Chile: Una elección que reafirma la revolución

Por Lorena Farías Cordero. La Marx Chile 1 de junio 2021

Los días 15 y 16 de Mayo se llevaron a cabo elecciones en Chile para elegir representantes para la Convención Constitucional, alcaldías, consejos municipales y gobernadores regionales. El resultado fue un golpe demoledor al régimen político, a los partidos políticos capitalistas, y un giro a la izquierda del movimiento de masas, lo que da cuenta de la profundidad del proceso del revolucionario que se abrió en Chile a partir de octubre del 2019.

Definido como "Estallido Social", o también llamado "Chile Despertó", el proceso revolucionario se expresó de manera categórica en estas elecciones, por lo cual las conclusiones, como el balance de las mismas son de gran importancia para los activistas de nuestro país, y de toda América Latina.

Una abstención histórica

El primer dato de gran importancia es que la abstención en estas elecciones superó el 60%. Esta es una de las abstenciones más grandes de la historia política de Chile. Grandes sectores de masas no fueron a votar, y manifestaron de este modo su rechazo a todos los partidos políticos, y a los mecanismos de la democracia burguesa. En este sentido en nuestro país se dio un movimiento que también llevaron adelante las masas de otros países como Brasil, que tuvo un 50% de abstención, Venezuela con 80% de abstención, Perú con 40% de abstención, y Estados Unidos con casi un 50% de abstención, entre otros casos.

Lo que un sector mayoritario de los trabajadores y el pueblo de nuestro país manifestaron con la abstención, es que ya no les creen a los partidos políticos, ni a los dirigentes sociales y sindicales que llamaron a votar en estas elecciones. Y que no encontraron atractivas a ninguna de las opciones que se presentaron. Por otro lado, la masiva abstención fue un duro golpe al intento de la burguesía chilena de desviar el proceso revolucionario que vive nuestro país.

La Primera Línea de Chile, un ejemplo de autoorganización y autodefensa que nacio de la revolución de Chile, y hoy se repite en la revolución en Colombia

Uno de los primeros triunfos del proceso revolucionario abierto en octubre del 2019, fue la caída de la vieja Constitución establecida por la dictadura militar de Pinochet en 1980. Los partidos políticos que defienden el capitalismo chileno, tanto la UDI que es la coalición gobernante encabezada por el actual presidente Piñera, como la Concertación y otros partidos políticos suscribieron el 15 de noviembre del 2019 el denominado "Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución" mediante el cual convocaron a un plebiscito para definir si se modificaba la Constitución de Chile o no.

El triunfo del "Apruebo" fue muy importante en ese plebiscito, porque sepultó la vieja constitución pinochetista, y consolidó el triunfo logrado en las calles con nuestra movilización. Pero la burguesía buscó con la convocatoria a elecciones para constituyente desviar la movilización de masas hacia la trampa de las elecciones, e instalar la "ilusión" de que por la vía de los votos, y las instituciones de la democracia burguesa se puede provocar cambios de fondo en el país. La mayoría de los partidos de izquierda, el Partido Comunista, el Frente Amplio, y otros grupos menores se prestaron a la maniobra de la burguesía, y colaboraron colocando como centro el llamado a votar, sembrando ilusiones en la democracia burguesa.

Pero otros sectores revolucionarios que surgieron durante toda esta etapa abierta en nuestro país, como los camaradas de la Primera Línea, hicieron un llamado público a la abstención y al rechazo a las elecciones. Este llamado estuvo basado en que no puede haber una Constituyente, y una elección mientras existan miles de presos políticos en las cárceles, y mientras los responsables de la represión, los muertos y desaparecidos que lleva nuestra lucha, sigan gozando de impunidad.

El 60 % de abstención en las elecciones, y que sectores de masas le hayan dado la espalda a las elecciones, es un duro golpe al intento de desviar el proceso revolucionario. Es un golpe a la izquierda reformista que aposto a las elecciones. Y es un fortalecimiento de sectores de la juventud como la Primera Línea, que ratifican una actitud principista de rechazo a las maniobras de la burguesía, y de continuidad a la lucha por la revolución, y el socialismo en Chile.

Un giro a la izquierda del movimiento de masas

La abstención de sectores de masas es expresión de un giro a la izquierda en la conciencia de enormes sectores del movimiento obrero y popular del país. Pero no se manifestó solo con la abstención, sino también que dentro del 40% que fue a votar, lo hizo contra el gobierno, contra los viejos partidos del régimen y en apoyo a los grupos que se presentaron como de izquierda.

"Chile despertó" un proceso revolucionario encabezado por los jóvenes, una imagen que se repite en todas las revoluciones que hoy conmuenven al mundo

Los dos bloques tradicionales de la política chilena que gobernaron Chile desde los 90's sufrieron un brutal golpe. El llamado "régimen de los 30 años", fue liquidado en ésta elección: Por un lado, la coalición encabezada por el gobierno del Piñera, unida a toda la derecha y el pinochetismo, saco el 24% de los votos, y de este modo no obtuvo siquiera el "tercio" de cantidad de constituyentes. La UDI buscaba tener un tercio para bloquear las iniciativas de la Constituyente, maniobra prevista por el Pacto por la paz y la nueva constitución que reglamentó de forma antidemocrática el quorum de los 2/3, para asegurar el poder de veto a la minoría conservadora.

El pueblo de nuestro país golpeó esa maniobra antidemocrática. La UDI no logró ese resquicio, lo cual se expresó en la caída de la bolsa. En cuanto a la batalla por las gobernaciones de las 16 en disputa el conglomerado de gobierno no ganó ninguna, y a nivel de alcaldías y concejalías el panorama es también adverso para Piñera.

Por otro lado, el otro conglomerado que fue parte del "régimen político de los 30 años", la "Concertación" se derrumbó al 16%, y dentro de este bloque la Democracia Cristiana, clave en toda la política de estos 30 años, sufrió una dura derrota con solo 2 escaños. Es decir, al profundo cambio en el régimen político del país que significó la caída de la Constitución Pinochetista, se suma ahora la caída de los viejos partidos que gobernaron Chile en los últimos 30 años. Se hundió tanto el bloque de la derecha, y el pinochetismo, tanto como el bloque de la "Concertación" que tiene como una de sus cabezas visibles a Michel Bachelet.

Las llamadas "Listas del Pueblo", obtuvieron el 31% de los votos, y el bloque "Apruebo Digno", un acuerdo entre el Partido Comunista (PC), y el Frente Amplio obtuvo el 18%, y ganó varias alcaldías, entre ellas la ciudad de Santiago la capital del país. Las "Listas del Pueblo", y el bloque "Apruebo Digno" son bloques reformistas con un programa muy similar, el cual en términos generales no rompe con el capitalismo.

Respecto a la Lista del Pueblo es un bloque tipo "Podemos" de España impulsado por personalidades como el periodista Rafael Montecinos, el documentalista Mauricio Menéndez y Evelyn Godoy. Cuando se produjo el "Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución" ellos la rechazaron, como también lo hizo el PC, aunque luego el PC termino pactando con el Frente Amplio, que si suscribió el acuerdo.

Las "Listas del Pueblo" proponen un "un Estado Constitucional Ambiental, Igualitario y Participativo", el fin al sistema de AFP, rechazo al TPP-11 y "fin a la explotación del medioambiente". Sus candidatos debían declarar no haber estado involucrados en fraudes, violencia de género, maltrato y abuso sexual. Respecto del bloque "Apruebo Digno" su componente más importante es el PC, que controla la central sindical chilena, la Central Única de Trabajadores (CUT), así como varios de los sindicatos, y organizaciones sociales más importantes del país.

La bandera Mapuche encabezando las movilizaciones, la lucha de los pueblos originarios son claves en todos los procesos revolucionarios

El giro a la izquierda beneficio a las "Listas del Pueblo", y el bloque "Apruebo Digno", que ahora cuentan con mayoría en la Constituyente. Pero a su vez, estas fuerzas políticas emergentes de centroizquierda están frente a una disyuntiva: Como gobernar las alcaldías, y gobernaciones, y seguir defendiendo el capitalismo chileno. Comenzará una experiencia de las masas con estos sectores que ahora son mayoritarios en la política chilena.

Seguir la lucha contra Piñera, y por la Libertad de los presos políticos

Como el capitalismo no tiene nada que ofrecer por la grave crisis que atraviesa a nivel mundial, y el programa de la Lista del Pueblo, así como del bloque Apruebo- Frente Amplio no rompe con el capitalismo, todos estos bloques reformistas van hacia una crisis. Pueden fortalecerse coyunturalmente, pero seguirán el camino de crisis que hoy transita la izquierda reformista en todo el mundo.

Nada podemos esperar de la Constituyente que se ha instalado, así como los nuevos Alcaldes y Gobernadores, de ellos no provendrán los cambios que necesitamos. Los cambios se han dado por la movilización y la lucha, y no de la mano de dirigentes reformistas que traicionan al pueblo para sostener el capitalismo.

Tal como lo hemos planteado en los documentos de La Marx Internacional, las "Listas del Pueblo", y el bloque "Apruebo Digno", sufrirán un proceso similar al que se está desarrollando con Podemos en España, Syriza, el Partido Laborista inglés, el Partido de la Izquierda en Alemania, el PSOL de Brasil o el FITU de Argentina. Son coaliciones reformistas que tienen algún logro electoral, pero luego rápidamente defeccionan, y terminan siendo una desilusión para aquellos activistas que los apoyan.

Desde La Marx vamos a impulsar el desarrollo de las tendencias revolucionarias, enfrentando no solo al gobierno de Piñera, sino a todo gobierno que defienda al capitalismo, aunque se presente como de "izquierda". No puede haber una nueva Constitución redactada con presos políticos. Vamos a luchar por la Libertad de todos los presos políticos, y el juicio y castigo de los responsables de la represión, tanto los dirigentes políticos como el actual presidente de Chile Piñera, así como de los Jefes de las Fuerzas Armadas. Ninguno debe quedar impune.

Por otro lado, vamos a luchar por la disolución de los Pacos, y vamos a trabajar codo a codo con los camaradas de Primera Línea, y con todos los camaradas que luchan por la revolución en Chile, que ya no creen en el reformismo. Por el derecho a la autodeterminación del pueblo Mapuche! Vamos por la estatización de las AFP, la jubilación del estado, la estatización de la educación, la salud, y el cobre. Vamos por el rechazo a las TPP11, y a todos los tratados que nos atan al imperialismo. Vamos por un gobierno obrero y popular, por Chile Socialista.

Es con este objetivo que redactamos este balance que ponemos a disposición de los activistas de nuestro país y el mundo. Estamos viviendo momentos históricos, y desde La Marx Chile aportamos con nuestra actividad militante al esfuerzo colectivo que los trabajadores y el pueblo estamos desarrollando en Chile, América Latina, y el mundo.


Deja tu comentario! Envíanos tu adhesión, firma, nota, o sumate como activista!