, sin precedentes en el mundo árabe.

La región de Medio Oriente siempre estuvo conmovida por procesos políticos espectaculares como la Guerra de los 6 días en 1967, la caída de Sha de Irán en 1979 o la Intifada palestina de 1987, por citar algunos. Pero nada puede siquiera equipararse con lo que sucedió a partir del año 2011. Años de pobreza, de miseria, de represión, reclamos de dechos democráticos, libertades civiles, brutales condiciones de opresión para sectores como los jóvenes, las mujeres, los inmigrantes, discriminaciones raciales y religiosas, además de la ostentosa vida de los dictadores cual reyes en lujosos palacios gobernando sobre pueblos pobres, son la base del estallido de masas que llevó al levantamiento a pueblos enteros quienes decidieron tomar sus destinos en sus propias manos. A ese hartazgo secular de los pueblo se sumó la irrupción de la crisis global del capitalismo que provocó un alza de los precios de los productos básicos, y de la canasta alimenticia en todo el mundo que golpeó con fuerza en los países del Medio oriente y disparando la pobreza y la crisis alimentaria. El vacío político que dejó en la región, el triunfo de las masas y la derrota militar había provocado una crisis global en todos los regímenes y partidos, en todos los gobiernos, e instituciones, incluídas las religiosas.

En medio de ese estado de cosas, y en la medida en que las tropas de la OTAN se retiraban de Irak, Al Qaeda en Irak sobrevivía recaudando dinero a través de actividades como secuestros, robos de coches, asaltos a camiones cargados de petróleo, además de demandar impuestos a los no- musulmanes y matar a miembros de las familias ricas que no pagaban. De acuerdo a las fuentes de inteligencia de EE.UU, el grupo había evolucionado a una especie de "banda criminal mafiosa", torturando y ejecutando personas en centros de detención secretos. Al Qaeda en Irak ya había cambiado de nombre varias veces, y estaba asentada en Falujah y Ramadi. Desde allí impulsaron un levantamiento antigubernamental contra el entonces primer ministro iraquí Maliki, pero fueron rodeados por el ejército iraquí armado y entrenado por EE.UU. Parecía el final para el grupo que adoptaría un tiempo después el nombre de ISIS. Pero en un confuso y controversial episodio el ejército iraquí que los rodeaba hacía seis meses, abandonó el campo de batalla dejando armamento de última generación con artillería pesada, vehículos todo- terreno Humvees, helicópteros H-60, todo un arsenal de primera línea que cayó a manos de los precursores de ISIS.

El ejército iraquí del norte del Kurdistán los "peshmerga", bajo conducción de Barzani, tampoco intervino, y dejaron caer en manos de ISIS la ciudad de Mosul en enero del 2014, la capital petrolera de Irak. Allí éste grupo de mercenarios y delincuentes se encontró con cientos de millones de dólares en los bancos de esa ciudad, con lo cual se dotó de capital, y armamento suficiente para expandirse. En un imparable avance, en el 2013 ISIS avanzó sobre Siria que estaba envuelta en la guerra civil, lo que los llevó a adoptar el nombre mundialmente conocido como "Estado Islámico de Irak y el Levante" (ISIS) para reflejar su intervencion en la Guerra Civil Siria. Bajo la jefatura de su máximo comandante y autoproclamado califa, Al-Baghdadí, ISIS anunció la creación de un gobierno provisional, autoproclomado "Califato" que incluyó la expandió a Siria de manera veloz, siguiendo el curso del Éufrates, extendiéndose hasta Raqqa desde donde ISIS atrajo mercenarios del mundo entero, ex combatientes de todas las fuerzas militares de la OTAN, delincuentes y matones sacados de las cárceles, de todas las fuerzas yihadistas con la cual comenzó a estructurar una organización fascista basada en el reclutamiento de asesinos a sueldo, expertos en matanza, torturas y toda clase de crueldades como venta de mujeres, de niños, de órganos, de drogas, y toda clase de actividades delictivas que filman y suben a las redes sociales para intimidar a sus enemigos, mostrando las ejecuciones y los tormentos a los que someten a sus víctimas.

ISIS creció por sus crímenes, sus actividades delictivas, y porque tanto las potencias globales y regionales de la OTAN como las petromonarquías que lo financiaron descaradamente. Existen denuncias sobre el senador y ex candidato a presidente por el Partido Republicano John McCain quien en mayo de 2013 estuvo en territorio sirio junto a Mohammad Nur vocero de una de las brigadas que integraban Al-Qaeda en Siria. El 27 de enero del 2014 Reuters publicó el artículo de Mark Hosenball "El Congreso aprueba en secreto el flujo de armas estadounidenses a rebeldes sirios "moderados" en el cual informan que el Congreso de Estados Unidos celebró una sesión secreta en enero del 2014 donde aprobó el financiamiento hacia las facciones rebeldes sirias "moderadas", desde armas pequeñas hasta cohetes antitanque. Pero no existían facciones "moderadas" en el sur de Siria, sino ISIS. En consonancia con esta actitud del Parlamento de Estados Unidos, un aliado del Pentágono como Arabia Saudita proclamó a través de su televisión pública Al-Arabiya, que el Califato Islámico estaba bajo la autoridad del príncipe saudita Abdul Rahman al-Faisal, hermano del príncipe Saud al-Faisal -ministro saudita de Relaciones Exteriores- y del príncipe Turki al-Faisal -embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos y en el Reino Unido.

El sinestro régimen de Erdogan en Turquía negoció petróleo con esas bandas fascistas, y les proveyó financiamiento. Durante toda la expansión de ISIS el Pentágono no intervino y permitió que el Emirato Islámico continuara su campaña de conquista y masacres, hasta que la presión de la opinión pública ya se hizo demasiado intensa y obligó al presidente Obama a dar la orden de bombardear algunas posiciones de lSIS. Pero los bombardeos fueron acciones puramente simbólicas, cosmeticas, que no detuvieron su accionar. El Pentágono necesitaba a ISIS para frenar la "Primavera Árabe", evitar que los procesos revolucionarios que surcaban la región dieran origen a nuevos fuerzas y estados que impulsaran ese proceso revolucionario. En el 2015, ISIS comenzó un proceso de derrotas y retrocesos hasta que finalmente fue aplastado en Raqqa en el 2017. Durante el transcurso de este sendero de derrotas, ISIS fue cometiendo atentados en Europa como el París y otros que avctuaron como una presión sobre los gobiernos del G7 y de Medio Oriente, en el cual el reclamo de poner fin a ISIS crecía como un clamor entre la población. A su vez, los atentados expresaban la desesparación de la dirección de este grupo de delincuentes fascistas, que iba camino al aplastamiento final.

El golpe a ISIS en el 2015 que inició el sendero de su desaparición no se lo propinó la OTAN, ni el Pentágono, ni Turquía, ni Irán, ni Arabia Saudita, ni Rusia. El golpe de gracia fue propinado por un ejercito guerrillero popular de masas dirigido por valientes jóvenes mujeres. Ese golpe fue propinado por uno de los procesos revolucionarios más emocionantes que existen en el mundo hoy, la revolución de los kurdos, una de las revoluciones que surgió como producto de la "Primavera árabe" y dio origen al estado de Rojava y hoy, a la Federación Democrática del Norte de Siria.


La Revolución de Rojava y Occupy Wall Street


Fue la intervención de un importante sector del movimiento de masas, lo que realmente detuvo el avance de ISIS. Cuando ISIS amenazaba con desatar un verdedero genocidio sobre la población del Norte de Siria, un ejército de masas encabezado por los combatientes kurdos del PKK, abrió un corredor para permitir a las poblaciones civiles escapar de la masacre. Cuando estalló la "Primavera árabe" y comenzó la lucha del pueblo sirio contra la dictadura de Al- Assad, las fuerzas del dictador se retiraron de los enclaves kurdos, que cayeron bajo control de las milicias locales llamadas Unidades de Protección Popular (YPG). Surgió así entre los meses de julio y agosto del 2012, un territorio autodeterminado llamado Rojava, que en idioma kurdo significa "hacia occidente", en el norte de Siria. Las milicias armadas Unidades de Protección del Pueblo y las Unidades de Protección de Mujeres (YPG- YPJ) bajo el mandato del Comité Supremo Kurdo capturaron la ciudad de Kobane así como una decena de otras ciudades. Alli el Partido de la Unión Democrática (PYD) y el Consejo Nacional Kurdo (KNC), iniciaron una administración conjunta.

Meses después, en enero de 2013, los cantones Cezire, Kobane y Efrin proclamaron su autonomía como unidades territoriales, en la frontera con Turquía conformado por una población de dos millones y medio de habitantes, la mayoría kurdos, pero también árabes, asirios, caldeos, sirios, turcomanos, armenios y chechenos.Todos grupos étnicos diferentes que conviven, un mosaico de nacionalidades que comparten un proyecto político conjunto, algo que antes de la Revolución de Rojava no existía en Medio Oriente. A partir de enero del 2013 Rojava se conformó como una región autónoma e independiente, con su territorio de 3 cantones o municipios federados, e instituciones de gobierno que son asambleas populares compuestas de representantes kurdos, árabes, asirios y de otras minorías que llevan adelante la gestión a partir de un gobierno interino. Es decir, el régimen político de la nación cuenta con una particularidad poco usual para el Medio Oriente, la existencia de organismos de masas surgidos desde abajo que ejercen el poder y son el fruto de la revolución.

Pero además, Rojava posee una particularidad que no posee ningún país: En Rojava las mujeres son parte del gobierno en pie de igualdad con los hombres, administran la economía, conducen las asambleas populares y todas las instancias de organización de la autonomía como el armamento del pueblo, la creación de tribunales populares de mujeres, de escuelas y academias de nivel universitario, o las milicias de autodefensa. En Rojava las mujeres tienen derechos que no poseen en ningún lugar del mundo, allí las mujeres. Lejos del rol que las condena a la cocina, al cuidado de los niños, o las tareas domésticas en la mayoría de los países capitalistas del mundo, e incluso muy lejos del horrible maltrato que sufren en la mayoría de los países del Medio Oriente como Arabia Saudita o Afganistán donde son sometidas a toda clase de humillaciones, obligadas a usar velo y vejadas permanentemente; las mujeres en Rojava son dirigentes, y son un elemento dirigente de la revolución. El surgimiento de un estado multiétnico en Medio Oriente, basado en asambleas populares que tiene a las mujeres como miembros fundamentales de su estado, su gobierno y su ejército sólo se pueden comprenderse si se entiende que es una parte de un complejo revolucionario más grande y profundo, la "Primavera Árabe", que conmueve al mundo desde el año 2011.

El YPG se organiza como un ejército del pueblo democrático, con elecciones internas como método de nombramiento de funcionarios que a pesar de mayoría kurda, ha atraído a un número creciente de los árabes, y todos los grupos étnicos. Los enfrentamientos entre YPG e ISIS fue un episodio conmovedor en la cual un pueblo en armas defendió palmo a palmo en las calles de Kobane y los combatientes YPG los derrotaron, los echaron y también incautaron tanques, diferentes tipos de misiles y armas. Una enorme cantidad de combatientes voluntarios extranjeros han luchado junto al YPG. El programa de reivindicaciones democráticas del gobierno de Rojava que es denominado "Confederalismo Democrático", así como el programa economico basado en cooperativas locales de base comunitaria, aún cuando es un programa que presenta importantes limitaciones y resulta de difícil posibilidad real de desarrollo en la actual situación de crisis del capitalismo, es inaceptable para el imperialismo y las burguesías regionales. Para las dictaduras, monarquías o regímenes bonapartistas imperialistas o burguesías regionales como las que existen en Turquía, Rusia, Irán, Siria, Arabia Saudita, que tienen alianzas con distintas potencias imperialistas y son profundamente anti- democráticas, es inaceptable el surgimiento de algo como la Federeción del Norte de Siria por más limitaciones que tenga su programa político y económico.

Pero en el 2011 no solo se había desarrollado la Primavera Arabe. Tambièn, y como producto del estallido de la crisis global del capitalismo, estallaron las protestas en todo el mundo. En Grecia se desarrollaron enormes movilizaciones y 11 huelgas generales, el movimiento de Indignados en España, el Movimiento 11- M en Chile, el Movimiento Yosoy132 en México, las movilizaciones estudiantiles en Colombia del 2011 y 2012, las huelgas obreras masivas en China centradas en la provincia de Guandong, el movimiento Occupy de Hong Kong, entre otras grandes movilizaciones. Este proceso mundial de movilizaciones y revoluciones tuvo su expresión en Estados Unidos producto del impacto del estallido agudo del pico de la crisis capitalista con las secuelas de perdida de empleos, de salarios, además de los embargos provocados por la crisis hipotecaria que dejo a millones sin vivienda. La crisis capitalista se colocó en el centro de la polìtica nacional.

Así fue como surgió Occupy Wall Street (OWS, en inglés, ocupar Wall Street) el movimiento de masas con epicentro en la juventud que explotó en todo el país ocupando plazas en estados, condados, y ciudades en forma de protesta. El 17 de septiembre miles de personas inundaron el sur de Manhattan convocadas por el blog de la revista canadiense Adbusters que hizo un llamamiento a mediados de julio "¿Estás listo para un momento Tahrir?", preguntó el blog de la revista, en referencia a la ocupación de Plaza Tahrir en Egipto contra la dictadura de Mubarack. Adbusters coordinó la convocatoria para ocupar el Parque Zuccotti con una coalición de activistas sindicales, estudiantes, y miembros de la comunidad (NYABC) que convocaron a la primera Asamblea General (AG) de la ciudad de Nueva York el martes 2 de agosto. Esa primera convocatoria del 2 de agosto fue desordenada con una importante cantidad de participantes de la reunión que eran militantes anarquistas que querían imitar el movimiento de los griegos en las plazas y los indignados de España.

Los hechos de la situación mundial tenían gran impacto sobre las tomas de decisiones, y a la vez, los efectos de la IV Revolución Norteamericana eran más que visibles. Era increíble, pero apasionante observar que en el mismo país en el cual durante el auge de la Ley Patriota era imposible hacer una reunión, incluso pequeña, bajo el riesgo de ser encarcelado por terrorismo, ahora cientos de anarquistas organizaban asambleas, coordinaban con sindicatos y organizaciones sociales, y se preparaban para ocupar plazas. De hecho, uno de los primeros temas de debate entre los impulsores de OWS era como tratar con la policía y la extrema militarización del espacio público en torno a Wall Street desde el 11 de septiembre del 2001. Qué cambio notable había sucedido en los Estados Unidos! Cómo habían cambiado las coniciones políticas y sociales del país! Diez años antes el 11 de septiembre del 2001, el sur del barrio de Manhattan en Nueva York era una montaña de escombros y el Pentágono era dueño de la situación llevando adelante una campaña de terror sobre la población!!!

Pero para el 17 se septiembre del 2011, exactamente diez años después del 11-S, el sur de Manhattan era caldo de cultivo de cientos de activistas que se organizaban y unían por redes sociales... para Ocupar Wall Street! Los organizadores de OWS visitaron la línea de piquetes de los trabajadores de Verizon que estaban en huelga desde agosto, solidaridad que los trabajadores de Verizon devolvieron con una marcha desde la sede de Verizon en Manhattan a Zuccotti Park. El 17 de septiembre las reuniones empezaron al mediodía en Bowling Green, un pequeño parque cerca de la punta sur de Manhattan que alberga icónico toro de carga de Wall Street. La protesta comenzó sin rumbo, con gente pululando alrededor de la zona, pero a medida que avanzaba la tarde se congregó una multitud. La policía había establecido barricadas para evitar que los manifestantes llegaran a Wall Street. OWS llegó a lograr protestas más grandes, pero esto sólo ocurrió después de semanas de intensas organización de bases, y el mantenimiento de la ocupación física enfrentando la represión policial.

El ambiente en el parque en esos días era muy libre con todo el mundo discutiendo constantemente de política y con hambre de ideas, cualquiera podía reunir una marcha, cualquiera podía caminar por el parque y comenzar un cántico. La gente venía a Zuccotti de todas partes de la ciudad, e incluso del país, para ver la ocupación por sí mismos, hablar con los ocupantes, y discutir de política, llegaban toda clase de grupos, estudiantiles, sindicales, las enfermeras fueron un día, los trabajadores del transporte otro día, los profesores, los grupos comunitarios, y conocidos escritores, artistas como Lupe Fiasco, Michael Moore, Roseanne Barr, y Naomi Klein. El Parque Zuccotti estaba lleno de mesas, tiendas, experimentando continuamente y reordenando el espacio físico y su estructura organizativa, con más y más equipos, estantes llenos de comida, cocinas, ordenadores portátiles, estación de medios de comunicación, miles de libros, tiendas de campaña médica. OWS organizó el mitin del 22 de septiembre en protesta por la ejecución de Troy Davis, que fue seguido por una marcha de más de dos kilómetros a Zuccotti, y tras varias marchas exitosas, OWS derrotó el intento de desalojo del Alcalde Bloomberg lo que derivó en una movilización masiva del día siguiente de 100.000 personas el 14 de octubre y OWS se extendió a más de 100 ciudades de los Estados Unidos, y comenzó a propagarse a todo el mundo. Al mismo tiempo que OWS se expandía a esta escala, los activistas estaban construyendo solidaridad con el movimiento sindical organizando una campaña de base en apoyo de cierre del local Teamsters Local 814.

La elección de "somos el 99 por ciento" como consigna central y slogan representó un inmenso avance en la conciencia de un sector del movimiento de masas sobre el origen de los ataques que enfrentan los trabajadores mediante la identificación de la clase dominante como el "1 por ciento", y a éste sector social como la fuente de la crisis y con intereses opuestos a los intereses de "el 99 por ciento" de la población. La táctica de OWS estaba inspirada por las revoluciones en el Medio Oriente, las protestas en Europa, y la ocupación del edificio del capitolio de Wisconsin en febrero del 2011, y reunió a personas de una amplia gama de filosofías políticas, incluyendo el liberalismo, el anarquismo, el socialismo dando lugar a importantes debates con diferentes puntos de vista políticos sobre la estrategia para el movimiento, o sobre la economía, la situación mundial, etc.

La Administracion Obama no podia permitir que este movimiento se desarrollara, su contenido potencialmente revolucionario podía amenazar al capitalismo imperialista norteamericano. En octubre del 2011 una ola de desalojos policiales barrió con los campamentos Occupy de todo el país, incluyendo el brutal asalto nocturno en Occupy Oakland el 25 de octubre del que salió en coma el veterano de Irak Scott Olsen. Activistas de Oakland respondieron volviendo a ocupar el parque al día siguiente y llamando a una huelga general en Oakland el 2 de noviembre. Muchos trabajadores se reportaron enfermos o abandonaron el trabajo para unirse a la protesta, mientras que la International Longshore and Warehouse Union (ILWU) Local 10 cerro el puerto con un piquete de manifestantes. Esto no impidió que avanzaran los desalojos contra OWS incluyendo Occupy Oakland, que fue re-desalojada el 14 de noviembre. En Nueva York Bloomberg preparó el terreno para un nuevo intento de desalojo a través de una campaña de medios y el 15 de noviembre se produjo el ataque que desalojó Parque Zuccotti violentamente, lo cual fue respondido con un día de protesta nacional.

OWS fue derrotado. La inmadurez de su dirección, anarquista, autonomista pequeñoburguesa, y estudiantil no pudo desarrollar un movimiento que conto con simpatía de masas. Pero el surgimiento de OWS dejaba claro la nueva etapa que se estaba abriendo en Estados Unidos y en el mundo: El triunfo de la IV Revolución Norteamericana había cambiado por completo la situación provocando en Medio Oriente la irrupción del movimiento de masas, tras la salida de las tropas de la OTAN, y luego el desarrollo de la Primavera Árabe, de la Revolución de Rojava y la derrota de ISIS. En Estados Unidos la caída del régimen de la Ley Patriota había permitido la erupción del movimiento de masas, de los negros, los latinos, el movimiento contra la guerra, y mas tarde, la erupción del movimiento Occupy, que tras enfrentar una feroz represión entró en un declive, pero dejó una marca en la vida política del país. OWS permitió que al influjo de su ejemplo surgieran nuevos procesos y movimientos como Black Live Matters.


Black Live Matters


En la noche del 26 de febrero de 2012, en Sanford, Florida, Estados Unidos, Trayvon Martin un muchacho afroamericano de 17 años se dirigió a una tienda de alimentos y mientras regresaba a su casa murió de un disparo a manos de George Zimmerman, coordinador de vigilancia del vecindario cuyo programa era administrado por el departamento de policía local. Zimmerman sostuvo que mató al joven en defensa propia, la Policía de Sanford creyó su argumento y lo dejó en libertad, lo cual provocó una ola de indignación a nivel mundial, y conmovió al país. El Reverendo Glenn Dames, pastor de la Iglesia Episcopal Metodista Africana de St James en la localidad vecina de Titusville, calificó la muerte de Martin de "linchamiento moderno", y detonó la marcha "Million Hoodie" de la ciudad de Nueva York, denominada así por el buzo con capucha que vestía Martin el día que fue asesinado y que constituye un símbolo del estereotipo racial.

Los padres de Trayvon, Tracy Martin y Sabrina Fulton, se sumaron a la marcha en la ciudad de Nueva York y exigieron que se arreste al culpable. Sin embargo el 13 de julio del 2013, Zimmerman fue absuelto de la acusación de asesinato en segundo grado, y la indignación recorrió al país. Roslyn Brock, la presidenta de la Asociación por el Avance de las Personas de Color (NAACP) planteó: "Hoy la justicia le falló a Trayvon Martin y a su familia. Exigimos que el Departamento de Justicia abra una investigación sobre la violación de los derechos civiles cometidos contra Trayvon Martin". En ese momento tres activistas afroamericanas Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi, lanzaron el llamado Black Lives Matter (BLM, en inglés, "La vida de los negros importa") que rápidamene se expandió por todo el país y se convirtió en un movimiento al estilo de Occupy, pero también con muchas diferencias. BLM tiene una composición heterogénea que en diferentes zonas adopta distintos slogans y programas, por ejemplo en algunas zonas e ocupan de demandas parciales como la ayuda escolar.

BLM es ecléctica políticamente, aunque mayoritariamente inclinada a apoyar al Partido Democrata. Algunas regionales apoyan a candidatos afroamericanos en las elecciones y organizan SuperPAC's, en el Partido Demócrata, y algunos de sus dirigentes de se han reunido con Hillary Clinton y Bernie Sanders. Black Lives Matter también desarrolla el nacionalismo cultural como parte de la lucha contra el racismo, pero con un contenido diferente del nacionalismo de los '70's desarrollando alianzas con otros sectores oprimidos, lo que se denomina "allyship", (en español "innumerables aliados") que tiende a significar un apoyo incondicional a los negros y otras personas de color o LGBTQ, la solidaridad mutua y el diálogo franco. BLM surge también como una política de impulsar la lucha por la supervivencia frente a la ola de asesinatos de la policía, la extrema pobreza, el encarcelamiento en masa, y todos los otros males que los afroamericanos sufren.

En medio de la expansión y desarrollo de BLM se produjeron primero el asesinato de Eirc Garner el 17 de julio del 2014 en Staten Island New York, y el de Michael Brown el 9 de agosto de 2014 en Ferguson. Garner fue asesinado por un policía que lo tomo del cuello aun cuando dijo once veces "I can't breathe" (No puedo respirar) mientras estaba bocabajo en la acera. Michael Brown el 9 de agosto de 2014 en Ferguson, en el estado de Misuri, fue abatido por el agente de policía Darren Wilson, lo que provocó otra ola de indignación nacional que obligó al fiscal general Eric Holder a lanzar una investigación federal del departamento de policía de Misuri para examinar si los agentes habían mostrado discriminación racial o empleado fuerza excesiva. Darren Wilson presentó su dimisión al departamento de policía de Ferguson. En ese proceso se desarrolló un choque entre los jóvenes dirigentes de BLM y el reverendo Al Sharpton y su Red de Acción Nacional (NAN), quienes también llevaban adelante reclamos en favor de los afroamericanos. NAN y Sharpton comenzaron a criticar a los activistas de BLM, desnudando el verdadero rol de Sharpton de colaborador de los partidos del régimen político y sostenedor de la policía en varios distritos. Desde la década de los '80 fue incontable los casoso de brutalidad policial y aesinatos de afroiamericanos, desde el caso de los nueve policías y asalto sexual de Abner Louima en 1997, pasando por el asesinato en 1999 de Amadou Diallo, la joven inmigrante guineana desarmada que murió en una ráfaga de 41 balas disparadas por policías, cuando Diallo buscó su billetera.

Ferguson destruyó la mentira escandalosa del ascenso social afroamericano. La verdad es que, salvo una minoría de cooptados, las masas afroamericanas están socialmente peor que nunca, para ellas no ha acabado el racismo. En Ferguson el 69% de la población es negra, y un 29% blanca, pero el intendente, todos los concejales menos uno, los máximos funcionarios y todos los policías, menos 3, son blancos. Aun no estando vigente el entramado de leyes Jim Crow, los obstáculos y triquiñuelas que se ponen a los negros para que voten o sean candidatos son bien efectivos. En Ferguson y en toda la región, la tasa de pobreza de los negros es del 22%, diez puntos por encima de la tasa general que incluye a los blancos, en medio de una crisis que ha golpeado a todos los trabajadores y capas populares. La existencia de un sector de afroamericanos cooptados por el capitalismo se prrofundizó a partir del triunfo de la III Revolución Norteamericana. El régimen político del país tuvo una política de cooptación de dirigentes y personalidades afroamericanas, artistas, intelectuales, deportistas y escritores que fueron sumados a las listas de candidatos de los partidos Republicano y Demócrata, que fueron premiados con discos de oro, fueron cubiertos de fama artística, de roles estelares en películas, en salas teatrales, colocados como funcionarios en los diversos estamentos del gobierno, y en los directorios de empresas y Corporaciones Multinacionales como Goldman Sachs, o JP Morgan Chase.

Una ola de cinismo cubrió al movimiento de lucha de los afroamericanos, producto de que a fines de los '70 se habían logrado grandes avances enormes como la caída de la dictadura Jim Crow, el logro de la integración y la adquisición de derechos históricos, pero persistía el racismo, la violencia y los asesinatos permanente de la población negra, el hambre y pobreza en sus comunidades. El proceso de cooptación de la minoría afroamericana dio origen al grupo de jóvenes que lograron "hacer carrera", ejemplo de los cuales son los funcionarios como el presidente Obama, la Secretaria de Estado de Bush Condolezza Rice, o el general Colin Powell, que comandó la primera guerra contra Irak e integró también el gobierno de Bush. Esta cooptación fue acompañada por la durísima represión y hasta el asesinato de los dirigentes y cuadros de los movimientos negros, sobre todo los más radicalizados como los Black Panters (Panteras Negras) el asesinato de Malcom X en 1965 y el de Martin Luther King en 1968, que buscaron descabezar el movimiento. El movimiento de lucha de los afroamericanos entro a fines de los '60 y principios de los '70 en una profunda crisis de dirección y lidrrazgo, asì como una crisis de orientación de hacia donde orientar el curso de la batalla.

Como lo explica Tom Boot: "En la superficie, el movimiento se había limitado a un programa de pan y manteca por demandas elementales. Pero este período fue también delineado por una intensa instrospeccion y exploración del futuro de la lucha" (28) La defensa que los afroamericanos encontraron de su vidas, valores y comunidades fue enfatizando el orgullo racial y la creación de instituciones culturales y políticas para defender y promover los intereses colectivos de los ciudadanos negros, los valores de la cultura afroamericana​ y asegurar su autonomía, su patrimonio, su cultura, su herencia racial, la proveniencia y descendencia de Africa. Este proceso es conocido como el "Black Power" (en español, "Poder negro") un término empleado por Stokely Carmichael como organizadores y portavoces del Comité Coordinador de Estudiantes contra la Violencia (SNCC) el 16 de junio de 1966, después del intento de asesinato de James Meredith durante la Marcha contra el Miedo. Al interior del Black Power fueron surgiendo diferentes tendencias e ideologías como aquellas que impulsaron la autonomía de los afroamericanos, el nacionalismo y separatismo afroamericano.

Aunque Stokely Carmichael y el SNCC apoyaban el nacionalismo negro, organizaciones como el Partido de las Panteras Negras para la Autodefensa, no lo apoyaban porque consideraban que no todos los blancos eran enemigos, sólo quienes mantenían la estructura de segregación racial. Bobby Seale, canciller y co-fundador de las Panteras Negras fue especialmente claro sobre esta diferencia. El consideraba que la opresión de los negros se debía más al resultado de la explotación económica que al racismo inherente en la sociedad explicado en su libro Seize the Time, donde afirma que se trata de una lucha de clases entre la clase trabajadora proletaria y la pequeña clase gobernante. Seale planteò que los trabajadores de todas las razas deben unirse contra la opresión y explotación de la clase gobernante, una lucha de clases y no una lucha de razas. El concepto del Poder Negro fue impreciso e interpretado diversamente por quienes lo utilizaron, desde los empresarios que lo utilizaron para impulsar el capitalismo negro, a los revolucionarios negros que querían terminar con el capitalismo.

Aun asi la idea del Poder Negro ejerció una influencia social significativa, contribuyó al desarrollo de movimientos políticos de forma directa e indirecta, e impacto sobre otros movimientos abriendo los debates de sexo, clase y sexualidad. Muchos activistas del Black Power también participaron en otros movimientos similares, como ocurrió con la "segunda oleada" del activismo por los derechos de las mujeres, apoyado y organizado hasta cierto punto por mujeres que trabajan en las filas del movimiento del Black Power lo que provoco cambios al dar impulso a la solidaridad racial, la identidad cultural, etc. El impacto del movimiento Black Power sobre identidad étnica y conciencia negra se manifiesta en la relativamente reciente proliferación de estudios académicos negros y africanos en instituciones nacionales e internacionales el desarrollo de estudios sobre la Historia y cultura de los afroamericanos en ámbitos formales e informales. "Lo negro es bello" es la frase que resume el orgullo en la raza afroamericana relacionada con un contexto histórico de apreciación y valoración de lo negro.

El movimiento Black Power produjo elementos artísticos y culturales que personificaron y generaron una revolución cultural además de política, que utilizó todo tipo de formas de expresión folklórica, literaria y política basada en el pasado ancestral africano, pero promoviendo la actualización y definición cultural. Al reconocer y legitimar la cultura negra, se desafiaba la idea de superioridad cultural blanca, con lo cual el movimiento Black Power abrió el camino para la defensa del multiculturalismo posterior. El concepto cultural de "soul" (en español "alma") fue fundamental para la identificación individual y comunitaria de toda una cultura que comenzó a desarrollar multiples expresiones, desde la manera de saludarse, o vestirse, a diversificar la belleza y la estética como el Movimiento del Arte Negro o MAN surgido en Harlem. De ese modo se desarrollo la corriente denominada "nacionalismo cultural" con literatura, teatro y música de los negros que sirvió como mecanismo para confirmar la identidad negra y articulando impresiones únicas de realidad social.Latinos, asiático-americanos, y otros comenzaron a desarrollar también sus movimientos culturales, basándose en en el desarrollo de recurrir al propio legado y a su historia, a su tradición y a su cultura, como lo hizo el Black Power, un movimiento que sin embargo no estuvo exento de controversia y debates como lo fue el caso del planteo del "Black Macho".

Michele Wallace en su libro "Black Macho and the Myth of the Superwoman" mostró cómo el movimiento Black Power que intentó empoderar a los afroamericanos solo empoderó a los hombres afroamericanos, las mujeres afroamericanas seguían siendo marginadas, incapaces de desarrollar una estrategia política para tomar el control de sus propias vidas, cuestión que colocò la necesidad de luchar por el desarrollo de sus reclamos y la unión con otros sectores oprimidos como los jóvenes, los inmigrantes, los gays, etc. Wallace argumenta que los afroamericanos en el proceso de integración y la asimilación adquirieron actitudes y valores culturales blancos con respecto a la sexualidad y el género, como resultado de lo cual, los hombres afroamericanos se volvieron sexistas y misóginos y aceptaron los estereotipos negativos de la cultura dominante sobre la raza africana. La década de los '80 fue especialmente difícil para el movimiento afroamericano. Como lo explica Tom Boot: "La escalada de las diabólicas fuerzas reaccionarias Reaganianas con los pobres vendidos y muertos de hambre...el régimen de Reagan ha acelerado el deterioro de los programas sociales de los '60 que otorgaban estabilidad social e impuso el reino del terror social para ir a un ataque masivo económico... la comunidad afroamericana està...enfrentando un frontal asalto..." (29)

Mumia Abu-Jamal, un periodista y activista político afroamericano que fue miembro del Partido Pantera Negra y presidente de la Philadelphia Association of Black Journalists fue condenado a pena de muerte en 1982 culpado por asesinar al oficial de policía Daniel Faulkner en un parcializado juicio compuesto por un jurado de blancos.​ El 7 de diciembre de 2011 se conmutó su pena a cadena perpetua sin libertad condicional, tras una campaña internacional de presión por su libertad que transformó la causa de Abu-Jamal en un emblema de los esfuerzos internacionales para abolir la pena de muerte. Celebridades y activistas del mundo entero peticionaron por él incluidas las de la exprimera dama francesa Danielle Mitterrand, el escritor alemán Günter Grass y el estadounidense Noam Chomsky. Los casos de violencia racista y policial se dispararon en 1984 con el caso de Bernhard Goetz, un hombre blanco que disparó contra cuatro jóvenes negros desarmados en un vagón del metro después de afirmar que lo habían acosado. Luego, el asesinato de Edmundo Perry, después el asesinato de Michael Griffith a mano de un grupo de racistas, o el caso de Yusuf Hawkins en 1989. El entonces gobernador de Nueva York Mario Cuomo se vió obligado a nombrar un fiscal especial que obtuvo condenas en ese caso.

Bajo el gobierno de Bill Clinton en los '90's no cambio demasiado la situación de los afroamericanos, la tasa de encarcelamiento federal se duplicó, creciendo más de lo que lo hizo bajo los 12 años anteriores de gobierno republicano según el Instituto de Política de Justicia. En 1992 estallaron los disturbios de Los Ángeles cuando un jurado compuesto casi completamente por blancos absolvió a 4 agentes de policía que aparecieron en unas filmaciones tomadas por videoaficionados mientras propinaban una paliza al taxista negro Rodney King. Miles de personas en Los Ángeles, California, principalmente jóvenes afroamericanos y latinos, se unieron en un disturbio racial y étnico que duró 6 días, en los cuales tomaron la ciudad y llevaron adelante saqueos, pillajes, e incendios en un levantamiento que dejó 54 muertos y más de 2.000 heridos. En 1997 se produjo el asalto sexual de Abner Louima, y en 1999 se produjo el asesinato de Amadou Diallo, joven inmigrante de Guinea que murió en una ráfaga de 41 balas disparadas por policías. En 1999, la tasa de encarcelamiento federal fue de 42 por cada 100.000 habitantes - más del doble del índice al final de Ronald Reagan y el 61% más alto que en el final de George Bush.

Bill Clinton había hecho promesas a los negros, las mujeres y los trabajadores pero su programa se concentró en la represión presentada como "lucha contra el crimen" como lo explica Howard Zinn: "...Clinton hizo unos cuantos nombramientos al gabinete que diesen a entender que daba su apoyo a los obreros y a los programas de bienestar social. Pero sus nombramientos clave para los departamentos del Tesoro y Comercio fueron para los ricos abogados de las corporaciones, y el equipo de política exterior -el secretario de Defensa, el director de la CÍA y el consejero de Segundad Nacional...El programa económico de Clinton -anunciado en un principio como un programa para la creación de trabajo- cambió pronto de rumbo y se concentró en la reducción del déficit...En un año, en 1988, murieron 40.000 bebés antes de cumplir el año, con una tasa de mortandad entre bebés afroamericanos dos veces mayor que entre los blancos...los demócratas y los republicanos se unieron para aprobar una ley del crimen, para construir más cárceles y para encerrar a más personas desesperadas, muchas de las cuales eran jóvenes, y muchas no blancas..." (30)

La enorme y poderosa movilización nacional e internacional que significo la IV Revolución Norteamericana había dado lugar al surgimiento de OWS, y de BLM, pero de ninguna manera el comienzo de estos nuevos movimientos significaron el fin de los ataques raciales contra los afroamericanos. El 17 de junio de 2015, la Iglesia Metodista Episcopal Africana Emanuel, en Charleston, Carolina del Sur sufrió un espantoso ataque cuando un joven blanco accedió al templo y empezó a disparar contra los fieles, cobrándose 9 vidas, incluidas la del Reverendo y Senador Clementa C. Pinckney. Este ataque conmovió al país, por el carácter racista y supremacista de su autor que mientras disparaba vociferaba los argumentos del Klan y los Nazis, pero además, porque el ataque se perpetró contra un de los símbolos de la lucha por los derechos civiles.

Como lo explica Freedom Socialist Newspaper: "...tenían el propósito de destruir todo lo que la Iglesia Metodista Episcopal Africana representa en la lucha contra el racismo y la servidumbre forzada. Esta iglesia fue fundada por Denmark Vesey, quien había sido esclavo y que en 1822 planificó la revuelta de esclavos más grande en la historia de los Estados Unidos...el hijo de Vesey reconstruyó la iglesia que, además, se convirtió en un punto de llegada del Ferrocarril Subterráneo. En la década de los 1960's, se transformó en un centro de derechos civiles y laborales...Esta no es la primera iglesia negra en ser atacada. Entre 1995 y 1996, alrededor de 30 iglesias del Sur fueron incendiadas por racistas. Claramente, las fuerzas de la supremacía blanca vuelven a las andadas otra vez. Sus objetivos son gente de color, inmigrantes, judíos, sindicalistas, mujeres y homosexuales. Esto requiere un amplio movimiento de autodefensa" (31)

La presión de la ola de indignación nacional provocada por la masacre de Charlestton, y el temor a un levantamiento poderoso, influido por organizaciones como BLM o OWS obligó a la Gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley a solicitar el retiro de la bandera de la Vieja Confederación que ondea frente al Capitolio estatal en Columbia, cinco días después de la masacre. Haley, una millonaria miembro del Tea Party, cambió su postura de apoyar la bandera a pedir su retirada como producto del creciente temor en las clases dominantes de que la presencia frente al Capitolio de una bandera Confederada, un símbolo profundasmente ofensivo del racismo, podía provocar una revuelta. Tras el ataque en la iglesia Emanuel, las banderas estadounidense y estatal, en la cúpula del Capitolio, se colocaron a media asta en homenaje a las víctimas de la masacre de Charleston. Sin embargo la bandera de la Confederación no se arrió. El ataque en Charlestton no povocó el efecto de temor y amedrentamiento que los supremacistas pretendían imponer, sino que provocó un efecto exactamente opuesto.

Cuando se conocieron las imágenes del supremacista Dylann Roof con banderas confederadas, se abrió una enorme presión para que se retire la bandera confederada que colgaba frente al capitolio de Columbia. Tres semanas después de la masacre, ambas cámaras legislativas se reunieron y acoraron retirar la bandera que había ondeado durante más de medio siglo, izada en 1961 por el gobierno del estado como un gesto de desafío al naciente movimiento de derechos civiles. Gigantes comerciales, como Amazon, decidieron dejar de vender esas banderas y arreció la oposición a monumentos confederados en todo el país, y en julio del 2015 los comisarios del condado de Bexar, cuya capital es la ciudad de San Antonio, Texas, ordenaron retirar de sus edificios públicos diversas placas que conmemoran el período de la Confederación, ubicadas en el propio edificio del tribunal del condado de Bexar. "No vamos a glorificar símbolos del odio" dijo el juez del condado, Nelson Wolff. La Universidad de Texas estudia retirar 3 estatuas en hoinor a Davis, Lee y Johnston, mientras que otros monumentos fueron atacados en Denton ciudad cercana a Dallas.

Las ondas de choque desencadenadas por Charlestton continuaron resonando. El alcalde Mitch Landrieu de Nueva Orleans, Louisiana, presentó una moción 4 monumentos confederados construído en granito y metal, lo cual, después de dos sesiones públicas tumultuosas en las que cientos de personas asistieron, el consejo municipal de la ciudad de Nueva Orleáns votó retirarlos en diciembre de 2015. Nueva Orleáns votó retirarlos en diciembre de 2015. Diez años después que el huracán Katrina abriera una oscura etapa de horrible racismo para la ciudad perpetrado por la Administración Bush, ahora otro huracán barría las estatuas Confederadas. El 19 de mayo del 2016 la estatua de Lee fue removida en Nueva Órleans. Durante su remoción el Acalde Landrieu expresó en su discurso: "El propósito de estos monumentos es celebrar una Confederación imaginaria y desnaturalizada; haciendo caso omiso de los muertos, haciendo caso omiso de la esclavitud, y el terror que en realidad implicaba... cerca de 4.000 de nuestros conciudadanos fueron linchados, 540 solo en Louisiana ...."

La ola de remoción de símbolos confederados en el país comenzó enfrentar la rsistencia de los grupos supremacistas, un contratista involucrado en el trabajo de retirada abandonó el trabajo después de que un incendiario quemase su automóvil, y las amenazas de los grupos pro-Confederación hicieron difícil encontrar un nuevo contratista. Después hubo demandas legales presentadas en los tribunales estatales y federales por los memorialistas de la ciudad, que llamaban a los monumentos "artefactos culturales", lo cual fue respondido por los grupos en defensa de los derechos civiles en forma contundente: ¿Es un obelisco de granito construido en 1891 que conmemora el breve derrocamiento del gobierno municipal de Reconstrucción en 1874 por la Liga Blanca de Crescent City, parte de nuestra "herencia"?Quienes definen como artefactos culturales a estos monumentos mienten. La mayoría de esos símbolos fueron puestos cuando se instauró la dictadura de la segregación Jim Crow. Allí comenzó una falsificación sistemática y la reescritura de la historia de la Guerra Civil y de la Confederación y a erigirse estatuas y monumentos pro-confederados a partir de 1880, después de que los gobiernos de la Reconstrucción fueran derrocados. En Nueva Orleans: Lee en 1884, el obelisco en 1891, Davis en 1911, y en 1915 Beauregard. Estos monumentoa buscaban transformar en grandes héroes del Sur a estos defensores del esclavismo, mientras bajo la dictadura Jim Crow los afroamericanos eran humillados rutinariamente, brutalizados y mutilados.

En agosto del 2017 la decisión del Ayuntamiento de Charlottesville de retirar una estatua del general confederado Robert E. Lee llevó el sábado a grupos supremacistas blancos a protestar en la ciudad y desatar el caos, provocando la muerte de una mujer -arrollada por un vehículo conducido por un neonazi. El presidente Donald Trump condenó a ambos grupos poniendo un signo igual entre los supremacistas y quienes protestaban contra el racismo. Inicialmente, el presidente no condenó enérgicamente la violencia de la extrema derecha. Este grave hecho despuntó movilizaciones en todo el país contra los nazis y supremacistas, y aceleró el proceso de retiro de los emblemas confederados.Trump criticó la retirada de estatuas confederadas, y comparó al general Lee con varios de los fundadores y primeros mandatarios del país, dado que éstos también tenían esclavos. "¿Vamos a retirar las estatuas de George Washington? ¿Y de Thomas Jefferson, qué les parece? Porque él tenía muchos esclavos", dijo Trump en una conferencia de prensa en Nueva York. Pero nadie atendió sus reclamos, por el contrario, en Durham Carolina del Norte un grupo de manifestantes derribó una estatua de soldados de la Confederación. El gobernador de Tennessee, el republicano Bill Haslam pidió sacar del Capitolio un busto de Nathan Bedford Forrest, un general de la Confederación y uno de los primeros miembros del Ku Klux Klan. En agosto del 2017 la ciudad de Baltimore retiró sus monumentos en la madrugada, y autoridades de Florida, Tennessee y Kentucky plantearon planes de retirar también monumentos de ese tipo. La ola llegó hasta Canadá donde una de sus compañías más emblemática, la Hudson's Bay Company retiró una placa colocada en su principal tienda en la ciudad canadiense de Montreal que conmemoraba a Jefferson Davis. La ciudad de Tennesse encontró una brillante idea cuando el estado le prohibió remover las estatuas: La ciudad vendió los parques donde estaban ubicadas a la organización Greenspace.

Lejos de las masivas marchas protagonizadas por el KKK en los inicios del siglo XX, hoy los grupos supremacistas como el Ku Klux Klan, los neonazis o el movimiento Alt-right de Richard Spencer o Lana Lokteff son grupos marginales, de escasa inserción, que deben manifestrase escoltados por la policía porque son repudiados a donde van. La masacre de Charlestton impulsó una ola enorme de derrumbe de símbolos del racismo y el supremacismo, a partir de junio del 2015 una oleada que lleva eliminados más de 110 banderas, estatuas y estandartes de la Confederacion en todo el país. Y amenaza con más, como expresión de los nuevos vientos que soplan en EE.UU tras el triunfo de la IV Revolución Norteamericana.


*La revolución norteamericana del siglo XXI


Notas


(28) y (29) Tom Boot. "Integracion Revolucionaria: Ayer y Hoy". Integracion Revolucionaria: Un análisis Marxista de la liberación Afroamericana. Richard Fraser y Tom Boot. Red Letter Press 2004

(30) Howard Zinn. "A People's History of the United States" 1980

(31) Freedom Socialist Newspaper.