LA BATALLA DE TODOSANTOS: SIGNO INEQUÍVOCO QUE VENCEREMOS.

A Cesar Martínez /El Cortamortaja
A Sansón Jiménez, en su recuerdo.

Por Román López

2 de Noviembre.
Ni perdón ni olvido

Barricaderos de hoy y siempre, gratitud y reconocimientos por su ejemplo de combatividad y resistencia.


Las y los verdader@s barricader@s, quienes construimos la APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca) los que entregamos la vida y la esperanza, atrás y adelante de un espacio de autonomía de libertad, no creemos en gobiernos con espejismos rotos de promesas incumplidas, porque provienen de las mismas corrientes de partidos políticos electoreros que han dañado a más no poder a nuestro México.


Quiénes hoy, mal gobiernan nuestro país, son un producto reciclado del viejo regimen príista, bajo el signo de la demagogia, hablan como nosotros, gesticulan como nosotros, e incluso, a veces también visten como nosotros; hacen todo este espectáculo para cambiarnos otra vez espejos por oro, e imponer sus megaproyectos de muerte como perros guardianes de empresas trasnacionales.


Con palabras bonitas y prácticas neoliberales, el régimen que hoy despacha desde Palacio Nacional, sigue el saqueo y la corrupción de los perdonados y los ungidos por el presidente, desde cobardes asesinos como Alberto Esteva, hasta violadores y narcotraficantes como Félix Salgado Macedonio.


Aún con esto, muchos compañeros de lucha, sucumbieron ante el canto de las sirenas, dejándose querer en el sueño interminable de la 4T, donde no existe la represión sistemática contra nuestro pueblo, empezando por nuestra alma mater, la normal de Mactumactzá, bebiendo en cambio la dulzura artificial del panal de la mentira y la simulación.
Caso distinto es el de quienes no sucumbimos ante las mieles del poder, los que no perdonamos, no traicionamos y tampoco olvidamos. ¡Bienvenidos sean los barricaderos que no olvidan la sangre de nuestros muertos, y una vez más levantan el puño y la voz para exigir JUSTICIA, para nuestros asesinados en el 2006, 2013 y en Nochixtlán.


¡Porque las mieles de las diputaciones plurinominales que se reparten allá arriba, no sirven para saciar el hambre y sed de justicia de nuestro pueblo!


Quienes intentaron boicotear la convocatoria al XIV Congreso de la CNTE, y vendieron caro su amor a cambio de unas candidaturas, además de dar el beso de judas a los delegados democráticamente electos para el magno evento, hoy se aferran a la cartera sindical, creyéndose eternos, prolongando su agonía, y haciendo más estrepitosa su caída. Quienes actúan en contra de la gloriosa y combativa Sección 22, deshonran la memoria y el legado de nuestros caídos en combate.


A quienes mantienen los principios democráticos de nuestro movimiento, y representan un baluarte en activo de esta histórica lucha, nuestro respeto y reconocimiento, no desistan camaradas.


Una barricada en cada hijo te dio

Las y los verdader@s Barricader@s continúan de pie, orgullosos, dignos y rebeldes, mirando con transparencia los rayos luminosos del sol, teniendo como fiel compañera la Luna, ahí atrás, por un lado y por el otro, donde se forma la verdadera militancia del porvenir, se templa como el acero, la trinchera de la resistencia.

¡Y míralos!: Ahí dónde muchos fueron acribillados, asesinados, acuchillados, encarcelados, desaparecidos, donde se libran los verdaderos combates clásicos entre el trabajo y el capital, entre lo viejo y lo nuevo, existen otros que NO VIERON, NO VEN que la lucha de clases, no es un simple juego. Porque este movimiento nació en las calles, y ahí permanecerá, una, dos, tres, cuatro, cinco veces... y las que sea necesario.

Las y los verdader@s Barricader@s saben que la lucha es verdadera y es a muerte. Los verdaderos barricader@s tienen conocimiento que quiénes, ostentan el poder son representantes de la oligarquía financiera, sentados en la tribuna de los tres poderes, porque el estado capitalista no es otra cosa que la maquinaria de una clase social para reprimir a otra. Quiénes están enquistado en los partidos capitalistas, grupos y organizaciones oportunistas, no dejarán de traicionar y negociar a nombre de nuestros caídos.

Los y las verdader@s Barricader@s de ayer, hoy y siempre, sabemos que nuestros sueños de justicia y libertad no caben en las urnas electorales, con las que cada 6 años vitorean y regalan promesas y encienden el juego de la esperanza, meses después vienen, los desencantos, porque no existe partido alguno que esté dispuesto a romper con este sistema, echar abajo las reformas estructurales iniciadas con Salinas de Gortari y culminadas con Peña Nieto, o su versión remasterizada de Reforma Educativa ungida bajo el insigne de la Cuarta Transformación del PRI.

Las y los verdader@s barricader@s, construimos desde nuestra posición de clase la fraternidad entre herman@s para construir un mundo donde podamos vernos el rostro y el corazón verdadero.

Y si esto es construir un sistema de igualdad en todos los sentidos, sin duda, habremos luchado para darle a nuestros hijos lo que el sistema capitalista nos robó y nos sigue robando. El fruto sagrado de nuestro trabajo, educación gratuita, salud y vivienda digna, sin dejar de mencionar el más atroz de todos sus crímenes contra las generaciones del presente y del futuro: la destrucción del medio ambiente y de nuestros medios de vida, es decir, la guerra permanente contra nuestra madre naturaleza.

Sea pues, está, nuestra lucha para seguir ganando batallas como la derrota que sufrió el Estado mexicano el 2 de noviembre de 2006, que marca el camino de un pueblo organizado contra sus opresores, porque ni con tanques ni metralla, pudieron acallar las voces dignas de miles de mujeres, hombres, niños y ancianos que son los verdaderos Barricaderos y Barricaderas que resistimos, persistimos... y vencimos.


El grito popular tras la derrota a la policía federal, resuena de nueva cuenta:

"¡Les guste o no les guste, les cuadre o no les cuadre, el 2 de noviembre les dimos en su m"#&!". Hermoso himno de paz que el estado convirtió en una guerra fraticida.


El 2 de noviembre, Ulises Ruiz, Carlos Abascal y Felipe Calderón, salieron derrotados del Crucero de 5 Señores en la Avenida Universidad, por el intentó de arrebatarnos la Radio Universidad, Voz del Pueblo que daba conocimiento de los tropelias que el Estado cometida en contra del pueblo Oaxaqueño, bajo la conducción de la Doctora Bertha, mayormenete conocida como "la Doctora Escopeta".

Sus pistoleros, bien armados y protegidos hasta los dientes, con tanquetas, helicópteros y metralla, ante singular batalla y viédose derrotados, pideron tregua para refugiarse en el Centro Histórico, lugar que ocuparon como cuartel militar.

Nosotros, el pueblo entero, desde las infinitas barricadas, con una piedra en la mano, con una bomba molotov, incendiando y surcando los cielos de la tierra de Ricardo Flores Magón, los vencimos. Y lo haremos cada vez que sea necesario, hasta la caída de un sistema de opresión, muerte y despojo contra nuestros pueblos.


:


¡Que la batalla de TODOSANTOS sea réplica de nuestro devenir histórico!


¡Salud y que la DIGNIDAD sea nuestra bandera de batalla!



¡Hombro con hombro!

¡Codo con codo!

¡La APPO, la APPO somos todos!



¡Por nuestros camaradas caídos: no un minuto de silencio, sino toda una vida de lucha!