Francia: El pueblo rechaza a la Democracia Burguesa en su cuna

Por Daniel Campos 22/6/21

Los vientos de revolución soplan fuerte en Francia. El pasado 20 de junio se llevó a cabo la primera vuelta de las elecciones regionales y el 70% de la población no fue a votar. Francia es junto con Estados Unidos, uno de los países donde nació la Democracia Burguesa, con las clásicas instituciones del Parlamento, Justicia, y Poder Ejecutivo. Hoy, en uno de los países que fue cuna de la democracia burguesa, el pueblo le dio la espalda al llamado a creer en las instituciones que sostienen el capitalismo imperialista francés.

La abstención masiva del pueblo francés es un cachetazo al régimen imperialista de la V República instaurado en 1958, tras la II Guerra Mundial. Es la expresión del proceso revolucionario que atraviesa Francia y el mundo. La oleada revolucionaria mundial que comenzó en el año 2019 con la irrupción del movimiento de "Chalecos Amarillos" en Francia, se expresa con la acción de millones de jóvenes, inmigrantes, mujeres, obreros, estudiantes franceses que rechazan a todos los partidos políticos que defienden al estado capitalista imperialista francés. 

El pueblo francés rechaza las repudiables medidas contra el COVID, las crueles cuarentenas, del hambre y la pobreza llevados a cabo por el gobierno Macron y apoyadas por todos los partidos políticos capitalistas de Francia.

Millones de franceses se niegan a asistir a las urnas

Es decir, de cada 3 franceses, 2 no fueron a votar. Los resultados ratifican una tendencia que se repite en todas las elecciones convocadas en el transcurso de los años 2020 y 2021: Las masas se niegan a ir a votar, y desconocen a las "sacrosantas" instituciones de la democracia burguesa. 

En las elecciones en Chile la abstención fue del 60%, en Perú la primera ronda de presidenciales la abstención llegó al 41%, en Ecuador el voto nulo supero al millón de votantes, en México la abstención llegó al 48%, en Brasil al 50%, en Estados Unidos al 50%, en Argelia al 80%, el mismo porcentaje del 80% en Venezuela en las fraudulentas elecciones convocadas por la dictadura de Maduro, y en Irak el 55%.

La irrupción del movimiento "Chalecos Amarillos" en Francia abrió una oleada revolucionaria mundial con epicentro en el movimiento obrero

Esta "ola abstencionista" que atraviesa todos los continentes y regiones del mundo es la muestra del rechazo a los partidos e instituciones del capitalismo. Es una ola encabezada por los más jóvenes, los más pobres, los más vulnerables, y un avance inmenso en la conciencia de las masas, que rompen con los partidos capitalistas, y los engaños de la democracia burguesa.

En Francia los partidos que ganaron la elección reciben un pobre apoyo. La coalición capitalista Los Republicanos resulto ser la más votada por el sector de la población que acudió a las urnas con un pobre 29%. La elección fue un enorme golpe para el actual gobierno de Francia encabezado por Emanuel Macron, cuyas listas apenas llegaron a entre 10% y 11%.

Quedaron en ridículo los analistas y grupos que anunciaban un "giro a la derecha" en Francia preanunciando un triunfo del grupo de Le Pen, que apenas llegó al 18,5%. Los grupos capitalistas que se referencian como de "izquierda" como el Partido Socialista obtuvieron un pobre 15%, los Verdes apenas llegaron al 10%, y el grupo capitalista Francia Insumisa, apoyado por el grupo NPA, apenas un 5%. Una sola candidatura independiente de la burguesía, la de Lutte Ouvrière (Lucha Obrera) obtuvo el 2,2%.

Ahora como ninguna de las fuerzas políticas que se presentaron alcanzo el 50% de los votos, habrá ballotage en el próximo fin de semana. Los medios de prensa del capitalismo anunciaran el próximo fin de semana que "triunfo la derecha", se "impuso las fuerzas del capitalismo", pero la realidad es que gane quien gane, las masas y el pueblo le están dando la espalda, y no tendrán apoyo que necesitan.

Los trabajadores y los pueblos del mundo debemos saludar con alegría la actitud de los trabajadores y el pueblo de Francia. La oleada revolucionaria mundial que comenzó en el año 2019 con la irrupción del movimiento de "Chalecos Amarillos" en Francia, se continúa con el ejemplo de millones de jóvenes, inmigrantes, mujeres, obreros, estudiantes de Francia que rechazan a todos los partidos políticos que defienden el capitalismo.

La "ola abstencionista" es la otra cara de los levantamientos revolucionarios que atraviesan el mundo. Y es una bofetada a los reformistas, los socialdemócratas, desesperados por participar en elecciones que colaboran con el engaño que los estados capitales le ofrecen a las masas. Desde La Marx Internacional saludamos al pueblo de Francia, su actitud fortalece las perspectivas revolucionarias del mundo, y sientan las bases para el desarrollo de un proyecto revolucionario que imponga el Socialismo Global.

Deja tu comentario! Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista!